“La corrupción del Gobierno se ha llevado billones de bolívares”

Roberto Giusti

Eduardo Roche LanderContralor General de la República entre 1994 y el 2000, Eduardo Roche Lander, tiene prohibida la entrada a la sede de la institución, a menos que acepte la compañía de un vigilante. Con todo y eso sigue de cerca lo que sucede con el fenómeno de la corrupción y el papel que juega un organismo cuya misión fundamental es vigilar el debido uso de los ingentes recursos del Estado.

– Maduro ha anunciado una lucha frontal contra una corrupción que “amenaza la vida de la Patria”. ¿Considera que existe verdadera determinación en esa anunciada disposición?

– Este es otro programa demagógico por la falta de apoyo que sufre el gobierno. Maduro intenta hacerle creer a los venezolanos que habrá una lucha contra la corrupción, uno de los flagelos más graves que ha habido en estos catorce años. Una vez instalado el régimen, desde el primer momento comenzaron a ocurrir hechos notorios de corrupción.

– ¿Cómo cuáles?

La Venezuela con la que Chávez se identifica es cada vez más pequeña– El Plan Bolívar 2000 fue uno de los primeros. Para entonces se les exigía a los mandos militares el cumplimiento de programas sociales, con dineros que él les enviaba, pero que estaban destinad a a otros fines. Así estas personas se comprometían en actos irregulares con el Presidente y eso los ataba.

“Estas personas se comprometían en actos irregulares con el Presidente”

La Constitución establece (artículos 279) que los fondos nacionales no se pueden manejar sino a través de la Ley de Presupuesto. De manera que no puede haber gasto distinto al establecido en esa ley, con excepción de los créditos adicionales. Usted recordará aquella oportunidad en que Chávez clamó por “un millardito”.

Pero la concesión de ese “millardito” era ilegal y si él lo quería para alguna obra podía solicitárselo a la Asamblea Nacional a través de un crédito adicional.

– ¿Cuáles son, a su juicio, los focos de corrupción más notorios?

– Lo más grave es que los ingresos petroleros han sido divididos en dos paquetes: uno que va al presupuesto nacional (50%) y otro al Fonden, donde se maneja, sin ningún tipo de control, el 50% restante. Entonces el Presidente y ahora estos allegados se reparten el botín, consistente en una inconmensurable cantidad de dinero. Ahora, si efectivamente Maduro quiere luchar contra la corrupción lo primero que debe hacer es instalar los organismos regulares para el control de la corrupción.

– Se supone que eso le corresponde a la Contraloría General de la República.

– El órgano contralor está acéfalo y la persona que funge de contralor carece de autoridad para hacerlo. Cuando un contralor deja de ejercer su cargo, en forma definitiva, a los treinta días debe nombrarse una comisión para que se elija un sucesor con el voto de las dos terceras partes de la Asamblea Nacional. Eso está en la Constitución. No se quiso hacer el procedimiento y la persona encargada sólo podía asumir esa responsabilidad interina a lo largo de los treinta días ya señalados.

Si se quisiera, realmente, luchar contra la corrupción, lo primero sería nombrar un contralor independiente. Y por eso la Constitución estableció las dos terceras partes de los votos de los diputados para elegirlo. Y eso quiere decir que se debe llegar a un acuerdo.

– Siempre ha habido corrupción en Venezuela y siempre se denunció que no se la combatía con todo rigor. ¿No se trata esto de una prolongación de lo que ocurría en el pasado?

– Siempre ha habido corrupción en el mundo. Y eso comenzó con Adán y Eva. Pero nunca ha habido una situación tan grave, en ese sentido, como la que está viviendo el país en los últimos años. Cuando hubo, en tiempos del segundo gobierno de Caldera, la crisis financiera, las pérdidas de la nación se calcularon en tres mil millones de bolívares.

Pero aquí y ahora, la corrupción se ha llevado billones de bolívares en mal uso de los recursos, en la apropiación indebida, en regalos a otros países y pare usted de contar. La grave situación que vivimos no tiene precedentes en nuestra historia.

