La rebelión de los incapaces

Abog. José Carlos Blanco Rodríguez, Primicia

La próxima rebelión no será contra los ricos sino contra los capaces. Esto lo dijo H.G. Wells por allá por los años 30 del siglo pasado. Y sobre esto, también escribió Manuel Fraga en 1978, refiriéndose a la realidad española de aquella época.

Cuestionaba cierta tesis “progresista” de aquel entonces, que defendía la igualdad a ultranza, cometiendo el pecado imperdonable de desconocer el mérito privilegiando la mediocridad. Parece que hoy, casi 40 años después, esto se está cumpliendo. Pero antes de continuar debo hacer algunas aclaratorias.

En primer lugar, cuando utilizo el adjetivo “incapaz”, no me refiero a incapacidades jurídicas de goce, ejercicio etc; tampoco a las incapacidades morales, que se manifiestan en personas que no saben distinguir entre el bien y el mal; me refiero específicamente a la falta de talento para realizar una actividad u ocupar un cargo.

En segundo lugar, no soy partidario del darwinismo social y no pretendo que se divida la sociedad entre aptos y no aptos, Las tesis del destacado científico no pueden aplicarse a los hombres, porque todos tienen derecho a llevar una vida digna independientemente de sus méritos o capacidad profesional. Pero una cosa es tener derecho a la salud y otra pretender ejercer la medicina sin saber. Creo que este ejemplo aclara mi posición.

Como decía al principio, me atrevo a asegurar sin temor a equivocarme, que en este tiempo se cumple la profecía de Wells.

“Los incapaces se rebelan contra quienes tienen talento, y quieren ocupar espacios que profesionalmente no les corresponden; la lucha contra lo bello, lo virtuoso, lo sublime, o lo decente está a la orden del día”.

Parece que la excelencia está satanizada y se hace todo lo posible por ignorar y destruir, a toda costa, el reconocimiento al talento individual.

Y esto arranca desde la educación. Me cuenta una profesora que da clases de física en bachillerato que, como aplazó a varios alumnos, fue citada a la Dirección del liceo y obligada a reunirse con los estudiantes para “resolver el problema”.

Ahora bien, el único y principal problema, era que los alumnos no sabían responder el examen, y el que no sabe de física no puede aprobar esa materia. Pero eso no lo entendió la Directora y parece que tampoco lo entienden las demás autoridades educativas.

Nadie discute que todos tienen derecho a la educación, pero no todos tienen derecho a obtener títulos si resultan aplazados en los exámenes.

No se puede tapar el sol con un dedo, dice la sabiduría popular. Si hay una actividad humana donde se evidencia que no todos somos iguales, es en el ejercicio profesional: hay médicos buenos y malos, ingenieros buenos y malos, abogados buenos y malos.

Aunque los políticos se empeñen en sostener lo contrario, el dominio de la ciencia y la técnica no tienen nada que ver con la derecha o la izquierda, la burguesía o la revolución.

Lo malo es que la política se meta en estas cosas, designando a dedo, a personas poco aptas para ocupar los cargos de dirección en materias indispensables para el bienestar social.

El problema es más grave de lo que parece, porque no solo afecta el bienestar material, también mina la moral social, tal y como lo evidenciaba Fraga en el artículo mencionado:

“La revolución se prepara de muchos modos; ninguno más seguro que este: destrozar el principio del esfuerzo y el mérito, y de proponer la incapacidad arrogante. De todas las formas de igualdad, la que pone al mismo nivel al trabajador y al vago, al cobarde y al comprometido es -sin duda- la más negativa y la más funesta”

Y lo peor, es que quienes cargan siempre con las consecuencias de la rebelión de los incapaces, son las personas más humildes, que no tiene para pagar el costo privado de los servicios de calidad que el estado debe garantizarles.

Este es el sistema de espionaje chavista con tecnología norteamericana

La maquinaria de espionaje opera con la última tecnología de inteligencia artificial creada por una transnacional epítome del imperialismo capitalista.

Los archivos del espionaje chavista, muestran un mundo paralelo de comunicaciones secretas obtenidas por una maquinaria de hackers militares y civiles, bajo orden directa del presidente Maduro.

Casto Ocando, Vértice

Ilustraciones: Andrea Phillips

El presidente venezolano Nicolás Maduro sabe cuántas mujeres le escriben a diario al teléfono móvil del líder opositor Henrique Capriles Radonski. Y las fotos que recibe. Y con quiénes se reúne cada día. Y sobre qué hablan en privado una buena parte de los más destacados dirigentes de oposición en Venezuela como Henry Ramos Allup y Julio Borges. Y cuáles son las vías de la oposición para comunicarse con operadores chavistas como Jorge Arreaza y Elvis Amoroso. O la información de identidad del círculo familiar de la Fiscal General Luisa Ortega.

Centenares de conversaciones y documentos filtrados por primera vez de los archivos del espionaje chavista, muestran un mundo paralelo de comunicaciones secretas e íntimas, obtenidas por una maquinaria de hackers militares y civiles bajo orden directa del Presidente Maduro, que utilizan todos los recursos tecnológicos, incluyendo tecnología de punta diseñada por firmas norteamericanas, para penetrar los secretos de la oposición pero también de altos funcionarios de su propio gobierno, una operación que según sus detractores, viola preceptos legales y constitucionales que en teoría protegen el derecho a la privacidad en Venezuela.

En este edificio blanco rectangular, ubicado frente al Palacio Presidencial de Miraflores, en el noroeste de Caracas, Venezuela, opera uno de los “bunkers” del gobierno de Nicolás Maduro que espía masivamente las comunicaciones privadas de miles de venezolanos.

De acuerdo a documentos internos del Centro de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA) y testimonios de personas involucradas en sus operaciones, a los que tuvo acceso en exclusiva Vértice, el gobierno venezolano vigila, interviene y almacena simultáneamente las comunicaciones de centenares de políticos opositores, periodistas, activistas y sus familiares, utilizando para estas labores un pequeño ejército de oficiales del Ejército, la Armada, Aviación, la Guardia Nacional y la Guardia Marina.

Estos oficiales, que recibieron un entrenamiento especial en inteligencia tecnológica y contrainteligencia con la ayuda de asesores rusos, chinos y cubanos, se encuentran bajo el mando del mayor general Gustavo González López, uno de los militares sancionados por Washington, acusado de cometer graves violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela.

El masivo monitoreo ordenado por el presidente venezolano Nicolás Maduro, de conversaciones telefónicas, chats, correos electrónicos y millones de mensajes en las redes sociales, que requiere de una enorme capacidad de procesamiento de datos, ha sido posible gracias al uso de una tecnología de punta desarrollada no por los tradicionales aliados de Venezuela como Rusia, China o Cuba, sino por una firma multinacional norteamericana, epítome del capitalismo globalizado.

Además de organizar y almacenar la data obtenida en llamadas telefónicas, chats de Blackberry, correos electrónicos, conversaciones grabadas mediante el tradicional uso de micrófonos y la información suministrada por miles de “patriotas cooperantes” o espías civiles que operan dentro y fuera del país, los expertos del CESPPA rastrean y analizan constantemente miles de portales de internet y de redes sociales como Twitter y Facebook, para detectar posibles patrones de comportamiento de la oposición, e identificar enemigos con nombre y apellido.

