La verdadera historia del Pan de Jamón

Miro Popic, Misión Gula

Muchos creen que el pan de jamón se ha comido toda la vida en Venezuela y no es así.

Es más, aunque les duela a algunos Bolívar no comió pan de jamón. No pudo hacerlo porque en su época simplemente no existía.

Sobre el origen del pan de jamón existen muchas historias (la mayoría equivocadas debido a su carencia de rigor histórico e investigativo): desde su origen colonial y mestizo, hasta la de que fue el invento de un panadero italiano por allá en 1940 quien, en medio de una borrachera decembrina, le dio por confeccionar un cachito gigante.

Lo realmente cierto del origen del pan de jamón, es que no nació en la época colonial ni en el patio trasero de las casas de la época pues no existe registro histórico que lo avale.

No es entonces, una receta que se ha legado de generación en generación y que haya sufrido los cambios propios de su paso por el tiempo.

Es una creación de comienzos del Siglo XX, que poco a poco se fue transformando en una costumbre navideña hasta hacerse imprescindible cada diciembre.

Por si no lo saben, el pan de jamón es exclusivo de nuestro país, se inventó aquí, se come sólo aquí y lleva el sello de nuestra identidad.

Me pasé dos años investigando sobre su origen y al fin todo quedó plasmado en “El Libro del Pan de Jamón”, actualmente agotado, publicado hace casi 30 años y del que todavía estoy esperando los derechos de autor que nunca me pagaron.

El pan con jamón, así lo llamaban al principio, se inventó en 1905 en la Panadería “Ramella”, que quedaba en la esquina de Gradillas y originalmente llevaba sólo jamón.

Se hacía con masa de pan sobado que se rellenaba con los restos del jamón de coleto que se planchaba luego de dejarlo remojando en una preparación que incluía vinos, clavos, piñas, canela, papelón, etc. Luego, las panaderías de la competencia, que eran muchas, imitaron esta creación y le fueron agregando pasas y aceitunas.

“Fue Ramella la que comenzó con el pan de jamón y luego siguieron las otras panaderías -me dijo don Luis Morales en 1982, cuando todavía era secretario de la Asociación de Industriales de Panadería, que él había fundado en 1955-. Este pan se hacía con jamón “Ferry”, que venía forrado en una capa que llamábamos “chapapote”. Después de los años 40 el pan de jamón comenzó a hacerse con jamón en lonja. Pero ya no era el mismo, ni la masa ni el relleno. Ahora todo es más industrial, tiene menos sabor, antes se hacía con verdadero arte”.

Otra panadería famosa era la “Solís” de F. Banchs & C.A., y algunos creen que fue allí donde se elaboró por primera vez y quien lo hizo fue el viejo Francisco Banchs, de origen catalán, llegado a Venezuela en 1890. Pero no es así. “Mi abuelo llegó de España en 1890 – me confesó su nieto, el Dr. Francisco Banchs- y era de profesión panadero, pero él no inventó el pan de jamón. Es más, en España no se conocía en esa época”.

Panadería Solís

En la panadería de “Solís” comenzó a fabricarse a principios de siglo, pero no fuimos nosotros quienes lo inventamos, ya otra panadería lo había hecho antes, debe haber sido “Ramella”, como usted dice. Se hacía con jamón “Ferrys” y se picaba en cuadritos de un centímetro.

“Recuerdo muy bien porque yo era el encargado de cortarlo y pesarlo, yo era el pesador. Al pan de Bs. 1 se le ponían 30 gramos de jamón y 5 gramos de pasas, al de Bs. 2, 60 gramos de jamón y 10 gramos de pasas, y al de Bs.4, 120 gramos de jamón y 20 gramos de pasas. Eran panes por encargo”.

“Recuerdo que todos los 24 de diciembre, entre las 4 y las 7 de la noche, la panadería se llenaba de gente buscando el pan de jamón. Hubo un año que cayó un tremendo palo de agua y muchos panes se nos quedaron fríos”.