– ¿Cómo se puede establecer un juicio como el que usted formula, si las cuentas del Gobierno son prácticamente impenetrables?

– Hay cuentas perfectamente auditables. Sobre todo aquellas que están en el presupuesto. Pero hay sectores que alarman. Y si bien quien tiene sobre sí los señalamientos más graves en esta materia es el fallecido Presidente, luego viene el Presidente de la estatal petrolera.

Este señor utiliza a su leal saber y entender, el dinero de todos los venezolanos. Y a una industria, que antes llamamos la gallinita de los huevos de oro, la están matando. Ya no produce la cantidad de petróleo que producía antes, ni se hacen las inversiones para mantenerla.

La industria está en decadencia y no sólo por eso porque también quien la dirige piensa que puede hacer con ella lo que le da la gana.

– ¿Cómo interpreta el hecho de que la Contralora (quien no es tal, según usted afirma) reconozca que la Contraloría no tiene acceso a las finanzas del Gobierno?

– Quien funge como Contralora dice lo quiere decir porque hay información general sobre los recursos nacionales. Si realmente quisieran investigar podrían hacerlo. Todavía quedan unos cuantos funcionarios competentes que no han sido despedidos, aunque la reducción de personal y la inclusión de gente no capacitada, es algo que llama la atención. Siempre ha habido dificultades para conseguir información pero si uno se propone lo logra porque la ley le otorgar la competencia.

– Si las cosas son así, la Contraloría está condenada a la pasividad total.

– La Contraloría tiene funciones claramente definidas en la ley y debería estar actuando en controlar ingresos y gastos de la administración pública. Ahora, si tiene la competencia de controlar el buen ejercicio de la función pública, ¿por qué no actúa frente a hechos que a simple vista se ven que funcionan mal porque, entre otras razones, los recursos no están siendo utilizados a los fines para los cuales fueron destinados.

– ¿Podría citar algunos ejemplos?

– Los hospitales, la seguridad pública, las escuelas, las vías de comunicación. Claro, no puedo hablar sobre las cosas pequeñas que la Contraloría estaría haciendo porque, además, no tengo autorización para visitar la sede. No me dejan entrar y cuando voy me ponen un policía al lado. Policía que me acompaña cuando debo cumplir algunos trámites personales como dirigirme ir a la Caja de Ahorros.

– La Contralora admite la existencia de bandas delictivas, pero aclara que las sanciones que puede aplicar son, de carácter moral.

– La Contraloría no tiene competencia penal. Definitivamente su competencia y sanciones son de tipo administrativo. Pero sí tiene la atribución de instruir los expedientes que remitir a la Fiscalía General de la República, órgano que sí tiene competencia penal y debe llevar adelante el caso. La Contraloría no puede poner preso a nadie pero sí está en capacidad de sancionar administrativamente a quien corresponde y de acuerdo a lo establecido en la ley.

– Tiene capacidad para inhabilitar políticamente, sobre todo, a dirigentes de oposición.

– La Contraloría no tiene competencia para inhabilitar políticamente a nadie. La Constitución establece que la inhabilitación política sólo se produce cuando hay sentencia firme de un tribunal.

La Contraloría sólo inhabilita en el ejercicio de la función pública, pero de un manera inconstitucional, según la ley, porque el Contralor puede declarar inhabilitado políticamente, a un funcionario, hasta por quince años sin ningún otro tipo de acción. Y eso no puede ser.

En Venezuela la Constitución reza que debe haber un juicio, la posibilidad de la defensa y la necesidad de ser juzgado por tus jueces naturales. Pero todo está diseñado para golpear a quienes se considera como enemigos del régimen.

– ¿No cree que la lenidad ante la corrupción, la utilización política del órgano contralor y las violaciones constitucionales como la permanencia ilegal de una Contralora obedecen a un gobierno que lo controla todo?

– En Venezuela no tenemos una verdadera democracia con independencia de poderes. Otro órgano contralor, además de su misión de legislar, es el Parlamento. Y no cumple ninguna de las dos funciones. Porque la de legislar, por ejemplo, se la transfirió al Presidente, cuando lo que se pretendía, originalmente, era limitarse sólo a materia económica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s