Para llevar a cabo esta compleja tarea, el CESPPA se vale de un avanzado sistema informático, que curiosamente no fue concebido ni en laboratorios cubanos ni rusos sino en el corazón del Imperio enemigo.

Uno de los sofisticados sistemas informáticos usado por el CESPPA para procesar miles de millones de bytes por segundo es conocido como Watson, una plataforma desarrollada por IBM en honor al fundador de la firma Thomas J. Watson, como un cerebro artificial capaz de procesar grandes cantidades de data no estructurada, a través de un complejo proceso de razonamiento automático, que permite identificar patrones y tendencias, establecer relaciones, y responder a preguntas específicas utilizando gráficos complejos basados en la información contenida en la data.

El sistema Watson es capaz de realizar un análisis inteligente de la personalidad de un target, a partir de su interacción en redes sociales como Twitter. El análisis aquí presentado, corresponde al de la cuenta de Twitter del Editor en Jefe de Vértice, Casto Ocando.

Por ejemplo, el sistema es capaz de identificar los temas predominantes y hasta elaborar un perfil psicológico de la personalidad a partir de conversaciones, chats o redes sociales de la persona investigada. También permite establecer un mapa de relaciones a partir de las llamadas telefónicas o correos electrónicos, y básicamente ayudar a deducir si la persona puede representar un “peligro” para la estabilidad política del régimen, a partir de lo que habla, y con quiénes habla en sus comunicaciones.

El complejo software, desarrollado por IBM en sus laboratorios de investigación ubicados en Sillicon Alley, Nueva York, aplica “más de 100 técnicas diferentes” para procesar, analizar, organizar información almacenada en una base de datos creada a partir de una enorme cantidad de data en bruto, para identificar patrones o tendencias y ofrecer las respuestas más “inteligentes” a preguntas formuladas al sistema.

Según IBM, “Cuando Watson tiene frente una pregunta, más de 100 algoritmos analizan la pregunta de diferente manera y buscan muchas posibles respuestas; todo al mismo tiempo. Mientras tanto, otro conjunto de algoritmos evalúa todas las respuestas y les asigna un puntaje; por cada respuesta posible Watson encuentra evidencia para aprobar o refutar cada pregunta; todo en menos de tres segundos”.

Aunque originalmente la aplicación de IBM no nació para ser usada como poderosa herramienta por regímenes autoritarios como el de Venezuela, tuvo aplicaciones tempranas para fines de inteligencia.

Por ejemplo, la tecnología fue empleada en 2002 en Croacia con aprobación del gobierno norteamericano para combatir el terrorismo y la migración ilegal, una prioridad para Washington tras los ataques terroristas de Septiembre de 2001. El sistema se usó para analizar el flujo masivo de data proveniente de comunicaciones interceptadas de posibles grupos vinculados a Al Qaida en la región.

Para ese momento, Watson era famoso en los círculos de la inteligencia occidental por su capacidad de ofrecer en tres segundos un perfil gráfico en forma de diagrama, mapa u organigrama el perfil de un objetivo, con toda la data disponible, incluyendo conversaciones, transacciones financieras y mensajes personales.

El Sistema Watson  mostró una capacidad inusitada en el 2011, cuando compitió en el popular programa televisivo de preguntas Jeopardy!, contra competidores que habían ganado previamente, obteniendo el primer lugar y un premio de $1 millón.

Durante su participación en el programa, la computadora del sistema Watson tuvo acceso a una base de datos de 4 terabytes con más de 200 millones de páginas de data estructurada y no estructurada, incluyendo toda la data del portal Wikipedia, pero sin acceso a internet. Watson superó de forma consistente a todos los oponentes contra quienes se enfrentó, respondiendo preguntas complejas en cuestión de segundos.

A principios del 2013, Watson abrió nuevas posibilidades de aplicaciones a campos como el educacional, negocios y salud, para desarrollar nuevas estrategias en la cura del cáncer o la creación de nuevos mercados para nacientes iniciativas empresariales.

Sin embargo, el sistema ha sido aprovechado por los cuerpos de seguridad venezolanos, que lo utilizan para identificar todas las relaciones familiares, profesionales, políticas, o de amistad de una persona o target específico; así como sus llamadas, mensajes, correos electrónicos, chats, publicaciones, finanzas, bienes, procesos judiciales, viajes, intereses, hobbies y cualquier otra información sobre la cual exista al menos un pieza de información susceptible de ser almacenada digitalmente.

“Me han intervenido todo”, dijo a Vértice la dirigente opositora María Corina Machado. “Conversaciones privadas con mi madre y otras personas (…) teléfonos, correos electrónicos, redes sociales. Y estas conversaciones han sido divulgadas por funcionarios del Estado en medios que son públicos, en algunos casos editando, alterando y cambiándoles totalmente el sentido”, aseguró.

Para funcionar óptimamente, el sistema debe ser nutrido con la mayor cantidad posible de información utilizando todas las fuentes disponibles, incluyendo transcripciones de llamadas y correos intervenidos, transacciones financieras, mensajes de texto y de chats, y agendas telefónicas con la información de los contactos de las personas investigadas, una tarea en la que participan expertos y analistas para ayudar a optimizar la data.

De acuerdo a documentos en poder de Vértice, en el CESPPA el sistema Watson es alimentado por un grupo de 131 analistas, que introducen diario toneladas de información recabada de diversas fuentes gracias a la maquinaria de espionaje del gobierno de Maduro.

El equipo de coordinación estaba dirigido en el 2015 por el teniente técnico Osleiym Omar Andrade, un ex oficial de la Casa Militar de Maduro, que se especializó en informática en la Universidad Politécnica de Madrid e ingresó a las Fuerzas Armadas en el 2003.

Una licencia para operar legalmente el sistema Watson de IBM puede costar $3 millones de dólares, de acuerdo a estimaciones de Paul Ward, profesor de Ingeniería de Software de la Universidad de Waterloo, en Ontario, Canadá.

Vértice trató de confirmar si el gobierno venezolano había adquirido la licencia para utilizar el sistema Watson directamente de la transnacional tecnológica, pero varias llamadas telefónicas y correos electrónicos enviados a Lia Davis, Directora de Comunicaciones del Sistema Watson de IBM en Washington DC y Nueva York, no fueron respondidos.

Documentos que describen las operaciones del CESPPA muestran el uso intensivo del sistema. De acuerdo a un “Informe de Avance sobre el Sistema Watson”, con fecha 23 de abril del 2014, el sistema estaba siendo usado para trabajar sobre un número inicial de 50 objetivos en ese momento, cuando se comenzó a alimentar la base de datos del espionaje chavista. Los servidores operativos se encontraban en Islandia, de acuerdo a los documentos filtrados.

Cronograma de actividades CESSPA para las sesiones de entrenamiento y operación del sistema Watson.

El reporte de avance detalló que el proceso de identificación y procesamiento de objetivos mediante el sistema Watson estaba coordinado por un grupo técnico bajo la responsabilidad de un experto en computación de origen no militar.

Las tareas de los técnicos del CESPPA se centraron en utilizar la infraestructura del sistema Watson para llevar a cabo el “proceso de captura de objetivos”, y dirigir las “acciones especiales sobre el sistema”, entre ellas “ubicar a alguien”, u ordenar operaciones de “escucha” a otros objetivos.