Normalmente las grandes recetas han nacido en las cocinas hogareñas y de allí han pasado a la cocina pública, a los restaurantes. Con el pan de jamón ocurre lo contrario. Desde sus orígenes fue un producto industrial que se transformó en tradición navideña.

La mayoría de la población se alimentaba con poco y solo en diciembre se daban el gusto de comer algo sabroso o de preparar las trabajosas hallacas.

El pan de jamón ha sufrido últimamente algunas alteraciones que van más allá de la receta original. Ciertas panaderías en vez de jamón de cerdo utilizan pavo, lo que es muy respetable en caso de aquellos que por cuestiones religiosas o prescripciones médicas, no pueden comer cochino.

Otros preparan versiones con masa de hojaldre, rica en mantequilla y más quebradiza.

También algunos lo hacen vegetariano.

He comido también panes rellenos con salmón ahumado, pero eso es ya otra cosa.

Para darle brillo, se pinta con huevo. Por mi parte, le pongo un melado de papelón cuando está dorándose en el horno. Le da ese toque dulzón que tanto nos gusta.

La primera prueba de que en Caracas existía el pan de jamón, la encontramos en el Nº 1826 del periódico “El Constitucional”, del 21 de diciembre de 1906, en un aviso a 3 columnas que dice: “Pan con jamón. Especialidades de la casa para los días de Pascuas, a 2, 4, 6, 8 reales, etc. Panadería de Sociedad Montaubán & C.A.”

No es sino a partir de los años ochenta, con la publicación de las primeras recetas en revistas y periódicos, que el pan de jamón comienza a hacerse en casa. En verdad no tenemos costumbre de preparar el pan en el hogar, salvo algunas familias andinas. Es más fácil adquirirlo en la panadería de la esquina.

Pero poco a poco esto ha ido cambiando y cada día son más los que se atreven a enharinarse las manos, entrarle de lleno a la cocina y hornearlo en casa justo el mismo día de la fiesta, para comerlo bien calentito, que sabe a gloria.

Para Juan Carlos Bruzual:

“…el pan de jamón es el único pan venezolano que recorre la fibra social de nuestro país, es decir desde las clases más pudientes hasta las más desposeídas o menos favorecidas comen pan de jamón en navidad, unos más costosos otros más económicos, pero todos los venezolanos comemos este pan en navidad, y así como recorre de arriba hacia abajo y se devuelve de abajo hacia arriba la fibra social, también atraviesa geográficamente de norte a sur y de este a oeste nuestro hermoso país, ese hecho en si mismo convierte al pan de jamón en un identificador de nosotros los venezolanos como pueblo, culturalmente el pan de jamón nos une en torno a una patria, a una nación con la que nos identificamos y de la cual nos sentimos orgullosos…”.

29 pensamientos en “La verdadera historia del Pan de Jamón

  1. Felicitaciones, muy buena reseña. Es importante conocer todo lo que nos identifica como venezolanos, además de que nunca pensé que el pan de jamón fuera una creación nuestra.

  2. De ser cierta, es una excelente reseña. Yo creía que el pan de jamón, al igual que la hallacas, eran sobras de comidas hechas por los esclavos venezolanos

  3. Muy buena información, aunque mi esposa ya me lo había dicho ya que trae cultura mezclada con la europea y tanto los “bolivarianos” como los que se dicen estar de lo otro lado “Opositores” También se degustan su pan de jamón y lo buscan donde sea pues pues para “ellos” como para todos, “NAVIDAD” sin pan de jamón nunca sera navidad! Y bendito el que lo invento, Si! Este panadero ilustre de la panadería Romellia!

    • Nada congruente su comentario tan excluyente. El pan de jamón no es para unos ni para otros, es para todos los venezolanos y extranjeros que habitamos en esta tierra de gracia. Que vaina con éstos revolucionarios queriendo relucir. Pobres infelices. Todo lo quieren mezclar con la puta política.

