¿Medicinas?: ¡NO HAY!

La carencia de fármacos ha llegado en Venezuela a un nivel que se transforma en emergencia nacional y afecta principalmente a las personas cuya vida depende de una medicina de toma diaria, pero que no se consigue.

Aída Gutiérrez H., Revista Zeta

La escasez de medicamentos en Venezuela continúa de mal en peor. Los ciudadanos peregrinan diariamente de farmacia en farmacia solicitando desde lo más común como el Aceteminofén (chicungunya y dengue), hasta los más específicos como Adalat Oros 20 mg (tensión arterial), o Daflon 500 mg (para la circulación).

Jorge Herrera, farmacéutico y dueño de un establecimiento en el Este de de Caracas precisó que no se consiguen medicamentos para los hemofílicos ni para los diabéticos. Tampoco pastillas anticonceptivas, ni vitaminas para las embarazadas. No hay hipertensivos, antibióticos, albúminas, anticonvulsivos, Ibuprofeno y antiinflamatorios.

Asimismo el experto informó que las medicinas para las fases maníacas de pacientes con trastornos psiquiátricos y bipolar, antidepresivos, medicamentos para desorden de ansiedad social y tranquilizantes, son algunos de los que están escasos. Apuntó que “los pacientes esquizofrénicos son los más afectados con esta realidad”.

El carbonato de litio, Wellbutrin, Sesaren, Efexor, Clozapina, Olanzapina, Quetiapina, Risperidona, Ziprasidona, son los más buscados en las farmacias, sin embargo no se consiguen.

Emergencia sanitaria

Por otra parte, empleados de farmacias aseguraron que los pedidos que reciben de las droguerías son cada día más escasos. En el caso específico del Acetaminofén refieren que se les despachan solo entre 20 – 25 cajas semanales y que tienen más de un mes que no reciben ninguna presentación del producto para niños. ”Cuando nos llegan los medicamentos se acaban en cuestión de minutos…”.

Los farmaceutas han hecho eco de una masiva preocupación, porque el inventario de fármacos ha ido desapareciendo y no hay capacidad de reposición.

Es importante resaltar que esta situación se repite en todos los estados del país. Los trabajadores reiteran que las medicinas sólo duran medio día en los estantes.

En este sentido el farmacéutico Herrera expresó: “En este momento existe en el país una emergencia sanitaria en relación con la escasez de medicamentos y de insumos médicos y quirúrgicos. Tenemos cifras de la Federación Farmacéutica Venezolana en la que se expresa una escasez de medicamentos de un 60% en Caracas y un 70% en el interior del país”.

El 12 de noviembre 2014, en su programa matutino por Unión Radio, el periodista César Miguel Rondón, entrevistó a una doctora que explicaba las señales de la fiebre Chikungunya y recomendó vigilar la fiebre, mientras que el fármaco indicado sería el Acetaminofén.

Tras un pequeño silencio, Rondón dijo: “Además de que no hay acetaminofén, ayer no conseguí un termómetro”. Efectivamente, el termómetro no se consigue en farmacia, pero lo venden los buhoneros en la calle a precio de mercado negro.

Según informaciones extraoficiales, se ha conocido que el gobierno ha estado importando medicamentos, pero no se conoce su procedencia. El especialista denunció que los medicamentos que serán distribuidos en la red pública, no cuentan con la permisología correspondiente.

Farmacias del IVSS

Una opción para los adultos mayores jubilados, a quienes la pensión no les alcanza para comprar sus medicinas, es ir a  las farmacias del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) porque los remedios se distribuyen gratuitamente, sin embargo presentan el mismo problema que los establecimientos privados: una fuerte escasez de medicamentos.

Roberto Torres, de 80 años es diabético, hipertenso y sufre de la circulación. Es jubilado. En la farmacia del IVSS en Los Ruices, mostró sus lágrimas a esta periodista y expresó:

“No hay, es la respuesta que desde hace varios meses me dan en esta farmacia. Mi pensión no me alcanza para comprar mis medicinas, tampoco  para comer decente. Vengo desde Guarenas y otra vez perdí el viaje. Tengo solo 30 bolívares en la cartera. No sé que voy hacer, me siento cansado, con mucho malestar y muy débil porque llevo tiempo sin tomar mi tratamiento. Aquí nos iremos a morir de mengua todos los viejitos y también los jóvenes que estén enfermos, porque no hay medicamentos para nadie. Qué tristeza –dice llorando- lo que estamos sufriendo los venezolanos, nunca se había visto en este país una situación tan grave con la salud del pueblo, y lo peor es que parece que nos estamos resignando a morir de mengua o en manos del hampa. Yo estoy viejo, y sé que en cualquier momento podría morirme por la falta de medicinas, a menos que antes viene un malandro y me mata para quitarme las cuatro lochas que recibo de pensión…”

Aura Gonzales tiene 75 años, expresó que cada vez que acude al Seguro Social pierde el viaje.

“Presenté tres órdenes de medicamentos pero no me despacharon ninguno. Sufro de arteroesclerosis y necesito medicamentos para la circulación de la sangre”.

“Le exijo al gobierno que cumpla sus obligaciones con el pueblo, ya que el poco dinero que mensualmente deposita el Seguro Social en mi cuenta no me permite comprar las medicinas en farmacias privadas, si lo hago dejaría de comer”, manifestó la señora Ana con lágrimas en sus ojos.

Historias como las anteriores también se pueden escuchar en cualquier farmacia a lo largo y ancho del territorio nacional. Algunas personas que vienen del interior a comprar a Caracas, aseguran que la escasez en otras regiones de Venezuela es mucho peor que en la capital.

En 2015 la escasez será peor

El doctor José Alvares, es miembro del Colegio Farmacéutico del Área Metropolitana de Caracas. Informó a título personal que “la escasez se prolongará hasta el año que viene, pues la mayoría de los laboratorios farmacéuticos comienzan a cerrar operaciones a partir del 15 de noviembre, ya que sus casas matrices a nivel mundial también cierran operaciones porque toman esas últimas semanas del año para hacer mantenimientos mayores de todas sus plantas”.

Precisó que la escasez de medicamentos se mantiene entre un 60% a 70%.

Refiere que hubo un aviso del Ejecutivo nacional en el que informaban a la población, que hace 10 o 15 días entró una cantidad importante de medicamentos provenientes de convenios entre Venezuela y China, Cuba, e India.

Pero –aclaró–  como ellos mismos manifestaron, esos son medicamentos que van a la red de salud pública, llámese CDI y algunos hospitales del gobierno”.

Añadió que “no se ha podido solucionar la importación adecuada de la cantidad de medicamentos para el área privada y vamos a tener fallas en la mayoría de los medicamentos”.

Sin anestesia

Por otra parte, el médico José Manuel Olivares, quien labora en el  Hospital Clínico Universitario de la UCV, dijo la semana pasada por RCR 750 AM, en el programa al mediodía que él conduce junto a la periodista Elvimar Maraima, que en dicho hospital no hay anestesia. Y que existe una lista de 5 mil pacientes en espera para operarse.

