Maduro y sus “lágrimas de cocodrilo”

Damián Prat, Público y Confidencial

Dicen que los cocodrilos, mientras devoran a sus víctimas, lagrimean. Obvio que no es por tristeza ni dolor.

De allí deriva la popular expresión para referirse a quien, como en una obra de teatro, parece estar llorando cuando en realidad comete un acto de fuerza destructivo.

“¿Por qué Maduro no se quejó todos éstos años, como hace hoy, para criminalizar a los ferromineros?”

Maduro volvió a lanzar ataques, descalificaciones y desprecios hacia los trabajadores de Sidor y Ferrominera, tratando de criminalizarlos. Mientras lo hacía, soltaba “lágrimas de cocodrilo” quejándose porque los sidoristas le estarían “haciendo daño a 300 mil familias que están esperando su vivienda este año al no fabricar las cabillas”.

¿Por qué Maduro no se quejaba ni lloraba cuando el gobierno del que ha formado parte todos éstos años destruía la capacidad productiva de la siderúrgica, abandonaba el mantenimiento y las inversiones, designaba a forasteros desconocedores de la industria para mal manejarla, todo lo cual resultó en que Sidor produjera 45% menos cabillas y 60% menos acero, con pérdidas, solo en 2012, de 961 millones de dólares?.  ¿Va a evadir su responsabilidad en esa ruina?.

“¿Por qué Maduro no asume su responsabilidad en tanta ruina y destrucción?”

¿Por qué Maduro no explica qué hizo con el cheque de los 314 millones de dólares que -para inversiones de recuperación productiva para Sidor- firmó Chávez el 20 de agosto de 2012 y aún no han llegado?

Maduro volvió a lanzar ataques, descalificaciones y desprecios hacia los trabajadores de Sidor y de Ferrominera, tratando de criminalizarlos.

¿Por qué Maduro no reclamaba al gobierno del que era ministro y a los jefes rojos rojitos a los que pusieron en Guayana en cuya gestión de 2010 y 2011 se produjeron 11 millones y medio de cabillas menos que en 2006-2007?.

¿Por qué Maduro no explica por qué motivos provocó que se reanudara la huelga, al ordenar desconocer los acuerdos a los que se había llegado entre los representantes de su gobierno y los trabajadores, por lo que ese mismo día se puso fin a la huelga y reanudaron labores?

Si Maduro no hubiera dado esa orden Sidor estaría hoy trabajando y produciendo normalmente, pero él prefirió provocar un conflicto para luego acusar a los trabajadores de estar vendidos “al imperio” y justificar su “cuento chino” (o cubano) del falso “plan del colapso total”.

¿Por qué Maduro no explica la razón de que su gobierno, tres meses después de los acuerdos firmados con los trabajadores de Ferrominera, incumpla todo, siga manteniendo confiscadas (violando la Ley y la justicia) las prestaciones sociales, retenidos (también ilegalmente) los dineros del trabajador que le son descontados para su caja de ahorros, sus seguros médicos y de vehículos, su bono compensatorio por los tres años de contrato vencido y el pésimo estado del hospital?.

¿Por qué Maduro no se quejaba todos éstos años, como hace hoy para criminalizar a los ferromineros, de la destrucción de los equipos de mina de Ferrominera Orinoco por lo que su gobierno tiene privatizada el 70% de la producción de mineral de hierro?.

¿Por qué Maduro no asume su responsabilidad en tanta ruina y destrucción, y en lugar de eso pretende culpar a los trabajadores cuando ahora, con total razón y con derecho legal, reclaman, protestan y luchan?

Diseño gráfico: Sala de Información.

Un pensamiento en “Maduro y sus “lágrimas de cocodrilo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s