Así se fijan los cánones de arrendamiento con la nueva Ley

Equipo de investigación de La Patilla

El monto de los alquileres en Venezuela ya no queda a libre juego de la especulación. La Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Vivienda (Sunavi) es el único que puede fijar los cánones de arrendamiento, y para ello se valdrá de un procedimiento científico y objetivo, detallado en la Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Vivienda.

Este instrumento jurídico, el primero nacido bajo iniciativa popular en el país, establece el procedimiento para la fijación de los cánones. Esta semana fueron publicados por el Ministerio de Vivienda y Hábitat los valores de construcción para los inmuebles destinados a alquiler, el dato que permite obtener el llamado Valor de Reposición (VR).

Este VR es el elemento que faltaba para aplicar la fórmula, contenida en la Ley, que permite determinar el Valor del Inmueble. Con este, se precisa el precio de venta de las viviendas en alquiler para los inquilinos, en caso de que el propietario desee venderla (lo que se conoce como preferencia ofertiva), y el canon de arrendamiento.

Es un proceso que establece un valor justo, sin especulación, tomando e cuenta las condiciones de la vivienda o habitación en alquiler, y no las leyes del mercado.

Este es el proceso paso a paso

1.- Pueden interponer la solicitud de revisión de alquileres ante la Sunavi tanto el inquilino como el propietario de todo espacio en alquiler destinado a vivienda: casa, apartamento o habitación. Se hace presentando un escrito que contenga la identificación del interesado, la dirección, las razones, los datos del inmueble y la firma. La Superintendencia también puede actuar de oficio.

Todos los contratos de alquiler (que también deben registrarse en la Superintendencia) deben contener anexo la resolución mediante la cual la Sunavi fija el correspondiente canon de arrendamiento, so pena de nulidad.

Una vez establecido el canon por la Sunavi, la revisión sólo puede pedirse transcurrido un año.

2.- Si la solicitud contiene los elementos necesarios, la Sunavi tiene un total de veinte días para emitir la decisión. Incluye los tres primeros días para que la otra parte responda. En los siguientes nueve días, se realiza la inspección del inmueble y el avalúo.

3.- La inspección. Se realiza a partir de una tabla con 256 ítems, publicada este miércoles 21 de noviembre por el Ministerio de Vivienda y Hábitat. Ésta evalúa los elementos de la vivienda, como estructura, paredes, pisos, ventanas, puertas, altura del edificio, obras interiores y exteriores.

Todo se toman en cuenta: materiales, instalaciones eléctricas, sanitarias y mecánicas; tuberías, ascensores, cantidad de pisos, tipo de escaleras, puestos de estacionamiento, sótano, muro de contención, parque, piscina, jardín, canchas, conserjería, rodapié, cocina integrada o aislada, tipo de piezas sanitarias, baños, los gabinetes, área de superficie de la parcela y hasta las puertas de la ducha.

La Sunavi, que nació con la promulgación de la Ley, comenzará este domingo a formar a inspectores voluntarios. Serán incorporados integrantes de los movimientos de inquilinos, miembros de consejos comunales y estudiantes de carreras universitarias vinculadas con la construcción.

Estos inspectores recorrerán el país cuanto antes, y la proyección de la Superintendencia es que en quince días abarquen todo el territorio nacional. Integrantes de las redes de inquilinos explicaron que la idea es coordinar para que puedan hacer las inspecciones en zonas cercanas a su lugar de residencia.

En la inspección estarán presentes tanto el arrendatario como el propietario, y ambos firmarán el acta de inspección manifestando su acuerdo.

4.- El avalúo del inmueble. Lo realiza el funcionario de la Sunavi. Cada elemento tomado en cuenta en la inspección tiene un puntaje, cuya sumatoria remitirá a las tablas del valor de construcción por metro cuadrado, expresado en bolívares. En total son 236 valores de construcción distribuidos en seis tablas.

Las tablas se dividen en edificios o casas. Las de edificios o viviendas multifamiliares se dividen, a su vez, en tipo de construcción: aporticado (el tradicional, más costoso) y el tipo túnel (nuevas construcciones). Asimismo, tendrían valores diferentes según el número de pisos y si tiene sótanos y ascensores.

Los valores van desde 3.210 bolívares por metro cuadrado si el puntaje es menor a 57 y es un edificio de hasta cuatro pisos, construido con un sistema tipo túnel, sin sótano y sin ascensor, hasta 8.430 bolívares si es una edificación que obtuvo más de 444 puntos, de más de treinta pisos, construido con un sistema aporticado, con sótano y con ascensores.

Los valores de construcción de las casas o viviendas unifamiliares se ubican entre un mínimo de 1.860 bolívares por metro cuadrado, si obtiene menos de 29 puntos y no tiene sótano, y un máximo de 7.050 bolívares por metro cuadrado, si sumó más de 473 puntos y tiene sótano.

Cada valor fue determinado en debate entre inquilinos y el Ministerio, con orientación de especialistas, con base a estudios sobre el costo de los elementos de construcción y su evolución, así como las micropartidas de las tipologías de construcción en Venezuela.

El cálculo 

Tomemos como ejemplo un inmueble de cien metros cuadrados ubicado en un edificio de diez pisos, en Caracas, construido hace veinte años bajo un sistema aporticado. Con ascensor y sin sótano.

1.- Supongamos que ese inmueble obtuvo la máxima calificación en la inspección: 444 puntos. Esto le da un valor de 7.350 bolívares por metro cuadrado de todo el edificio, de acuerdo a la tabla fijada por el Ministerio.

