Esto es lo que está ocurriendo en Helados EFE

Francisco Olivares y Juan Bautista Salas

Es casi imposible que en algún rincón de una nevera venezolana no se consiga un potecito de helado EFE. Un producto que ha formado parte de la vida diaria del venezolano del que solo se le mira el lado bueno ya que su contenido se asocia a fiesta, a premio, o aquello de permitirse un “gustico”.

Así ha sido desde 1926 cuando Alberto Espinosa Blanco y su esposa Mila Fernández desde su casa en La Candelaria, con apenas una batidora de cocina, una nevera y unos cuantos moldes comenzaron a vivir de la venta de heladitos. Eran tiempos de emprendedores donde el valor del trabajo tenía el primer lugar en el venezolano. Así pues que esa pareja comenzó a vender helados y al juntar sus apellidos nació la marca EFE que ha perdurado de generación en generación.

Esta empresa que ha sobrevivido a las más diversas tempestades políticas y económicas en 85 años, parece que no sobrevivirá a la del socialismo del siglo XXI. Luego de 24 años de ascenso continuo en el mercado nacional, por primera vez, en tres años consecutivos, los conflictos internos ponen a la compañía a las puertas de un virtual cierre.

Entre los 450 trabajadores que hacen posible que este preciado postre llegue a los hogares, se ha generado un nuevo tipo de relaciones o tal vez un nuevo modo de vivir en violencia. Ya no es vital el espíritu de hacer el mejor producto, en su lugar se ha sembrado el de la división, el de la polarización política y el conflicto.

“Lo que ocurre internamente en el ambiente laboral de la empresa es lo más parecido de lo que ocurre en el resto país” refiere Félix Gastón, gerente general de EFE, quien con papeles en la mano observa preocupado lo que pareciera un fatal destino para todos, gerentes, profesionales y trabajadores de EFE y el único helado que queda, cuya confección es totalmente producida por manos venezolanas.

Según cifras de Fedecámaras, el país ha visto en los últimos 10 años perecer a 170 mil empresas de las 617.000 que existían cuando Hugo Chávez llegó a la presidencia.

Muchos factores han incidido en esa cifra negra que ha dejado a miles de trabajadores en la calle y que luego debieron emigrar hacia el comercio informal o a refugiarse en una misión o en un trabajo a destajo en un ente público.

Cada día 850 pasan a depender del gasto público, según se desprende de las cifras que arroja el INE de los últimos 12 años.

Otros factores que inciden en esta tendencia son las expropiaciones, las leyes laborales y normas que ahogan al sector privado, además, hay sectores sindicales que buscan la estatización de las empresas.

A ello se une el severo control de divisas que opera desde 2003 con una cotización que hace casi imposible conseguir los productos necesarios que forman parte de la producción.

“La burguesía quiere dólares, nosotros vamos a darle dolor” señaló Nicolás Maduro al calificar así a quienes requieren de ciertos insumos y componentes del exterior para poner a producir las plantas. Quizás desde el poder se olvidan que quienes sufren las consecuencias de las restricciones también son aquellos que requieren de medicinas para sobrevivir, las cuales dependen de esos dólares, cuya ausencia ciertamente causa “dolor” en las familias.

Otro factor más reciente ha sido la nueva Ley Orgánica del Trabajo que, entre otras, obliga a la inamovilidad laboral que está generando ausentismo laboral y generando un efecto contrario que afecta la producción. Todo ello ha generado una ecuación letal para las empresas: un constante encarecimiento de la mano de obra, unido a una baja sustancial de la producción.

Un ascenso vertiginoso

Hasta el 2008 Productos EFE era una empresa en constante crecimiento. En la década de los años 90 se produjo un promedio anual de 16,43 millones de litros de helado. En 2005-2006 lograron 21,7 millones de litros, 2006-2007, el aumento llegó a 24,77 y 2007-2008 se logró la mayor producción de todos los tiempos con 28 millones de toneladas.

