Estas son las claves de la propaganda nazichavista

Elides Rojas

Los soviéticos fueron reyes en esta materia. Los cubanos castrocomunistas grandes alumnos y entre los mejores del mundo.

Y el oficialismo (antes chavismo) es fiel seguidor de Joseph Goebbels, el genio de la propaganda Nazi, prácticamente desde que comenzó esta historia cavernícola y de franco retroceso. Hagamos un ejercicio simple.

Revisemos los principios del sátrapa alemán y encontremos al menos una acción castrochavista aplicada en Venezuela o el mundo. Claro que para esto se necesita plata, mucha plata y esclavos adoctrinados.

Eso le sobró a los alemanes, soviéticos y cubanos. También a Chávez. Y el chavismo en trance de madurismo la tiene. Y con la devaluación, robo directo a los venezolanos, tienen más.

1. Principio de simplificación del enemigo único: Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo (Los escuálidos, los majunches).

2. Principio del método de contagio: Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada (La derecha. la canalla, los medios de derecha).

3. Principio de la transposición: Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan (Las foticos de Chávez haciendo fiesta con sus hijas en La Habana, los magnicidios, juicios tipo Aponte Aponte, estos problemas los heredamos de los cuarenta años podridos).

4. Principio de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave (El cáncer de Chávez fue inoculado desde el imperio, un barco de EEUU en el Caribe es el comienzo de la invasión imperial).

5. Principio de la vulgarización: Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar (Corazón de la patria, amor con amor se paga, los amo, yo soy el pueblo, yo les pertenezco. Los ricos los esclavizaron).

6. Principio de orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas.

De aquí viene también la famosa frase:”Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad” (Poder para el pueblo, viva Fidel, viva Cuba. Hombre nuevo. No hay inflación. No es devaluación. Es ajuste de precios. Estamos defendiendo los dólares del pueblo).

7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público está ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones (Amuay, devaluación, foticos, juicios contra Leopoldo López y dirigentes de oposición, se robaron los dólares de Cadivi, banqueros corruptos).

8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias (Villegas habló con Chávez y le dijo que le dijera a Arreaza que dijera que está cansado de tanto correr. Lo mismo dijo el equipo médico. Fidel lo ratificó ayer. Está curado).

9. Principio de la silenciación: Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines (Para bachaco chivo. Para devaluación, foticos. Para apagones y estudiantes en protesta frente a la embajada de los vividores, pues amenazas y juicios amañados).

10. Principio de la transfusión: Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas (Blancos y negros. Pobres y ricos. Izquierda y derecha. Universitarios buenos y universitarios malos. Esclavos y dueños de hacienda. Bolívar y españoles. Fidel, Chávez y el imperio. Patriotas y realistas).

11. Principio de la unanimidad: Llegar a convencer a mucha gente que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad” (Somos mayoría. La mayoría somos pata en el suelo. Yo soy pata en el suelo como todos ustedes. La izquierda está avanzando en todo el mundo. Miren cómo el imperialismo está boqueando).

Nada nuevo bajo el sol. Hasta Maduro es capaz de ejecutar esta plana.

Claro. Con la ayuda del G2 cubano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s