Gerentes pagaron millones de dólares para intentar tapar la corrupción en Ferrominera Orinoco

Clavel Rangel Jiménez, Correo del Caroní

Coronel (GN) Juan Carlos Álvarez Dionisi, “El Tiburón”.

El coronel Juan Carlos Álvarez Dionisi amenazaba a gerentes, clientes y al presidente de Ferrominera Orinoco con organigramas, contratos y nombres de empresas que, según la investigación de la División de Asuntos Especiales de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM), estaban involucrados en hechos ilícitos.

Manifestaron miedo de ser involucrados en un expediente titulado “la mafia del hierro”.

Sin mucha resistencia, los extorsionados pagaron millones de dólares en temor a la actuación “inescrupulosa” del coronel Álvarez Dionisi, quien se valía de su cargo como jefe de la División, de su fama detrás de la investigación de la “mafia de la cabilla” y de la posterior detención del ex gerente de comercialización de Sidor, Luis Salvador Velásquez, para presionar a los funcionarios.

Fue así como logró hacerse de sumas millonarias, depositadas en cuentas en el exterior, durante el ejercicio de sus funciones en Guayana a partir del 2011.

Ante cualquier contratiempo, Álvarez Dionisi contactaba con el empresario y abogado, Yamal Mustafá -señalado por el diputado Andrés Velásquez como testaferro del gobernador del estado Bolívar Francisco Rangel Gómez- , con Carlos Vieira (de Viherca) y éste a su vez con el presidente de Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh, quien hacía los contactos y resolvía con los clientes el pago.

Estas afirmaciones se desprenden del expediente de Álvarez Dionisi, contentivo de entrevistas hechas por la DGCIM, cuya copia fue entregada al diputado de La Causa Radical, Andrés Velásquez, de manera anónima.

Cuentas que no cuadran

Entre finales del 2011 y primer semestre del 2013, Álvarez Dionisi, su esposa e hija, recibieron pagos a través de Yamal Mustafá y Carlos Vieira, propietario del intermediario Viherca, señalan las conclusiones del análisis técnico de unidad de la Investigaciones Financieras de la Guardia Nacional.

Los “fondos de origen desconocido” del coronel Álvarez Dionisi fueron contrastados en cuentas y se determinó que “en los tres casos, en donde fueron transferidas divisas norteamericanas a instituciones financieras en el exterior, por instrucciones impartidas por el coronel Juan Álvarez Dionisi, a razón de la presunta extorsión de que fueron objeto los ciudadanos Juan Aníbal Vásquez, Douglas Flores y Radwan Sabbagh, el destino de las mismas fue similar en un 90%”, dice el informe.

Vásquez se desempeñó como gerente general entre enero de 2009 hasta noviembre de 2012. Antes hizo carrera en Ferrominera durante la gestión de César Bertani.

¿Por qué pagaban?

En el expediente del coronel Álvarez Dionisi en el Juzgado Cuadragésimo Séptimo en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana (47C – 16.156 -13), se anexan las entrevistas dadas por los gerentes al órgano de inteligencia y se describe cómo operaba la extorsión.

Este es el expediente de la presunta corrupción en Ferrominera Orinoco.

Los testimonios y versiones, que posteriormente se darán a conocer, confirman la venta de mineral de hierro a precios preferenciales a clientes amigos, con influencias ministeriales y políticas, que comercializaban el producto en el mercado internacional obteniendo cuantiosas ganancias.

Ferrominera suscribió contratos leoninos con empresas de maletín y transnacionales que sustituyeron las labores que tradicionalmente, y con plena autonomía, realizaba la estatal.

Las deudas por concepto de demora en la entrega de material, según los testimonios y trabajadores de la estatal, se hicieron deliberadamente para beneficiar a navieras y empresas intermediarias incluidas en el negocio a través del clientelismo político.

Actualmente Ferrominera Orinoco tiene dificultades, incluso, para pagar la nómina. Al cierre del 2012 las pérdidas, aún vendiendo el 60% de su producción al mercado internacional, se incrementaron en 27% según su Memoria y Cuenta.

“Radwan Sabbagh es un corrupto”

Sabbagh permanece detenido desde el 12 de junio.

El Presidente de la República, Nicolás Maduro, lo anunció en cadena de radio y televisión.

