El Estado: Un monstruo de 111 cabezas

Pedro Pablo Peñaloza, El Universal

El 3 de septiembre de 1999, el difunto presidente Hugo Chávez decía que sus predecesores habían manejado el gobierno guiados por sus “caprichos partidistas e intereses cupulares“.

“Así nacieron ministerios, fundaciones, instituciones, incluso en una época, por conflicto entre amantes y primeras damas, llegaron a crearse entes para mantener este conflicto manejable”, aseguraba el finado comandante.

Aquel discurso coronaba una reestructuración del Ejecutivo nacional que disminuía el número de ministerios de 21 a solo 13. “Estamos haciendo esfuerzos por sistematizar el Estado y por darle una visión holística integral en función de objetivos estratégicos”, argumentaba el líder bolivariano.

Catorce años más tarde, la realidad es otra. Nicolás Maduro, “el primer Presidente obrero”, encabeza un gabinete conformado por 31 ministros.

La burocracia chavista no termina allí. La Gaceta Oficial número 408.859 del 20 de enero daba cuenta de la creación de 111 viceministerios, con los cuales -expresa el documento- “se busca el acercamiento directo con organizaciones del poder popular construyendo la institucionalidad del Estado venezolano para su pueblo, con su pueblo, bajo criterios de igualdad, continuidad, flexibilidad, integralidad, imparcialidad, transparencia, participación, confiabilidad, eficiencia, corresponsabilidad, solidaridad, equidad y sustentabilidad económica y financiera”.

En ascenso

¿Para qué sirve un viceministro?

De acuerdo con la Ley Orgánica de la Administración Pública, este funcionario de libre nombramiento y remoción por el Presidente de la República colabora con el ministro en la “suprema dirección” de la cartera donde está asignado.

Un ejemplo: el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo, adscrito al Ministerio del Despacho de la Presidencia, tiene como objeto estratégico “la articulación e integración de las políticas de prevención, protección, atención, recreación e inclusión social de las familias, niños, niñas y adolescentes, las personas en situación de calle, los adultos y adultas mayores, las personas con discapacidad y en general todas aquellas personas que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad social“, según quedó establecido en la Gaceta Oficial N° 406.524 del 30 de octubre de 2013.

¿Y cuánto “cuesta” un viceministro?

La Ley Orgánica de Emolumentos, Pensiones y Jubilaciones de los Altos Funcionarios y Altas Funcionarias del Poder Público, estipula que estos servidores devengarán mensualmente “el monto equivalente a diez salarios mínimos como límite máximo“.

La remuneración básica en Venezuela se ubica en 3.270 bolívares. Es decir, que cada uno de los 111 viceministros bolivarianos podría percibir unos 32.700 bolívares mensualmente por su aporte en la construcción del socialismo.

Eglé Iturbe de Blanco

La profesora Eglé Iturbe de Blanco, ex ministra de Finanzas entre 1989 y 1990, señala que a mediados de los 90 aparecen en el horizonte los viceministerios y las direcciones generales sectoriales, “ante la complejidad creciente de la administración pública nacional y la necesidad de mejorar el nivel de remuneración de los funcionarios de alto nivel”.

En principio, cada ministerio tenía un viceministerio, pero más tarde irrumpieron los “viceministerios sectoriales” que -opina la académica- afectaron la labor de estos organismos.

“Se eliminó la persona que, a falta del ministro, tenía el conocimiento general del ministerio, sustituyéndose por figuras de igual jerarquía que solo estaban en conocimiento de su área o sector”, explicó.

Roja rojita

Iturbe de Blanco sostiene que desde el arribo de Chávez en 1999 la administración pública “ha crecido en forma acelerada, desordenada y casuística“.

No solo se trata de los ministerios y viceministerios. De acuerdo con sus cálculos, en este período se ha registrado un “crecimiento acelerado de los órganos y entes adscritos a los diversos ministerios, llegando en 2013 a la cifra de 849 (444 sin fines empresariales y 409 empresas y entes financieros)“.

Con respecto a los últimos decretos sobre los viceministerios, la investigadora apunta que el gobierno busca que los “nuevos” nombres de estas dependencias “reflejen las prioridades de las políticas públicas necesarias para la construcción del socialismo y la refundación de la patria“.

Aquí podrían mencionarse el Viceministerio del Sistema Socialista de Alimentación y el Viceministerio para el Nuevo Ordenamiento Urbano y Rural Socialista, por citar dos casos.

A juicio de Iturbe de Blanco, la “reforma” ordenada por Maduro -que en algunos casos se limita a la nomenclatura y en otros reordena por funciones-, “parece tener el hilo conductor en el socialismo y no en la eficiencia de la estructura institucional venezolana”.

Nuevos despachos en función de “objetivos estratégicos”

Un pensamiento en “El Estado: Un monstruo de 111 cabezas

  1. Porque no mencionas q … EGLEE ITURBE estuvo comprometida con los 30.mil millones de dolares q se perdieron en RECADI, o es que esta ultima es amiga tuya, o tu eres igual a ella? ,antes de citar un autor u autora en tus “INVESTIGACIONES” examina su recorrido y su expediente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s