El chavismo opera como una secta destructiva

Gloria Bastidas

El psiquiatra Franzel Delgado Sénior es hijo de Kotepa Delgado, cofundador del Partido Comunista de Venezuela y preso político de Juan Vicente Gómez, y de Ana Sénior, pionera en la lucha por los derechos de la mujer.

–Usted, como psiquiatra, ¿qué percepción tiene de la Venezuela de hoy?

–Los venezolanos depositaron en Chávez su confianza para profundizar la democracia y él usó el poder que le dieron para instaurar una dictadura.

Chávez estafó a la nación. El país, por donde uno voltee a verlo, parece un carro escachapado. No hay lado sano.

– El presidente Chávez hechizó a las masas. ¿Cómo explica ese fenómeno?

–Hay tres claves.

Una es el dinero, que, científicamente, se considera un reforzador universal. ¿Y qué es un reforzador? Es todo lo que, recibiéndose como consecuencia de una conducta, tiende a hacer que ella se repita. Un ejemplo: pidámosle a un grupo de niños hacer una fila perfecta cada día y regalémosle sólo a los que cumplan la orden una barra de chocolate. Al poco tiempo, veremos conformarse una fila perfecta: todos esperan recibir el chocolate.

El dinero es el más poderoso reforzador universal, más que el sexo. Por eso el mantenimiento del apoyo al régimen y al líder se han basado, exitosamente, en la repartición de dinero. No es una locura: es una manipulación de la conducta muy intencionada y cuidadosamente concebida.

–¿Cuáles son las otras claves?

–La segunda clave es la esperanza. Eso es lo que explica que se mantenga la relación religiosa entre Chávez y sus seguidores.

Si hiciéramos una pirámide, en la cúspide estaría la gente más instruida y de mayor potencial económico y en la parte más ancha la gente menos formada y de menores posibilidades económicas. En los últimos años, la pirámide se viene vaciando de arriba hacia abajo y lo que queda es un fondo. Este gobierno no tiene intelectuales, no tiene profesionales. Le queda lo ancho de la pirámide.

Allí es donde juega la esperanza. Allí es donde la estafa surte efecto. ¿Por qué una persona que tiene 30 años jugando lotería y no ha ganado nunca, sigue jugando? El reforzador de la lotería es ganar dinero. No ha ganado nunca. ¿Por qué juega? Porque dice: `¡Yo sé de uno que sí ganó!’. El gobierno usa este recurso cuando aparece por televisión una persona a la que le dieron una casa.

–Pero ¿qué características tuvo el presidente Chávez para que su capacidad de infundir esperanza fuera tan perdurable?

–Una personalidad sociopática, y las personalidades de este tipo tienen una capacidad de manipular, de engañar y de estafar muy grande.

Hay otro elemento que puede explicar el poder que ha mantenido el gobierno y es que el chavismo opera como una secta destructiva.

Antes, las sectas sólo tenían una connotación religiosa, hoy no.

Pueden ser de mujeres, separatistas, políticas o de cualquier orden, siempre y cuando cumplan con los criterios universales que han establecido los académicos.

¿Qué es una secta destructiva? Leo: “Un grupo organizado que emerge en el seno de una sociedad con las intenciones de destruir las instituciones y valores y obligarles a asumir los de la secta”.

–¿Cuáles son las características de una secta destructiva?

–Primero: tienen una estructura piramidal.

Segundo: guardan una sumisión incondicional a un líder, a quien se le debe obediencia absoluta pues se considera predestinado a cumplir una misión que sólo él puede lograr y crea, al crecer la secta, una estructura dictatorial.

Tercero: hay anulación de la crítica interna y prohibición del pensamiento individual.

Cuarto: hay persecución de objetivos económicos enmascarados bajo una ideología destinada sólo a reforzar el poder del líder. En nuestro caso, la secta no tiene que producir dinero porque le entra por las peculiaridades del país.

Quinto: la manipulación de los adeptos para lograr los fines que persigue la secta.

Sexto: ausencia de control de una autoridad superior sobre la secta.

–¿Qué otros elementos?

–Séptimo: en las sectas destructivas se fabrican palabras, frases y consignas para descalificar a quienes no pertenecen a ella, que son considerados inferiores.

Octavo: hay uso de un color y vestimenta particular para identificarse y darse fortaleza de grupo.

Noveno: hay prohibición de abandonar la organización y quien lo hace es severamente penado. Entonces, quien pueda rebatir que el chavismo no se corresponde con estos nueve criterios, bienvenido sea.