Contó que fue testigo como la gente desesperada llora y ruega por ser atendida. “Se trata de un espectáculo dantesco”.

Destacó también que el gobierno realizó una disminución gradual en la inversión en salud, lo que a su juicio demuestra por qué los hospitales en el país están en mal estado.

Olivares precisó  que hasta ahora el gobierno ha invertido 100 millones de dólares para la dotación de material médico quirúrgico en los centros de salud públicos y privados, lo que significa una reducción de más de mil millones de bolívares en la inversión para la salud.

Denunció que les ha sido difícil diagnosticar la chikungunya porque no hay fármacos ni reactivos.

“Dios nos guarde que llegue alguien del África con el virus del Ébola porque no hay capacidad de enfrentar este virus de rápida propagación”, dijo.

Comentarios a la Ley de Trabajadores Residenciales y a la Ley Orgánica el Trabajo

Abog. Enrique Herrera Silla

En Gaceta Oficial N° 39.668, del 05 de Mayo del 2.011, fue publicado el Decreto N° 8.197, con Rango, Valor y Fuerza de Ley Especial para la dignificación de Trabajadoras y Trabajadores Residenciales.

¿QUIÉNES SE CONSIDERAN TRABAJADORES RESIDENCIALES? CONCEPTO LEGAL.) (Art. 4)

Aquellos que tienen a su cargo la limpieza y el aseo de las áreas comunes de un inmueble destinado a viviendas multifamiliares, establecimientos u oficinas.

No solo comprende los inmuebles regulados por la ley de Propiedad Horizontal o Ley del Régimen de Viviendas, sino también toda clase de inmuebles multifamiliares; además se incluyen los centros comerciales o edificios de oficinas.

Aun cuando son denominados Trabajadores “Residenciales”, son igualmente catalogados como tales, si laboran en Edificios de oficinas o centros comerciales.
No es menester que el Trabajador Residencial habite en el edificio o centro comercial, solo es suficiente que se encargue de la limpieza y aseo de las áreas comunes para que sea amparado por el Decreto y sea considerado como tal.

Es eliminada la palabra “conserje”, porque según la exposición de motivos del Decreto,  la misma fue adoptada por el castellano, del vocablo francés “consierge”, la que -según se expresa de manera textual en el Decreto-, “probablemente” provenga del latín vulgar “conservius”, formado por la preposición cum(con) servus (esclavo).

Otras acepciones señalan que el vocablo  tiene su origen en la palabra francesa “con sierge” pero el mismo significa (el que cuida o conserva). En países como España, por ejemplo, se les denomina “porteros”; en otros países también se les denomina “encargados de casas de renta”, etc.

EL PATRONO DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 9)

El Decreto establece que en los inmuebles destinados a “viviendas” multifamiliares, la comunidad de propietarios o de habitantes será considerada como patrono en la relación laboral establecida con los trabajadores residenciales.

En los casos de inmuebles destinados a vivienda, regulados bajo la ley de Propiedad Horizontal, la comunidad actuará, a los fines de establecer instrucciones o directrices en el trabajo, a través de la Junta de Condominio.

IMPORTANTE

No se considerarán patronos ni actuarán como tales, las empresas u organizaciones que presten servicios de administración de condominios.

Este postulado, a mi parecer, contraviene el principio de responsabilidad laboral solidaria de los intermediarios o contratistas, establecida en el artículo 50 de la  Ley Orgánica de Trabajadores y Trabajadoras, aparte de que resulta inconveniente que pueda eliminarse la posibilidad de que las administradoras giren instrucciones a los trabajadores residenciales.

Cuando se trate de Edificios destinados a locales, oficinas o centros comerciales, el Decreto de manera expresa  sí establece el principio de responsabilidad laboral solidaria y señala que la figura de patrono será ejercida por la Junta de Condominio o la comunidad de propietarios, arrendatarios, administradores, responsables o encargados de los establecimientos u oficinas.

DE LA CORRESPONSABILIDAD LABORAL. (Art 11, Art. 12 y Art. 13)

El artículo 13 del Decreto ratifica el principio de responsabilidad laboral solidaria y establece que las Juntas de Condominio o la organización que haga sus veces son responsables, de manera indelegable, de las obligaciones derivadas de la relación de trabajo en favor de los trabajadores residenciales.

El Decreto incluye a los inquilinos e inquilinas como personas corresponsables del cumplimiento de los derechos que pudieran asistir a los trabajadores residenciales. Igual sucede con la Asamblea de propietarios o residentes; esta entidad es corresponsable del cumplimiento de los deberes laborales a favor de los trabajadores residenciales. (Art. 11)

Aun mas, todos los propietarios  y propietarias, de manera individual y conforme al porcentaje de su alícuota, responden de las obligaciones derivadas de la relación de trabajo con los trabajadores residenciales.

El artículo 10 del Decreto establece la responsabilidad de todos los habitantes de la comunidad de mantener en buen estado de limpieza las áreas comunes, quienes responden por cualquier perjuicio ocasionado por el incumplimiento de este deber.

SE ESTABLECE EL PRINCIPIO DE CORRESPONSABILIDAD EN EL MANTENIMIENTO DE LAS AREAS COMUNES. (Arts. 7 y 10)

Los medios de comunicación y los que ejerzan la relación patronal, deben contribuir a la formación de los vecinos y las vecinas sobre su corresponsabilidad en el cuidado de las áreas comunes y en el respeto al oficio de aseo y limpieza de los Trabajadores Residenciales.

¿QUIEN PUEDE TOMAR LA DECISION DE TERMINAR LA RELACION LABORAL CON EL TRABAJADOR RESIDENCIAL? (Art. 11 y Art. 12)

Los trabajadores residenciales deben ser contratados o despedidos, mediante acuerdo de asamblea de propietarios o residentes.

GOZAN DE INAMOVILIDAD LABORAL. (Art. 38)

Por mandato expreso del artículo 38 del Decreto, los trabajadores residenciales gozan de inamovilidad laboral y en tal virtud se prohíbe toda forma de despido sin que medie justa causa previamente calificada por el Inspector del trabajo. Esta disposición, se encuentra ratificada en los artículos 85, 86 y 97 de la LOTTT.

LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES SON CONSIDERADOS HABITANTES DE LA COMUNIDAD. (Arts. 8, 19, 22 y 45)

Durante la relación laboral, se considerará al Trabajador Residencial, así como a los integrantes de la familia que vivan con él o ella, como habitantes de la comunidad en la que presta el servicio, con los mismos derechos inherentes a la vida social comunitaria, familiar y ciudadana que el resto de los habitantes del inmueble.(Art. 8).

Este derecho solo se otorga si el trabajador residencial es provisto de una vivienda en el lugar de trabajo (Art 14). El Decreto otorga el derecho a los Trabajadores Residenciales y a su núcleo familiar de hacer uso de las áreas comunes del inmueble. (Art. 19 y Art. 45). De igual forma exige a estos trabajadores el respeto por las normas de convivencia establecidos en la comunidad (Art. 8).

