¡Qué pena Eladio, eres un caliche!

José Mayora

Una vez más la valiente e incisiva periodista barquisimetana (no colombiana) Andreína Flores, descuadró al comandante presidente con una pregunta pertinente.

En efecto, en una de las triunfales apariciones que HCF hace después que los rumores sobre el deplorable estado de su salud, incoados desde el oficialismo, llegan al paroxismo, la guara se fue al grano y le preguntó al convaleciente guerrero su vinculación con el exmagistrado Eladio Aponte, quien lo mencionó en una reciente entrevista como un personaje con quien había cierta cercanía en el trato.Por cierto, por las redes sociales circulan algunas fotos que parecieran ratificar la apreciación de Don Eladio.

Fiel a su costumbre cuando algo lo incomoda, HCF eludió la respuesta y se refugió tras una “bata quirúrgica”, calificando la pregunta de “calichosa” y al magistrado en cuestión como un delincuente. En la acepción venezolana el término caliche significa noticia sin importancia.

El delincuente a quien alude el Presidente fue, hasta hace pocos días, magistrado del máximo organismo de la justicia venezolana, TSJ, con una pasantía previa por los tribunales militares, responsable de muchas actuaciones judiciales favorables al proceso y vinculado con un siniestro personaje asociado a causas poco nobles como el narcotráfico, la extorsión y otros medios inescrupulosos de ingente lucro y de cómoda obtención.

Pongamos atención a lo siguiente. El Olimpo de la justicia venezolana no tiene mecanismos para filtrar el ingreso de los magistrados pues a mí me cuesta creer que este jurisconsulto sea delincuente de nuevo cuño. Cuando HCF califica tajantemente de “delincuente” al magistrado, lo hace porque conoce los méritos que lo hacen acreedor a tal distinción.

Lamentablemente para HCF, las gravedades compiten y yo estoy persuadido que la gravedad del país supera con creces su gravedad (en el supuesto que esté verdaderamente enfermo) pues no hay manera de cómo garantizar la probidad de los miembros de la cúpula oficial del Poder Judicial y por extensión a la de cualquier poder vinculado con el oficialismo.

Por supuesto que ahora entendemos porqué el gobierno no ha podido combatir la inseguridad pues los delincuentes no sólo están en las tinieblas de la noche o en las deterioradas calles citadinas. ¡No! Están en la nómina de importantes poderes públicos.

Es precisamente a este espeluznante hecho al que HCF califica de calichoso, es decir, sin importancia. Y los venezolanos que apoyan al régimen, ¿tampoco le dan importancia a este hecho?

Ningún proceso social que evolucione o que revolucione, puede subsistir cuando las bases de sustentación están soportadas en una moral como la exhibida por el socialismo del siglo XXI, en cuyo seno para hacer el grado de revolucionario y disfrutar de las bondades de la sociedad socialista, chavista, se requiere, por encima de todo, fidelidad al régimen y a su líder, no importa si los miembros del PSUV se orientan por alguno de los 7 pecados capitales (versión antigua o moderna).

Eladio Aponte cayó en desgracia no por delincuente, sino por el concierto que está dando en la DEA. Lamentablemente para el oficialismo, es verdaderamente difícil, por no decir imposible, desvincularse del magistrado soplón.

Sr. Presidente, si esta noticia no tiene importancia, por favor ayúdenos a entender cuáles son las cosas importantes por las que valga la pena invertir nuestras energías, por favor, excluya de la lista a su enfermedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s