Así es la rumba en los penales

Luisa Amelia Maracara, Deivis Ramírez Miranda y María Isoliet Iglesias

Con una cuña transmitida por Radio Show 106.3 FM se anunció e invitó al concierto con el que los presos de la cárcel de Tocorón, en el estado Aragua, celebraron, en la discoteca Tokio ubicada dentro del penal. (En este enlace puede escuchar la cuña: http://is.gd/MOCiZU)

Aunque el Gobierno trata de convencer a la opinión pública de que tiene el control de las cárceles, la realidad lo desmiente. En el penal de Tocorón suceden irregularidades bajo las narices, por no decir en complicidad, de los custodios del Ministerio para los Servicios Penitenciarios y de la Guardia Nacional Bolivariana.

La discoteca Tokio, según revelan internos, funciona los días de visita (miércoles y fines de semana) y es “normal” que contraten diversas atracciones como strippers, músicos y DJ para animar las fiestas.

En las rumbas en este recinto el consumo de alcohol también está garantizado, pues cada semana son introducidos cargamentos de distintos licores como cerveza y whisky.

Además de ese centro de diversión en Tocorón también funciona una panadería, un parque infantil, puesto de teléfonos, finca con unos 50 cerdos, cancha de bolas criollas, piscina y muchos otros “negocios”.

Fuentes aseguran que allí se “mueven” cerca de 2 millones de bolívares mensuales. Cada preso paga entre 50 y 100 bolívares semanales por la “causa”. “Aquí se paga hasta por respirar y dormir. En realidad por seguir vivo. Pagar por la comida, el gas y el agua es lo de menos, lo importante es mantener la vida”, dijo una fuente que prefiere el anonimato.

Viva la rumba

El concierto en la cárcel de Tocorón contó con la participación de Diomedito de Colombia (cantante de vallenato), Alex de Castro de Puerto Rico (cantante de salsa); y por Venezuela (tal como decía la cuña) Frederick “El Coco” (salsa) y el cantante de música venezolana Armando Martínez.

Entrada a la discoteca Tokio.

El concierto, según fuentes del penal, costó alrededor de 400 mil bolívares y durante los tres días que duró la fiesta (entre el sábado y el lunes) participaron unas 5 mil personas, entre presos y visitantes.

La discoteca Tokio -cuando está cerrada- también sirve de dormitorio debido a la sobrepoblación del penal.

Interior de la discoteca Tokio.

Las madres, esposas e hijas de los presos recibieron al entrar al penal una rosa y participaron en la rifa de cientos de premios como televisores plasmas de 42 pulgadas, neveras, hornos microondas y otros electrodomésticos.

Hacinamiento carcelario

En el penal de Tocorón el hacinamiento no es distinto al de otras cárceles del país.

Esta fue construida para albergar a 900 presos y, sin embargo, allí hay 3 mil 920 presos.

Es decir, que hay 4 presos donde debería haber uno.

Del total de presos 230, son mujeres y el resto hombres.

El penal se divide en las siguientes zonas: torres, galpones, “búngalos” y carpitas; todas dominadas por un pran a quien llaman “El niño guerrero”, un hombre de 25 años. Pese al hacinamiento que existe en este penal, la pernocta se mantiene.

Es común que la visita (esposas, novias, madres e hijos) se quede en el penal desde el sábado hasta el lunes en la mañana.

Las diversiones de Tocuyito

La música llanera de fondo, la algarabía de los privados de libertad y un animador amenizaron aquel magno evento, a finales de 2008.

40 reses entraron para inaugurar lo que serían las nuevas atracciones de los internos de la cárcel de Tocuyito, en el estado Carabobo: una manga de coleo y una plaza de rejoneo.

Ysmel Serrano.

A un lado estaba el entonces director general de Custodia y Rehabilitación del Ministerio de Interior y Justicia, Ysmel Serrano (actual coordinador de la sala Misión Chavezcandanga).

Él había aprobado las atracciones y además era el invitado especial, como parte del Plan de Humanización carcelaria. Cuando se intentó conversar con Serrano para oficializar la información que ofrecieron los propios reos, la comunicación no fue posible, pese a las seis llamadas telefónicas que se hicieron.

Lo cierto es que en la cárcel de Tocuyito, la más poblada del país porque cuenta con 4.340 internos, las distracciones preferidas son un casino, el coleo y el rejoneo. Estas dos últimas están ubicadas entre los pabellones 3 y 4, justo al final del muro del área, pegadas a la cerca.

El centro de apuestas fue colocado entre los pabellones 2 y 3. Sólo los internos de esos espacios tienen autorización para desplazarse y disfrutar de las instalaciones. En total son 6 pabellones y cada uno cuenta con un salón de baile bien acondicionado, pero que no llega a ser una discoteca.

“Cada espacio tiene su miniteca con luces y demás. Algunos tienen “tubo” para los shows femeninos de strippers que hacen. Algo que gusta mucho, es la máquina de espuma durante las fiestas“, destacó una fuente carcelaria que solicitó no ser identificada.

La organización dentro del penal es respetada. Cada pabellón tiene su líder o pran, que se encarga de conversar con los gobiernos de cada área para determinar qué día se pueden realizar eventos. Desde hace ocho meses, tanto el coleo como el rejoneo están suspendidos en el penal, debido a las lluvias frecuentes que han caído en la zona.

Según destacó el informante, esperan que haya mejor clima para acondicionar los suelos y así darle inicio a las actividades que han estado planificando.

La manga de coleo es la más grande. Hoy día tienen varios caballos y reses.