Lo anterior, no significa en modo alguno que los trabajadores residenciales puedan formar parte de la administración de los edificios, conjuntos residenciales o centros comerciales, ni que puedan por sí mismos o en su nombre, asistir a asambleas de propietarios o conformar alguna junta de condominio. Sin embargo, podrían tener derecho a voz en las asambleas de propietarios.

TRABAJOS DE SUPERVISION O DE  REPARACION. (Art. 12)

Las labores o tareas que tengan que ver con garantizar el buen funcionamiento de los servicios públicos, instalaciones, maquinarias y equipos del inmueble NO podrán ponerse a cargo de los trabajadores residenciales.

TRABAJOS QUE “NO” PUEDEN EXIGIRSE A LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 13)

Conforme al Decreto, a los trabajadores residenciales no puede exigírseles las siguientes labores:

A – Ejecutar actos distintos a la limpieza y aseo de las cosas comunes del inmueble. (Cualquiera)

B – Ejecutar tareas que impliquen trabajos especializados o que sean responsabilidad de la Junta de Condominio.

C – La realización de esfuerzos que estén por encima de sus posibilidades físicas.

D – El control, observancia y supervisión del cumplimiento de los servicios públicos, tales como agua, luz y gas, así como otras obligaciones y responsabilidades derivadas de la administración del inmueble o de quienes habiten en el mismo.

E – Vigilancia y custodia del edificio; la limpieza, aseo y mantenimiento de áreas comerciales, en caso de que existan,  así como de aquellas distintas a las áreas comunes  del inmueble.

F- Reparación de daños y desperfectos ocurridos en el inmueble.

G – Cualquier otro trabajo considerado como pesado, conforme a la normativa que rige la materia.

H – Labores que impliquen riesgo, de conformidad con la normativa relativa a la seguridad laboral (ver art. 32).

AREA A CUBRIR POR CADA TRABAJADOR RESIDENCIAL. (Art. 14)

Conforme al artículo 14, el Reglamento del Decreto que sea aprobado, podría determinar el área máxima a cubrir por cada trabajador residencial. Este reglamento aún no ha sido aprobado y el Decreto establece un lapso de seis meses para su elaboración y promulgación.

CONTRATACION DE AYUDANTES DE TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 14)

En caso de que sea necesaria la contratación de algún ayudante para el trabajador residencial, debido al tamaño del área común a cubrir o por cualquier otra circunstancia, el ayudante tendrá los mismos derechos establecidos y garantizados en el Decreto a los trabajadores residenciales, a excepción hecha de la provisión de vivienda y los derechos adquiridos como habitante del edificio o inmueble, salvo que el ayudante sea pariente consanguíneo o afín del trabajador residencial o que haya común acuerdo con el trabajador residencial para ocupar la vivienda.

Los familiares del trabajador residencial NO se consideran como parte de la relación laboral, salvo que el familiar “SUSCRIBA” un contrato aparte, conforme a la ley. (Art. 18)

DE LA VIVIENDA ASIGNADA A LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 22)

El apartamento asignado al trabajador residencial, es considerado su vivienda familiar y en consecuencia tanto el trabajador como su familia, tienen el derecho de usar las áreas comunes del edificio, conjunto residencial o centro comercial, según sea el caso. De igual modo tiene los mismos deberes que cualquier otro miembro de la comunidad, sin que esté permitido ningún tipo de discriminación contra el trabajador residencial.

La vivienda asignada al trabajador residencial, no podrá ser cedida, enajenada o traspasada en forma alguna  por el trabajador residencial.

¿ES OBLIGATORIO LA ASIGNACION DE LA VIVIENDA? (Art. 42)

Conforme se desprende de la normativa del Decreto, no es obligatorio la asignación de la vivienda a los trabajadores residenciales. El Reglamento a dictarse podría establecer las condiciones estructurales o similares de la vivienda asignada a los trabajadores residenciales.

CONDICIONES DE LA VIVIENDA ASIGNADA. (Art. 42)

Cuando se asigne la vivienda, tendrá las mismas condiciones de habitabilidad del resto de las viviendas que conforman la comunidad. En todo caso, la vivienda asignada al trabajador residencial, deberá reunir condiciones óptimas de higiene, comodidad, privacidad, seguridad, dignidad y salubridad.

DEL PAGO Y CONDICIONES DE LOS SERVICIOS PUBLICOS DE LA VIVIENDA ASIGNADA A LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art 44)

La vivienda asignada a los trabajadores residenciales, deberá tener acceso a los servicios básicos, en las mismas condiciones que el resto de las viviendas que componen el inmueble.

El pago de los servicios de agua, gas y electricidad, así como la renta básica del servicio de telefonía fija, con los cuales esté dotada la vivienda asignada a los trabajadores residenciales, correrán por cuenta del patrono.

El Decreto prohíbe el cobro de alguna cantidad de dinero por concepto de canon de arrendamiento de la vivienda asignada.

PLAZO PARA DESOCUPAR LA VIVIENDA ASIGNADA A LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 40)

Cuando la relación de trabajo termine por cualquier causa, el trabajador residencial tiene derecho a que se respete su condición de miembro de la comunidad. En tal virtud, el Decreto establece que debe otorgársele un plazo mínimo de tres meses (3) para exigir la desocupación del inmueble, contados a partir de la fecha en que se haga efectivo el pago total de las prestaciones sociales y demás derechos laborales que le pudieran corresponder al término de la relación laboral.

La redacción nos indica que aunque el trabajador residencial renuncie o fallezca, debe respetarse este plazo.

JORNADA LABORAL DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 26 y 28)

Se establece que la jornada laboral para los trabajadores residenciales es la jornada diurna  señalada en el artículo 173 de la LOTTT.  Esta jornada se encuentra establecida en el artículo 173 y señala sin lugar a dudas que la jornada diurna no podrá exceder de 40 horas semanales.

Esta jornada está comprendida dentro del horario que va desde las 5:00 a.m. hasta las 7:00 p.m.  Y de acuerdo con lo establecido en el artículo 26 del Decreto ley en estudio y de la propia LOTTT,  los Trabajadores Residenciales no trabajarán los días sábados y domingos.

El decreto prohíbe que los trabajadores laboren los fines de semana y horas extraordinarias (Art. 28). Sin embargo,  conforme al citado artículo 173 de la nueva LOTTT  y del artículo 28 del propio Decreto, en aquellas localidades donde sea necesario trabajar durante los fines de semana, los dos días de descanso pueden ser trasladados a otros días de la semana para compensarlos. Igualmente, si el trabajador residencial voluntariamente quiere trabajar horas extras, podrá hacerlo, siempre que se respete su pago y reglamentación conforme a la Ley.

DESCANSO DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Arts. 23, 26)

Conforme al artículo 168 de la nueva LOTTT y del artículo 84 del Reglamento de la Ley del Trabajo, los trabajadores  residenciales tendrán derecho a una hora de descanso obligatorio durante cada jornada de trabajo diaria.

Los trabajadores residenciales no deben trabajar los fines de semana (Art. 26). Sin embargo y como ya lo comentara, conforme a lo establecido en el artículo 173 de la LOTTT, artículo 88 del Reglamento de la LOT y según se desprende del artículo 28 del propio Decreto, en aquellas localidades donde sea necesario trabajar durante los fines de semana, los dos días de descanso pueden ser trasladados a otros días de la semana para compensarlos.

