“O eres policía o eres malandro”

Maisdulin Younis

Entre 1.600 y 1.880 bolívares mensuales se ubica el sueldo de un funcionario de la Policía del estado Bolívar. A esta suma se le realizan deducciones por la caja de ahorros o cualquier otro “beneficio”, recortando el salario hasta los 600 bolívares quincenales, en el caso de agentes con poco tiempo de servicio.

Varios funcionarios de diferentes jerarquías dentro de la PEB indicaron que “el sueldo que ganan como policías no les alcanza para nada”. Los directores de los distintos centros de coordinaciones policiales (CCP) son los que reciben más, aunque sus mensualidades no llegan a los 2.000 bolívares al mes.

Algunos policías sostienen que el matraqueo se ha convertido en uno de los caminos para obtener otros ingresos. “Los chinos son los que nos dan de comer, con ellos ganamos hasta 3.000 bolívares por sólo pasar por sus negocios a darles una vueltica”, dijo un cabo segundo, que por miedo a su destitución pidió dejar su identidad en el anonimato.

Este funcionario, con listín en mano, expresó que a su sueldo de 909 bolívares, se suman primas por: hijos, riesgos en horarios laborables, de hogar y antigüedad, que incrementan la cifra a poco más de 1.400 bolívares mensuales. Aunque, por otro lado, al número le descuentan el seguro social, la caja de ahorros, entre otros intereses que lo llevan a cobrar quincenalmente menos de 800 bolívares; este funcionario tiene más de 12 años al servicio de la PEB.

Un recién graduado, con un año y pocos meses en la institución, comentó que, recientemente, comenzó a ganar casi 100 bolívares más. Su actual listín de pago refleja que su pago mensual es 1.600 bolívares, aunque cada 15 días le descuentan 200 bolívares.

“Trabajar 15 días, más de 24 horas corridas, para sólo ganarme 600 bolívares. El que está en esto es porque le gusta, no porque busque ser millonario, a menos que seas policía ladrón y esa no es la idea”, dijo un agente que también pidió no revelar su identidad.

Desmotivaciones

Las quejas entre los uniformados son las mismas. Señalan que el problema de inseguridad en el estado se debe a la carencia de recursos, además de la motivación que se les da para realizar su trabajo.

“Aquí el primero que se resbala se va pa´ fuera, y como el peor de los delincuentes. Lo que el Gobierno no ve es que a veces no tenemos sufrientes patrullas, sin contar que somos pocos los funcionarios”.

Aseguran que algunos de sus compañeros no cumplen con el perfil que debe llevar un policía, sus hojas de vida no los hacen aptos para entrar en el cuerpo policial.

“Si se resbalan y los destituyen lo tienen merecido. Uno tiene que definirse, o eres policía o eres malandro. No se puede ser las dos cosas porque no todos son malos. Pero hay que dejar claro que muchos de los graduados ya está incursos en delitos y son aceptados por tener palancas”.

Además de las quejas por sus salarios, todos coincidieron en la falta de beneficios que les brindan, incluyendo los seguros de vida que no garantizan la estabilidad económica de ellos ni de sus familiares.

“Se han visto accidentes de funcionarios que son sacados de clínicas privadas y llevados a centros públicos, motivado a que sus pólizas de seguro no cubren los gastos”.

Criticaron el hecho de ser señalados como extorsionadores y delincuentes. “Lo que nadie ve, (es) que a veces pasamos hasta meses sin ver a nuestros familiares, moviéndonos de un lugar a otro, por un miserable salario que aparte de no alcanzar para la comida no alcanza para la educación de nuestros hijos”, acotó un cabo primero, quien asegura que el matraqueo no es la vía que deben tomar los uniformados.

Según lo establece la ley, el salario integral queda en 3.100 bolívares para un oficial; 3.296 bolívares para un oficial agregado; 3.505, para los oficiales en jefe; 3.726, un supervisor; si es supervisor agregado será de 3.973 y si es supervisor jefe será de 4.237. Por otra parte, un comisario debe ganar 4.540, mientras que el comisario agregado 4.851 y comisario jefe 5.184 bolívares.

 

Policías en número

El gobierno regional, en reiteradas oportunidades, ha anunciado la depuración y mejoras de la policía del estado. En 2006, en el inicio de la gestión del actual gobernador del estado, Francisco Rangel Gómez, fue intervenido el organismo policial estadal. Dejó de llamarse Instituto Autónomo de Policía del Estado Bolívar (Ipol-Bolívar), para pasar a ser Policía del Estado Bolívar (PEB). En el decreto se señaló la reestructuración del personal adscrito al cuerpo.

En julio de ese mismo año, Rangel Gómez nombró al coronel del Ejército Venezolano, Julio César Fuentes Manzulli, como comandante de la PEB. Para ese entonces, la institución contaba con 1.600 funcionarios, a la fecha supera los 3.000, distribuidos en 25 diferentes centros de coordinaciones policiales (CCP) en todo el estado Bolívar.

En diciembre de 2009 se publicó en la Gaceta Oficial N° 39.333, Decreto N° 7.138 de la Presidencia de la República, la escala de sueldos, salarios y otros beneficios, aplicables a los funcionarios policiales del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s