La operación inicial del sistema de IBM por parte del CESPPA, que tuvo lugar en la última semana de marzo del 2014, abarcó los siguientes pasos:

  • Definir las autorizaciones para indicar teléfonos objetivos.
  • Definición de categorías para los objetivos.
  • Definición del perfil de los analistas del Sistema Watson.
  • Definición de protocolos de seguridad par analistas, asesores y otros involucrados.
  • Entrevistas a los analistas propuestos.
  • Definición, información y adiestramiento en los protocolos de recepción, envío, tipos de medios y otros.
  • Acondicionamiento especial de los equipos informáticos.
  • Entrenamiento a los analistas en el Sistema Watson.

Las agendas telefónicas de las personas espiadas, permiten elaborar un mapa detallado de relaciones y contactos utilizando el sistema Watson.

Cuando el sistema comenzó a operar efectivamente, se incorporaron otras instrucciones a los operadores:

  • Carga inicial de objetivos (mínimo 50).
  • Ajustes de operaciones.
  • Entrega de primer informe.
  • Ajustes al modelo de informe.
  • Informes periódicos.
  • Asesoría de alto nivel.
  • Proceso de captura de objetivos.
  • Informes eventuales según importancia del tema. Y finalmente,
  • Acciones especiales sobre el sistema (ej. Ubicar a alguien, escucha otros).

El informe llamó la atención sobre la inconveniencia de mantener los servidores donde se almacenaba la base de datos en Islandia, en lugar de tenerlos físicamente en las instalaciones del CESPPA, para “tener el control y administración de dichos servidores”.

Entre las primeras listas de objetivos cuyos teléfonos debían ser intervenidos, se incluyeron 10 nombres de activistas, opositores y periodistas:

  • Leopoldo López, ex candidato presidencial y fundador del partido Voluntad Popular, actualmente el más destaado preso político del régimen venezolano. Según la lista del CESPPA, López se comunicaba desde prisión con un teléfono Blackberry modelo 9320.
  • Diana de Agostino de Ramos, esposa del dirigente opositor Henry Ramos Allup, actual presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, que usaba un teléfono marca Blackberry, modelo 8310;
  • Nelson Bocaranda, reputado periodista y director del portal runrun.es, que se comunicaba con un teléfono Samsung S4;
  • Alfonso Marquina, diputado opositor a la Asamblea Nacional por el partido Un Nuevo Tiempo, que operaba un teléfono celular marca Samsung;
  • Liliana de los Angeles Hernández, dirigente del partido Un Nuevo Tiempo y miembro de la organización paragua opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD);
  • Adriana Pichardo Bello, politóloga y activista opositora en el estado Aragua, en el centro de Venezuela, con un teléfono Samsung S3;
  • Y los ciudadanos Luis Enrique García, Traina Johana González Rocca, Juan Guillermo y Jesus Eduardo Bellorín González.

En una lista separada, se propusieron otros nombres para ser procesados e intervenidos:

  • Lilian Tintori y Diana Lopez, esposa y hermana, respectivamente, del dirigente Leopoldo López.
  • Rosa y Clara Scarrano, esposa y hermana del alcalde opositor Enzo Scarrano, en prisión por razones políticas desde marzo de 2014.
  • Patricia Ceballos, esposa del también alcalde opositor Daniel Ceballos, encarcelado junto a Leopoldo López desde marzo de 2014.
  • María Bolívar Lucchese y Vicenzo Bolívar, esposa y cuñado de Salvatore Lucchese, ex jefe policial opositor que permanence detenido por razones políticas junto a Leopoldo López y Enzo Scarrano.
  • Y la periodista Del Valle Canelón, cuya cobertura informativa ha sido crítica de la administración chavista.

El alcance del sistema Watson de IBM ha otorgado al gobierno de Maduro, en teoría, un poder de vigilancia sin precedentes y de legalidad cuestionable.

“La arbitrariedad en el uso de estos recursos de inteligencia para otro tipo de tareas y no para proteger la seguridad de la nación, sin ningún tipo de balance o contrapoder, es profundamente preocupante. Es el ejercicio arbitrario del poder, y puede generar prácticas mafiosas”, indicó Carlos Correa, director de Espacio Público, una organización sin fines de lucro que monitores las libertades civiles y de información en Venezuela.

Desde su creación, el CESPPA no ha estado exento de controversia. Fue creado formalmente el 7 de octubre del 2013 por decreto del presidente Nicolás Maduro. Originalmente se establecieron como objetivos centrales del centro la unificación de la información sobre seguridad, defensa, inteligencia, orden interno y relaciones exteriores, y la discrecionalidad de calificar como reservada o clasificada cualquier tipo de información en función de la seguridad de la “patria”.

Adicionalmente, el decreto precisó que la información que debía recabar el CESPPA iba a concentrarse fundamentalmente en “la actividad enemiga interna y externa”, y sujetó sus funciones a los requerimientos de “la Dirección Político-Militar de la Revolución Boliviariana”, lo cual convertía al organismo de seguridad en una herramienta del chavismo para combatir a grupos opositores o “enemigos”.

“El término ‘enemigo’ (…) es utilizado sólo en casos de Guerra y se refiere a enemigos externos. Cuando se habla de enemigos internos se trata entonces de los ciudadanos”, subrayó en un comunicado el independiente Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), que cuestionó el CESPPA como un organismo que podía incurriren la censura informativa y atentar contra la libertad de expresión en Venezuela.

En una segunda redacción del decreto, apenas dos semanas después de haber sido creado el CESPPA, suavizó el lenguaje y eliminó las menciones a “enemigos internos”, aclarando que el organismo iba a estar bajo responsabilidad directa del Presidente de la República, y no de la “revolución”.

Sin embargo, cuatro meses después, el 13 de febrero del 2014, cuando fue publicado el reglamento del CESPPA, las críticas arreciaron. No sólo su director, el general Gustavo González López, era al mismo tiempo el jefe de los servicios de inteligencia (Sebin) de Maduro, sino que las funciones del organismo prácticamente no tenían límite en cuanto al espionaje y seguimiento de todo lo que pudiera ser considerado, discrecionalmente, como una amenaza a la revolución.

“El CESPPA nació como un organismo capaz de meter sus narices en todas partes, casi con impunidad. No hay nada que se le asemeje en la era democrática, ni siquiera en la década de los 60, con la paranoia que generó la ofensiva guerrillera en Venezuela apoyada desde Cuba”, dijo a Vértice el coronel retirado Claudio García, que trabajó en la otrora Dirección de Inteligencia Militar (DIM), hoy conocida como Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en la época pre-Chávez.

“Todo lo que hace el CESPPA es muestra de un aparato represivo de intimidación y persecusión que llega incluso a meterse en tu vida privada para ser manipulada y usada por el gobierno para sus propios fines”, dijo Carlos Vecchio, dirigente del partido Voluntad Popular, que dirige el prisionero político Leopoldo López.

Para llevar a cabo esta compleja tarea, el CESPPA se vale de un avanzado sistema informático, que curiosamente no fue concebido ni en laboratorios cubanos ni rusos sino en el corazón del Imperio enemigo.