Todo ese ascenso correspondía a las importantes inversiones realizadas por la empresa cuando a partir de 1987 Alimentos Polar compró la mayoría de las acciones de esta empresa, y así se diversifica la producción y se amplía la cobertura geográfica con un aumento significativo en los estándares de calidad.

Explica Juan Alberto Seijas, gerente de planta, que EFE es en la actualidad la única empresa importante que queda en el mercado nacional productora de helados. El resto de las empresas importan sus productos y ejercen fundamentalmente una labor de comercialización de esos productos que provienen principalmente de los países del ALBA, especialmente de Ecuador y Argentina.

La caída

Pero la historia de éxitos del modelo de producción llegó a su fin con nuevos factores que complicaron el escenario. A partir de 2009 comienza una significativa caída de la producción. Entre 2008 y 2009 la producción baja a 24.741 litros de helado, y entre 2009 y 2010 a 20.087.

En 2010-2011 se regresa a los niveles de la década de los 90 con 16.632 litros de producción. Ello en el fondo resultaba una paradoja por cuanto se mantenía la demanda, seguía existiendo la capacidad de producción pero no se podía abastecer el mercado por la falta del producto.

Esto trajo como consecuencia que los ingresos de la empresa, por primera vez en 24 años, registraran cifras en rojo compensadas por la corporación. Así pues, las pérdidas se incrementaron 6 veces en 3 años.

La pregunta: ¿cómo era posible la dramática caída de la producción, luego de un largo proceso de inversiones e innovación tecnológica?.

Un hecho sin precedentes arroja una luz sobre estos cambios. La productividad de la empresa ha caído 57% en los últimos 5 años. ¿Qué quiere decir eso? Que cada trabajador produce menos de la mitad de lo que producía hace 5 años.

Al mirar este dato en números tenemos que hace 5 años cada trabajador producía 7 mil litros de helado, mientras que en la actualidad, con una nómina en planta aún superior, la producción general ha bajado mientras que cada trabajador apenas sobrepasa los 3.000 litros de helado.

Según el gerente de planta, Juan Alberto Seijas, ello ocurre a pesar de cuantiosas inversiones en máquinas con las que hay más capacidad para aumentar la producción. En la actualidad, indica el industrial, “tenemos una capacidad instalada para producir 32,5 millones de litros y nosotros ahorita solo somos capaces de producir 16 millones“.

¿Qué está ocurriendo?

El factor fundamental de esta caída es la falta de personal en su puesto de trabajo. Es el ausentismo laboral que cada mes se incrementa de manera indetenible, afectando la productividad referida anteriormente. Esto se refiere a la inasistencia al trabajo cuando se hace de manera reiterada e injustificada.

Este ausentismo se está arraigando y se sostiene en las leyes de inamovilidad que hacen imposible amonestar a un trabajador y en última instancia despedirlo cuando su ausencia es una conducta reiterada. Actualmente la planta opera con 10% de su nómina ausente, explica Gastón.

Las cifras así lo muestran. En noviembre de 2011 se registró un ausentismo de 3,8% y para agosto del 2012 llegó a 14%. En Venezuela el promedio de ausentismo está en 2,5%. De manera que EFE tiene 5 veces más ausentismo que el promedio nacional. Este es uno de los factores que más han generando la reducción de la producción en 42 millones de litros de helado al año.

En este grupo entran los llamados enfermos ocupacionales o los reposos médicos justificados, pero existe un sector que falsifica certificados médicos y pasan meses si ir a la planta. Refiere el gerente que hay casos de estos “reposeros” que luego aparecen en sus propios espacios en las redes sociales en viajes al exterior y negociando con mercancía que traen del exterior.

Hay unas 58 personas que no van a trabajar el 25% del tiempo, mientras hay un grupo que no trabaja el 10% del tiempo.

Según explica el gerente general, Félix Gastón, son constantes las interrupciones de la producción generados por los dirigentes sindicales con excusas que perfectamente se pueden atender sin necesidad de llegar a la interrupción.

