La verdadera imagen de Chávez

Thays Peñalver

Si el gobierno se tomara tan en serio la imagen de Venezuela, como lo hizo con la imagen de Chávez publicada por El País de España, significaría que nos encaminamos hacia alguna parte porque en política, como en mercadeo “percepción es igual a realidad”.

Pero eso no sucederá, porque esa percepción ocurre en un país en el que Simón Rodríguez decía que la gente se empeña en “hacer las cosas como no son o que (los gobernantes) hagan lo que no pueden hacer (por que nos conviene)” en fin, la percepción del pueblo ignorante, el mismo del que Bolívar decía que era “instrumento ciego de su propia destrucción”.

Por eso es que si Usted no tiene pinta de ser de esos a los que se refiere Bolívar, no importará si tiene un programa de desarrollo o presenta la reforma económica del chino Deng Xiaoping (comunista) le gritarán que se trata de un paquete neoliberal salvaje y que el sifrinismo le quiere regalar el dinero a otro país.

Pero si usted tiene pinta de ser de los que habla Bolívar, puede regalar 10 veces más dinero que lo que le da a su gente en misiones y terminarán llevándolo en hombros a enterrar, paradójicamente al lado de Bolívar.

Así entenderemos cómo no podía regalarse un barco a Bolivia sin que los actuales gobernantes armaran un escándalo, pero Chávez regaló 86 veces lo que costaron esos barcos sin investigación alguna. No faltarán los que repetirán la idiotez de que “le regalamos un barco a Bolivia que no tiene mar”, algo que caló mucho en una población ignorante y que jamás supo que Bolivia desde 1979 creó su flota mercante (que llegó a tener 30 barcos) como estrategia para romper un bloqueo que los tenía hambreados. ¿Qué importó el hambre en Bolivia? Si ese país solo importa si quien gobierna es Chávez.

Por eso tampoco importan los 135 millardos de deuda actual, importaban los 29 millardos de antes. No les importa que seamos el único país en el planeta donde bajaron a la mitad las exportaciones (no petroleras), mientras es el que más aumentó sus importaciones en el mundo (220%) por lo que nos pusieron en el puesto 107 de 110 en el índice de desarrollo comercial de las Naciones Unidas. En serio, usted  no encontrará a un solo chavista que le importe eso.

La verdadera imagen de Chávez, la que debería importar es la que ha llevado al país a perder más puestos en prosperidad en 5 años (23 puestos) la que más puestos perdió en el Índice de Desarrollo Humano (27 puestos, cayendo del 46 en 1998 al 73 en 2011), la del último puesto en el Índice de miseria entre las economías emergentes. La imagen del puesto 122 de 139 como el menos indicado para invertir un centavo. La del puesto 179 de 183 en menor protección al inversionista (Banco Mundial).

La imagen del puesto 174 de 179 entre los peores en libertades económicas, en el puesto 172 de 183 entre los más corruptos, en el 177 de 183 entre los más difíciles para emprender un negocio, entre los 5 peores en desarrollo de propiedad industrial, entre los 5 más inseguros jurídicamente, en el puesto 122 de 130 que menos respeta la propiedad intelectual y en el 9 de 107 en mayor piratería de software.

En el puesto 118 de 141 entre los menos innovadores, habiendo perdido la mayor cantidad de puestos (41 puestos) compartiendo con Etiopia el puesto 123 de 142 por detrás de Zimbabue en innovación tecnológica, país al que ganamos por dos puestos en competitividad industrial, aunque Costa de Marfil en plena crisis humanitaria y embargo económico nos gana por 9 puestos y quien lo dice es la ONU.

Pero es que es imposible ser innovadores si estamos en el puesto 78 de 89 entre los países con menos investigadores y entre los últimos 10 en Investigación y Desarrollo. Porque nuestros médicos e investigadores emigraron a otros países, por haber sido sustituidos por cubanos.

La verdadera imagen de Chávez es la que nos llevó a ser el penúltimo destino turístico en el continente, porque quién querrá venir de vacaciones si estamos en el puesto 115 de 121 entre los países más violentos, entre los 15 con menor democracia, como los peores puntuados después de Cuba en Derechos Civiles y Políticos, los que más han bajado en puestos en libertad de prensa (40 puestos) y mientras esto pasa, el Banco Mundial nos informa que la estabilidad política se ha reducido en un 66% y la Aplicación de la Ley sencillamente está cercana a cero, razón por la que apenas nos faltan 10 puntos (sobre 100) para ser considerados como un Estado fallido.

Los chavistas chillarán que en el índice de bienestar estemos solo detrás de Dinamarca, Canadá y Noruega, de 9no entre las naciones más felices del planeta y, es verdad, así estuvieron Grecia y España hasta hace poco, y así estuvimos en el último boom petrolero que, cuando acabó, hizo que nuestra felicidad terminara en la masacre del Caracazo.

La paradoja es que El País de España, tradicionalmente de centro-izquierda, nunca ha sacado esa verdadera imagen de Chávez y de quienes sí cometieron esa “canallada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s