El periodista Juan José Farías colaboró con este reportaje.

 

Los oscuros negocios en la Cantv

Hermilis Guerrero, Nueva Prensa de Guayana (06-03-2015)

La necesidad de obtener una línea telefónica, principalmente por requerir el servicio de Internet, ha contribuido a la conformación de una verdadera “mafia organizada” que trabaja con algunos técnicos corruptos, ex empleados de la empresa y personal capacitado.

El extenso tiempo de espera -que en casos puede hasta exceder los 3 años para lograr la adjudicación de un número- viene poniendo “contra la pared” a muchos residentes, empresarios y comerciantes, a quienes urge el servicio para activar computadoras, puntos de venta y teléfono fijo.

Entre las irregularidades que más denuncian sobre Cantv, se encuentran los “chanchullos” y “palancas” a los que se tiene que recurrir para acelerar la adjudicación de líneas; asimismo la lentitud en el Internet, es otra de las fallas que critican los usuarios.

De manera extraoficial se conoció que cobran entre 18 y 25 mil bolívares para la venta ilegal de la línea, no obstante no existe ninguna garantía de durabilidad del servicio.

El supervisor de la oficina comercial ubicada en Alta Vista en Puerto Ordaz, George Ramírez, informó que el lapso para obtener el servicio de telefonía “no se puede manejar”, puesto que no todas las direcciones se prestan para instalar una línea.

Existen personas que vienen a solicitar una línea donde no hay ni redes. El tiempo de espera puede variar de acuerdo a la disposición técnica para prestar el servicio”, expresó.

En relación a las ofertas que se dan en la calle por las diferentes personas que se presten para ofrecer líneas de manera ilegal, …los ciudadanos que realicen ese tipo de operación corren el riesgo de ser estafados”, comentó Ramírez.

Asimismo, el representante aseguró que “la empresa que maneja la disposición técnica, es un departamento de asignación, después de realizar un pago que empiece a generar esas solicitudes, ya sea de adjudicación o cambio de residencia, Cantv las va a registrar en la primera factura que emita”.

Cuando la empresa detecte alguna irregularidad, se encuentra en el deber de eliminar esa operación, al igual que sancionar la parte técnica y anular el derecho a reclamo que pueda tener el suscriptor por prestarse a un acto ilícito.

Ante la situación del cobro de llamadas a larga distancia y a otros números desconocidos, que los usuarios rechazan, Ramírez sostuvo que “hubo un tiempo en que personas inescrupulosas violentaban los armarios ADS y realizaban conexiones para llamadas; sin embargo, esa irregularidad fue solventada”.

Con respecto a las deudas que dejan algunos clientes de la empresa de comunicaciones, el monto queda registrado en el número de cédula del suscriptor y no en la línea; es decir, que la persona que adquiera de manera legal el servicio, no deberá pagar por pagos pendientes de antiguos adjudicados.

De igual modo, el líder de la sede de Cantv informó que para comprar un equipo de telefonía, el cliente debe visitar la oficina comercial para hacer la solicitud. El usuario tiene dos opciones para pagarlo: de contado o cargado a la facturación de su línea telefónica.

Oficinas y requisitos

Para optar por el servicio de telefonía, los venezolanos deben dirigirse a cualquiera de las oficinas comerciales, llevar la copia de la cédula de identidad, presentar la dirección exacta del lugar donde se desea la instalación del servicio, dar un número de teléfono de contacto y un número local de referencia; este último es necesario para saber qué puerto se encuentra cerca y verificar la disponibilidad.

Beneficios

Con la línea telefónica tradicional, Cantv ofrece llamadas locales, nacionales e internacionales, 0500, 0501, 0800, 0900 y teléfonos celulares.

Asimismo, planes locales postpago o prepago, para elegir el que mejor se adapte a las necesidades de los usuarios. También, planes de descuento para llamadas de larga distancia nacional y larga distancia internacional.

Igualmente, los clientes pueden contar con beneficios complementarios para saber quién llama antes de contestar y mantenerse comunicado con buzón de mensajes, entre otros.

Además del servicio de telefonía, los venezolanos pueden disfrutar de conexión a Internet, afiliándose a cualquiera de los planes: Aba o Internet básica.

Usuarios opinaron

Geraldin Villalba: “El servicio que ofrece Cantv es pésimo, algunas ocasiones las líneas se caen y el Internet a veces se cae y es muy lento. Si se te daña el módem por mala suerte tienes que esperar como tres meses para poder comprar uno porque nunca hay. Además, en las oficinas de algunos centros los que atienden les venden a quienes les da la gana”.

Elina Bello: “Es una estafa para obtener una línea fija Cantv te cobran de 5 mil en adelante si no, no hay línea”.

Linna Rondón: “Es lamentable todo esto, pero yo no puedo decir lo mismo, porque cada vez que he solicitado algún servicio de Cantv he tenido buenas repuestas y muy buenos beneficios. Hace casi un año compré una casa nueva, solicité una línea y en 2 meses me la dieron fija”.

Katushka Cabello: “Coloqué la línea con palanca, un trabajador de allí me ayudó. Pero el Internet es pésimo, lento, se cae, hasta más de tres días sin el servicio”.

Moisés Madrid: “Pues el servicio de telefonía es bueno, pero no puedo decir lo mismo del Internet. Los servicios menores a 3G son nefastos, para conseguir módem, antenas y teléfonos tienes que pagar 20 veces el precio establecido”.

Gonzalo Gutiérrez: “La Cantv se transformó en uno de los sindicatos del crimen organizado más grandes y millonarios del país. Solicité una línea y me estaban cobrando 15.000 bolívares por el cupo; es decir por la opción. Una vez aprobada la solicitud debía pagar otra suma no determinada”.

Adrián Manrique: “Con respecto a la solicitud de línea siempre dicen que no hay línea. Son incapaces de verificar el estado de las líneas por zona, entonces para mi es excusa el que siempre digan lo mismo. Ya tengo varios años intentando y nada que puedo tener la línea telefónica directa aquí en casa, pero bueno así son las cosas”.

Trino Marrero: “En mi zona lo único malo es que ‘no hay números para clientes nuevos’. Lo puse entre comillas porque son palabras textuales de la gente de Cantv al momento de hacer una solicitud de línea residencial”.

José Ferrer: “Tengo 5 años esperando por línea asignada y seguiré en espera”.

Yannelis Quintero: “El servicio es bueno pero podría ser excelente. Tengo tres meses que me mudé, solicité cambio por mudanza y hasta el momento nada. Lo que me dicen es que no hay servicio técnico, que deposite mi línea que no pueden hacer nada más”.

Milagros Navarro: “Tengo 3 años esperando que me vayan a poner la línea desde que hice la petición y nada”.

Denuncias

La empresa coloca a disposición de los venezolanos que deseen realizar una denuncia, los números de atención 155 y 0800Cantv00 y la cuenta en redes sociales @ContactoCantv.

Los 11 pretextos que inventó Maduro para decretar el Estado de Excepción

Katiuska Manrique

Desde que Maduro anunció el 13 de mayo que firmaría un nuevo Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica, los venezolanos nos preguntábamos: primero, qué era tal decreto; y, segundo, en qué se basaba el régimen para aprobarlo. Ya publicado en Gaceta Oficial, a continuación un resumen de los 11 pretextos utilizados por Maduro.