Se paralizan las actividades por cualquier motivo, incluso por llevar a los trabajadores a participar en eventos políticos en el Centro de Caracas. Las asambleas de trabajadores son convocadas en el lugar de trabajo, y en horarios clave para la producción. También suelen hacerse reuniones no planificadas dentro de la planta. Tales interrupciones están generando pérdidas en los dos últimos años de 1 millón 932 mil litros que se están dejando de producir.

Cabe destacar que EFE cuenta con una de las mejores convenciones colectivas del mercado laboral. Actualmente se está negociando la convención correspondiente a 2012-2014. De lo que allí ocurra depende el futuro de cientos de trabajadores.

A juicio de la gerencia, la viabilidad de que la empresa continúe depende de ese contrato que ofrece altos beneficios, pero que al mismo tiempo propone un acuerdo para hacer posible que la producción permita mantener el estándar de beneficios a los que están acostumbrados sus trabajadores.

Ello implica la necesidad de que la empresa, ejecutivos y trabajadores logren alcanzar la meta de 2 millones 300 mil litros de helados de producción al mes.

El salario básico de Productos EFE es 5 veces el salario básico nacional. Ello quiere decir que un obrero técnico, cuyo nivel académico es el de bachiller, devenga un sueldo de 6 mil bolívares mensuales con la capacidad para duplicarlo mediante suplencias y la rotación laboral por horas nocturnas, para llegar fácilmente a 10 mil bolívares.

Ello además de beneficios como ticket de alimentación, primas, becas de estudio para los hijos de los trabajadores, uniformes y útiles escolares entre otros, mejorados esos beneficios en la convención que se discute. Este tipo de beneficios sería la aspiración de muchas instituciones educativas que cuentan con docentes de nivel universitario y en su mayoría con postgrados.

Sin embargo para lograr esos cambios, alega su tren gerencial, es necesario superar los problemas referidos al ausentismo laboral y a las continuas interrupciones en la línea de producción. De allí que, según señalan, es que se están buscado fórmulas para reducir los factores señalados que impiden el aumento de la producción.

La oferta salarial de Productos Efe es de entre 23.000 y 77.000 bolívares, superior al ingreso anual que ofrecen empresas similares.

La producción actual es de 16.425 litros mensuales. Pero las pérdidas se generan de la siguiente manera: por ausentismo se dejan de producir 3.676 litros. Por la inflexibilidad, 1.407. Por restricciones, 1.396. Por las interrupciones, 1.932. Y por la imposibilidad de los horarios rotativos se pierden 3.088 litros. En conjunto de lograrse esos puntos todos saldrían beneficiados, sin esos obstáculos llegarían al objetivo de 2.300.000 litros mensuales.

Helados EFE víctima del sindicato

Como hemos visto, la dramática caída de más de 50% de la producción obedece a conflictos laborales.

“(…) ha sido imposible entregar la producción requerida, en medio de la negociación de una convención colectiva en la que durante ocho meses el sindicato se ha negado a toda posibilidad de avance, poniendo en el abismo la viabilidad del negocio“, informó la empresa en un comunicado publicado en la prensa nacional.

EFE recuerda que en el contrato 2010- 2012 el sindicato se comprometió a reducir el ausentismo y brindar mayor flexibilidad, lo cual no se ha cumplido. En la discusión de la convención 2012- 2014, la empresa asegura que ante las propuestas hechas al sindicato sólo se han obtenido insultos, amenazas “que ponen más en riesgo la continuidad del negocio”, indica el comunicado.

Impidiendo el derecho que tienen los trabajadores a acudir a sus puestos de trabajo, el sindicato de Productos Efe mantiene paralizada ilegalmente la planta, toma que se dio luego de una situación irregular causada por la representación sindical que paralizó la operación y que actualmente está en proceso de averiguación.

Como ocurrió en la negociación colectiva pasada, el sindicato de Efe vuelve a utilizar las vías de hecho y la violencia en medio de la negociación de la contratación colectiva en la que estamos desde hace ocho meses y en la que aún no están fijados los servicios mínimos que exige la ley para irse a huelga, precisó Félix Gastón, gerente general de Productos Efe.

