Emilio Lovera: “Para el ignorante, un chiste puede ser peor que una bomba”

Jolguer Rodríguez Costa

–¿Necesita Venezuela una sesión de risoterapia?

-De una gran sesión, pero… sin exagerar.

–Ante la seria situación, ¿censurarán también el humor?

-Ya está censurado, regulado, pero como a todo en Venezuela se le encontró la vuelta.

–¿Se autocensura?

-No, yo me agudizo.

–¿A quién le prestaría su humor?

-A los entristecidos por esta revolución.

–¿Cuántas de sus 200 voces se levantarán el 7 de octubre?

-(Risas) La mía.

–¿Y el resto?

-No vota; el único que tiene cédula soy yo.

–¿Con todo y el proceso de cedulación de los últimos años?

-Entre tanto cubano y colombiano, está la ventaja de los chinos, que traen al mismo siempre y lo cedulan varias veces.

–¿El chino de Cadivi?

-Todavía no lo han elegido.

–¿Qué le da risa de la revolución?

-Su cultura.

¿Y de la oposición?

-Los asomos de interés por el poder.

–¿Haría una comiquita de usted mismo?

-Uno hace de sí mismo una caricatura para poder ser comediante.

–¿La parodia cómica nacional?

-La cadena llanto colectiva.

–¿Le ha dado este gobierno más material que otros?

-El humor siempre es de oposición. Este gobierno nos ha sorprendido con elementos que no es necesario modificar para que den risa.

–¿El humor del proceso?

-Siempre está de mal humor (risas).

–¿Por qué entonces ha aguantado tanta oda?

-(Risas) Hace creer que la aguanta.

–¿Le teme la revolución a los humoristas?

-Para el ignorante un chiste puede ser peor que una bomba. Por eso nos tratan como si fuéramos pranes.

–¿Tímido?

-Ante las mujeres.

–El hombre mientras más feo…

-Está de moda (risas).

–¿Cómo parodiaría a la oposición?

-Gran parte de ella a través de mi personaje del waperó. Ahora se llaman “los chamos pues”.

–¿Se iría demasiado?

-¡Jamás!

–¿Qué le falta demasiado al Gobierno?

-Trabajar (carcajadas).

–Y usted, ¿es cómico o humorista?

-Actor cómico.

–Zapata dice que el humorista es un cómico que ha fracasado…

-Y el cómico es un humorista que tiene real.

–¿Cuándo se convierte una gracia en morisqueta?

-Cuando se burla de un indefenso.

–¿Defendería la causa democrática?

-Defendería ideas, no caudillos. Cuando Capriles asuma, si es que gana, me convertiré en su opositor (risas).

–¿Su mejor papel?

-El de padre.

–¿El papelón de su vida?

-¡Ahí sí me desarmaste! Uno olvida los papelones, pero los amigos te lo recuerdan.

–¿Alguna vez hizo llorar tratando de hacer reír?

-A una señora, cuando narré la Batalla de Carabobo con los venezolanos de hoy en día.

–¿Se imagina a los políticos imitando a los humoristas?

-Lo han hecho. Cuando Chávez le comentó a Evo sobre La Isla Presidencial. Me imitó a mí haciéndolo a él (carcajadas).

–¿La imitación más querida?

-Claudio Fermín.

–¿Parodiaría a Obama?

-Causaría gran alegría entre toda la población.

–¿El cómico de la revolución?

-Pedro Carreño. Los periodistas lo desarman y él, totalmente indefenso, acusa el desarme.

–¿Y el de la MUD?

-Definitivamente, Pablo Medina.

–¿Un cómico que asumió su personaje?

-Joselo, con el guabinoso.

–¿La guasa más detestable?

-Los comentarios de Diosnomehadadocabello con su rictus de sonrisa (igualito a “Rizarra”) ante el tema del hampa.

–En el TSJ, ¿quiénes son los dueños del circo y los payasos? –

-(Carcajadas) Creo que el periodista ya hizo el chiste.

–¿Qué tiene de risible la parte dura de su vida?

-Anteriormente no la llevaba con humor; ahora me acuerdo y me río.

–¿Qué tiene de cura?

-Ni la sotana.

–¿De Ni-Ni?

-Nada. Prefiero a un chavista que a un Ni-Ni.

–¿Y de majunche?

-Quizás, lo político. Hay unos que lo son como políticos y como cómicos, es decir, doblemente majunches.

–¿Ha hecho reír a un oficialista?

-Ellos no tienen espectáculos graciosos. De hecho, no tienen humoristas, pero son nuestro público y van a divertirse, aunque primero envían a sus escoltas a ocupar los puestos hasta que apagan la luz y aparecen con su familia.

–¿Subversivamente?

-(Risas) Exacto. Imagínate si los ve el jefe; de hecho, se van antes de que acabe el espectáculo.

–¿Alguna vez recibió un reclamo bolivariano?

-Sobre todo entre 2001 y 2007, pero la abrumadora mayoría los mandaba a callar. Reclamaban cosas sin entenderlas, como aquella vez que le puse a Chávez la voz de Bolívar y no se dieron cuenta.

–¿Parodiaría al soberano?

-Lo hice con mi personaje Elso Berano, el eterno Juan Bimba.

–¿Qué produce más dinero: hacer reír o hacer llorar?

-Muchos que han amasado grandes fortunas han producido mucho llanto.

–¿Humoristas al poder?

-No. Deben estar en el poder las personas preparadas.

–¿Regulará la risa Conatel?

-La regula, pero no la reconoce.

–De seguir la revolución, ¿se anotaría en el pan o en el circo?

-No en el pan, a pesar de que como mucho. Yo soy el circo.

–¿Cuántos espectáculos le quedarían?

-Espero que lo suficiente para volver a hacerlos libres y sin censura.

–¿Qué pasaría en Venezuela si la gente dejara de reír?

-El venezolano trabaja riendo, vive riendo, en la escuela, en la calle, en los velorios, en los hospitales, en los atracos.

Se paralizaría el país.

 

Un pensamiento en “Emilio Lovera: “Para el ignorante, un chiste puede ser peor que una bomba”

  1. Eres un gran comediante comico EXELENTE diria yo , te pido ante tu publico no te inclines politicamente, por respeto a tus seguidores(me incluyo). Sabes que los politicos ninguno es mejor que otro. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s