En reiteradas oportunidades lo ha calificado de “bandido”, “traidor”, entre otros epítetos.

Presidente de la CVG reconoce graves hechos de corrupción en FMO

General Carlos Osorio

El general Carlos Osorio, presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, expresó que “Algunos pensaron que estas empresas eran de propiedad personal, que un presidente de una empresa podía hacer lo que le daba la gana, agarrar los reales y enviarlos de un lado para otro, vender barcos a futuro”.

Osorio describió las irregularidades que ocurrían en la gestión de Radwan Sabbagh: “Aquí ocurrían irregularidades que ustedes deben conocer. Llegaban y paraban el material 1 mes, 2 meses; y cuando desmontaban el material, más bien nosotros les debíamos a ellos”.

Reconoció que Ferrominera Orinoco no genera los recursos para sostener los compromisos laborales pendientes, por lo que explicó que el pago de ciertos beneficios proviene de los dividendos de otras empresas públicas.

“De los aportes sociales que salen de las empresas eficientes para pagar las prestaciones sociales de empresas como éstas que son una riqueza, tienen riquezas naturales lo único que necesitan es que tiremos el barco por el mismo camino”, dijo Osorio.

NOTA DE SALA DE INFORMACIÓN

Preso Sabbagh

El Tribunal 5° de Control con sede en Puerto Ordaz, privó de libertad por corrupción al expresidente de CVG Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh.

En la audiencia de presentación, realizada el viernes 12 de julio, las fiscales imputaron al exfuncionario por la presunta comisión de los delitos peculado doloso propio, malversación agravada, evasión de procedimientos de licitación, concertación de funcionario público con contratista y asociación para delinquir. Por si fuera poco, también se investiga su presunta responsabilidad en el desvío de más de 295 millones de bolívares fuertes.

Con acuerdo a los elementos de convicción presentados, el tribunal  dictó medida privativa de libertad contra Sabbagh y fijó como sitio de reclusión la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, ubicada en Ciudad Bolívar.

Asimismo, el tribunal acordó la prohibición de enajenar y gravar bienes e inmovilización de cuentas bancarias del imputado.

Tras la investigación coordinada por el Ministerio Público, el pasado 12 de junio funcionarios de contrainteligencia militar detuvieron a Sabbagh en un hotel del este de Caracas, en atención a una orden de aprehensión solicitada por las fiscales del caso y acordada por el tribunal.

El Sabbaghgate

Radwan Sabbagh presidió esta empresa del estado hasta el 2 de mayo, cuando lo destituyeron.

Según reveló, fue un aliado valioso del gobernador del estado Bolívar en las empresas básicas de Guayana. “Estoy muy vinculado con el general Rangel Gómez…”.

“El ex Presidente de Ferrominera, Radwan Sabbagh, señaló que las decisiones que tomaba las consultaba con Rangel Gómez”. (http://wp.me/p2i0kq-wp)

Esas confesiones de Sabbagh a la Dirección de Contra Inteligencia Militar -que forman parte de un documento que supera los 400 folios- ratifican el pago de sobornos para “tapar” un voluminoso expediente de corrupción que desborda las fronteras de Ferrominera.

El coronel (GN) Juan Carlos Álvarez Dionisi (“El Tiburón”), Carlos Vieira (representante de la empresa Viherca), Yamal Mustafá (acusado por el diputado Andrés Velásquez de tener el monopolio de las contrataciones en la gobernación de Bolívar) y algunos ex gerentes de la estatal, junto al ahora ex ferrominero e imputado/procesado judicial, son algunos de los protagonistas de este sainete: el Sabbaghgate.

Lo cierto es que estas decisiones del Tribunal 5° de Control ratifican las denuncias de corrupción, y demuestran que periodistas y medios siempre dijeron la verdad acerca de la espantosa y depredadora rapiña en Ferrominera Orinoco.

Nicolás Maduro lo confirmó el 12-6-13: “Radwan Sabbagh es un corrupto“.

Así se hace periodismo de investigación

Es importante destacar que la acuciosa investigación realizada y publicada por el diario independiente Correo del Caroní, ha descobijado uno de los más escandalosos desfalcos en la historia industrial de Guayana a través de un enmarañado, espinoso y fraudulento sistema de comercialización de mineral de hierro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s