Los trabajadores residenciales no están obligados a permanecer  en su sitio de trabajo durante su tiempo de descanso.

DEBER DE ESTABLECER UN PLAN DE TRABAJO. (Art. 27)

A los fines de garantizar el cumplimiento de la jornada laboral, el decreto exige la elaboración de un plan de trabajo, el cual deberá acordarse de mutuo acuerdo con el trabajador residencial. Hay que tomar en cuenta que este plan de trabajo debe ser elaborado y firmado entre la comunidad y el trabajador residencial. En caso de disconformidad, deberá acudirse a la Inspectoría del Trabajo, a fin de establecer el plan de trabajo para el trabajador Residencial

DE LAS SUPLENCIAS DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES.(Art. 30)

Es obligación del patrono, contratar un suplente durante el periodo de vacaciones, reposos y licencias otorgadas al trabajador residencial. La vivienda no podrá usarse por el suplente, salvo acuerdo del trabajador residencial.

SALARIO DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 29)

– No puede ser inferior al salario mínimo.
– Debe ser pagado íntegramente en efectivo.
– Debe ser pagado en forma quincenal. (El señalamiento de esta norma, pareciera estar en disconformidad con lo establecido en el artículo 126 de la LOTTT, sin embargo, debe respetarse, sin lugar a dudas, el contenido del artículo 29 de la LTR, por ser más favorable a estos trabajadores.)

Hay que entregar  un recibo de pago al trabajador residencial.

Al trabajador residencial debe otorgársele el beneficio de alimentación establecido en la reciente reforma de la Ley de Alimentación.

PROVISION DE UTILES DE TRABAJO. (Art. 35)

El patrono deberá proveer al trabajador residencial, los implementos y útiles necesarios para el desempeño de sus labores, así como UN BOTIQUIN DE PRIMEROS AUXILIOS.

DEL RESGUARDO DE LOS IMPLEMENTOS DE TRABAJO Y AREA DE ASEO PERSONAL DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 36)

El resguardo de los implementos y útiles de trabajo, deberá efectuarse en un espacio distinto a la vivienda que habite el trabajador residencial. Debe crearse un espacio idóneo para el desempeño de sus labores, el cual deberá contar con todos los servicios necesarios para el aseo personal.

LAS PRESTACIONES SOCIALES y DEMAS DERECHOS LABORALES  DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 31)

Conforme al artículo 31 del Decreto, los trabajadores residenciales  tienen los mismos beneficios laborales que un trabajador común, a excepción hecha de las llamadas utilidades, las cuales son sustituidas por una bonificación de fin de año (artículo 140 LOTTT), equivalente a 30 días de salario (no puede ser menor), lo cuales deben ser pagados dentro de la primera quincena del mes de Diciembre de cada año.

En consecuencia, los trabajadores residenciales gozan del derecho a percibir  prestaciones sociales, bonificación de fin de año, del derecho al pago y disfrute de vacaciones, al pago del bono vacacional, etc.

LIQUIDACION LABORAL EN CASO DE FALLECIMIENTO DEL TRABAJADOR RESIDENCIAL. (Art.41)

Según este artículo, el monto de la liquidación laboral en caso de fallecimiento, deberá pagarse a sus descendientes y en caso de que no los hubiere, a sus ascendientes. La redacción de este artículo, excluye a las viudas o viudos, así como también a las concubinas o concubinos, quienes sí se encuentran comprendidos en el artículo 145 de la LOTTT, por lo que sobre la base del principio de aplicación de la norma que mas favorezca al trabajador, será el artículo 145 antes señalado, el aplicable.

DE LA COLABORACION CON LA FORMACION Y ESTUDIO DE LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 37)

Los Trabajadores residenciales, tienen derecho a ser parte de un programa de formación permanente. en este sentido los patronos deben facilitar y promover dicho proceso de formación, acordando modificacion de horario, otorgamiento de becas e incentivos.

SE CONSIDERAN SUJETOS VULNERABLES. (Art. 6)

El Decreto establece que los Trabajadores Residenciales deben ser considerados como sujetos vulnerables de atención especial por parte del Estado Venezolano en las áreas de vivienda, trabajo, seguridad social, mujer e igualdad de género, niñas y niñas y adultas y adultos mayores.

RESPETO A LA MATERNIDAD Y PATERNIDAD (Art. 17)

El Derecho a la familia debe ser respetado en favor de los trabajadores residenciales. El Derecho de lactancia materna, fuero maternal, permisos pre y posnatal, entre otros, deben de garantizarse y otorgarse.

Así mismo, el Decreto contempla  que no puede prohibirse de ningún modo el embarazo ni limitar la libre reproducción y libertad familiares.

Comentario personal: Si concatenamos este artículo con el artículo 8, referido a que los trabajadores residenciales son considerados habitantes de la comunidad y como tales tienen los mismos deberes y derechos  que  los demás residentes y, teniendo en cuenta que en los condominios existe un derecho limitado para el uso de los bienes propios (Art. 3 LPH), el trabajador residencial pasaría a ser considerado un habitante “privilegiado” en las comunidades reguladas por la Ley de Propiedad Horizontal, al tener un derecho de uso ilimitado del inmueble asignado, en contraste con la limitación de habitantes por apartamento, exigida a los demás propietarios en el referido artículo 3 de la LPH.

Pienso que este aspecto debería ser objeto de un tratamiento especial en el Reglamento que se apruebe.

PROTECCION ESPECIAL A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES QUE VIVAN CON LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES. (Art. 20)

El artículo 20, señala que los niños, niñas y adolescentes que convivan con los Trabajadores Residenciales, no podrán ser objeto de violencia por parte de los residentes u ocupantes del inmueble, no podrán ser obligados a trabajar, ni mucho menos sometidos a tratos discriminatorios.

PROTECCION ESPECIAL A LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES CONSIDERADOS COMO ADULTOS MAYORES. (Art. 21)

El Decreto establece en el artículo 21 que el Ejecutivo Nacional deberá garantizar políticas especiales de atención a los Trabajadores Residenciales considerados como adultos mayores, en lo relacionado con planes de vivienda y seguridad social.

PLAZO PARA ADECUARSE A LAS NORMAS DEL DECRETO Y PARA DICTAR EL REGLAMENTO DEL MISMO. (Disposiciones transitorias)

Se establece un plazo de seis (6) meses, contados a partir de la entrada en vigencia del decreto (5-05-11) para que las comunidades y demás entidades obligadas, se adecúen  a las normas en él establecidas. Igual plazo se establece para dictar el Reglamento del Decreto. A la fecha de esta revisión (15-05-12) el Decreto Ley se encuentra vigente, pero el Reglamento aún no ha sido dictado).

El plazo para adecuarse a la normativa, no significó en modo alguno que el Decreto  entrara en vigencia a partir del 5 de Noviembre de 2.011; solo se refería a aquellas circunstancias novedosas tales como las reformas de procedimientos legales establecidos o la construcción del espacio para el descanso de los trabajadores residenciales. El Decreto entró en vigencia el día 05 de Mayo de 2.011.

