De psiquiatra reconocido a asesino aborrecido: el caso de Edmundo Chirinos

Fue Médico Cirujano, Licenciado en Psicología y Doctor en Ciencias, títulos obtenidos en la Universidad Central de Venezuela. Contaba con Maestrías de Neuropsiquiatría y Psicología Clínica, logradas en la Universidad de Londres, Cambridge, Oxford (Inglaterra), Marsella (Francia) y Queens College en la Ciudad de New York (USA).

Chirinos, fue rector de la Universidad Central de Venezuela en 1984, así como candidato presidencial en 1998, conquistando el 0,84% de los votos.

En 1999 fue electo diputado constituyentista, apoyado por el oficialismo

Luego de esas elecciones fue médico del presidente Chávez y de su esposa Marisabel Rodríguez.

Como médico de renombre, reconocido como una de las mentes más brillantes del país, siempre fue relacionado con reconocidas figuras de la vida nacional pública y privada.

Este caso sacudió al país por lo escabroso.

Chirinos, quien como psiquiatra siempre vivió entre dramas, construyó su propia tragedia. Es como si su alter ego lo hubiera impulsado a protagonizar uno de los tantos trastornos que a diario atendía.

Pareciera que no conforme con cazar los demonios ajenos, escondidos en el laberinto de la psique de sus pacientes, desató los propios con un poderío inusitado.

Y no encontró nada mejor que hacerlo en Roxana Vargas (19), estudiante de comunicación social, hallada sin vida el 14 de julio del 2008 en las cercanías del Parque Caiza, en Caracas.

Este caso sacudió al país por lo escabroso.

Chirinos, quién en su momento afirmó que por su diván pasaron los Presidentes Rafael Caldera y Jaime Lusinchi, además de Hugo Chávez, desde el principio de las investigaciones desmintió alguna relación amorosa o sexual con Roxana -a quien atendía como paciente- así como ser el autor de su violenta muerte.

La investigación

A pesar de ello, la criminalística había recabado elementos de convicción que lo acercaban cada vez más a tan abominable crimen: en su consultorio, una prueba de luminol dio positiva a la presencia de rastros hemáticos en la alfombra, como positiva también fue la de ADN a esos rastros de sangre, que resultaron ser de Roxana.

Los criminalistas determinaron que la víctima fue arrastrada un poco más de 3 metros; en el diván, también encontraron tanto sangre como uno de los zarcillos de la víctima. Adicionalmente, en la casa del psiquiatra localizaron 1.200 fotos de pacientes, mujeres desnudas, mientras abusaba de ellas valiéndose de sedantes. Esas fotos cargadas de la oscuridad en la que se mueven los demonios, terminaron de arrojar resultados esclarecedores en el caso.

Edmundo Chirinos fue detenido el 1 de agosto del 2008.

A lo largo de 6 meses se desarrollaron las audiencias de juicio, en las que los fiscales del Ministerio Público presentaron más de 70 medios de prueba contra Chirinos, por el delito de homicidio intencional.

La sentencia

El Tribunal 5° de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, admitió y valoró cada uno de los medios de prueba evacuados y, en septiembre del 2010, lo condenó a 20 años de prisión en el Internado Judicial de Yare III; y como pena accesoria, lo inhabilitó para el ejercicio profesional de la psiquiatría por el tiempo de la pena impuesta.

A pesar de ello y según múltiples testimonios de vecinos, allegados y pacientes, Chirinos continuó ejerciendo la medicina en su despacho de director del Instituto de Clínicas y Neurociencias, ubicado en La Florida, Caracas.

La defensa del psiquiatra Chirinos apeló la sentencia, con fundamento en el artículo 75 del Código Penal que establece que “Al que ejecuta un hecho punible, siendo mayor de 70 años, no se le impondrá pena de presidio, sino que, en lugar de ésta y de la de prisión, se aplicará la de arresto, que no excederá de 4 años”.

Casa por cárcel por su avanzada edad.

En horas de la noche del jueves 7 de marzo del 2012, la Sala IV de la Corte de Apelaciones admitió la solicitud y argumentos de la defensa, y otorgó medida alternativa de cumplimiento de pena, pudiendo cumplirla en su residencia.

El martes 6 de agosto del 2013, Chirinos -de 78 años- fue recluido en una clínica a causa de una neumonía severa complicada con convulsiones.

La mañana del sábado 24 de agosto, fue encontrado sin vida en su casa en Sebucán. Según fuentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística, el fallecimiento fue por “causas naturales”.

Los demonios, cambiaron de laberinto.

9 pensamientos en “De psiquiatra reconocido a asesino aborrecido: el caso de Edmundo Chirinos

  1. Pingback: Thriller venezolano: El Psiquiatra

  2. acabo de leer el libro sangre en el divan y la verdad que perpleja a leer cada caracteristica de este ejemplar de ser humano y la verda para mi ue poco lo que le sucedio tenia que vivir y surirrrr de manea horrorosa para que pagara cada lagrima de cada mujer dañada que triste que exista gente asi dios nos salve del agua manza porque son peores que las rebueltas…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s