Pretexto No. 1

Alegan como excusa que desde la muerte del Chávez, algunos sectores políticos se han aliado con sectores extranjeros para promover descontento popular y desestabilizar las instituciones del Estado.

Pretexto No. 2

Alegan como excusa que desde las elecciones presidenciales de abril 2013, la oposición ha menoscabado la voluntad popular  y ha sometido a la población venezolana a la zozobra, mediante la “aplicación de esquemas perversos de distorsión de la economía venezolana tales como el acaparamiento, el boicot, la usura, el desabastecimiento y la inflación inducida”.

Pretexto No. 3

Alegan como excusa que, aunado al hecho descrito, se le suma la caída de casi 70% del precio de la cesta petrolera, que ha provocado “una disminución sensible de la disponibilidad financiera”, pero dicen que a pesar de esta situación ellos (el régimen) han “mantenido la satisfacción de los derechos fundamentales de la población”.

Pretexto No. 4

Alegan como excusa que la nueva AN ha pretendido desconocer todos los Poderes Públicos y promocionar la interrupción del período presidencial por cualquier mecanismo “fuera del orden constitucional”, llegando inclusive a “amenazas e injurias contra las máximas autoridades” de todos los Poderes Públicos.

Pretexto No. 5

Alegan como excusa que tuvieron que implementar una serie de medidas para poder contrarrestar los ataques de la oposición, la guerra económica nacional y extranjera, para “proteger al pueblo de Simón Bolívar”.

Pretexto No. 6

Alegan como excusa que como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama prorrogó  la orden ejecutiva que considera a Venezuela una amenaza para su seguridad nacional, ellos (el régimen) se sienten amenazados porque lo consideran como una injerencia extranjera.

Pretexto No. 7

Alegan como excusa al fenómeno El Niño como el culpable de no poder producir alimento, y materia prima, el desabastecimiento interno de alimentos, el colapso eléctrico nacional, la disminución de las reservas hídricas para proveer los servicios de agua y de electricidad, y los efectos desfavorables en la productividad del país.

Pretexto No. 8

Alegan como excusa que hay agentes económicos auspiciados por intereses extranjeros que han obstaculizado el acceso de “los venezolanas y venezolanos” a bienes y servicios, y responsables de generar deliberadamente malestar en la población. Induciendo el “bachaqueo”, “las colas inducidas” y “la incitación a la violencia entre hermanos”.

Pretexto No. 9

Alegan como excusa que han  detectado grupos criminales armados y paramilitarismo extranjero, actuando en conchupancia con actores políticos nacionales, que a su vez están siendo financiados desde el extranjero con el “afán” de desestabilizar la institucionalidad del Poder Público, “generar problemas de orden público que causen malestar a la población” y vulnerar la seguridad nacional.

Pretexto No. 10

Alegan como excusa que la “confrontación deliberada del  Poder Legislativo contra los Poderes Públicos”, la guerra económica, los ataques a la estabilidad nacional, la agresión de potencias extranjeras, las amenazas y el desconocimiento al Orden Juridico, “ponen seriamente en peligro la seguridad de la nación” porque el motivo ulterior de todo esto es derrocar al régimen. Qué tal?

Pretexto No. 11

En esta última excusa ellos (el régimen) alegan que la concurrencia de todas las situaciones extraordinarias (climáticas, económicas y políticas) descritas, requiere de “la aplicación de urgentes y excepcionales medidas para proteger al pueblo” en “función de las amenazas internas y externas existentes”.

Les recomiendo leer la Gaceta Oficial, para que comprueben la aberración y el mamotreto que es ese decreto inconstitucional de Maduro. Un documento mal escrito, mal redactado y sin ningún fundamento legal ni argumentativo.

Esta es la Gaceta Oficial No. 6.227

Un simple ejercicio de imaginación

Angela Montbrun

Todo es hipotético, nada es real. No hay alusiones, no hay personajes conocidos. Todo es producto de la entelequia del imaginario. Es solo una obra ficción, en el teatro de la vida. ¿Algún parecido? Mera casualidad…

Se abre el telón: El TSJ decreta el cese de funciones de la junta directiva de la Asamblea Nacional, argumentando desacato a una sentencia. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La junta directiva de la Asamblea Nacional convoca sesión urgente, para fijar posición ante el decreto del TSJ. Se cierra el telón.

Se abre el telón: En la sesión, los diputados oficialistas agreden a los diputados demócratas. Luego abandonan el hemiciclo. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Luego del bochornoso espectáculo, continúa la sesión y los diputados demócratas deciden desacatar el decreto del TSJ por violar y profanar el Principio Constitucional de Separación de Poderes y la también constitucional inmunidad parlamentaria. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La junta directiva de la Asamblea Nacional -en rueda de prensa- hace oficial su desacato argumentado, del decreto del TSJ que la destituye. Se cierra el telón.

Se abre el telón: El presidente en cadena nacional, estalla en cólera porque la junta directiva de la Asamblea Nacional desacató el decreto del TSJ que la destituye. Se cierra el telón.

Se abre el telón: El presidente, luego de insultos y amenazas en horario todo usuario, ordena a la fiscalía y a los militares, “Salvaguardar la constitucionalidad y el estado de derecho”. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Pasan los días. Ásperos, intensos. Hordas violentas arremeten contra el Palacio Legislativo destrozando cercas, jardines y pintarrajeando sus paredes con insultos y consignas. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Las hordas violentas destrozan los vehículos de los diputados demócratas de la Asamblea Nacional, ante la mirada impasible de los cuerpos de seguridad. No se salvó ni uno. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Diputados demócratas son agredidos por hordas violentas. Qué casualidad; de nuevo, ante la mirada impasible de los cuerpos de seguridad. Varios heridos, algunos de gravedad. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Ante los hechos, el presidente -de acuerdo con el estado de excepción que decretó- ordena la suspensión de garantías. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La junta directiva de la Asamblea Nacional y los demás diputados demócratas, en sesión extraordinaria, rechazan el decreto y solicitan a la OEA la activación de la Carta Democrática. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La ciudadanía, presa del justificado temor, se apresura a comprar la comida que puedan encontrar. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Las calles son militarizadas para evitar que se subvierta el orden público. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Un comando cívico-militar irrumpe en una sesión de la Asamblea Nacional y argumenta el cumplimiento forzoso de la decisión del TSJ. Los diputados demócratas protestan el brutal allanamiento. Los integrantes de la junta directiva son detenidos por resistirse a la autoridad. Se cierra el telón.

Se abre el telón: De inmediato, suben al presídium los diputados del Psuv designados por el TSJ y toman posesión como nueva junta directiva de la Asamblea Nacional. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Ante la protesta de los diputados demócratas, lo militares reaccionan y detienen a 70 de ellos. Se cierra el telón.

Se abre el telón: A los 70 diputados demócratas y a los integrantes de la anterior junta directiva detenidos, se les solicita allanamiento de su inmunidad parlamentaria; y la ahora mayoría oficialista en la AN, lo acuerda. Se cierra el telón.