OTRAS CONSIDERACIONES. LOS TRABAJADORES RESIDENCIALES Y LA LOPCYMAT (Arts. 31 y 35).

Conforme a la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (LOPCYMAT), en todo centro de trabajo, establecimiento o unidad de explotación de las diferentes empresas, debe constituirse un COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD LABORAL.

La ley considera a los condominios como verdaderas asociaciones, las cuales no escapan de la obligación de conformar el comité de seguridad  salud laboral.
Esta agrupación (Comité de Seguridad y Salud Laboral), es un órgano paritario y colegiado conformado por representantes del empleador y de los empleados (delegados de prevención), el cual debe registrarse en el INPSASEL.

De igual forma,  establece el artículo 41 de la LOPCYMAT, que en todo centro de trabajo, los trabajadores elegirán delegados de prevención; los cuales serán los representantes ante el comité de seguridad y salud laboral, de acuerdo a la siguiente tabla mientras no se cree el reglamento.
1)    Hasta 10 trabajadores 1 delegado
2)    De 11 a 50 trabajadores 2 delegados
3)    De 51 a 250 trabajadores 3 delegados
4)    De  251 en adelante (además de los acumulados 1 delegado por cada 500 trabajadores

Los  representantes del patrono y los delegados de prevención, conforman el comité de seguridad y salud laboral.

No es el tema de este trabajo, pero considero prudente señalar que las funciones del delegado están establecidas en el artículo 43 de  la LPOCYMAT y  pueden resumirse en colaborar y demandar del empleador  la adopción de medidas de carácter preventivo y para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de lo trabajadores.

De acuerdo a lo expuesto, aun cuando en un edificio, conjunto residencial o centro comercial, solo labore un trabajador residencial, es obligatorio la conformación del Comité de Seguridad y Salud Laboral y designar a este trabajador como delegado de prevención.

De igual forma recomiendo someterse a todos los lineamientos establecidos en la LOPCYMAT y evitar así graves problemas en caso de ocurrir algún accidente o enfermedad ocupacional o laboral.

Debido al cambio de régimen legal, resulta necesario modificar y actualizar todo lo relacionado con la evaluación y notificación de riesgos laborales.

OTRAS OBLIGACIONES LABORALES CON EL TRABAJADOR RESIDENCIAL.

Explicado ha quedado que el trabajador residencial es considerado un trabajador y sujeto vulnerable, como tal, tiene todos los derechos y obligaciones que las leyes sociales le otorga (Art. 31).

Es por ello que el trabajador residencial debe estar inscrito en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, contar con el Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (Política Habitacional), estar inscrito en el INCES si en el edificio laboran más de 5 trabajadores, etc.

Reposo médico ante el IVSS

Abg. Adriana Fernández, Microjuris de Venezuela

Durante la relación laboral, todo trabajador puede ser objeto de una determinada situación que lo incapacite temporalmente para realizar su trabajo habitual. Tal incapacidad temporal, puede originarse por los siguientes motivos:

(i) una enfermedad laboral o común;

(ii) un accidente común o laboral;

(iii) por maternidad.

Ante dicha incapacidad temporal, el trabajador tendrá derecho a percibir de parte del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), una indemnización diaria desde el cuarto (4to) día de incapacidad, resaltándose que la duración y asignación de las indemnizaciones no podrán exceder de cincuenta y dos (52) semanas (1 año) para un mismo caso.

Es importante destacar que, cuando la incapacidad, y por ende el reposo médico, tenga una duración de uno (1) a tres (3) días, el patrono es quien debe pagar el cien por ciento (100%) del salario por tales días, además de todos los beneficios socio económicos que le puedan corresponder al trabajador como si efectivamente estuviese trabajando, como por ejemplo el Bono de Alimentación.

A partir del cuarto (4º) día de ausencia y hasta el momento de su rehabilitación, readaptación, cura o declaratoria de discapacidad permanente o de la muerte, según sea el caso (encontrándonos ante una suspensión de la relación de trabajo, conforme a la cual el trabajador no presta servicios y el empleador no está obligado a pagar el salario), el trabajador recibirá una indemnización diaria por parte de la seguridad social, normalmente el 66,66% del salario normal declarado, correspondiendo al patrono pagar el 33,33% restante (Art. 73 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras, G.O. N° 6.076, del 07/05/2012).

En razón de ello, el trabajador deberá validar dicho reposo médico ante el IVSS, en el plazo de las primeras 72 horas, contadas desde la fecha de emisión del mismo. (De esto se entiende que cuando el reposo es hasta 3 días, el Seguro Social no debe convalidarlo).

Dicho esto, los recaudos para validar un reposo mayor a tres (3) días en el Seguro Social, son:

  1. Ingresar a la página del IVSS http://www.ivss.gov.ve/. Descargar e imprimir  la planilla haciendo clic en el cuadro de cuenta individual. En caso de no encontrar su información personal por no estar registrado en el IVSS, la empresa deberá asumir el pago total del salario durante los días de reposo.
  2. Cédula de identidad laminada y fotocopia.
  3. Informe médico con letra legible y en el que se detalle el diagnóstico y resultado de todos los exámenes realizados, así como el tiempo de duración del reposo (mayor a 3 días). Dicho informe debe estar impreso en hojas donde se visualice el nombre y dirección del centro de salud, nombre y firma del médico tratante, con su respectivo sello húmedo.

Con tales recaudos, el propio trabajador o un familiar, o incluso el representante del Departamento de Recursos Humanos  podrá solicitar la cita en el centro asistencial del IVSS, donde se le informará la fecha en la que el trabajador deberá acudir a revisión, a fin de abrir su historial médico en el IVSS, y una vez verificada su incapacidad proceder a firmar, sellar y validar los días de reposo.

En caso que el trabajador no pueda trasladarse debido a que su incapacidad lo obliga a guardar reposo absoluto, siendo que los requisitos indicados, hayan sido suministrados por un familiar o por recursos humanos, el personal del IVSS procederá a visitarlo, sea en su domicilio o en el centro de salud, a objeto de comprobar la veracidad del reposo correspondiente.

Otras de las disposiciones legales, que respaldan lo referido al reposo médico, las encontramos en las siguientes normativas:

  1. Ley del Seguro Social (G.O. n.º 39.912 del 30/04/2012)

“Artículo 9

Los asegurados y aseguradas tienen derecho en caso de incapacidad temporal para el trabajo debido a enfermedad o accidente, a una indemnización diaria desde el cuarto día de incapacidad. La duración y atribución de las indemnizaciones diarias no podrán exceder de cincuenta y dos semanas para un mismo caso.”

“Artículo 10

Cuando el asegurado o asegurada, sometido o sometida a tratamiento médico por una larga enfermedad, agotare el lapso de prestaciones médicas y de prestaciones en dinero por incapacidad temporal, tendrá derecho a continuar recibiendo esas prestaciones siempre que haya dictamen médico favorable a su recuperación.”

