Uniformados y civiles dispararon en Candelaria el 12F

Unidad de Investigación del diario Últimas Noticias Eran las 3:13 de la tarde cuando cayó el cuerpo de Bassil Alejandro Dacosta en la acera.

Bassil Alejandro Dacosta era fanático del Deportivo Táchira (Créditos: Facebook Bassil Da Costa)

Foto UN

En ese momento, la calle y la línea de tiro estaban en manos de individuos identificados con uniformes, placas y vehículos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) acompañados de otros vestidos de civil. Habían tomado toda la cuadra desde la esquina de Ferrenquín hasta Tracabordo, en Candelaria, después de que la Policía Nacional Bolivariana retirara sus piquetes.

Luego de ver y analizar tres videos y cerca de 100 fotos proporcionadas por testigos (amateur y profesionales), es posible una reconstrucción del momento del asesinato.

Un grupo intenta subir desde la esquina de Monroy hasta la de Tracabordo. Ya la marcha de los estudiantes convocada para celebrar el 12 de febrero había concluido. Quedaban algunos que se negaban a abandonar el lugar. Desde su trinchera gritaban a la policía, los insultaban y les lanzaban piedras. Avanzan hacia una moto del Sebin, que estaba justo en la esquina noroeste de Tracabordo y la tumban. Intentan tomarla y la acción provoca la avanzada de los efectivos a tiro limpio.

Foto web

Se escuchan detonaciones y se ve a los hombres de oscuro accionar armas cortas y algunas escopetas de perdigones. El grupo de manifestantes se repliega hacia la avenida Universidad. Otros, entre los que se encontraba Bassil Dacosta, buscan resguardo y cruzan hacia una calle lateral: la esquina Este 2. El ángulo de la toma del video no permite identificar qué los obliga a devolverse 12 segundos después, cuando regresan corriendo y quedan en la línea de fuego.

Foto UN

En la pared del restaurante que hace esquina, “La Cocina de Francy”, cae el cuerpo del guatireño de 24 años. En ningún momento se dejan de escuchar las detonaciones. Los vecinos describen la escena como “terrible”, “espantosa” y “de pavor”.

Rocío San Miguel: “A Roberto Redman lo mataron de un tiro en la nuca porque vio quién asesinó a Dacosta” Foto Frente patriotico

Dacosta es el antepenúltimo de una fila de jóvenes que cruzan para escapar de las balas. Los compañeros de jornada lo recogen cuando cae de frente sobre la acera y se lo llevan cargado.

Con moto y pistola La señora “L” y su hijo estaban en el último piso de uno de los edificios aledaños. Explica que minutos antes de la llegada de los uniformados, la esquina de Trocadero estaba tomada por hombres y mujeres en motos, “de esos que salen en la televisión”. Todos vestidos de civil. Algunos con cascos y franelas, “otros con la cara tapada”.

Foto UN

Disparaban hacia la esquina de Monroy, donde había estado inicialmente el grueso de los manifestantes. “Sacaban el brazo con la pistola, detonaban y luego se escondían”. En la pared de una dependencia de la Alcaldía de Libertador se cuentan más de 10 impactos de bala.

Las nueve personas entrevistadas para este trabajo, coinciden en recordar el estruendo de esta balacera.

Sin embargo, este grupo que los vecinos reconocieron como “colectivos” conversaron unos minutos con los uniformados y luego se retiraron. Los espacios que ellos ocupaban fueron tomados por los hombres identificados como del Sebin.

A la cabeza entró una moto Kawasaki Versys 1000 en la que iba de parrillero un hombre de contextura gruesa, vestido de civil con camisa caqui y pantalón de jean, con un radio de onda corta en la mano derecha. Parece llevar la voz cantante. Grita, manotea, dirige. Después de que cae Dacosta, acelera y gesticula hacia un hombre de camuflaje gris y negro.

