El largo silencio sobre Amuay

Ernesto j. Tovar y Sailú Urribarrí Núñez / El Universal

Un año ha transcurrido desde que la explosión de una nube de gas de olefinas en la refinería Amuay matara a 42 personas, dejara cientos de heridos y 5 desaparecidos; además de destruir centenas de viviendas y locales comerciales (incluyendo el arrase del Destacamento 44 de la Guardia Nacional), y causar pérdidas mil millonarias para Pdvsa.

Tras 12 meses de lo que Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa, calificó como un “evento catastrófico”, la opinión pública todavía no conoce las explicaciones oficiales sobre las causas de la fuga y posterior explosión ocurrida a la 1:10 am del sábado 25 de agosto de 2012.

El mismo día de la explosión Pdvsa informó que hubo “una fuga de olefinas en el Bloque 23 del área de almacenamiento de Gas Licuado de Petróleo (GLP) de la refinería Amuay“, que no se dispersó por las condiciones ambientales, y que “al hacer contacto con una fuente de ignición, produjo una explosión y posterior incendio, afectando nueve tanques de almacenamiento de naftas y gasolinas, y una esfera de olefinas”.

Tras el suceso Ramírez afirmó que habría investigaciones independientes del Ministerio Público, Pdvsa, el Cicpc y el Servicio Bolivariano de Inteligencia.

Pero a la fecha ninguno de estos organismos ha emitido conclusiones sobre el por qué de la fuga de gases en Amuay.

Ramírez, quien también es ministro de Petróleo, dijo que “lo que pasó en Amuay hace un año fue un hecho extraordinario que está sometido a investigación, y no me corresponde a mi emitir los resultados de esa investigación porque están actuando otros organismos, tanto de seguridad como la Fiscalía“.

La Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, reconoció que el Ministerio Público aún no tiene respuestas pues “desde el punto de vista técnico esta investigación es muy compleja, no es fácil”.

En agosto del 2012 Ortega Díaz había asegurado que el ente que dirige “no sólo cuenta con el recurso humano, sino también técnico para practicar las experticias científicas y técnicas orientadas a demostrar la verdad de los hechos“.

A la fecha el Ministerio Público ha movilizado a 50 expertos, ha hecho 412 entrevistas a testigos y expertos, y ha llevado cabo 166 inspecciones y pruebas técnicas.

Por su parte la Asamblea Nacional, facultada y obligada constitucionalmente para vigilar y controlar las actuaciones del Poder Ejecutivo, se negó el 3 de septiembre del 2012 a realizar una investigación propia.

En la sesión de aquel día la mayoría del PSUV decidió mantener a la AN al margen de la investigación sobre la tragedia de la refinería de Amuay.

La propuesta de la oposición de crear una instancia para averiguar la explosión ocurrida en Falcón fue rechazada por el partido oficialista, alegando que ya la Fiscalía adelantaba una pesquisa para conocer la verdad.

Desde el poder Legislativo solo una comisión de diputados de la Unidad Democrática, agrupados en la Movida Parlamentaria por la Democracia, ha llevado a cabo una investigación con expertos petroleros y ex gerentes de Pdvsa, reunidos en el Centro para la Orientación para la Energía (Coener). Este equipo multidisciplinario considera que la “causa más probable (del siniestro) fue el colapso del sello mecánico de una o más de las bombas P-200 A/B/C, ubicadas al pie de las esferas TK-208 y 209, en el área de almacenamiento del Bloque B23 de la Refinería Amuay”.

Sabotajes

Aunque en varias oportunidades las autoridades descartaron que el sabotaje fuera el motivo del siniestro, el 10 de abril de este año el entonces candidato presidencial Nicolás Maduro dijo que la explosión fue por “un sabotaje, sin lugar a dudas”, agregando que “hacen que parezca un accidente”.

El ministro Ramírez y el gerente general del Centro de Refinación Paraguaná (CRP), Jesús Luongo, manifestaron que en los últimos accidentes en las refinerías Amuay y Cardón “hemos detectado sabotajes directos”.

En los informes de gestión de Pdvsa de 2012 la única referencia a la explosión en Amuay señala que “las pólizas contratadas por Pdvsa cubren la totalidad de las erogaciones necesarias para restablecer los activos afectados y atender los compromisos por responsabilidad civil, excepto por $87 millones” por el deducible.

“¿Dónde le rezo o le llevo flores a mi hijo desaparecido?”