“Artículo 11

Los asegurados y aseguradas tienen derecho a la prestación médica que se requiera con ocasión de su maternidad y a una indemnización diaria, durante los permisos de maternidad y por adopción establecidos legalmente, la cual no podrá ser inferior al salario normal devengado por la beneficiaria en el mes inmediatamente anterior a la iniciación de los permisos o a la fecha en que éstos debieron otorgarse de conformidad con esta Ley.”

  1. Reglamento General de la Ley del Seguro Social (G.O. n.º 39.912 del 30/04/2012).

Artículo 141

En caso de enfermedad o accidente que le incapacite para el trabajo, el asegurado tendrá derecho desde el cuarto (4º) día de incapacidad y hasta por cincuenta y dos (52) semanas consecutivas, a una indemnización diaria equivalente a los dos tercios (2/3) del promedio diario de salario, la cual se pagará por períodos vencidos. (…)”.

En Venezuela es más fácil comprar un arma que conseguir medicamentos

Venezolanos esperan frente a una farmacia para comprar medicamentos. (Foto DIANA C. LÓPEZ ZULETA)

Diana López Zuleta, Diario Las Américas

En la Venezuela actual de la escasez y las penurias es más fácil conseguir un revólver que los medicamentos de mayor consumo o los de enfermos que no pueden detener sus tratamientos diarios, como los diabéticos o los dolientes por Parkinson.

“Tú hablas con un malandro cualquiera, le dices qué tipo de arma necesitas y te la consigue enseguida. Si no tienes suerte, buscas a un Guardia Nacional y él te soluciona el problema de forma inmediata o te alquila su propia arma. Sucede todos los días”, contó un periodista de la ciudad de San Cristóbal, especializado en temas de justicia.

“¿Tan fácil?”, pregunté. “Sí. Es más fácil conseguir con qué matar a una persona que con qué salvarla. El desabastecimiento de productos básicos en Venezuela se extiende en forma generalizada a las surtidas farmacias de otros tiempos. Hoy, como en los abastos, los estantes de los medicamentos se pueden ver tan vacíos como los de los supermercados. Ni pastillas anticonceptivos se consiguen”, se lamentó una mujer de 25 años­ que andaba en busca de esas medicinas.

“Encontrar acetaminofén es tan difícil en la Venezuela de hoy como conseguir papel higiénico. Los medicamentos para la hipertensión y la diabetes también escasean, en detrimento de los enfermos avanzados que no pueden vivir sin sus dosis diarias. En Caracas, la escasez de medicamentos llegó al 60 por ciento mientras que en el interior del país asciende al 70 por ciento”‘, informó la Federación Farmacéutica.

“No hay insumos, empezando porque no se consiguen ‘bajalenguas’ [paletillas médicas], papel protector de camillas, hojas para imprimir electrocardiogramas, ni placas radiológicas”, contó Delia Camargo, médica internista.

Debido a la escasez -agregó-, suele recetar medicamentos de generaciones pasadas, ya superados por otros más eficaces y con menos efectos colaterales, pero desaparecidos del mercado.

“Los pacientes que más me preocupan son los de hipertiroidismo. El medicamento para ellos, que es la hormona hipertiroidea, no tiene reemplazo y está agotado”, agregó Camargo. “Tampoco se consiguen medicinas para los enfermos mentales”, subrayó.

Otra dificultad que deben sortear los médicos del país es la falta de datos epidemiológicos. Se desconoce el número de casos de cada patología y en qué zonas se han producido. Esto impide preparar tratamientos contra enfermedades como chikungunya.

“No hay una entidad que se ocupe de dar los datos y cuando alguien los da, es amenazado terriblemente”, reveló la doctora.

En septiembre pasado, la comunidad médica de la ciudad de Maracay, estado Aragua, lanzó una voz de alerta ante la presencia detectada del chikungunya, que ya había dejado ocho muertos.

El presidente Maduro reaccionó iracundo, negó la versión y alegó que, en realidad, habían iniciado una guerra bacteriológica para desprestigiar al gobierno y anunció que llevaría médicos cubanos para enfrentar el supuesto ataque, promovido por el imperialismo yanqui y la oposición.

Dr. Rafael Orihuela. Foto: imgs.notitarde.com

Este tipo de actitudes explican por qué 3.000 médicos se han ido de Venezuela, de acuerdo con el doctor Rafael Orihuela, profesor universitario y exministro de Salud Pública.

Orihuela sostuvo que “la gravedad del problema de salud pública no ha sido advertida por el Gobierno, que ha optado por ocultar la información y tratar de descalificar los planteamientos del Colegio de Médicos de Aragua, que ha denunciado ocho muertes en ese estado”.

En las abultadas colas para ingresar a las farmacias de San Cristóbal, estado Táchira, los rostros son más tristes, angustiados y desesperados que en las de los supermercados. La población está obligada a tomar turnos y formar filas extensas solamente para preguntar si hay algún medicamento y la respuesta principal suele ser la misma: “No tenemos”.

“No hay casi nada y los farmaceutas no tienen idea de cuándo pueden llegar”, declaró un médico.

La carencia de medicinas lleva a que se recurra a las redes sociales para solicitar ayuda. También se creó un programa en la emisora Ecos del Torbes, de San Cristóbal, para intercambiar remedios con personas que lo necesitan.

El autor del banco de medicamentos en la emisora, Omar Labrador, explicó que la idea surgió para mitigar un problema desbordado de la salud.

“Así tenga el dinero, la gente no consigue los medicamentos”, indicó Labrador.

¿Tu programa tal vez sea único en el mundo?”, le comentó. “Sí. La gente llora cuando viene a recibir un medicamento en la emisora para un tratamiento de por vida, como de tiroides, corazón, tensión; la calidad de vida y la salud del pueblo ha retrocedido”, expresó Labrador.

Otro hombre, de 40 años, cuyo salario mensual es de 5.300 bolívares, sostuvo: “Soy hipertenso y no consigo el medicamento que necesito en ninguna ciudad del país; en Cúcuta lo podría conseguir pero vale cuatro veces más que aquí”.

Ivanna Molina contó que su familia vivió en zozobra cuando se enteró de que a un tío debían practicarle una cirugía a corazón abierto.

“Fuimos a hospitales públicos y no existían ni el personal médico ni los equipos para realizar la operación. Tuvimos que hacer distintas actividades como vendimias para poder recoger 442.000 bolívares y llevarlo a operar a otra parte porque era de vida o muerte; en este país está prohibido enfermarse”, relató.

Julio Camargo, estudiante de cuarto año de Medicina, contó también que durante sus prácticas en el hospital se ha encontrado con que no hay elementos básicos como suturas para coser heridas, agua oxigenada y suero fisiológico.

“Nos toca trabajar con lo que haya, pero cuando no hay nada para curar a los pacientes, nos toca decirles que los consigan ellos mismos”, reveló.

La escasez de medicamentos en farmacias, centros ambulatorios y clínicas ha llegado a tal punto de que muchos ya recurren a los remedios caseros como el uso de la clara de huevo para quemaduras porque no hay cremas dermatológicas en el mercado.