Como no ha habido espectáculos, algunos domingos se reúnen para disfrutar de la carne en vara con familiares que acuden a las visitas.

Luis Mateus.

Sin embargo, el espacio es apropiado para eventos musicales como el realizado el domingo en que se presentó el cantante colombiano de vallenato, Luis Mateus. La fiesta, contó además, con venta de licor, dijeron los informantes.

Como hay para todos los gustos, el penal también cuenta con tres galleras para las competencias entre internos.

La cárcel de Tocuyito fue diseñada para albergar a 1.200 internos. Hoy su hacinamiento representa el 261%. Hay tres presos donde debería haber uno.

La Ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela anunció la inversión de 3 millones 400 mil bolívares para remodelaciones y ampliación del penal. Destacó que acondicionarían un taller de herrería y otro de carpintería, además de un área agrícola.

Sin embargo, todo indica que los internos solo prefieren la distracción, ante el trabajo que anunció la ministra.

El Rodeo I también tiene su discoteca

El reguetón sonó estruendoso. Era la forma de iniciar la fiesta inaugural de la discoteca en el penal El Rodeo I.

La fiesta se pautó para la 1 de la tarde de ese día. La población reclusa de ambos sectores del penal (La Torre y El Anexo) se congregó para disfrutar con sus novias, esposas, madres y amigas de la nueva distracción que administran los dos gobiernos internos que mantienen el orden en el penal.

En el galpón, que en el remozamiento del 2011 se dispuso como espacio para la oración de todas las iglesias, funciona ahora la discoteca.

Está justo al lado del área de Talleres. Es un lugar amplio; sus paredes están pintadas de blanco y algunas tienen dibujados coloreados graffitis. Del techo se desprenden templadas telas de varios tonos que se disponen como enormes guirnaldas.

La iluminación también es de colores, aunque predominan el azul, en verde y el rojo. Hay una máquina de humo. Las cornetas están colocadas en todo el espacio y el sistema de sonido es de los más modernos. Tanto, que los vecinos del penal comienzan a sufrir los embates de las fiestas: no logran dormir.

El Discplay tiene su lugar en una suerte de cornisa que hace las veces de un segundo piso. Al su lado hay una especie de balcón, donde los más poderosos vigilan y disfrutan de la fiesta. También tiene al menos cuatro pantallas planas gigantes que están colocadas a cada lado de los faros centrales.

Allí se proyectan videos, partes de la fiesta, al Discplay cuando hace el show de mezcla de la música y los espectáculos de las estripers que son contratadas. Para la fiesta inaugural contrataron a nudistas.

La única condición para dejar ingresar a los foráneos es ser mujer. La entrada es gratuita. La bebida, hasta ahora, es una conocida como “Carrachín” que es de fabricación carcelaria. La botella de 600 ml cuesta 50 bolívares.

Todos los fines de semana ha funcionado la discoteca. Las fiestas comienzan en la tarde y terminan en la mañana del día siguiente, y así hasta que se acaba el fin de semana.

Según explicaron fuentes del Ministerio de Servicios Penitenciarios, el funcionamiento de la discoteca, al parecer, fue autorizado por las autoridades de ese despacho como parte de un programa de recreación para los internos.

Extraoficialmente trascendió que, presuntamente, el ingreso del sistema de sonido profesional, iluminación, tarimas, entre otros, fue acordado en una reunión realizada en el penal con exlíderes de la Penitenciaría General de Venezuela y líderes de bandas delictivas del estado Miranda. Así explicaron fuentes de la Dirección de Contrainteligencia Militar.

Algunos funcionarios de la Guardia Nacional, que están encargados de la seguridad, han manifestado su descontento con esto, pues temen que en los cajones donde van dispuestas cornetas, televisores, consola de sonidos, luces y demás, hayan sido introducidos materiales prohibidos.

Una nueva discoteca

El Jueves Santo, mientras en el país el gobierno había impuesto la “ley seca”, se inauguró una discoteca en la cárcel de San Antonio, en Margarita: “El Yate Club”.

La invitación fue enviada por los reclusos a través de mensajes que difundieron por redes sociales, desde sus teléfonos inteligentes.

“Este jueves 28 de marzo la isla vuelve a temblar… haciendo historia una vez más marcando pauta en el sistema penitenciario mejorando cada vez más la calidad de vida de los privados de libertad“, así cita el comienzo de la invitación que además informó que el local tiene capacidad para 600 personas, con “sonido profesional, luces espectaculares de última generación, aire acondicionado, striper, chicas malas y todos los juguetes”.

La entrada fue gratis, la cita era para llegar antes de las 2 de la tarde del Jueves Santo y allí estuvieron hasta el amanecer del viernes, según el Ministerio de Servicios Penitenciarios.

Amigos y familiares de los reos también fueron invitados. La rumba contó con tres DJ´s.

Según los reos, “falta la inauguración de una discoteca en la cárcel de Vista Hermosa”

El control de los penales

El 25 de octubre del 2012, la Ministra Iris Varela admitió que el gobierno NO tiene el control de las cárceles venezolanas.

Ministra Iris Varela.

En su programa radial “No te prives” en la emisora gubernamental Alba Ciudad, la ministra aseguró que “En un año, todos los penales del país deben recuperar el régimen penitenciario; es decir, la plena autoridad y orden del Estado. Estoy segura de que no pasará un año sin que tengamos a todos los penales en un régimen de estudio, de trabajo y en paz”.

El tiempo está corriendo.

2 pensamientos en “Así es la rumba en los penales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s