2.- Si este edificio tiene un área total de construcción de 5.000 metros cuadrados (este dato está contenido en el documento de condominio), lo cual incluye la parcela, áreas comunes, el terreno, etc., quiere decir que construir este inmueble hoy costaría 36.750.000 bolívares.

5.000 m2 X 7.350 Bs.= 36.750.000

3.- Ahora se debe precisar el Valor de Reposición del apartamento alquilado. Para ello necesitamos tener el área vendible del inmueble. Esto también está contenido en el documento de condominio y se refiere a los apartamentos en su conjunto: lo que en efecto se puede vender. El área vendible de este ejemplo es de 4.300 metros cuadrados.

36.750.000 Bs. / 4.300 metros cuadrados = 8.547 bolívares.

Esta cifra la multiplicamos por el metraje del apartamento para obtener su VR.

8.547 bolívares X 100 metros cuadrados = 854.700 bolívares. Esto costaría hacer hoy el mismo apartamento. Es decir, si fuera un apartamento nuevo, éste sería su costo.

4.-Por eso, debemos sacar el Valor Actual del Inmueble (VAI), es decir, depreciado.

La fórmula contenida en el reglamento es:

VAI = VR X (1 – K/100) X VS X VG

K: Depreciación del inmueble
VS: coeficiente de vulnerabilidad sísmica
VG: variación geográfica

La depreciación se determina según la tabla de Ross-Heideke, usada en todo el mundo para precisar la depreciación por los años de construcción del inmueble y el estado de conservación. Está en el reglamento y establece, para un inmueble construido hace veinte años y en “buenas” condiciones, una depreciación de 14,22.

La vulnerabilidad sísmica es el factor asociado a la edad de la construcción y a la normativa de diseño utilizada en materia de sismoresistencia. Va desde un inmueble construido antes de 1939, que tendrá una Vulnerabilidad Sísmica de 0,6; hasta los que fueron construidos después de 2011, con una VS de 11.

El coeficiente de variable por ubicación geográfica (VG) es el factor asociado a la variación del valor del inmueble por localización en una región.

El VG es de 1 si está ubicado en Caracas, Miranda y Vargas. En los estados centrales, el valor es de 0,79. En Occidente, de 0,62; en Zulia, de 0,65; en los llanos, de 0,62; en Oriente, de 1,03; en el sur, de 0,59; y en la zona insular, de 0,94.

Ambos elementos están en el reglamento y para nuestro ejemplo se cifran en 1.

Entonces, la fórmula quedaría así:

VAI = 854.700 Bs. X (1 – 14,22 / 100) X 1 X 1

VAI = 733.162 bolívares. Este es el valor del inmueble, o sea, el precio en el que se podría vender a os inquilinos en caso de que el propietario decida ofertarlo.

5.- Sobre ese valor, sacamos el canon, dividiendo ese valor del inmueble entre las doce cuotas del año y multiplicando por el porcentaje de rentabilidad anual: 3% si es multiarrendador (más de tres viviendas en alquiler) y 5% si es pequeño arrendador.

El monto del alquiler sería entonces: 1.833 bolívares mensuales si es un multiarrendador y 3.055 bolívares mensuales si es un pequeño arrendador. En el caso del multiarrendador, conviene aclarar que si tiene cuarenta apartamentos en alquiler, su ingreso mensual ascendería a 73.320 bolívares.

Dramático, revelador e indignante relato: así abusaron de María Afiuni en el INOF

Nelson Bocaranda Sardi

El libro “Afiuni, La Presa del Comandante” del colega Francisco Olivares, un respetado y acucioso periodista de investigación del diario El Universal, estoy seguro asombrará, dejara boquiabiertos y provocará una reacción entre sus lectores que puede ir desde el estupor a la rabia, de la vergüenza a la protesta, de la sensación de impotencia a la angustia colectiva, del asco por un gobierno forajido  a un grito ante el mundo reclamando justicia.

El centro de la obra periodística de Olivares es la Jueza María Lourdes Afiuni  sobre la que Olivares  compone una historia que encierra el drama del secuestro de las instituciones democráticas, la tragedia de toda una república, en torno a esa mujer encerrada, a esa cruel paradoja que implica la transformación en víctima de alguien que solo hizo lo que la nación le había encargado: administrar justicia.

En su libro “Afiuni, la presa del Comandante” (publicado por la editorial La Hoja del Norte), el veterano reportero de investigación ingresa al mundo íntimo de la juez para recuperar su espantoso paso por la cárcel, así como el testimonio del banquero, Eligio Cedeño,  cuya excarcelación trajo la ira de todo un Estado.

La doctora Afiuni revela el infierno al que fue sometida tras haberle decretado el presidente Hugo Chávez, en cadena nacional, una prisión con la máxima pena, solo por demostrar que manejaba -y sigue manejando- la justicia de Venezuela y que sus órdenes se cumplen a pie juntillas. Orden militar.

De arriba hacia abajo sin protesta. De abajo hacia arriba con mas énfasis en la adulancia ciega para demostrarle al caudillo que cuenta con los sumisos para que los premie aceleradamente -y por encima de cualquiera otra consideración- con el acceso a la bolsa monetaria del estado-gobierno-partido-militares-funcionarios.

Aquí reseño parte de varios capítulos  de la conmovedora y a la vez indignante historia de una funcionaria judicial venezolana, una dama con historial limpio en la administración de justicia en la que hoy predominan los funcionarios venales cuya obsecuencia roja rojita es la única credencial para sus ascensos.