Se abre el telón: El TSJ enjuicia de manera exprés a los 70 diputados demócratas detenidos y a los integrantes de la junta directiva destituida y apresada, los encuentra culpables de traición a la patria y los condena. Se cierra el telón.

Se abre el telón: En las calles no hay protestas. La gente continúa en las colas –cada vez más numerosas- tratando de comprar comida cada vez más escasa. El agobio es general. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Ante los hechos que han conmocionado al país, el presidente suspende el referendo y la elección de gobernadores. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La nueva correlación de fuerzas políticas en la Asamblea Nacional decide, por mayoría del Psuv, respaldar esa decisión del presidente. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Diversos organismos internacionales se pronuncian condenando lo ocurrido en Venezuela. El presidente ni se inmuta. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La prensa en Venezuela recibe la visita de censores y el gobierno toma el control de las líneas editoriales. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Ningún presidente en el mundo, salvo el del imperio, fija una posición contundente en relación a lo ocurrido en Venezuela. Se cierra el telón.

Se abre el telón: La población se acostumbró al estado de excepción que ya lleva 2 años, al toque de queda, a la espantosa escasez, al control militar y al cronograma de racionamiento eléctrico. Se cierra el telón.

Se abre el telón: El presidente –en cadena nacional- levanta el estado de excepción. En ese mismo acto el representante del CNE, sentado a su lado, convoca a elecciones presidenciales. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Es diciembre, día de las elecciones. Al toque de la diana de la patria, el chavismo sale a votar y el resto del pueblo no se moviliza esperando que la MUD resuelva. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Maduro es reelecto presidente. En su primera alocución reitera su compromiso con la democracia y de seguir produciendo como para abastecer a tres países. Cierra su entusiasta discurso con… “¡Chávez vive. La lucha sigue. No volverán!”. Se cierra el telón.

Último acto.

Se abre el telón: Venezuela pasa de tener ciudadanos a solo tener habitantes. Se cierra el telón.

Movilnet: retrato de una empresa quebrada

John Manuel Silva, Revista Clímax

A mediados de la década pasada todos tenían un celular en las manos. Mucho de esto se debió a Movilnet y sus teléfonos “baratos”. Pero desde hace dos años, la empresa acusa una acentuada escasez de equipos y hasta de líneas.

Hoy, sus agentes comerciales lucen vacíos, ya no se hacen listas de espera y los populares teléfonos gubernamentales, el Vergatario y el Orinoquia, brillan por su ausencia. Este es el retrato de una empresa que está muriendo de mengua sin que nadie se altere.

El modelo de negocios de Movilnet es el típico de las franquicias, aunque tiene algunas especificidades. Hasta hace poco para tener un Agente Autorizado Movilnet el inversor debía contar con un local que pasara una inspección. En otras cosas, evaluaba el espacio para un mostrador estandarizado, unas puertas de vidrio que permitieran la vista hacia lo interno.

Un par de computadoras, como mínimo; una para la caja y otra para activar las líneas. Y al menos un par de promotores, que debían respetar un sencillo código de vestuario y aprender a utilizar OVAM, la Oficina Virtual de Atención Movilnet, una página web a la que solo puede accederse con un usuario, una clave y un token digital que cambia de número cada minuto y en la que se encuentra, además de la plataforma para agentes autorizados, la tienda para que los agentes repongan inventarios. Es un sistema que luego utilizaría, con algunos cambios, el Banco Bicentenario del Pueblo.

Por esa página se activaban las líneas, se cambiaban los planes, se actualizaban los datos de los clientes y se ofrecían servicios promocionales, como los pen drive de internet móvil que existieron entre 2010 y 2012. Otros servicios están más centralizados, como los desbloqueos de líneas robadas, las activaciones de líneas pospago asociadas a tarjetas de crédito y los cambios de tarjetas SIM —esas que todos conocen como chips. Todo eso se hace por teléfono, a través de una línea privada en la que cada agente tiene un código asignado para controlar las operaciones mensuales que realizan por allí.

Entre las normas de funcionamiento de los Agentes Autorizados está el respetar el protocolo y los planes promocionales de la empresa, no alterar el código de vestuario, y cumplir con una meta mensual que el supervisor regional asigna de acuerdo con la densidad de su clientela y su ubicación geográfica.

Para ser oficinas comerciales los estándares son mayores, porque estas, además de los oficios de los agentes autorizados, tienen más funciones que ofrecer a los clientes, que desde 2010 se llaman “usuarios” según memorándum enviado desde la central por orden de Conatel.

En Movilnet, aún después de la nacionalización, las cosas no iban tan mal. El populismo oficial tenía a la empresa andando y hasta produciendo dividendos. Un día, en Aló Presidente, al fallecido conductor se le ocurrió que la gente pobre tenía derecho a tener su teléfono económico.

En cadena nacional de radio y tv, varios meses después, el propio Chávez presentó un teléfono que tenía “de todo”, según sus propias palabras, “alarma, calculadora, juegos, cámara, mensajes, música, tiene teléfono también”, bromeaba al final. Mentía, o al menos exageraba, el teléfono en cuestión solo era un viejo modelo ZTE que ya no circulaba en el mercado. La cámara era solo VGA, y en realidad no se le podía poner música porque aunque tenía la opción para reproducir mp3 los teléfonos venían sin capacidad de colocarles una memoria externa y sin cable USB de datos.

Pero la gente estaba contenta, y durante meses “el Vergatario”, como bautizó el mandatario al teléfono de marras, fue el producto más solicitado en los agentes autorizados Movilnet.

Los dueños, lejos de quejarse, estaban de plácemes, ya que la otra característica de los agentes autorizados era que la ganancia no venía tanto por los teléfonos, a los que solo se les podía ganar, de acuerdo a la Ley de Precios Justos, un 30 %, que aunque en esos días no se los comía la salvaje hiperinflación que vino después, tampoco representaba un ingreso boyante.

En cambio, los agentes autorizados recibían enormes comisiones por cada línea activada, además de premios si superaban la meta mensual asignada. Las CDMA, las GSM y las pospagos, todas tenían un pago en particular. Los promotores que trabajaban en los agentes, además de su sueldo básico, cobraban cada 45 días unas comisiones por línea activada.

La creación del gobierno de la empresa VTELCA, que absorbió los restos de ZTE y el lanzamiento de sucesivas teléfonos económicos, que incluyeron versiones mejoradas del “Vergatario” y el muy popular “Orinoquia”, significó para los dueños de los agentes autorizados un incremento en sus activaciones. Les aumentaron sus metas de activación mensual y hasta les crearon otras categorías, como las líneas para consejos comunales y las líneas corporativas para empresas públicas.

El comienzo del fin

La fiesta comenzó a acabarse en 2014, cuando finalmente el país comenzó a acusar los efectos del endeudamiento. El Estado fue perdiendo la capacidad de inyectarle recursos a la empresa para seguir subsidiando los teléfonos baratos, las líneas a 25 bolívares, las comisiones generosas para cada agente autorizado. De los anaqueles desaparecieron los miles de “Vergatario” y también los teléfonos de otras marcas.

La fiebre de los Blackberry, de los que Movilnet ofrecía tanto el mejor como el más económico de los planes especialmente pensados para esos aparatos, cesó. La nueva marca que comenzó a tomar el control del mercado a nivel mundial fue Samsung, con sus teléfonos que utilizaban el sistema operativo que pronto dominaría el mercado: Android.

