El efecto Aponte Aponte-Velásquez Alvaray

Elides Rojas

Ya todo el mundo sabe lo que dijeron estos chavistas en plan de arrepentidos, después de una buena pasantía en la mafia, disfrutando de todos los beneficios y ejecutando todas las cochinadas que posteriormente denuncian.

Pero la clave de toda la porquería descrita en entrevistas y que en algún momento generarán movimientos de otra naturaleza en el ámbito jurídico internacional, no es el detalle de lo denunciado, sin demeritar su vital importancia, sino que lo dicho ratifica diferentes historias que todo el mundo sabía.

Solo por mencionar tres: Todo el mundo tenía la certeza de que el caso de los comisarios Simonovis, Forero y Vivas y el resto de los agentes involucrado con los hechos del 11 de abril, es una aberración jurídica, un sicariato judicial.

Una orden para castigar a unas personas y así mantener la historia escrita por el lado triunfador a costa de las vidas de otros. Chávez y su clan no anularán este juicio jamás. Es el montaje de la épica revolucionaria relacionada al 11 de abril. Y así se queda hasta que cambie el gobierno.

Otro caso mencionado por los declarantes chavistas fue el de los paracachitos. Otro montaje poderoso dirigido a llevarse por delante a varios militantes de oposición. Un caso tan absurdo, lleno de errores por todas partes y con irregularidades jurídicas y procesales para hacer una montaña, avanzó hasta el final a punta de mafia.

Y así lo contó Aponte Aponte. Sus víctimas seguirán siendo víctimas. El chavismo jamás admitirá esto. Quedaría en interiores.

El caso Danilo Anderson, sus detalles y eventuales autores intelectuales, son parte de la comidilla diaria de los venezolanos.

No hay mesa de fiesta donde se toque el tema que no digan lo mismo que ahora dicen los declarantes chavistas. Desde hace mucho tiempo es la misma historia. Un secreto que todo el mundo comparte.

También el testigo estrella, Isaías Rodríguez y sus actuaciones por mandato y asalariadas. Todos premiados y viviendo las mieles de la revolución.

Esto no cambiará tampoco. Los que tuvieron que escapar del país y los que están tras las rejas deberán esperar mejores rumbos para el país. Y puede ser pronto.

Y de allí viene la especulación. Si estas historias que la gente suponía ciertas, ahora se dibujan más claras y precisas ¿Qué ocurre con todo los demás que también son secretos a gritos?

Por ejemplo, y solamente a título enunciativo, caso CAEEZ donde por caña de azúcar se robaron un realero, el caso del maletinazo para Cristina, donde hasta un militar enviado por Rangel Silva a buscar silencios terminó escondido quien sabe dónde.

Todo lo que tenga que ver con las historias de Pdvsa: negociados, endeudamientos, chanchullos, juicios provocados para favorecer escritorios de amigos y familiares, falta de mantenimiento, mercado negro de dólares.

Todas las historias relacionadas con notas, papeles y títulos de deuda del Estado con ricos nuevos e inmensas fortunas en el exterior. Militares pata en el suelo con haciendas de caballos de paso en Estados Unidos.

Ex gobernadores en Madrid viviendo como un monarca. Comisiones gigantescas para cubanos, militares y empresas fantasmas en compras de alimentos. Listas con cuentas millonarios en el exterior.

Si todos los rumores se convirtieron en realidades después de que Aponte Aponte y Velásquez Alvaray hablaron, habrá que esperar que otros chavistas corran y hablen para que todas las demás historias también pasen del cuento sabido por todos a la historia ratificada, firmada y sellada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s