Las violaciones a su integridad, incluyendo la más sagrada para una mujer, son confesadas, entre lágrimas pero con mucho aplomo, por la doctora que se ha convertido en un símbolo de la resistencia nacional ante los abusos de los Derechos Humanos, de la debida justicia, del respeto mínimo al ser humano en un régimen en el que los llamados “pranes” controlan las cárceles venezolanas.

Prepárense los lectores para lo que muchos no han creído en estos 14 años de abusos e injusticias.

Afiuni no se ha presentado como una víctima buscando consideración, misericordia o lástima. Lo hace como una guerrera que con su nombre en alto -y en el de toda su familia- busca dar a conocer lo que yace tras el gobierno militar-cívico de Hugo Chávez.

Paradójico que los únicos que han tenido acceso al expediente que cuenta su terrible paso por el antro de perdición que es sólo una de las tantas cárceles venezolanas, hayan sido el propio Presidente Hugo Chávez Frías y la Comisión de los Derechos Humanos en la oficina de Naciones Unidas en Ginebra.

Cuando muchos pedimos libertad para la Afiuni -entre ellos me cuento solidario desde que el mandatario se operaba en Cuba- la única respuesta que obteníamos, desde lo más alto del poder, era ésta: “ya está en su casa en prisión domiciliaria y eso es lo más que le otorgaremos”.

Debo aclarar que estos son trozos, segmentos,  partes relevantes, de varios capítulos conmovedores del libro que ya está en las librerías. Me tomé la libertad de darlos a conocer pues considero que sus revelaciones tendrían  que dar  pie a una seria investigación en un gobierno serio… ¿más adelante?

Es un abrebocas de lo que el lector se encontrará al toparse con sus páginas:

EL INOF TERRIBLE

El INOF es un penal que tiene grandes dimensiones y tiene muy poco personal de custodia. Se puede decir que es un penal tranquilo en comparación con otros en los que se han desatado verdaderas guerras.

En penales como El Rodeo, Yare, Sabaneta y otros se han organizado verdaderas mafias que desde la prisión controlan el tráfico de armas, de drogas y el secuestro. En esos penales los “pranes” pusieron en jaque a las fuerzas públicas al enfrentarlos con armas de alto calibre, granadas y todo tipo de explosivos. Incluso en dos ocasiones sitiaron al propio Ejército.

En el INOF operan otras reglas del juego, aunque diferentes, no por ello menos violentas. “En esa prisión de mujeres se podría armar un motín en cinco minutos porque no hay suficiente control de custodias ni de la Guardia Nacional”, asegura Afiuni.

La jueza estaba en un área muy cerca de la entrada del penal y desde allí podía observar la poca vigilancia. Hay seis garitas que rodean el penal y más de una vez al asomarse notó que en las garitas no había nadie.

“A lo mejor era que se acostaban a dormir”, razona Afiuni. “Todos los penales del país, son centros que se ‘autogobiernan”…Pero a diferencia de otros penales, en el INOF no existe la figura del pran, que son líderes internos que controlan el penal, los negocios ilícitos que se manejan desde adentro…

En el INOF la directora del penal es la que maneja todo. Pero, según pudo corroborar Afiuni, ella ejerce ese control a través de los grupos de internas a las que les da concesiones. Esas son las que llaman “machitos”.

Cuando una prisionera ingresa por primera vez al penal, sea quien sea, la norma es que a la recién ingresada la mandan al Praga. Una zona de reclusión muy temida ubicada en el piso tres. Es el peor pasillo, advierte la jueza. Allí están los machitos…

LAS MACHITOS

Las mujeres “machitos” son las líderes del penal. Ellas manejan el tráfico de drogas, alcohol, la prostitución y en especial a las reclusas. A las nuevas internas suelen enviarlas al “Praga”, el área más peligrosa. A la machito que le toque el “turno” ese día, esa nueva interna es suya. Cada una de ellas tiene su grupo de reclusas.

“Por ejemplo —explica—, en ese piso había 150 mujeres. En todo el penal hay 953 reclusas. En el “Praga” la nueva reclusa debe someterse a sus deseos: tiene que bañarlas, tener sexo oral con ellas, en fin dejar que ellas la pongan a hacer lo que quieran. Buscarles la comida. Se convierte en su esclava. Y así pues, la nueva interna va ascendiendo en la medida en que va respondiendo y adaptándose a las leyes de convivencia…Eso sucedía en el INOF con la directora del penal. Y no había concesiones. Todo el mundo participaba en eso…”

La directora sentía más simpatía por las custodias lesbianas porque sabía que, a través de ellas, podían controlar al resto de las internas. La directora del penal tal vez era lesbiana y acosaba a ciertas internas. Por ejemplo la interna que a mí me pasaba el desayuno era la mujer de una de las machitos. Allí se armó un triángulo amoroso muy delicado entre la directora del penal, una custodia y ella. Ella terminó convirtiéndose en homosexual en el penal.

Se armó una situación muy grave y de alguna manera me salpicó a mí porque ella era la interna que me ayudó a mí. Entonces convirtieron a la interna que me ayudaba en “informante” de todo lo que yo hacía para mandárselo a la directora, bajo la amenaza  de que la mandaran a otro penal o la mandaran al “Praga” para perjudicarla.

“Ese tipo de situaciones se veía muy a menudo. Eso es delito. En el artículo 374 del Código Penal se establece que se considera violación, aún sin violencia, cuando la víctima está bajo la custodia de la otra persona.

Eso es violación y tiene una pena de 15 a 20 años. La directora con sus custodias lo hacen constantemente. Utilizan su figura para  someter a las otras para tener relaciones con ellas, a cambio de dádivas, de mantenerlas en un lugar de mejor calidad que al resto. Y la mayoría estaba en ese juego”.