Dr. Douglas León Natera. Foto: encrypted-tbn1.gstatic.com

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, denunció hace dos meses que el 97 % de los hospitales de todo el país solo tiene entre 2% y 4% de los insumos necesarios para trabajar.

Recientemente, el presidente Maduro anunció la donación de cinco millones de dólares para combatir el ébola en África, mientras que Venezuela pasa por la peor crisis hospitalaria y de salud de su historia reciente.

Daniel Aguilar. Foto: unionradio.net

La economía tampoco encuentra remedio. “Con un bolívar completamente devaluado, Venezuela podría llegar a la estanflación, una mezcla de inflación y estancamiento”, advirtió el presidente de Fedecámaras Táchira, Daniel Aguilar.

De acuerdo con Aguilar, “de seguir así la economía, la situación que se va a presentar es que la gente va a tener dinero en su cartera pero no va a tener absolutamente nada que comprar”.

Debido a los diferentes controles impuestos por el gobierno, muchos propietarios han decidido cerrar sus empresas voluntariamente y a otros se las han confiscado las autoridades. Otros han dejado de producir porque no tienen acceso a divisas para importar las materias primas.

“Las leyes creadas en Venezuela no permiten fomentar la productividad ni el empleo, y entonces usted no puede montar una empresa porque está expuesto a que llegue cualquier funcionario vestido de rojo y tome decisiones por usted”, resaltó Aguilar.

Carros Chery: cuento chino con olor a guiso

Jesús Hurtado, Clímax

Pese a la ingente importación de carros desde la milenaria tierra de Confucio, la limitada capacidad productiva de Chery es insuficiente para satisfacer las ilusiones de cientos de miles compradores que cada día ven más lejana la posibilidad de comprar un carro de dudosa calidad y que ya no es nada barato

Cual pieza de teatro chinesco, la historia de Chery en Venezuela transcurre entre sombras y un fantasioso argumento.

Un socio privado que quedó como la guayabera, dos plantas que no ensamblan sino que arman, importaciones a granel y sin control, una empresa estatal que asumió la distribución de los autos y más de 1 millón de compradores en lista de espera son solo algunos de los componentes de esta dramática obra que pone en evidencia un oscuro episodio del neocolonialismo made in China.

El cuento comienza así: corría el año 2006 cuando al amparo del boom de ventas y facilidades aduanales, el sagaz y apoyado empresario colombiano Carlos Mattos creó Cinascar, el mayor importador de autos chinos en la región andina y propiciador de la llegada de la marca al país. Juró que su intención era ensamblar en una planta que levantaría en Valencia, Carabobo.

Pero tres años después el amor con Mattos había acabado —o su padrino, uno del gobierno, había desaparecido—y el emporio se vino a pique, aparentemente por una nueva política sectorial que daba al traste con las importaciones en aras de aupar la producción endógena.

El tiempo demostró que la verdadera razón fue otra: acuerdos firmados por el difunto Hugo Chávez y su homólogo Hu Jintao preveían la instalación de la marca china sin la intermediación del paisa —que posibles socios locales sobraban.

Entre estos, el dedo de la fortuna favoreció a Corporación ZGT, un apéndice de Cenareca (Centro Nacional de Repotenciación de CA) empresa propiedad del libanés nacionalizado Sarkis Mohsen Yammine que prestó ingentes servicios a la patria con la creación del Tiuna, el primer vehículo militar 100% venezolano —excepto por el motor, todo el tren motriz y alguna que otra piececilla—, cuyas primeras 55 unidades entregadas en 2004 costaron la bicoca de 8.000 millones de bolívares de los de entonces, cuando el dólar alcanzaba la astronómica paridad de 1.940 nada fuertes.

Otro amor frustrado

Tras adquirir la vieja planta de Honda en Las Tejerías, Aragua, a control remoto el difunto Chávez inauguró la ensambladora en agosto del 2011, presentándola como ejemplo de industria privada comprometida con la revolución.

Foto: lapatilla.com

Dos años después, por decreto del hijo predilecto Nicolás Maduro, se crea la empresa mixta Chery Venezuela, cuyo capital accionario fue dividido 51% para el Estado y 49% para ZGT.

Paralelamente, el gobierno expropiaba la planta de Great Wall ubicada en Guacara, Carabobo, para ampliar producción de Chery.

Sin embargo, la suerte del socio privado estaba echada y como en otros consorcios de su tipo, la mixtura incluyó solo a allegados del gobierno, en su mayoría uniformados.

“En el papel la familia Yammine aparece como la parte privada, pero la verdad es que los sacaron del negocio. Allí quienes mandan son los militares”, aseguró una fuente muy cercana a la familia, cuyo comentario justificaría que en la directiva corporativa no aparece nadie del clan y el por qué solo el Ministro de Industrias puede hablar por Chery Venezuela.

Muy oscuro

Negados a ofrecer declaraciones a este mortal, ninguno de los varios ministros que han pasado por ese despacho ha podido precisar cuál es la verdadera capacidad operativa de las dos factorías —en teoría 30.000 unidades/año— y el por qué 100% de las piezas de los autos armados aquí es importado.

“Los carros llegan completos en una caja y aquí solo se arman. No hay incorporación de una sola pieza nacional y el control de calidad no existe”, afirmaron empleados de la empresa no dispuestos a revelar sus nombres por razones más que obvias.

A ello obedecería que el parque industrial de autopartes que se levantaría alrededor de la automotriz pública sigue durmiendo el injusto sueño de las promesas incumplidas.

Otros detalles hablan de manejos más oscuros, como el hecho de que toda la “producción” y los autos importados vayan a parar al Programa Venezuela Productiva Automotriz, plan creado en junio del 2013 para satisfacer la altísima demanda insatisfecha tras la caída de la producción privada —sector que hoy recibe solo 10% de sus necesidades en dólares— y que se encarga de distribuirlos a concesionarios y naturales favorecidos por el dedo del Estado —personal castrense en su mayoría.

Sello imperial

Y si la producción local es cuando menos cuestionable, la importación tiene olores a guiso condimentado con mucha soya. Aunque las autoridades no reportan las cifras de autos que llegan desde China, la casa matriz emitió recientemente un comunicado donde expresa su beneplácito por la exportación de 13.000 unidades antes de que culmine el 2014, desmintiendo la tesis oficial que daba cuenta del arribo de solo 10.000. ¿A dónde iban a parar los otros 3.000?

Aunque se supone que los carros llegan con cargo al Fondo Chino —un pote creado entre China y Venezuela para el comercio binacional—, la especie nunca ha sido aclarada.

No obstante, un ex trabajador de la firma aseguró que la luz verde está siempre encendida cuando Chery acude al Cencoex —antes a Cadivi— a solicitar dólares para importar sus bártulos, que no pagan arancele ni IVA, y tienen prioridad en puerto para el desembarque y nacionalización.

Ni bueno ni barato

Pese a estas ventajas, la masa de Chery no da ni para una lumpia. Hace muchos que en ninguno de los 10 concesionarios de la marca se exhibe un carro, y los civiles que han logrado hacerse con uno dicen haberse bajado de la mula con entre 100 y 300 mil bolívares, mientras que siguen las denuncias contra uniformados estafadores que se ofrecen conseguir un carrito previo pago de adelantos y sobornos.

