Empresas básicas desviaron recursos de ventas a futuro

Clavel A. Rangel Jiménez

Las ventas a futuro no son una modalidad nueva en las empresas básicas. Las estatales han hipotecado parte de su producción con el objetivo de -en teoría- ampliar sus capacidades instaladas o adecuar tecnológicamente sus plantas.

Pero en lo práctico pocos de esos planes propuestos se han concretado, en general, porque la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), las directivas de las empresas y hasta el Ministerio de Industrias, han desviado los recursos de su objetivo original para pagar gastos operativos o cumplir con otros compromisos.

Radwan Sabbagh

Una comunicación de 2010 (PRG046-10) enviada por el entonces presidente de Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh, al ministro de Industrias Básicas, José Khan, denunciaba que los $ 1.000.000.000 obtenidos por la suscripción del contrato entre la CVG y el China Development Bank (CDB), que debían pagarse con el envío de mineral de hierro a la empresa siderúrgica china Wugang Iron and Steel Group Corp (Wisco) – punto de cuenta Nº 065/09 de fecha 14/10/2009 – , fueron desviados durante la gestión del ministro Rodolfo Sanz.

Según Sabbagh, la CVG recibió mil millones de dólares que debían utilizarse, en el caso de Ferrominera, para las siguientes inversiones:

a) Siderúrgica Nacional: Diseño, construcción y gerencia de una nueva planta de acero para producir laminado en caliente, planchas, y hojas flexibles para la industria petrolera y para la construcción de embarcaciones y automóviles.

b) Ferrominera: Reacondicionamiento de los sistemas de procesamiento y almacenamiento de mineral de hierro (PMH), localizado en Puerto Ordaz, para las entregas al mercado de exportación, incluyendo puertos e infraestructura de logística; nueva estación de transferencia para la exportación y un buque adicional de acarreo.

c) Planta de Tubos: Construcción de una nueva planta para la fabricación de tubos sin costura para la industria de los hidrocarburos.

De acuerdo con esa comunicación, el dinero no fue dirigido a los proyectos para los cuales se solicitó el financiamiento, sino utilizado por la CVG para otros fines como: la compra de plantas eléctricas para Sidor (US$ 107.000.000), pago por concepto de comisiones adelantadas (US$ 16.287.748,8), pago de la tercera cuota a Ternium por la compra de Sidor (US$ 206.000.000), donación a Fonden (US$ 500.000.000), entre otros.

A consecuencia, Ferrominera denunció no haber podido ejecutar inversiones estratégicas en la planta de Procesamiento de Mineral de Hierro (PMH), el nuevo alimentador de cargabarcos, entre otros y haber generado “un incremento en los costos, debido principalmente al arrendamiento de buques de acarreo adicionales, pago de demoras a buques de exportación y costos del sistema de transferencia, profundizando aún más el déficit de caja y capital de trabajo de CVG Ferrominera”, señala la carta enviada por Sabbagh en 2010.

A propósito del pago de las termoeléctricas con recursos provenientes de la venta de mineral de hierro, cabe destacar que esos equipos fueron instalados por Derwick Associates Venezuela, una empresa que según la investigación del periodista de Últimas Noticias, César Bátiz, se constituyó en el 2009 y se le asignaron 14 contratos en 12 meses pese a que no tenía experiencia en ejecución de proyectos.

En la investigación, ganadora de premios internacionales, el periodista demostró que los equipos de Sidor se adquirieron a la empresa de energía rusa Gazprom, dueña del banco del Líbano a la cual CVG le envió 500 millones de dólares provenientes de las ventas a futuro con transnacionales del sector aluminio.

Normas vulneradas

Es precisamente sobre las ventas a futuro a lo que hace referencia el último informe de la Contraloría General de la República (CGR, 2012).

Rodolfo Sanz

En la revisión de los contratos el ente contralor determinó que los planes de comercialización aprobados en el período 2007-2010, durante la gestión del ministro Rodolfo Sanz, no fueron sometidos a la aprobación definitiva del directorio de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Para la CGR esa irregularidad tuvo su origen en la omisión del control interno en el cumplimiento previo de las disposiciones estatutarias, lo cual generó que las negociaciones de ventas a futuro -con la transnacional Glencore y Noble Resource- colocaron en desventaja a la empresa transformadora nacional.

“Del total de los ingresos recibidos por la CVG Alcasa por concepto de las ventas a futuro, 93,00% fueron utilizados para pagos de personal y compromisos con terceros”, añade el documento.

La desviación difiere de lo establecido en el punto de cuenta S/N de fecha 19-11-2009 elaborado por la Presidencia de CVG Alcasa y aprobado por la Presidencia de CVG, donde refiere que tales ingresos estaban destinados principalmente a solventar gastos de inversiones y recuperación de las instalaciones de la empresa.

Otros contratos

Aunque el informe sólo da cuenta de una auditoría al proceso de venta en Alcasa, trabajadores y dirigentes sindicales de CVG Venalum y CVG Bauxilum han denunciado que pese a que las estatales recibieron millones de dólares por concepto de ventas a futuro, las capacidades instaladas de las fábricas no han mejorado.

En el caso de la refinadora de alúmina, sus contratos con la gigante suiza Glencore suponen la entrega de más del 50 por ciento de la producción anual hasta el 2018.

Bauxilum ha firmado tres extensiones a ese convenio a cambio de millones dólares, abaratando el precio de la tonelada o extendiendo las fechas de entrega.

Elio Sayago

El mismo contrato se ha aplicado en Venalum. Es el único de las reductoras que oficialmente está vigente pues el ex presidente de CVG Alcasa, Elio Sayago, prescindió del compromiso con Glencore alegando razones de fuerza mayor.

En una reciente visita, el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, dijo -sobre los convenios suscritos con la controvertida transnacional- que se están haciendo todas las revisiones que correspondan.

“Sin embargo, no está planteado la ruptura de contrato que estén establecidos pero lo que sí estamos buscando es que exista una comercialización que nos permita ir generando un retorno que busque la sustentabilidad”, dijo.

Otras irregularidades

El camión cisterna que nunca llegó. CVG Venalum compró un camión cisterna en el 2008 que no entró a las operaciones de la reductora. Se pagó el 100 por ciento (Bs.F. 676.79 mil) en el período 2004-2008 a través de un proceso de adjudicación directa sin haber obtenido el camión y accesorios. Al 2008 la empresa no había recuperado el 60 por ciento de lo pagado. (Informe Contraloría General de la República 2009).

Mascarillas chimbas. CVG Venalum compró vapores orgánicos (mascarillas tapabocas) fuera de especificaciones en el 2010. La CGR determinó desviaciones en los procesos de selección de contratistas por ausencia de documentación e información en los expedientes, así como no fueron evidenciadas las actas de recepción de los bienes. (Informe CGR 2012).

Máquina procesadora de madera. En su informe 2012, el órgano contralor da cuenta de que el 31 de diciembre de 2010 la maquinaria para el procesamiento de madera solicitada mediante el proceso de Procura Internacional (a CVG Internacional) para una cooperativa, y que fue pagada, no se había despachado, ni se había recuperado el dinero desembolsado.

Un pensamiento en “Empresas básicas desviaron recursos de ventas a futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s