Esa realidad estaba asentada en el INOF. La presión por sobrevivir, el miedo a ser agredida, lograr mejores condiciones. La mayoría de las internas terminan adaptándose a esa situación y entregándose sexualmente a las más fuertes. O tal vez las condiciones infrahumanas del penal conllevan a la búsqueda del afecto, la protección y hasta el calor de otro cuerpo humano.

“Eso ocurría, a pesar de que a las internas se les permite la visita conyugal. Muchas tienen esposos y hasta tienen hijos estando prisioneras. Allí muchas internas salen embarazadas y tienen a sus bebés dentro del penal. Por ello hay zonas exclusivas para madres que están amamantando”.

MÁS PODER QUE LAS CUSTODIAS

“A más de una vi con su esposo cuando les daban visita conyugal. Y esa misma interna mantenía relaciones con otra de las internas con la que compartía la celda. No sé en qué consiste pero de cada diez mujeres nueve son lesbianas en el INOF, y si no lo son se convierten. Puede ser también un problema de supervivencia o tal vez de soledad. Pero el estatus perfecto y normal dentro del INOF era que tuvieses una pareja. Y si es una custodia o una machito entonces estabas en lo alto de la pirámide del poder.

Eso era lo máximo. Porque de hecho una machito tiene más poder que una custodia. Yo me percaté de que en el pasillo donde yo estaba todas tenían relaciones sentimentales o sexuales con custodias. O con autoridades administrativas del penal. No necesariamente era la directora”

ACOSTUMBRÁNDOSE AL HORROR

A María Lourdes se le hizo familiar y se fue acostumbrando que cuando avanzaba la madrugada se escuchaba el portón del pasillo que indicaba que alguien había entrado. En los primeros días, María Lourdes buscaba la manera de trepar hasta la pequeña ventanilla para mirar entre las rendijas de la ventana. Entonces veía a una de esas custodias ingresar a una de las celdas. Afiuni se preguntaba “¿cómo pueden tener relaciones si son seis las que duermen en cada celda?” Se tapaban con sábanas entre las camas y se entregaban al amor con la placidez y tranquilidad que aseguran esas horas antes del amanecer.

“Eso es una promiscuidad compartida”, pensaba Afiuni.

En las noches se repetía el espectáculo, eso era pan de cada día. Todas las noches….

LA ENFERMERÍA DEL INOF

Pero esas no eran las únicas escenas. Las celdas del pasillo en el que se encontraba María Lourdes quedaban justamente debajo de enfermería del INOF. Y en ese espacio tenía lugar cierto tipo de encuentros un poco más intensos, como de fiestas y sexo.

“¡Qué te puedo decir de lo que yo escuchaba!”, subraya con asombro.

Solía preguntar a las internas de la celda de al lado sobre las risas y los gritos que escuchaba y que se mezclaban con la música estridente, pero nadie le daba razón, había una suerte de código de silencio sobre lo que allí ocurría. Afiuni les aseguraba que cómo era posible que no escucharan nada. Les decía, “¡Pero es que la camilla se va a reventar!

Dice que junto a la música escuchaba gritos, jadeos, voces. Eso duraba hasta las cinco de la mañana. “Y todo el mundo se hacía el pendejo”.

“No, yo no escuché nada”, era la respuesta de las otras reclusas.

Estaba segura de que allí, en esa enfermería, entraban hombres. Los fines de semana permitían entrada de hombres, posiblemente de la Guardia Nacional o tal vez gente que venía de afuera especialmente a esa suerte de club nocturno. Más tarde se dio cuenta de que había algunas de sus vecinas que a medianoche eran trasladadas a ese piso.

Se percató de ello luego de que una noche observó que a una interna de al lado la sacaban. La identificó porque tenía una forma muy particular de reírse y su risa siguió escuchándose desde la parte de arriba y al mismo tiempo se mezclaba con voces masculinas. Entonces cayó en cuenta de que allí también había prostitución. Era otro negocio que todos compartían. Eso ocurría todos los fines de semana.

Su observación se agudizó y descubrió que también sacaban internas y las llevaban al comando de la Guardia Nacional. Como su celda estaba cerca de la entrada y tenía vista de la entrada lateral del penal, podía observar los extraños movimientos nocturnos. Podía identificar el ruido cuando se abría la puerta que indicaba cuando entraba alguien a las dos o tres de la mañana.

La mayoría de los guardias nacionales eran hombres, aunque había unas tres mujeres que tenían también un aspecto bastante masculino. Pero ellos nada más podían entrar al penal durante el conteo de internas.

Cuando se llevaban a algunas internas en la madrugada las veía salir muy bien arregladas y a las cinco de la mañana regresaban. Muchas veces, las custodias se iban con los guardias nacionales y dejaban cuidando a todo el penal a una sola custodia y un guardia afuera. Y regresaban a las cinco de la mañana todos ebrios.

Cuando algunas internas vecinas le tomaron confianza a la jueza, le contaron sobre esas andanzas nocturnas. En una ocasión una interna formó un escándalo porque “su mujer” se le había ido de rumba con los guardias nacionales.

EL AISLAMIENTO

Por motivo de un posible atentado con gasolina la doctora Afiuni pasó cinco días recluida en el comando de la Guardia Nacional. Cuando la regresaron a su celda, la Fiscalía pretendió meterla en una celda que está en el área administrativa, cuya puerta es de acero.

Es una celda de aislamiento conocida con el nombre de “tigrito”.