Pero sin duda la más grotesca arista de esta ópera bufa es la lista de Venezuela Productiva Automotriz, en la que hay inscritos más de 1,6 millones de ilusos compradores, los últimos de los cuales, y según el ritmo actual de producción, deberán esperar 53 años para obtener un carro chino nada bueno, relativamente bonito y ya no tan barato luego de de haber subido de precio entre 55% y 84% en el último año.

Las Farc es el tercer grupo terrorista más rico del mundo

RCN de Colombia

 

Las Farc están junto al Estado Islámico (EI) y Hamás. Foto: AFP.

La revista Forbes, versión Israel, publicó la lista de organizaciones terroristas más ricas del mundo. Según el informe, las Farc están dentro de los grupos terroristas más ricos del mundo, junto al Estado Islámico (EI) y Hamás.

Foto: encrypted-tbn1.gstatic.com

El medio apunta a que la organización terrorista más acaudalada en la actualidad, y de la historia en general, es el Estado Islámico, que dispone de un volumen de 2.000 millones de dólares al año. Hamás se coloca en segundo lugar con unos ingresos de mil millones de dólares anuales, según el medio. Estados Unidos, la Unión Europea (UE) e Israel, consideran a Hamás una organización terrorista.

Engrosan el resto de la lista las Farc, que según la publicación ha logrado ilícitamente hacerse con una fortuna de 600 millones de dólares; el grupo chií libanés Hizbulá, con 500 millones; los Talibán con 400 millones y Al Qaeda y sus afiliados con 150 millones.

Les suceden en el ránking Lashkar e-Taiba con base en Pakistán, con 100 millones; la somalí Al Shabab, con la misma cantidad; el IRA auténtico con 50 millones de dólares y cierra el grupo de los diez primeros Boko Haram, con 25 millones de dólares anuales.

Foto: s.libertaddigital.com

Según la publicación, estos grupos financian sus operaciones con métodos similares a aquellos empleados por organizaciones criminales, tales como el tráfico de drogas, robos y extorsión, pero también logran dinero a través de la caridad, donaciones y en algunos casos, agencias gubernamentales.

Una organización terrorista, precisa la publicación, como cualquier otra, tiene un modelo de negocio y financiación de sus actividades, desde su mantenimiento, salarios y entrenamiento, a la adquisición de armas, munición o vehículos.

El Tesoro estadounidense calcula que el Estado Islámico gana un millón de dólares al día por la venta de crudo procedente de los campos petrolíferos en su poder capturados en Siria e Irak.

Foto: engolfados.com

Según Forbes, Israel, no obstante, la cifra llegaría a los 3 millones de dólares al día y el dinero que obtiene este grupo le permite expandir sus operaciones en Oriente Medio, reclutar combatientes extranjeros a los que entrena, entre otros objetivos.

Foto: img.emol.com

Asimismo, el informe describe la toma de Hamás de la Franja de Gaza en 2007 como el punto en el que entró en la “gran liga”.

Y explica que en la actualidad el movimiento islamista no sólo depende de las donaciones, sino que ha sido capaz de recaudar impuestos tanto de civiles como de empresarios.

Concluye que Hamás también se hace con parte de las ayudas internacionales destinadas a Gaza por el mundo árabe y otros actores de la comunidad de naciones.

“Las Farc ha logrado ilícitamente hacerse con una fortuna de 600 millones de dólares”. Foto: periodismosinfronteras.org

Raro, muy raro

Elides J. Rojas L.

Matan a golpes a un connotado dirigente de la revolución, militar y con fama de feroz combatiente. No obstante, en un barrio, en las afueras de Caracas, medio perdido en su carro fue atacado por un grupo fuera de control y se acabó. El gobierno, como ya es costumbre, responsabilizó del asesinato al imperio, a la oposición, a Uribe y a los paramilitares. Raro.

Un diputado es asesinado de manera atroz. Su cuerpo fue encontrado sin vida en el tradicional barrio La Pastora en Caracas. Se ha dicho de todo. Hay versiones de todo tipo. Varios detenidos, uno de ellos cayó en Colombia donde se supone está el otro sicario y señalan que en el extraño caso también hay sicariato. Acusados, más o menos en el mismo orden, el imperio, Uribe, la oposición, paramilitares y los golpistas de Miami.

La gente se levanta muy temprano para coger señas de dónde hay harina, jabón o desodorante. No importa. Muchas veces se van a  los supermercados a hacer colas sin saber para qué. Lo importante es comprar lo que haya, pues mañana no se sabe si habrá.

La población, saboreando lo que es socialismo incipiente y desabastecimiento del Siglo XXI se acostumbró a esta extraña forma de vida en menos de un año y según parece ya está listo para mantenerse de cola en cola y de captahuella en captahuella hasta el fin de los días. Muy raro, demasiado raro.

La luz se va a cada rato. Hay días en que la gente puede estar sin energía eléctrica hasta tres o cuatro horas al menos dos veces por semana. Pero la oscuridad socialista ya se hizo parte del panorama de vida.

Los más afortunados compraron plantas y conviven entre el olor del combustible y el ruido del motor, pero tienen patria y luz. Otros simplemente apelan a la vieja vela o a la lámpara de camping para salir del paso. Lo mismo pasa con el agua, un servicio indispensable. Se sabe que hay zonas del país donde el agua llega cada quince días. En el estado Vargas ocurre con demasiada frecuencia.

La gente, llena peroles y tanques improvisados para adaptarse al nuevo desierto bolivariano, tienen agua en lata, pero también criaderos de zancudos con su dengue y Chikunguya pegado al piquito.

En Vargas, por solo mencionar una zona, gana el chavismo todas las elecciones que le pongan por delante, pero eso no significa que tengan agua, luz o que les encierren a los malandros. Todo sigue igual o peor. Y la gente está acostumbrada. Raro, muy raro.

Colas y más colas. No hay gasolina ni aceite para motor. La gente debe meterle al tanque de su carro el combustible que consiga. En la frontera crearon un sistema especial de control que implica desde captahuellas hasta vigilancia electrónica y ahí van.

Quienes van de viaje en plan de turistas para Táchira, por ejemplo, tendrán que administrar muy bien la gasolina. Un cupo determina cómo y cuánto rodar. Pero, en último caso, siempre está el mercado negro bolivariano, presente en todos los rincones del país.

Producto que desaparece producto que entra en un canal irregular y violador de la ley. El mercado negro de los alimentos tiene a los buhoneros socialistas de fiesta. Lo que no existe en los anaqueles de los abastos puede ser encontrado en las calles de las ciudades más importantes del país. En ese mercado irregular no hay decreto ni medida del gobierno que pueda.

¿Dónde consiguen los buhoneros la mercancía? De varias formas: de los Mercales, de los propios abastos en forma de bachaqueros o entregados a cambio de repartir ganancias, de funcionarios corruptos. Muchas vías hay. La clave aquí está en que lo raro se hizo normal.

En todo el país se impone lo raro.