Foto UN

En el momento de la muerte de Dacosta, una toma y secuencias fotográficas recogen a por lo menos siete hombres que desenfundan sus armas. Cinco de ellos las disparan de pie, uno al aire y cuatro a la manifestación. Dos están uniformados.

Foto UN

Uno de ellos lleva camisa blanca, pantalón verde militar, casco y lentes negros. En la mano izquierda lleva un anillo grueso con piedra. Se mueve en una moto con placa oficial número 2-177.

El otro viste camisa manga larga negra, jean y zapatos negros. No tiene casco ni lentes. Los hombres de civil actuaban en coordinación con los uniformados.

Foto Noticiero Digital

Uno de los tiradores recoge la moto que tumbaron los estudiantes. Dos hombres recolectan los casquillos, mientras un grupo de guardias nacionales que fueron testigo de los hechos, dan la espalda en sus motos y se van hacia el norte. Interrogantes El jueves en la noche, en cadena nacional, el presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró que ya habían identificado a los responsables de la muerte de Bassil Dacosta, aunque un día después la policía científica hacía estudios planimétricos en el lugar donde cayó el cuerpo de Dacosta.

Foto Reporte Confidencial

Aparte de la identidad de los responsables, hay preguntas que quedan por responder en la investigación: ¿Por qué la GNB retira sus piquetes? ¿Por qué utilizan armas de fuego para reprimir la manifestación? y ¿Por qué había civiles y uniformados reprimiendo la manifestación?

Foto Maduradas

Identificado el hombre de la “camisa caqui” El hombre de la camisa caqui que estuvo en la operación del Sebin en los hechos del 12F está identificado como Miguel Domínguez.

El sujeto, de camisa color caqui y casco negro, quedó registrado en distintos videos coordinando a funcionarios uniformados y hombres de civil que llegaron en motos con placa oficial y dispararon con armas cortas a los manifestantes.

Se trata del comisario Miguel Domínguez, quien trabajó como jefe de seguridad de Freddy Bernal (Foto cortesía)

A través de su cuenta en la red social Twitter, Jonny Montoya, hermano de “Juancho” Montoya, quien fue asesinado en Candelaria, se comunicó con Miguel Domínguez y le preguntó públicamente por qué no le avisó que estaba en lugar de los acontecimientos. Obtuvo respuesta: “Cuando llegamos al lugar, como puedes ver en el video, ya había ocurrido lo de Juancho. Llegaremos a la verdad”, le escribió.

En entrevista telefónica, Montoya descarta que haya sido Domínguez el que mató a su hermano, pues indica que es amigo de la familia y además “no se le ve arma en el video”. Espera que avance la investigación que está realizando el Cicpc y la Fiscalía sobre el asesinato de “Juancho”.

Miguel Domínguez es el hombre con gorra del Psuv que se encuentra detrás de Freddy Bernal (Foto cortesía)

Domínguez es comisario del Sebin actualmente y antes fue jefe de seguridad del diputado Freddy Bernal, reveló una fuente. “Me sorprendo que veo a Miguelito en un video y él no habló conmigo ni nada. Él es gran amigo de la familia”, contó. “Los del Sebin no tenían que estar ahí. No sé qué hacían ahí”, agregó. Por la red social, Domínguez le dice que lo llamará para explicarle. Pero al cierre de esta edición no ha ocurrido. “Necesito explicaciones”, tuiteó Jonny Montoya.

“A Juancho Montoya lo mataron funcionarios” “A Juan Montoya (Juancho) lo mataron con la misma arma con que asesinaron a Bassil Dacosta”. Por lo menos así lo aseguró el presidente Nicolás Maduro la noche del jueves: “con sólo 15 minutos de diferencia”, precisó.

Foto web

Cayó entre la esquina de Monroy y Trocadero, frente al edificio Doraloy, en Candelaria. Las experticias las realizó el Cicpc la noche del 12 de febrero y el Ministerio Público la mañana siguiente.

