“Me metieron por el ano el cañón del fusil”

El estudiante venezolano relata la agonía, los golpes y vejaciones que recibió de la Guardia Nacional Bolivariana cuando fue detenido el 13 de febrero

Daniel Lozano, Diario Las Américas

“Tranquilo, que te vamos a matar. Esto es rapidito. Ustedes no son nadie”.

Juan Manuel Carrasco, de 21 años, y Jorge Luis León, de 25, revivieron para DIARIO LAS AMÉRICAS su propia película de terror, salpicada de golpes, malos tratos e incluso torturas. Fueron detenidos en Valencia por la Guardia Nacional un día después del 12F y permanecieron entre 55 y 60 horas antes de comparecer ante el juez.

La crueldad del relato de las golpizas comienza con la misma detención. Carrasco, León, un amigo y una muchacha se refugiaron en su vehículo y fueron sacados a perdigonazo limpio. Los guardias, más tarde, incendiaron el coche con absoluta impunidad.

La lluvia de golpes era tan desproporcionada “que me hice el muerto, para que me llevaran a la morgue. Para comprobar que no lo estaba acercaron una bayoneta al ano. Al moverme, me dieron otra patada”, recordó León.

Desde el primer momento, Carrasco se encaró con los guardias nacionales. Juan Manuel es ciudadano español, nacido en Venezuela. Un tipo arrecho (valiente), que se enfrentó a los guardias para defender a una chica y a sus amigos. “Reclamé por nuestros derechos. Me golpearon muy feo, en las costillas, en la cabeza, con patadas, cachazos [con la culata] de los fusiles. También con los cascos”, explicó.

“Al llegar al Comando de la Guardia Nacional de Tocuyito nos pasaron un perro y le gritaban ¡muérdeles en el cuello! Incluso nos lamió las heridas. Después nos arrodillaron y tres de ellos empezaron a jugar al fútbol con nosotros. Nos patearon en la espalda, mientras gritaban ‘gol’”, relató León, quien también es músico.

En un momento de la pesadilla, a Juan Manuel, que practica artes marciales, le apartaron del grupo. Sus compañeros pensaron que le iban a matar. “Me bajaron los pantalones y me metieron por el ano el cañón del fusil”, confesó el joven, a quien no se le quiebra el ánimo. Carrasco perdió tres veces el conocimiento desde la detención hasta que fue liberado, “hasta ‘cachazos’ en la frente me daban”.

Cuando este ciudadano español fue llevado a la corte, que decretó su libertad con cargos, le narró las torturas a la fiscal del gobierno. “Póngase la mano en el corazón si tiene hijos”, le dijo. La mujer respondió con lágrimas. El juez, más tarde, le decretó arresto domiciliario.

El joven insiste que en el cuartel de la guardia venezolana había varios cubanos. “Se lo noté en el acento”, señaló.

Ambos tienen sus cuerpos muy magullados. León sufre una fisura en el cráneo, costillas muy golpeadas, un oído reventado por un perdigón y los ojos con vasos rotos. Una comisión policial tenía previsto ayer llevar a Carrasco al hospital para que le evaluaran sus lesiones.

“Tengo hematomas en las costillas, abdomen, nuca y una herida en la cabeza. Hasta me cuesta abrir los brazos”.

8 pensamientos en ““Me metieron por el ano el cañón del fusil”

  1. Desde qué me entere de lo ocurrido a estos muchachos tengo ardor en el corazón, llore al escuchar la entrevista que hizo NTN24 al abogado que los defiende,son unos valientes mi más sincera solidaridad y mis rezos por su pronta recuperación tanto física como psicológica… Se hará justicia, gracias por la lucha

  2. Arriba hay un dios y aqui en la tierra se paga todo lo que se hace.
    Muy orgullosa de la valentia de mis compatriotas. Los animales tendran su castigo.
    Espero que se mejoren pronto. Dios los proteja.

  3. Son un ejemplo a seguir, una juventud que lo dá todo por este hermoso país que nos lo quieren arrebatar, Dios los ayude a sanar tan profundas heridas y le pido todos los dias que se haga justicia. No se pueden llamar policias los que comenten estos actos …. son asesinos y sádicos …..

  4. Me cuesta creer que tanta crueldad , venga de un GN venezolano
    Probablemente sean Cubanos infiltrados, y si por desgracia lo fuera , le caerá la maldición de nuestro Libertador Simón Bolívar y la Justicia Divina. , ya que en Venezuela no la hay.

  5. Voy a darle el beneficio de la duda que le metieron el fusil ese que dice, porque la guardia ha tenido excesos, pero de alli a que la gente opine aqui que es un valiente y que ocho cuarto da arrechera porque este muchachito hace estragos por la cuadra, es drogomano, es un vandalo, hasta roba reproductores de carro, es un miserable con sus padres, que se haga justicia y se condene a los militares, pero no es un heroe… es una victima de la represion solamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s