En este sector, fueron Movistar y Digitel quienes llevaron la delantera, tal vez porque no estaban tan forzados a ofrecer los precios absurdamente bajos que Movilnet ofrecía gracias a los ingentes subsidios del Estado.

Al tiempo, los anaqueles comenzaron a vaciarse. Ocasionalmente llegaban despachos de teléfonos Vtelca, pero las marcas privadas ya no les despachaban a los agentes autorizados Movilnet. Los Vtelca, por su parte, se agotaban el mismo día que llegaban porque los agentes autorizados se vieron obligados, a veces por amenazas de consejos comunales y grupos de bases que iban a las tiendas a presionar a los empleados acusándolos de revender los teléfonos, a hacer listas de espera.

Hoy, a dos años de la contracción, la realidad es radicalmente distinta a la de aquellos días en los que hasta niños, que apenas sabían hablar, ya iban por la calle con un flamante smartphone con línea de la empresa estatal. Los agentes autorizados reportan meses sin despacho, los anaqueles lucen vacíos y muchos, aun contraviniendo las normas de la empresa, han tenido que diversificar sus actividades, porque, además, empezaron a mutarlos por tener los mostradores vacíos. Del mismo modo, tienen prohibido despedir a su personal, debido a la inamovilidad laboral, por lo que deben ingeniárselas para pagar puntualmente la nómina.

“No quiero ser grosero contigo, pero de verdad no te pienso declarar con mi nombre y no quiero que le tomes fotos a mi tienda”, dice un hombre de cuarenta años al que llamaremos Augusto. “Todo comenzó a cambiar desde hace años, en 2010 más o menos, cuando nos anunciaron desde Caracas que los envíos ahora no los harían las empresas con las que tradicionalmente tratábamos sino unas cooperativas.

Desde ese momento el servicio comenzó a fallar, porque las cooperativas enviaban los teléfonos con tardanza y a veces llegaban incompletos. Por ejemplo, había unos que tenían una promoción, un muñequito de Bob Abreu que venía con el teléfono si lo comprabas. Acá llegaron muchos sin los muñequitos. Sonará estúpido, pero fue allí que la cosa empezó a decaer. Luego se retrasaron con el pago de las líneas y ese fue un golpe duro, porque dependemos de eso. La gente no lo sabe, pero los agentes autorizados viven de eso: de vender líneas no teléfonos”, concluyó.

Augusto es el dueño de un agente autorizado de uno de los principales centros comerciales del área metropolitana. Si hubiera permitido que fotografiásemos las vitrinas de su tienda, esas fotos mostrarían el vacío en el mostrador, excepto por una esquina en donde hay tres equipos, el más económico valorado en 150.000 bolívares. Todos tienen el precio en un papel sin logo, y dicen una mentira arriba del precio: “usados”.

No son usados, los compra el hermano de Augusto, a veces por internet, a veces en Panamá o en Colombia cuando sale del país, dice que son usados por si les cae una inspección, todo es una violación a los estatutos internos de la empresa, que no admiten la venta de equipos que no sean de Movilnet, ni permiten vender a precio de dólar negro.

A mí me están pagando desde hace meses por venir aquí a calentar la silla y decirle a todos que no hay. Y ya ni eso, porque es obvio que no hay un coño, y la gente está resignada”, dice Rebeca, joven promotora de un agente autorizado de los altos mirandinos, que accede a declarar y permite que se tomen fotos de la tienda a cambio de un estricto anonimato.

“Ya no está tan heavy, lo de la gente quiero decir. Pero hubo un tiempo en que sí. Hubo rollos con chavistas que venían arrechos porque dizque estábamos escondiendo los Vergatario y los revendíamos. Varias veces vino Indepabis, o como se llame ahora, a hacer inspecciones. Yo me di cuenta de que todo se fue al carajo en diciembre del año pasado cuando no vendimos nada, pero nada. Es increíble, hace tres años cuando yo entré a trabajar la semana previa al 24 era una locura, la gente se llevaba cualquier teléfono para regalar. Pero esta última Navidad no hubo nada. Solo quedan accesorios, podemos procesar líneas para gente que compra teléfonos liberados, y alguna tontería de servicio técnico que antes no ofrecíamos, pero ahora sí para que entre dinero. Pero más nada. Esto está muerto. Yo he hecho cierres de caja de doscientos bolívares, que es lo que se vendió ese día en tarjetas prepago. Eso es inaudito”, se sorprende.

 

Yo lo perdí todo y lo peor es que nadie me quiere comprar”, dice otro al que también le cambiaremos el nombre, llamémoslo Antonio, quien invirtió doscientos mil bolívares hace seis años por un pequeño agente autorizado Movilnet ubicado en un concurrido centro comercial.

“Al principio estaba emocionado, ese año produjimos un dineral, yo recuerdo que el 31 de diciembre de 2009 cerré a las 3:00 pm porque había vendido toda la mercancía. A finales de mes le entregábamos reportes a Caracas donde casi doblábamos la meta de activaciones que nos habían asignado. Sentí que había hecho una tremenda inversión”.

Antonio le compró la tienda al antiguo concesionario, quien se mudó fuera de Venezuela.

“No lo entendía, ¿para qué vender y más aún irte, cuando a final de mes te quedaban como cuarenta palos, y eso en meses de temporada normal, porque en meses con promociones, que si del día del padre o de la madre, la cosa subía mucho? Hoy me doy cuenta de que puede que el tipo lo viera venir”, confesó.

“Al principio nos decían que era temporal, que pronto llegarían los teléfonos y eso le decíamos a los clientes, pero luego noté que no. Verás a cada tienda le asignan en OVAM una cantidad de mercancía que pueden pedir. Allí, mal que bien, siempre se podía pedir algo. Los Huawei, por ejemplo, eran los que nos salvaban la vida: teléfonos baratos, pero al mismo tiempo de buena calidad y con todo lo que le gusta a la gente: camarita, memoria, música, internet. Desde hace dos años, allí no hay nada. En principio lo resolví comprando teléfonos por mi cuenta, pero entonces la supervisora vino un día y nos dijo que no podíamos seguir haciendo eso. Los teléfonos que debíamos vender eran los que la empresa nos asignaba con todo y habladores —etiquetas con el logo de Movilnet que se envían vía correo electrónico y que dicen el precio exacto al que deben venderse los equipos—. Yo le pregunté a la supervisora que cómo hacía si desde hace meses no nos ponían nada para poder pedir. Ella solo se encogió de hombros”.

“Hace unos meses no sabía qué hacer, no tenía plata para la nómina, la luz, el internet, los gastos de la tienda. Y encima, nadie me la quería comprar. ¿Quién va a querer un agente autorizado ahorita cuando no hay nada? Actualmente ya ni nos asignan una meta mensual de líneas a activar. Hasta ellos admiten que no hay nada qué hacer. A veces llego a la tienda y veo a los muchachos jugando solitario o conectados al Facebook y me dan unas ganas como de llorar. Los doscientos mil bolos que invertí en comprar esto hoy ni sirven ni para comprar un teléfono nuevo. Estoy esperando que todo termine de quebrar para ver cómo hago y liquido todo. Luego me voy del país, obviamente aquí ya no hay nada que hacer”.

