Aponte Aponte, el chavista

Elides Rojas

Lo de Aponte Aponte ratificó lo que toda Venezuela sabía: el chavismo es de opinión cambiante, ondulante. Hasta eso lo manipula. No hay otro criterio distinto a la pertenencia al clan. Mientras eso sea así, que el chavista esté en el corral, la visión del colega revolucionario sobre personas o cosas casi bordeará el fanatismo y la admiración.

Un paso en falso y verán al diablo pasar trabajo. Acaba de pasar. Aponte Aponte pasó de carne de parrilla a yuca frita en menos de lo que duró la entrevista. Más o menos así.

Chavista en ejercicio: brillante, solidario, gran profesional, capaz, serio, estudioso, responsable, consecuente, digno, revolucionario cabal, íntegro, confiable, trabajador, verdadero amigo, leal, organizado, ejemplar, académico, muy organizado, no bebe ni fuma, de excelente carácter, se expresa muy bien y con claridad.

Camarada, compatriota, socio, doctorísimo, amable, preocupado por su familia, progresista, de avanzada, luchador social, comunitario, fiel, comprometido, negociador, conciliador, pluralista, democrático, honesto, respetuoso de la Constitución y las leyes, centrado, sabe escuchar, militante, cumplidor. Izquierdista y socialista a toda prueba.

Exchavista: Cochino, majunche, desmadrado, arrastrado, bruto, desalmado, traidor, traidor a la patria, barrigón, lombriz, gusano, perdido, desviado, dientón, vendido al imperio, vendió el alma al diablo, pesetero, ladrón, estafador, embustero, cachicamo, narcotraficante, drogadicto, cachorro del imperio, vendepatria, troglodita, jalamecate, sin palabra, desleal, come moco, mono, perro, cobarde, vendido, mercenario, borracho, hediondo a azufre, pitiyanqui, bandido, raspicuí, galápago, irresponsable, hipócrita, infiel, desleal, mascota de la CIA, burro, pirata, ogro, grosero, retrógrado, vago, vividor, sietecueros, bobalicón, doble cara, escuálido, cavernícola, chimbo, corrupto, capitalista salvaje, neoliberal, explotador, sanguijuela, chupacabra, asno, de derecha, la canalla, plasta, chillón.

¿Cuándo se produce el cambio de chip?

Justamente cuando el rompimiento es público. El chavista en trance de exchavista puede estar agazapado todo el tiempo que quiera. No importa si es militar, profesor o dirigente político. Mientras esté en el anonimato, como si fuera un chavista común y corriente, del tipo amenazado y temeroso, no tendrá problema, Lo seguirán tratando como un compatriota chavista digno.

El punto de quiebre está cuando se le ocurra despotricar del chavismo, asumirse como exchavista, en una tarima, en una asamblea de vecinos, en una protesta, en la radio o la televisión. ¡Ayyy, papá!

La morcilla verbal se ha escuchado tanto que ya no moja. Y, como van las cosas, habrá más. Muchas más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s