Diario Las Américas: “Jonathan Rodríguez, el escolta del Ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres (Foto YouTube)”

A diferencia del asesinato de Dacosta, el caso de Montoya está menos documentado. Sin embargo, el charco de sangre que dejó su cuerpo, junto a una mano con conchas de balas, fueron de las primeras en conocerse. “Juancho” era el coordinador del Secretariado Revolucionario de Venezuela (que unifica colectivos populares en la Gran Caracas y Vargas) y dirigía 92 movimientos, cuenta Hender Barreras, testigo del crimen y ahora sustituto de Montoya. “El cuerpo de Juancho cayó a mi lado”, dijo. “Lo mataron funcionarios”, agregó. Pero se apura a decir que pertenecían a cuerpos policiales de otros municipios.

Aquí cayó Juancho. Foto UN

El hermano de la víctima, miembro de la Policía de Caracas Jonny Montoya, asegura que hubo fuego cruzado. “El disparo fue lineal, paralelo al suelo, calibre bajo”.

“Juancho” fue miembro del grupo Carapaica y también policía del municipio Libertador, específicamente adscrito al Departamento de Inteligencia, según el hermano, quien exige “a la Fiscalía y al Ministerio de Interior y Justicia una investigación justa y sin política. La política empastela todo”, comentó a ÚN en el funeral.

Yo también estaba cerca en la zona y corrí a la clínica (La Arboleda, en San Bernardino)”, agregó.

El velatorio de Juancho comenzó a las 10 am del jueves en la Funeraria Vallés, donde estuvo presente el ministro para la Transformación de Caracas, Ernesto Villegas. A las 7 pm, los colectivos trasladaron el féretro a la plaza 4F del 23 de Enero, en Monte Piedad, donde sus compañeros controlaban el ingreso de las personas.

Una cuerda amarilla impedía el paso para subir y tres sujetos con chaquetas de camuflaje y pañuelos negros solicitaban permiso por radio para saber a quién dejar pasar. Si eran funcionarios de ministerios o de la Fuerza Armada, la entrada era directa. Miembros de colectivos, como el llamado Emilio Vásquez, el Cimarrón y el Frente Revolucionario José Félix Ribas se presentaron.

Unas grandes cornetas de AN Radio le daban el hilo musical con cantos de Alí Primera. “Compatriotas no pongamos fotos en Facebook ni en Twitter. Son momentos complicados”, se escuchó a través de parlantes. Tres hombres a la derecha del ataúd y otros tres a la izquierda, también de camuflaje, hacían guardia de honor.

Freddy Bernal llegó a las 12 del mediodía a dar el pésame a la familia de Juancho. “Dio todo por la revolución sin esperar nada a cambio”, dijo. El diputado indicó que dialogó con los colectivos para calmarlos. “Esa es la responsabilidad política… hablé con muchos (colectivos) para que confiemos en el Estado de Derecho. Nadie puede pretender que tomar la justicia por las propias manos sea una solución”, dijo.

Cuando el sol calentaba el mediodía, arribó el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, quien no declaró a la prensa.

Nota de Sala de Información: Este es el video con la secuencia gráfica que demuestra que los funcionarios policiales sí utilizaron armas de fuego y sí dispararon contra los manifestantes: http://is.gd/IZKOGV

2 pensamientos en “Uniformados y civiles dispararon en Candelaria el 12F

  1. Esas ratas armadas las paga quien,como pueden estos criminales ser funcionarios publicos utilizados por el gobierno como fuerzas de choque para matar indefensos estudiantes y luego hablan de los violentos de la oposicion el cinismo de este gobierno no tiene limites.

  2. Un País. Sin Ley sin Moral sin principios el Poder y el Dienro fácil han destruido tanto q es difícil no insultar a estos criminales pero Venezuela no puede bajar y ponerse a nivel de hombres enfermos y envenenados por el proyectos de La Habana y la podredumbre q la corrupción ha creado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s