Sindicato mantiene paralizada la planta

El sindicato de Productos Efe mantiene paralizada “ilegalmente” las operaciones de la planta ubicada en Chacao y de las sucursales comerciales de Maracaibo, Barquisimeto y Caracas. Los representantes sindicales impiden el acceso a las instalaciones al personal.

Rafael Ramírez, asesor legal de Productos Efe, aseguró que se trata de una violación flagrante de las leyes venezolanas y la empresa está ejerciendo todas las acciones pertinentes en defensa de sus trabajadores, a quienes se les ha impedido arbitrariamente el acceso a sus puestos de trabajo con la paralización ilegal de las instalaciones de Chacao y el resto del país.

Nosotros queremos retomar el control de planta y las sucursales“, indicó Ramírez. “Hemos intentado acceder en compañía de notarios públicos y personal de seguridad en las instalaciones mencionadas, pero no nos han dejado. Ni siquiera han permitido pasar a representantes del Ministerio del Ambiente, Cicpc y notarías públicas en Caracas, Barquisimeto y Maracaibo que intentaron realizar una inspección“, acotó.

El asesor legal cuenta que se presentó el Inpsasel para inspeccionar, pero no se permitió que algún representante de la empresa los acompañara. “Es insólito que realizaran la inspección sin nuestra presencia y así no podemos garantizar las condiciones de seguridad, especialmente luego de tener 5 días sin acceso a la planta”, expresó.

Detalló que el sindicato está impulsando alteraciones del orden público. “Deberían concentrarse en propiciar acuerdos en la mesa de negociación de la nueva convención colectiva, pero siempre han preferido el conflicto”, comentó.

Ramírez precisó que la compañía está en medio de una negociación de su contratación colectiva desde hace ocho meses y el sindicato paralizó la planta aún sin estar fijados los servicios mínimos que exige la ley para que pueda ejercerse una huelga.

Sindicalistas “quieren ganar más sin trabajar”

Productos Efe asegura que, luego de varios meses, continúa en la mesa de negociación dispuesta a lograr un acuerdo con sus trabajadores, mientras que los representantes sindicales, “empeñados en ganar más sin trabajar, siguen negándose y rechazando sus propuestas“.

En otro comunicado la empresa señaló que el 22 de abril, gracias a la intervención del Ministerio del Trabajo, se reactivaron las operaciones de planta, después de estar paralizadas de manera ilegal por el sindicato durante tres semanas.

Al día siguiente se reanudaron las negociaciones en la Inspectoría del Trabajo, “pero lamentablemente no se logró ningún avance, porque los representantes sindicales rechazaron, sin siquiera revisar, las nuevas propuestas que la empresa llevó a la mesa”.

Añade en el comunicado que la empresa ha hecho todo lo posible para salir adelante, pues desde hace ocho meses ha asistido a las reuniones, ha realizado contrapropuestas en temas fundamentales para la producción, pero la respuesta de los representantes sindicales siempre ha sido la misma: rechazo y conflicto.

Sindicato incumple servicios mínimos fijados por el Ministerio del Trabajo

Los miembros del sindicato de Productos Efe incumplen los servicios mínimos de mantenimiento y seguridad fijados por el Ministerio del Trabajo, pues “a pesar de no estar autorizados, ingresan y salen con total libertad de las instalaciones de la empresa”, afirmó Andrés Lárez, asesor legal de la compañía.

“Como consecuencia de la solicitud de huelga hecha por el sindicato, el Ministerio del Trabajo realizó una inspección para acordar la implementación de los servicios mínimos de mantenimiento y seguridad. También se acordaron los nombres de los trabajadores que obligatoriamente deben laborar para garantizar estos servicios. A pesar de haber firmado el acuerdo, el sindicato está incumpliendo”, informó Lárez.