Allí colocan a las internas que resultan un peligro para el resto de la población. Es una celda castigo que también se utiliza para personas de alta peligrosidad. La celda de aislamiento no tiene luz, no tiene baño, no tiene ventilación y su existencia ha sido denunciada por ilegal y violatoria del los Derechos Humanos.

Afiuni se negó a entrar allí. Así que amenazó con iniciar una huelga de hambre si la enviaban para esa celda. “Ante la negativa de Afiuni decidieron devolverla a su celda”.

LAS REVELADORAS GOLPIZAS

Narra como de pronto se despertó tirada en el suelo. Le taparon la cara y le dieron una golpiza. Tiempo después le aparecería una lesión en un seno que pudo haber tenido su origen en esa golpiza.

Las atacantes eran mujeres, “machitos”, pero junto a ellas cree haber escuchado una voz masculina, aunque duda y piensa que tal vez era una de las machitos que suelen tener una voz varonil. De la golpiza le quedaron marcas de hojillas en las piernas, moretones y heridas en varias partes del cuerpo. Le dieron patadas. De ese ataque también se le originó una lesión en el vientre y en la vejiga que un año después requeriría de una operación.

Esos ataques mostraban que habría órdenes de amedrentarla, de hacerle la vida difícil dentro del penal.

¿Serían órdenes de arriba? ¿O tal vez iniciativas de las autoridades del penal para lograr reconocimiento ante sus superiores? Son preguntas que se hacía la jueza.

Los detalles indicaban la complicidad manifiesta, dado que las mujeres atravesaron dos portones que solían estar con candado, llegaron y entraron a su celda.

El grupo provenía de otra área y pasaron a ese pasillo que es una zona que no les correspondía. Una acción que indicaba que también estuvieron involucradas custodias e internas de esa área…

EL ATAQUE QUE PREFIERE OLVIDAR

En los primeros meses de reclusión sufrió varios ataques y situaciones de amenaza. Pero en el mes de julio, a siete meses de estar en prisión, ocurrió otro ataque.

Afiuni tiene muy claro que allí participaron funcionarios del Ministerio del Interior y Justicia. El mal episodio tuvo como escenario la emblemática enfermería. Aquel lugar que con el tiempo comprendió que era sede de francachelas, de parrandas eternas, de prostíbulo. En algunas ocasiones ella había observado que a ese lugar, en ocasiones era conducida alguna reclusa a medianoche en contra de su voluntad.

Desde allí se escuchaban gritos, ya no de festines, ya no de jadeos sugestivos, sino de terror. ¿Qué ocurría en esos traslados inesperados? Ni las propias reclusas relataban lo ocurrido en esos misteriosos paseos nocturnos. Muchas veces se preguntaba cuándo sería su turno.

“Fueron hechos muy delicados que no he denunciado —confiesa—. Eso lo tiene la ONU y no lo tiene más nadie”.

Yo no sé si es bueno decirlo o no. Pero eso no lo sabe nadie, ese es un informe confidencial que nada más… ni mi familia lo sabe. Ni mi hija lo sabe. Lo tiene un abogado en Ginebra.

A raíz de ese episodio fue cuando me enfermé y me sacaron el útero. Fue en la famosa enfermería. De hecho me estoy tratando con sicólogos. Pero eso es algo que tampoco quise llevar a la luz pública. Pero allí lo tenemos. A la única persona que se le entregó ese informe y que fue puesto en sus manos fue al Presidente Hugo Chávez. Lo tiene Chávez y lo tiene la ONU.

“Me percaté de que en el pasillo donde estaba todas tenían relaciones sentimentales o sexuales con custodias. O con autoridades administrativas del penal. No necesariamente era la directora”

Eso fue en la enfermería del INOF. Déjame decirte, no sé si debo decirlo porque no sé quién haría eso. Pero luego yo fui descubriendo cuáles internas pudieron haber participado en la primera golpiza que a mí me dieron. Hoy por hoy todas esas internas están muertas. Te digo que yo no tengo nada que ver con eso. A una la sacaron y llegando a otro penal la apuñalaron con un chuzo. Casi todas murieron chuciadas fuera del penal.

“Ahora dime tú, ¿qué sentido tiene eso? ¿Quién ordenó eso? Porque yo particularmente pienso que esas instrucciones no vienen del Ejecutivo, o del Presidente, sinceramente, no lo puedo creer”.

LA VIOLACIÓN

La conversación se vuelve sumamente tensa: las lágrimas no dejan de fluir, María Lourdes intenta no decir la palabra a la que muchas mujeres le rehúyen, que tratan de borrar cuando se encuentran en esa desesperada situación. Me contengo, no interrogo. Ni siquiera busco alguna fórmula para normalizar la tensión, me paralizo. María Lourdes mira hacia el fondo de la sala como escrutando si su papá o su mamá están merodeando por allí. Al comprobar que no están y seguimos solos, en un tono muy bajo sigue el relato.

“A mí me sacaron el útero pero me encontraron seis miomas… Yo tuve una pérdida en el penal”.

¿Cómo, por qué? Pregunto de un salto sin poder contener la reacción.

“La violación…”

La confesión de un episodio tan cruel, tan íntimo y doloroso nos obliga a tomar una pausa para que los sentimientos se expresen sin obstáculos. A pesar del dolor que expresa casi temblando presiento en ella como un desahogo, como quien se ha desprendido de una pesada carga. Luego de la breve pausa toma fuerzas y sigue adelante.