Nosotros estamos mucho más allá de un fenómeno de un gobierno que hay que derrotar. No hemos tomado conciencia verdaderamente de lo que estamos enfrentando.

–¿Qué pasa si el jefe de la secta desaparece?

–La secta implosiona porque no tiene una estructura democrática. ¿Quién es el segundo de Chávez? Nadie.

6 pensamientos en “El chavismo opera como una secta destructiva

  1. No se en que momento me percate de que esto tenia visos de una secta, no pude evitar comprararlos con el suicidio en masa de Jonestown, Guyana, 18 de noviembre de 1978 Un ciudadano de origen Estadounidense .
    “Jim Jones nació en el Estado de Indiana, hijo de campesinos de origen galés y escocés; en su edad adulta, Jones declaraba ante sus seguidores tener ancestros de la tribu india cheroqui, pero nunca pudo probar esta afirmación. En su juventud vivía atraído por la religión y por la labor de pastores y predicadores, lo cual no le impidió unirse en 1951 al Partido Comunista de los Estados Unidos. Tras casarse con la enfermera Madeleine Baldwin en 1949, y terminar sus estudios universitarios, Jones se unió como auxiliar de una iglesia metodista en 1952 y estudiar para convertirse en pastor, fundó en Indianápolis una congregación religiosa afiliada al movimiento pentecostal, llamada Templo del Pueblo.” (Wikipedia)- Familiares preocupados por una situaciòn extraña en cuanto al “Templo del Pueblo” la secta. “En noviembre de 1978 viajó a Guyana el congresista estadounidense Leo J. Ryan, acompañado de periodistas y algunos disidentes de la secta, con el fin de acudir a Jonestown para consultar si algunos feligreses de Jones deseaban abandonar la secta. Ryan quería investigar también si eran ciertas las noticias sobre abusos sexuales de mujeres de la secta por parte de Jones, golpizas a los descontentos, explotación laboral, esclavitud y torturas a niños.de Jones (que ocultaba su cara tras unas gafas oscuras ante sus seguidores) intentó impedir la visita, pero al fracaso se vio en la obligación de organizar una gran fiesta en donde inicialmente el ambiente parecía de armonía. “Aquí hay gente que cree que esto [en la colonia], es lo mejor que jamás le haya pasado en la vida”, afirmó Ryan. Los miembros de la secta lo recibieron con aplausos frenéticos el 17 de noviembre de 1978. Sin embargo, a la mañana siguiente, antes de que Ryan regresara, el ambiente cambió. Algunos pocos seguidores pidieron abandonar la comunidad junto con Ryan. Jones, lo consideró una traición imperdonable. “No pueden irse, ustedes son mi pueblo”, les gritó Jones con desesperación a los que querían irse. Al notar que los descontentos se retiraban hacia la pista de aterrizaje para seguir a Ryan, los hombres de confianza de Jones abrieron fuego contra Ryan y sus acompañantes cuando se disponían a abordar un pequeño avión. El político había sido atacado por un miembro de la secta con un cuchillo, y otras cinco personas fueron asesinados a balazos, algunos de ellos a quemarropa. Los seguidores descontentos fueron forzados a volver a Jonestown en la mañana del 18 de noviembre.
    Tim Carter, un ex miembro de la secta, en la película “Jonestown”, de Stanley Nelson, decía que por lo menos no hay duda de que los aproximadamente 250 bebés, niños y jóvenes fueron asesinados. James decía que “la muerte sólo era el tránsito a otro nivel” y “esto no es un suicidio, sino un acto revolucionario”. El mismo 18 de noviembre Jones reunió a los líderes de la congregación y advirtió que tras el asesinato del congresista Ryan las fuerzas del fascismo destruirían inevitablemente al Templo del Pueblo, por lo cual ordenó ese mismo día el suicidio masivo de todos los integrantes de la secta que se hallaban en Jonestown.
    Jim Jones fue encontrado muerto de una herida de escopeta en la cabeza entre los 909 cadáveres hallados en Jonestown. La mayoría de sus seguidores había muerto envenenado con cianuro, por lo cual se considera oficialmente que, en medio de la histeria suicida, Jones pidió a uno de sus seguidores que lo asesinase en lugar de suicidarse.” (Wikipedia)
    Esto fue muy cubierto por los diarios de Venezuela, su cercania algo que nunca se olvida por lo tragico y lo que me causo mayor impresion fue como una persona manipulo a miles para lograr que personas mataran a sus hijos y se suicidaran, solo porque alguien lo dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s