Cuántos Aponte Aponte habrá aún en el poder

Rubens Yanes

Las declaraciones del exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia generaron escalofríos en buena parte de la población, sin distingo de posiciones ideológicas. Sus denuncias dejaron al desnudo el estado de descomposición institucional del Estado venezolano.

Si bien el otrora fiscal militar trató de disimular sus confesiones con una falsa ingenuidad, y adujo que él “sólo cumplía órdenes”; queda claro al revisar sus actuaciones del 2005 al 2011 que Aponte Aponte tuvo un rol protagónico en la (nunca admitida) política de amedrentamiento judicial de la oposición.

Su actuación activa en procesos como los del general Alfonzo Martínez, Eligio Cedeño y los hermanos Guevara lo demuestran; sin contar las solicitudes de extradición que el mismo magistrado procesó desde la Sala de Casación Penal del TSJ contra Henry López Sisco, Carlos Andrés Pérez, Pedro Carmona Estanga, Guillermo Zuloaga, Nelson Mezerhane, Pedro Torres Ciliberto y el general Néstor González González.

Como una suerte de Robespierre del siglo XXI, Aponte Aponte siempre estuvo presto a dejar caer todo el peso de la ley sobre quienes ponían en riesgo la revolución. Y como le sucedió a éste obscuro personaje francés, parece que sucumbirá ante el régimen que ayudó a crear.

Sin embargo, la inmensa diferencia entre ambos es que Robespierre perdió la cabeza sin perder su fama de incorruptible; mientras que Aponte Aponte ha dejado en claro que, al menos moralmente, hay muy poco que salvar de nuestras instituciones actuales.

Según sus revelaciones la descomposición se riega con toda desfachatez por la Presidencia, la Vicepresidencia, la Fiscalía y el Poder Moral, el Poder Judicial y la Fuerza Armada.

Uno podría dudar de la veracidad de sus declaraciones, pues a fin de cuentas son las palabras de un supuesto pillo que habla desde el resentimiento.

Pero aunque fueran puras mentiras,¿cómo se explica que semejante personaje haya llegado a general y magistrado?

Sean ciertas o sean falsas sus denuncias, el escalofrío vuelve a recorrer la espalda cuando la duda última nos cruza la mente: ¿cuántos Aponte Aponte habrá aún en el poder?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s