Esclavos del Estado

Ángel Garcia Banchs

Mientras el venezolano no pueda invertir capital en la industria petrolera venezolana, y mientras la política gubernamental de sobrevaluación del bolívar continúe en el tiempo, no podremos hablar de libertad económica en Venezuela.

No creas en nadie que te hable de libertad económica y a la vez limite la propiedad de la industria petrolera al Estado venezolano.

No creas en quien hable de libertad económica y a la vez de la necesidad de mantener la histórica política de sobrevaluación cambiaria; bien sea por ignorancia, o porque lo haga con intención, te estará engañando.

No podremos hablar verdaderamente de libertad económica en Venezuela mientras el venezolano no pueda invertir en petróleo en nuestro país, pero, sí pueda el extranjero, desde los capitalistas hasta los comunistas, desde los rusos, cubanos y chinos hasta los americanos, ingleses y franceses.

Tampoco podremos hacerlo mientras la élite política, defensora de la supuesta necesidad de sobrevaluar el bolívar para que tengamos mercado (poder de compra), lo continúe haciendo mediante la fijación de tipos de cambio bajos; de hecho, artificialmente bajos, porque implican tener que endeudar en divisas al Estado, que a la vez destina la renta petrolera al consumo y las importaciones, y no la inversión (no conozco a ningún economista defensor de la supuesta necesidad de mantener el bolívar sobrevaluado; es decir, el dólar barato, para que exista poder de compra, mercado – a quienes sí escucho diciéndolo, y a diario, es a muchos políticos).

Mi razonamiento es sencillo: mientras el Estado sea el dueño de la industria petrolera, tendrá el poder económico en el país (no podremos hablar de una economía libre); y, mientras el Estado no dé al traste con la histórica política de sobrevaluación cambiaria, simplemente, será imposible que las empresas del sector privado puedan exportar y, así, acabar con su dependencia (de las divisas) del Estado.

No te dejes engañar, sólo el político que hable de la apertura de la industria petrolera al capital privado nacional y del fin de la política de sobrevaluación cambiaria merece, verdaderamente, tu confianza, al menos, cuando éste te hable del establecimiento del Estado de Derecho y la libertad en el país.

La libertad económica en Venezuela significa que hasta el ciudadano de a pie, que ahorre, pueda algún día invertir su esfuerzo y capital en nuestra principal industria, y que el empresario privado y el ciudadano en general logre independizarse de las divisas del Estado para siempre.

Es que, mientras no sea así, seguiremos siendo esclavos del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s