“Después de eso yo no paraba de sangrar. Tenía 47 años. En septiembre comencé con los problemas. En diciembre me dijeron que tenía que operarme de emergencia. A pesar de todo lo ocurrido, de las evidencias ofrecidas, el juez Alí Paredes, quien conocía la causa, le dio largas al asunto, no accedía a facilitar mi tratamiento y me operaron en febrero, varios meses después de lo sucedido. El episodio ocurrió en julio, ya tenía siete meses presa. Yo tuve una falta del período en agosto y a finales de septiembre me di cuenta de que además había quedado embarazada”.

Comprendí entonces que en ese momento era necesario apagar el grabador, cerrar la libreta y permitirle a María Lourdes un momento de intimidad, de recogimiento. Me habla de su hija, de sus padres a quienes siempre ha intentado mantenerlos alejados, hasta donde es posible, de su tragedia personal.

A veces eso no es posible y el grupo familiar debe compartir la carga, endurecerse frente al drama y mirar hacia delante. Esa es la actitud que percibo en la familia Afiuni Mora. Le digo que en adelante ella no habla y actúa por ella sola. Que sin quererlo habrá de hacerlo por muchas otras mujeres que nunca han sido escuchadas, que nunca han tenido voz. Es un dilema que sólo ella puede resolver.

Al salir hacia la autopista, en dirección a mi oficina en El Universal recibo un mensaje de texto. Miro de reojo sin perder la atención en la vía. El mensaje es de María Lourdes. Sólo dice: “Gracias”.

Chávez no necesita una constituyente para modificar la Constitución

Gustavo Linares Benzo

Chávez no da puntada sin hilo. Llamar proceso constituyente a una inocente (¿?) consulta del plan de la nación no es gratuito, a pesar de que ese nuevo Chávez conciliador pos 7-O haya asegurado y jurado de que no se trata de reformar la Constitución. Algo así como si la oposición llama golpe de Estado a unas verbenas pro fondos, garantizando, eso sí, que no se va a tumbar a nadie.

Entonces, ¿por qué una constituyente sin constituyente? “Estúpido, son los votos” podría decirse, usando la famosa frase de una campaña electoral norteamericana.

Sólo en los restaurantes y peluquerías del Este profundo de Caracas se debate la tontería del fraude y de las captahuellas, cuando todo el pueblo, chavista y de oposición, está asombrado del caudal de votos de Capriles. Más asombrado que nadie, Chávez.

Conclusión, las posibilidades de perder otra vez el referendo sobre la dictadura perfecta que propuso en el 2007 representan un riesgo demasiado grande.

Solución, el Poder Popular. Definido literalmente en la propuesta de reforma de la Constitución como aquel donde reside la soberanía y que “no depende de elección alguna” sino de la organización popular (chavista, claro) es el método perfecto para acabar con el único temor que queda en el espíritu presidencial, único aspecto de la democracia que aún se respeta: perder unas elecciones.

Redefinido el pueblo como el pueblo revolucionario, bolivariano, con exclusión de todos los demás, así sean casi siete millones, así lleguen a ser mayoría, se despacha el problemita electoral y llegan las comunas.

A nadie debería sorprender entonces que en el discurso inaugural de diez horas (hay que demostrar la perfecta salud del líder) se sugiera que una constituyente, o una reforma o una simple enmienda ya nos son necesarias, porque el poder popular habló en diciembre, el pueblo verdadero.

Los demás no son venezolanos, como dijo expresamente y sin rubor el propio Chávez en la expresión más cabal de su pensamiento político, eco del Bolívar del genocida decreto de guerra a muerte.

Su plan de la nación será ahora la nueva Constitución, como de hecho han sido sus planes anteriores así hayan sido rechazados expresamente por el pueblo (el de verdad, con cédula).

El contenido importa mucho menos, porque si se define al ciudadano por su lealtad a una figura y no por su simple condición de tal, todo es posible para el poder.

Estos serán los efectos de la devaluación

Ángel García Banchs

¿Por qué la devaluación?

El déficit fiscal de 15% del PIB (15% del tamaño de la economía nacional); el hecho de que la base monetaria exceda a las reservas internacionales totales en 60%; las pérdidas por traspasos al Fonden del BCV, que debe compensar ajustando el cambio; el diferencial de inflación entre Venezuela y el resto del mundo; la escasez de dólares; y, en fin, todos los indicadores de presión cambiaria.

¿Pero, cuál será su efecto sobre la economía?

Para el gobierno:

– Una reducción de su déficit en términos reales y como porcentaje del PIB, al incrementarse la cantidad de bolívares por petrodólar.

– Una leve disminución real de sus necesidades de emisión de deuda en moneda nacional, más no en dólares, puesto que el año que viene el servicio de la deuda en divisas subirá.

– Un aumento en bolívares del valor de la deuda pública en moneda extranjera; es decir, del capital e intereses por pagar.

– Un aumento del ratio de la deuda pública sobre PIB.

– Un aumento de los depósitos del gobierno.

Para la banca:

– Una reducción de la demanda de bonos del Estado denominados en bolívares y dólares (en términos reales).

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares percibidos por la banca.

– Una revaluación del activo y, por tanto de su patrimonio, lo que permitirá un incremento del pago de dividendos.

– Una disminución real de la cartera de crédito, aunque se incremente en el caso de las empresas con solicitudes en CADIVI de aprobarse al nuevo tipo de cambio.

– Un incremento de la morosidad producto del efecto contractivo de la devaluación y del recorte real del gasto fiscal deficitario.

Para el BCV:

– Un incremento en bolívares del valor de las reservas internacionales, que permita registrar parte de las pérdidas por traspasos históricos de divisas al Fonden.

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares sobre las reservas en divisas.