El vocero dijo que la empresa no se hace responsable por lo que pueda ocurrir dentro de las instalaciones como consecuencia de este incumplimiento. “Hacemos un llamado al Ministerio del Trabajo para que haga cumplir el ordenamiento que prohíbe la entrada de los miembros del sindicato a la planta mientras dure la huelga”, expresó.

“Se trata de una práctica ilegal del sindicato. En el acta quedó muy claro quiénes son los trabajadores que deben mantenerse prestando servicios y los dirigentes sindicales no están autorizados. Sin embargo, desde el día de ayer ingresan y salen con total libertad de las instalaciones, violentando el cumplimiento de la providencia administrativa. Incluso, han adelantado acciones violentas e ilegales en contra de nuestro proveedor de comida”, precisó Lárez.

La compañía siempre ha mostrado su disposición a negociar y la mantiene intacta, porque sabe que es la única vía para salir adelante. “Hemos asistido a todos las reuniones, nunca nos levantamos de la mesa de negociación, hemos presentando soluciones al problema de la caída de la productividad y aún seguimos esperando respuesta a la propuesta que presentamos el martes 23 de abril en la Inspectoría del Trabajo”, insistió el asesor legal.

Productos Efe seguirá haciendo todo lo que esté a su alcance para no caer en el precipicio que tanto ha evitado, para continuar cumpliendo con sus trabajadores y para seguir satisfaciendo las necesidades de los consumidores venezolanos que prefieren sus helados desde hace más de 85 años.

Violencia sindical en plantas

Un trabajador golpeado en su rostro por jefes sindicales. Una mujer con una lesión en el pecho por el maltrato de una líder sindical. Un sindicalista que impide arbitrariamente y con violencia que un camión salga de las instalaciones a repartir sus productos.

Un líder sindical que empuja a un trabajador por la espalda y lo hace caer de bruces ocasionándole lesiones. Un sindicalista que amenaza de muerte públicamente a sus compañeros. Un sindicato que permanentemente paraliza de manera ilegal la producción de una planta y genera la pérdida de más de 2.000.000 de litros de helado al año.

Un dirigente sindical que porta y exhibe un arma en las instalaciones de la empresa. Un grupo de trabajadores que daña los sistemas de seguridad para permitir la entrada de ajenos a la empresa. Más de 30 trabajadores que constantemente dejan de asistir a sus puestos de labores. Un sindicato que desaloja de forma violenta a las personas que prestan servicios de alimentación en la planta e impiden el funcionamiento del comedor.

Un sindicato que toma ilegalmente una planta por más de 14 días y deja a sus compañeros de trabajo sin poder sacar sus vehículos y sus pertenencias de la instalación. Motorizados que arengados por sindicato secuestran un camión de una empresa de transporte y se lo llevan a la fuerza junto con el chofer. Un grupo de sindicalistas que golpea y obliga a compañeros de trabajo a arrodillarse, a quitarse la ropa y a entregar sus teléfonos personales.

Todos estos casos han ocurrido, lamentablemente, en las instalaciones de Productos Efe durante los últimos 11 meses. Pero esa no es la única característica que tienen en común. Estas situaciones, y algunas más, han sido denunciadas oportunamente ante las autoridades competentes y en ninguno de ellos se ha obtenido respuesta.

Son 36 calificaciones de despido contra trabajadores y líderes sindicales y seis denuncias penales contra miembros del sindicato. Las denuncias son por lesiones personales, porte ilícito de armas en la planta, robo, violencia contra la mujer, boicot, incendio y daño a equipos, difamación y simulación de hecho punible, entre otras.

El silencio de las autoridades judiciales y administrativas ante hechos inaceptables e ilegales como los que se han vivido en las instalaciones es preocupante: la impunidad siempre se convierte en un estímulo a conductas negativas y contraproducentes.

Las relaciones laborales deben ser armónicas y ajustadas a las leyes vigentes del país. El marco jurídico es esencial para la producción y la productividad en la medida que otorga certidumbre sobre las consecuencias de las acciones de los trabajadores y los empleadores. Que las leyes no se apliquen estimula a una minoría de individuos al uso de la violencia y otros métodos inaceptables de trato entre compañeros de trabajo. El miedo, el terror, no pueden reinar en el sitio del trabajo.