“Anibal José Delgado López (42), Yelitxa Inés Delgado Llano (42), Ana Gabriela Delgado Llano (19), Ana Karina Delgado Llano (15) y la niña Yulinei Andrea Rivero Labrador (9) siguen desaparecidos. Y a un año de la tragedia no sabemos nada” asegura con temple la señora Carmen López de Delgado, madre, suegra, y abuela de cuatro de los cinco desaparecidos tras la explosión ocurrida en la madrugada del sábado 25 de agosto de 2012 en la refinería Amuay.

La señora López de Delgado manifiesta tajantemente que no descansará “hasta que ellos (autoridades y organismos de seguridad) me den respuesta de dónde están los cuerpos de mis familiares“.

El relato es el mismo de hace un año.

“Mi familia (del estado Bolívar) salió el 24 de agosto de 2012 para Punto Fijo y no regresaron más porque en la madrugada del sábado 25 de agosto perdieron sus vidas en la primera casa (cerca del destacamento 44 de la Guardia Nacional), que quedaba en frente del tanque 204 de la refinería Amuay”, explica.

“En esa casa había 8 personas y solo nos entregaron 3 cuerpos. ¿Por qué si aparecen 3 personas faltan 5 cuerpos?“, se pregunta.

Para la familia Delgado el último año ha sido de espera y esperanzas. Han revisado varios cementerios y han excavado en presuntas fosas comunes de forma infructuosa.

“La desaparición de toda una familia oculta algo más, hay algo detrás de esto”, plantea Engelberth Delgado, hermano, cuñado y tío de cuatro de los desaparecidos. Por su parte Carmen de Delgado dice que el 25 de agosto ocurrieron

“muchas cosas irregulares. En la zona del desastre se prohibió el acceso del Ministerio Público o el Cicpc. Esa área solo la manejaron la Guardia Nacional y el Sebin”.

Demostrando mucha devoción afirma que “necesito que me den los cuerpos de mis familiares para darles cristiana sepultura. Mi hijo cumplió años el 4 de agosto, ¿a dónde le vamos a rezar?, ¿a dónde le llevamos unas florecitas?. Mi nuera cumplió años el 5 de agosto, y bueno lo que hacemos es rezarle. Yo tengo muchísima fe en Dios y se que Él nos concederá la dicha de que nos entreguen a nuestros familiares. Y les digo a los involucrados en esta desaparición de los cuerpos: la justicia divina es tardía pero segura”.

Cronología

24 DE AGOSTO

11:00 am y 12:00 pm: En el ambiente a las adyacencias a la refinería se detectó alta presencia de Dióxido de Azufre. Desalojan preventivamente la empresa Puramin, ubicada a un kilómetro de la refinería. Este gas es distinto al que se detectará horas más tarde y provocará la explosión. En la tarde las emanaciones están en niveles normales e ingresa el segundo turno.

12:00 am: A esa hora se detectó una fuga de gas en la refinería Amuay. El vicepresidente de exploración y producción de Pdvsa, Eulogio Del Pino, dijo que “se detectó en un recorrido a las 12 de la noche la fuga (…) Una neblina blanca se ve y un trabajador puso marcha atrás a su vehículo y avisó a la Guardia Nacional para que parara el tráfico en la autopista”.

25 DE AGOSTO

1:15 am: Ocurre la explosión en el tanque de almacenamiento de olefinas de Amuay.

3:09 am: El ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, dice que no ocurrirán más explosiones pues las alimentaciones de hidrocarburos se cerraron. Agrega que los hechos ocurrieron rápido y la explosión se dio cuando se intentaba dar la voz de alerta a las zonas circundantes.

Después de la 1:00 pm: Pdvsa informa que el incendio afectó nueve tanques de almacenamiento. La onda causó daños al destacamento 44 de la Guardia Nacional y en residencias del complejo militar, así como en otras viviendas y locales. Se reportaban 39 muertos -17 de ellos militares- y más de 80 heridos.

26 DE AGOSTO

10:00 am: Se extinguieron las llamas en siete tanques. El incendio queda confinado a dos tanques: 202 y 203.

4:00 pm: El Presidente Hugo Chávez, llega a una zona cercana a la refinería y señala que “es prácticamente imposible, que en la refinería más grande del mundo, automatizada por todas partes, que tiene miles de trabajadores responsables, haya una fuga de gas de 3 ó 4 días”. Agrega que “algún filósofo dijo, no me acuerdo quién: la función debe continuar, con nuestros dolores, nuestros muertos”. Se informa de 41 muertos y más de 80 heridos.

27 DE AGOSTO

11:48 am: El Vicepresidente anuncia que se incendia un tercer tanque (204).

28 DE AGOSTO

7:00 am: Pdvsa informa que se extinguieron los incendios en los tanques 202 y 203.

8:45 am: Pdvsa señala que se controlaron todos los incendios.

Composición gráfica: Sala de Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s