Para las empresas:

– Una reducción en la demanda de importaciones de bienes y servicios.

– Un incremento en los costos de producción.

– Un aumento en bolívares del precio de exportación de Pdvsa (del barril en bolívares), CVG y los exportadores en general.

Para los hogares:

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares percibidos por los hogares (para aquellos que ahorran en dólares o compran bonos del Estado en divisas).

– Una disminución del ahorro en divisas (de las fugas de divisas).

– Un aumento del valor en bolívares del ahorro en dólares que mantienen los hogares.

– Mayor inflación y una escasez no mucho menor a la actual.

La oposición de la oposición

Fausto Masó

Grupos de la oposición ridículamente minoritarios quieren el fracaso de la MUD.

Se equivocan, igual que ocurrió con los que apostaron por la antipolítica y le abrieron el camino a Chávez.

Hay también los que están hasta los tequeteques de las arbitrariedades del Gobierno, los que desconfían del CNE, sin entender que a pesar de su parcialidad, su ventajismo, su arbitrariedad, los votos se cuentan gracias a las benditas maquinas, si hay testigos, claro.

Tienen razón, sin embargo, en algo: participar en las elecciones no requiere abandonar la calle. Al contrario. Hay que votar y luchar, o luchar y votar, buscar votos y acompañar a los que piden que les cumplan sus contratos colectivos, no los maten en los barrios, pedir que las comunas se dirijan democráticamente, no desde Miraflores.

Si la oposición pierde las elecciones de diciembre no se acabará el mundo, tampoco alcanzaremos el Nirvana al entrar un nuevo inquilino en Miraflores, sino cuando hayamos construido otro país, distinto del que conocemos y del que conocíamos.

Venezuela no se adaptará al socialismo del siglo XXI, porque por dividir a la sociedad en buenos y malos este régimen nunca logrará la estabilidad de la republica civil.

El chavismo no ganará todos los estados en diciembre 16, si perdiera siete u ocho la oposición proclamaría una victoria; porque si a Carabobo, Zulia, Miranda, Nueva Esparta, Táchira, se sumasen Aragua, Anzoátegui, Bolívar, comprobaríamos algo obvio: Chávez como candidato gana elecciones, pero sus políticos, sus subalternos, su proyecto no goza de la misma popularidad.

En un referéndum sobre la propiedad comunal, las expropiaciones, la descentralización, el chavismo sería derrotado, porque hasta muchos chavistas no tragan el marxismo.

La oposición hasta ahora ha carecido de un verdadero proyecto, en realidad lo está construyendo. Sabemos lo que no queremos, a Chávez; pero ignoramos lo que queremos.

La oposición coincide en el rechazo a Chávez, sabe que fuera de la unidad no hay salvación, apoya la democracia y la alternabilidad en el poder, pero todavía carece de esa coincidencia en sus propósitos que tuvo la Convergencia chilena, una alianza que gobernó 20 años después de que Pinochet salió del Palacio de La Moneda, porque compartió un verdadero programa, hasta que llegó Piñera y polarizó nuevamente la sociedad y resurgió la juventud comunista.

La oposición ha recorrido un largo camino. Por lo menos reconoce la necesidad de la unidad, escoge su candidato por primarias; comprendió que las elecciones sirven por lo menos para crear líderes, los gobernadores electos de la MUD el 16 de diciembre podrán volverse líderes nacionales.

Chávez hace lo suyo para que gane la MUD las elecciones de diciembre. Se le suben los humos a la cabeza, interpreta mal su victoria electoral.

Escoger candidatos a dedo, importarlos desde Caracas, amenaza con repetir las derrotas que sufrió el chavismo después de las presidenciales de hace seis años cuando supuso que podría imponer una reforma constitucional.

Chávez descubrirá un día que su carisma se desvaneció porque tanto va el cántaro a la fuente que un día se rompe.

Por ahí están hablando de una caída sustancial de los precios del petróleo en el Financial Times. En ese caso le quedarían dos salidas a Chávez, radicalizarse muchísimo más, o privatizar en grande, porque sólo privatizando Chávez volvería más eficiente su aparato administrativo.

¿Es esto posible? ¡Noooooo! Por fin, a votar sí o sí.

Por qué ganó Obama

Julio César Pineda

La emoción y las matemáticas se impusieron en las elecciones presidenciales de Estados Unidos con Barack Obama, frente a la economía y a la racionalidad propia del candidato derrotado Mitt Romney, además de la humildad del presidente Obama, en reconocer sus errores ante a la prepotencia de Romney de despreciar a las minorías y a los inmigrantes y la actitud mesiánica de resolver todos los problemas del país.

Obama consciente de la pérdida de 3 millones de empleos, el déficit presupuestario, la caída de las reservas mundiales y la crisis económica supo impregnar con su carisma la esperanza para que le dieran 4 años más a fin de realizar los cambios prometidos en su extraordinaria campaña del 2008. Por supuesto que también el huracán Sandy y la forma como condujo la ayuda a las víctimas y los programas federales ayudó también al triunfo.

Los casi 300 referenda también dieron la espalda a los republicanos, hacia decisiones más libres y abiertas, frente al puritanismo del candidato opositor, incluyendo las necesarias medidas en materia ecológica contra el calentamiento global.

Los inmigrantes ganaron con Obama y aritméticamente sumó votos junto al de las mujeres, los jóvenes, los hispanoamericanos, los latinoamericanos, los afrodescendientes y otras minorías importantes.