A pesar de esta situación de violencia que se ha mantenido desde hace varios años en la empresa, Productos Efe inició en su momento la negociación de la convención colectiva, no ha dejado de asistir a todas las reuniones y, desde hace más de 5 meses, presentó un Plan de Rescate que contiene 70 cláusulas y con el que aspira salvarse del precipicio al que la han llevado quienes no quieren trabajar.

8 pensamientos en “Esto es lo que está ocurriendo en Helados EFE

  1. EFE que mude la planta a Colombia y se acabo. Por culpa de esos ausentistas EFE tendra que mudarse… pero dudo que EFE pueda operar así. Vamos a ver si el gobierno cumplirá…. yo te aviso, el gobierno bota, no paga y viola sus propias reglas. Sino recuerden casos de empleados de PDVSA despedidos solo por firmar para un referendo, un estúpido referendo… y les quitaron su casa, su fondo de ahorros, jubilaciones, todo… por ese tipo de cosas es que muchas empresas venezolanas se han mudado a Colombia…

  2. Esta actitud de ciertos trabajadores es criminal por atenta contra el trabajo de los que sí quieren trabajar por el bienestar y futuro de sus familias. En todo caso me hago solidaria con la empresa y sus trabajadores y esperamos que todo se resuelva…los que no quieren trabajar que se vayan. Me imagino que todo esto es conocimiento del Ministerio de Trabajo pero se hace el de la vista gorda.Creo que los verdaderos trabajadores deberían de ir a todas las instancias y pedir por su legítimo derecho al trabajo. No pueden permitir que por esos “malandros” que dicen ser trabajadores, la empresa se vea en la obligación de vender sus activos y cerrar. Creo también que Ustedes todos deberían dar una rueda de prensa con todos los detalles…Un abrazo para la gente de progreso….Por último si ven la cosa muy mala trasladen todo sus equipos a otro país. que más pueden hacer que los malandros vayan y le pidan trabajo al gobierno para que les pague sueldo mínimo..más de allí no le darán…lo lamento por los verdaderos hacedores de país

  3. El caso de helados EFE recuerda al caso de una marca de microondas francesa que quebró, que tenía que vender la fábrica y sus muebles para poder pagar la liquidación a sus empleados, después de caer sus ventas fuertemente y caer en la bancarrota y la respuesta del sindicato fue quemar la fábrica para “impedir el cierre de la empresa”… y por culpa de esos imbéciles, los empleados no cobraron su liquidación porque los del sindicato quemaron los bienes de la empresa quebrada y con eso los dueños ivan a obtener la plata para pagarles. En Francia si ha habido casos de violencia sindical, EFE parece que terminara como la fábrica de microondas francesa…

  4. Los sindicatos nacieron como una respuesta organizada de la clase obrera a los abusos de los patronos y su fin principal es obtener salarios y condiciones de trabajo dignas ; jamás ha sido el norte de un sindicato destruir la fuente de trabajo como estamos viendo aquí y otros casos en Vnzla, ni ser opresores de los trabajadores .
    Al final el real perjudicado es el trabajador q se queda sin trabajo y sin ingreso . Éstos no son sindicalistas ; son un atajo de delincuentes resentidos que encontraron la forma de darle salida a sus más bajos instintos y que en una Venezuela de justicia, trabajo y progreso no podrán prosperar . Toda mi solidaridad con los trabajadores de EFE

  5. Si “un obrero técnico, cuyo nivel académico es el de bachiller, devenga un sueldo de 6 mil bolívares mensuales con la capacidad para duplicarlo mediante suplencias y la rotación laboral por horas nocturnas, para llegar fácilmente a 10 mil bolívares”…. que puedo decir yo que soy profesor universitario con categoría de titular y con doctorado y gano 7 mil menos lo que me quitan por seguro, caja de ahorro y cosas así. De que se quejan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s