Hasta 10 mil bolívares le cobran a los tercerizados para ingresarlos a Sidor

Los sindicatos de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) están siendo invadidos por presuntos “delincuentes”, quienes no sólo cobrarían a la masa laboral por ayudarles a ingresar o mantenerse en la industria, sino que además amedrentarían a los directivos para poder establecer acuerdos.

Así lo denunció el presidente de la Cámara de Industriales y Mineros de Guayana (CIMG), Fernando Goyenechea,  al hacer un balance de la conflictiva situación sindical de la industria, en la cual ya hay 14.000 trabajadores, tres veces más  que en 2007, a pesar de que su capacidad de producción está en picada.

“En Sidor no hay paz laboral, hay un ambiente de conflictividad permanente,  promovido en gran parte por los pseudo sindicalistas que prácticamente han asumido conductas delictivas para tener el control y conseguir sus objetivos”, explicó.

Destacó que ese tipo de acciones han ido dañando la imagen sindical en esa región, afectando a los verdaderos líderes laborales, que son los que de manera sostenida han estado luchando por el bien de los empleados de esa industria.

Precisó que para el ingreso a la nómina de Sidor hay “algunos sindicalistas” que están cobrando entre 6 y 10 mil bolívares a los tercerizados, además de una cuota mensual que les imponen de acuerdo al área al que sean incorporados.

Goyenechea aseguró que esa situación es de vieja data, y cree que sólo se podrá solventar cuando haya un cambio en el Gobierno.

“Esa es la realidad de Sidor, y es una de las más graves consecuencia de las políticas erradas que se ha tenido con este sector. Hoy debemos advertir que  existen pseudos sindicatos en las empresas básicas, que podríamos llegar hasta a calificar de bandas armadas, capaces de cualquier cosa por mantener el control del dinero”, indicó.

El representantes de los industriales sostiene, además, que Sidor está dando grandes pérdidas, y pronostica que se convertirá en uno de los problemas más graves en el sector industrial, ya que con la incorporación de los 14.000 empleados y la lucha titánica que hay por ingresar a la nómina de la acería estatal, el panorama tiende a ser muy obscuro.

“La empresa apenas está produciendo 2 millones 800 mil toneladas al año, mientras que en 2007 casi llegó a producir 5 millones, y eso sólo con un tercio de los empleados, lo que quiere decir que ha decaído dramáticamente el nivel de productividad y su situación económica es insostenible”, indicó.

Goyenechea asegura que ese panorama lo conocen muy bien los dirigentes sindicales, a quienes no les importaría en lo absoluto el hundimiento de la acería, pese a que es la principal industria en la región.

Asimismo, sostuvo que al Gobierno Nacional tampoco le importaría el descalabro de la acería, y que mantendrían a los trabajadores sólo porque son una especie de “capital electoral” con el que cuentan para el próximo proceso comicial.

Noticiero Industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s