Ahora, Obama podrá realizar su programa sin la preocupación de cuidar la elección del siguiente mandato, y dentro de las limitaciones que le sigue imponiendo la realidad del Parlamento, donde conserva la mayoría del Senado, pero sigue en minoría en la Cámara de Representantes. Tendrá que luchar contra la bipolarización que en los últimos tiempos ha paralizado su acción gubernamental, por eso el llamado a la unidad y al trabajo común.

Para los republicanos serán tiempos difíciles por la posible confrontación interna en el liderazgo y un necesario cambio generacional luego de dos derrotas consecutivas presidenciales.

En política exterior, Obama era el más indicado para manejarse en el actual mundo multipolar donde los compromisos y los matices son necesarios, tendrá que continuar su política inteligente con China y con Rusia, además del delicado tema de Irán, ahora más complicado por la situación de Siria, seguir de cerca a los nuevos países emergentes como Brasil, India y África del Sur.

América Latina debe ingresar a la agenda diplomática en el nuevo mandato de Barack Obama, tal vez por eso presidentes de nuestros países como Piñera de Chile, Santos de Colombia, Peña Nieto de México, Cristina Fernández de Argentina y hasta el propio Hugo Chávez Frías, se atrevieron públicamente a manifestarse por la reelección de Barack Obama. 60% de los europeos también lo hicieron en encuestas realizadas en diferentes países de ese continente.

En cuanto al sistema electoral de Estados Unidos sale fortalecido, porque confirma la doble elección mayoritaria tanto de los grandes electores por estado como del voto universal y secreto. Una vez más se reafirma la constitución y el estado de derecho.

Barack Obama como Presidente es el representante del Poder Ejecutivo, pero también el líder de la nación. Como Presidente le corresponde ejecutar las leyes con poder reglamentario, nombrar y destituir funcionarios, comandar las fuerzas armadas. Él es responsable de las relaciones exteriores, recibe y nombra embajadores. La Constitución le permite un derecho de veto en los procedimientos legislativos que puede ser superado por el Congreso con dos tercios de cada cámara.

Los partidos políticos en EEUU a diferencia de Europa y América Latina, presentan poca diferencia ideológica y mucha referencia local. Originalmente la diferencia entre Demócratas y Republicanos tenía que ver con la descentralización: los Demócratas orientados al federalismo y los Republicanos orientados al centralismo.

Los parlamentarios más que votar por razones filosóficas o políticas en el Congreso, se reagrupan más por intereses locales. Aunque en los últimos tiempos, la crisis económica y su respuesta y los grandes temas de política internacional, les permite un marco unitario ideológico. La ausencia de disciplina de voto y de referencia ideológica en el Parlamento facilita el trabajo de los Lobbies en el Congreso, en razón de intereses particulares, generalmente vinculados al tema militar industrial.

Comienza una era para Estados Unidos, después de la emoción la racionalidad, después de la libertad la justicia, para ser partícipe a todos los estadounidenses de la riqueza de ese gran país. En política exterior la cooperación, porque terminaron los tiempos de la confrontación y siempre está presente el apocalipsis nuclear.

Por qué perdió Romney

Carlos Raúl Hernández

Para cualquier observador medianamente atento de la política, resulta incomprensible la estrategia de campaña de Mitt Romney.

Desde el arranque se alineó con la extrema derecha de los republicanos, el Tea Party, una de las agrupaciones más incapacitadas para entender de política, y que defiende las más estúpidas opiniones en materia económica desde la época de Parménides de Elea.

El candidato a la vicepresidente proviene de ese grupo. Paul Ryan, una especie de Mengele de la Cámara de Representantes -en Venezuela tenemos la versión comunista- al que le parece que está bien si la gente muere de hambre, con tal de imponer sus virtuosas teorías.

Prohibiría la fecundación in vitro, el control de la natalidad (votó enjuiciamientos contra mujeres y médicos que practicaran abortos), los homosexuales (votó contra derogar el Don’t ask, don’t tell), subiría impuestos a las clases medias, los reduciría a las grandes fortunas, castigaría a los jubilados. Estuvo en contra de la ley Lilly Ledbetter para igualar salarios de hombres y mujeres. Un primor.

Raro que Romney, un político con experiencia y edad, más allá de su fanatismo religioso, puede desempolvar semejante Barnabás Collins para aterrorizar a los electores. En la Babilonia del siglo XXI, el centro universal de la cultura, el hedonismo, el pensamiento, la libertad, el arte, el orden y el desorden, el trabajo, la producción, el vicio y el ocio, el pluralismo, la religión y el laicismo, es difícil imaginarse un gobierno presidido por un mormón fundamentalista y Savonarola como vicepresidente.

El mundo agradece profundamente que los asesores de Romney lo arrojaran de la locomotora en marcha y lo hicieran dirigirse únicamente a los WASP (blancos, anglo sajones y protestantes), a las minorías ricas, y excluyera explícita, programáticamente, negros, hispanos, pobres, mujeres, beneficiarios de la seguridad y en general las clases bajas que votaron contra él con desesperación.

Pero es sugerente que con una propuesta tan radicalmente reaccionaria, haya podido dividir la sociedad en dos mitades, ya que Obama se comunica, por el contrario, a los sectores populares.

La explicación de la gran cantidad de votos alcanzados por un planteamiento tan insólito debe partir de que Obama no pudo disociarse de la crisis económica, pese a que ella nació con Bush.

Su segunda victoria podría dejar de ser un mal menor y convertirse en un gran paso para la Humanidad. Que un negro haya llegado a la Presidencia de EEUU es un acontecimiento histórico de virtudes incalculables para el prestigio de la democracia y la libertad. Si recompone EEUU, mucho más.