  4. me imagino que es cierto ya que ya yo tenia nocion de esta historia aunque menos detallada, en el sector donde vivo, en barcelona edo. anzoategui las panaderias elaboran pan de huevo unica y exclusivamente para la epoca decembrina, me imagino que es para esas personas que por alguna circunstancia no comen pan de jamon.

  5. Muy interesante. Finalmente la historia con pruebas! Gracias por este trabajo investigativo de uno de los mas representativos platos de la comida Venezolana.

  6. Para mi el pan de jamon es algo especial. Mi papa tenia ese libro q aparece en este artículo. Y todas las navidades se daba la tarea de prepararlo. El preparaba la masa y Yo lo ayudaba con el relleno y a ponerlo en horno. Y cada cierto tiempo el lo sacaba y le colocaba el huevo con el papelón. Ahora vivo en los Estados Unidos y cada navidad cocino mi pan de jamon. Y como no encuentro papelon mezclo el huevo con maple syrup el q se usa para las panquecas americanas y queda igual de dulce. Definitivamente el pan de jamon para mi es algo especial es el amor compartido con mi padre cada navidad y ahora mis hijos me ayudan a prepararlo.

  7. Deseo q en esta Navidad y las q vienen cada Hogar Venezolano tenga la bendicion de compartir con su familia todas nuestras tradiciones, con cualquier alimento podemos hacer una pequeña cena lo importante es estar unidos y felices y orar para que tengamos la dicha de recuperar nuestro PAIS, ya la próxima navidad sera bendecida y muy diferente. FELIZ NAVIDAD HERMANOS VENEZOLANOS Y NO OLVIDEMOS NUESTRAS RAICES.

  8. Esperamos La Navidad para Degustar Platos Tradicionales y a veces se hace cuesta arriba x los Altos Precios. Si Tan Solo Aumentaran El Precio pero Mantuvieran La Calidad Valdría La Pena!!!
    El año pasado costaban 500, Hoy cuestan 2500 y dejan mucho que Desear?

  9. Lamentablemente este año muchos venezolanos se quedaràn sin cena de navidad, muchos no podràn pagar el pan de jamòn o las hallacas, bien porque las preparen en casa o las adquieran, los ingredientes no se consiguen y si se consiguen son muy costosos, y para comprarlos es igual. Nosotros tuvimos que anotarnos y pagar por adelantado para los panes de jamòn del 24 y 31 de diciembre. Casi 4000,00 por los 2 panes, afortunadamente los pagamos por parte. Alegrìa de tìsico, porque al final siempre son costosos.

  10. Muy Interesante… Gracias, por su artículo tan enrriquecedor!!! de “El Pan de Jamón” y su historia, Tradición Venezolana!!! Felicidades por su Libro, me gustaría tenerlo!!! Saber un poco más de nuestra historia “Tradicional Navideña” es muy importante para mi y es algo que me alimenta el Alma, porque adoro las Navidades Venezolanas y tuve el placer de disfrutarlas con todo lo que se ponía en la gran mesa de navidad y nunca falto “Nuestro Rico Pan de Jamón” tradicional hecho en casa, así como las ricas Hallacas de mi abuela Agua Santa y su Dulce de Lechoza el más rico del mundo y su ingrediente principal era la alegría y risas de todos nosotros, hijos y nietos reunidos en familia que era siempre su mejor regalo de navidad. Feliz Navidades 2015 para Todos, “Que Viva Venezuela y su gente linda”.

  11. El papelón en USA es la panela colombiana,en cualquiera bodega o supermercado se consigue,yo mezcló el rallado de panela con el huevo,le da el toque dulzón con el color,con el jamón le pongo rralladura de papelón y me queda de ricura

  12. Excelente Artículo
    Sobre Nuestra Gastronómia
    Es Verdad el pan de Jamón lo Sentimos Muy Propio Muy Venezolano

  13. Si el pan de jamón se elaboraba con jamón ferris. Este producto se elaboraba en Bejuma en una empresa q se llamaba Frivalca. Es decir Frigoríficos Valles Altos C.A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s