En su tienda, como en las otras visitadas, hay artículos en las vitrinas que nada tienen que ver con telefonía: adornos, equipos de música, televisores, neveras y portarretratos. Otros aprovechan el espacio y ofrecen servicios de fotocopias y hasta de contaduría.

Ya los supervisores no multan ni reclaman cuando ven esto, porque saben que es la única manera de que los agentes autorizados produzcan algo de dinero que permita pagar nómina y gastos corrientes. ¿Y las listas de espera? Para qué si sabe que nada llegará.

El verdadero y único periodismo, y su función contralora

Rafael Marrón González, Correo del Caroní

Los gobiernos, siempre y todos, pero con más ahínco los despóticos, han ensalzado la pulcritud de la “objetividad periodística”, dirigida en realidad a la “robotización periodística” que confunde noticia con información, lo que complace sobremanera a los gobernantes que anuncian en los medios sus deberes con el bienestar colectivo como si fuera noticia excepcional, cuando es una información de última página sobre el cumplimiento básico de su deber, realizado con dinero del erario y exigido por el pueblo, noticia sería su incumplimiento o corrupción en su ejecución.

George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”

Es un canalla, por ejemplo, el periodista que capte en una entrevista las perversiones de un individuo, que opta a un cargo de elección popular, y calle, permitiendo su elección, porque es “objetivo”.

Y debo citar aquí, por pertinente, al periodista “gonzo” estadounidense Hunter S. Thompson, que escribió cuando murió Nixon: “Fueron los pozos ciegos de las reglas del periodismo objetivo las que permitieron que un delincuente barato, un criminal de guerra impiadoso, como Nixon, llegara a la Casa Blanca”.

O como confesara en su carta de suicidio el periodista Miguel Ángel Quevedo, editor de la revista Bohemia que se publicaba en Cuba, en la que denuncia las complicidades por acción y omisión de la sociedad cubana e internacional que permitieron que Fidel Castro engañara al pueblo y se apoderara del poder para implantar un régimen de terror y de confiscación de la propiedad privada y de la libertad de expresión que mantiene en un puño a la República de Cuba desde hace 57 años:

Miguel Ángel Quevedo.

“… Ojalá mi muerte sea fecunda. Y obligue a la meditación. Para que los que puedan aprendan la lección. Y los periódicos y los periodistas, no vuelvan a decir jamás lo que las turbas incultas y desenfrenadas quieran que ellos digan. Para que la prensa no sea más un eco de la calle, sino un faro de orientación para esa propia calle…”.

El periodismo es un contrapoder 

El periodista estará parcializado solamente cuando su ejercicio se inclina hacia los intereses del gobierno, y se pervierte cuando sirve de orfebre a las violaciones de los derechos fundamentales garantizados por la democracia.

Como maestros, abogados y sindicalistas, el periodista, cuyo pensamiento debe ser universal y crítico, tiene que ser demócrata, porque el periodismo solamente se puede ejercer en un Estado de Derecho.

Es una ficción el “periodismo” en regímenes totalitarios, cubano, por ejemplo, donde impera el dictamen del gobierno, la univocidad y la represión ante la crítica. Y por otra parte, si alguien debe tener sus cosas de ser humano en su lugar es un periodista, pues en él habita la dimensión de lo social en cuanto humanidad.

Un sujeto que entreviste a la víctima de la agresión con la misma frialdad que al victimario, es un artefacto.

El periodismo es para personas cerebrizadas, pero con los testículos o los ovarios bien puestos, no apto para sifrinos con el meñique levantado, ni para borregos dogmatizados, y de vertical compromiso con la verdad, que es científica, comprobable, no metafísica, y su misión es hacer públicas las perversiones de los poderes que gravitan sobre la sociedad, gobiernos, religiones, empresarios.

Es decir, en cinco palabras: ¡El periodismo es un contrapoder!

Y además (y sé que no va a caer muy bien) pero el periodista de calle y riesgo tiene el deber ético de manifestar su opinión dentro de la noticia o la entrevista, porque su función es alumbrar la senda de la verdad al pueblo, que regularmente no está formado para dilucidarla. Si no le gusta así, métase a cantante. No a periodista.

En otro orden, pero en la misma línea, decir que la libertad de expresión “no es ilimitada”, deja a la piel sensible de los intereses del poder muchas puertas abiertas.

El único límite de la libertad de expresión es la ética, y no debe tener otras consecuencias que no sean las derivadas del respeto a la dignidad humana, que solamente deben dirimirse entre las partes a través de los tribunales sin injerencia ni del Estado ni del Gobierno, puesto que, según la Comisión Interamericana de los derechos Humanos:

“La libertad de expresión es una piedra angular en la existencia misma de una sociedad democrática. Es indispensable para la formación de la opinión pública.

Es también conditio sine qua non para que los partidos políticos, los sindicatos, las sociedades científicas y culturales, y en general, quien desee influir sobre la colectividad puedan desarrollarse plenamente.

Es, en fin, condición para que la comunidad, a la hora de ejercer sus opiniones, esté suficientemente informada. Por ende, es posible afirmar que una sociedad que no está bien informada no es plenamente libre”.

La irresponsabilidad en el periodismo paga altos precios que la sociedad suele cobrar de inmediato en pérdida de credibilidad. Con eso basta.

Las siete palabras del periodismo comprometido

  1. Ética (compromiso con la sociedad).
  2. Verdad (para el periodismo es lo razonablemente veraz, no lo verídico).
  3. Criterio (para discernir lo verdadero de lo falso).
  4. Prospectiva (“juzgar lo que somos hoy a partir del porvenir, en vez de hacerlo en el sentido contrario”).
  5. Responsabilidad (actitud positiva hacia la verdad).
  6. Conciencia inteligente (para discernir lo bueno de lo malo).
  7. Credibilidad (producto de la lucidez y la coherencia).

Decálogo del periodismo comprometido

  1. El periodismo comprometido es un contrapoder.
  2. El periodista tiene el deber ético de informar y de opinar sobre lo que informa.
  3. El periodismo comprometido se ubica permanentemente del lado de la sociedad, el periodista estará parcializado solamente cuando su ejercicio se inclina hacia los intereses del gobierno.
  4. El enemigo natural del periodismo comprometido es la desviación de poder, la corrupción y la ineficiencia oficial o inobservancia de responsabilidades.
  5. El periodismo comprometido tiene el deber de informar sobre las características éticas de quienes pretendan liderar al pueblo.
  6. Para el periodismo comprometido el cumplimento oficial de sus deberes, no es noticia, sino información, su incumplimiento es noticia.
  7. El periodismo comprometido tiene la obligación de proteger a la sociedad, mediante el análisis crítico y la información oportuna, hasta de sí misma.
  8. Los valores del periodismo comprometido son verdad, sociedad (no masa), libertad y democracia.
  9. Para el periodismo comprometido el único límite de la libertad de expresión es la ética.
  10. El periodismo comprometido es veraz en cuanto a razonable, no tiene por qué ser verídico, ya que no tiene intención de mentir cuando informa el producto diligente y responsable de su investigación.

De los premios periodísticos

Como sustento que el periodismo es un contrapoder, he escrito muchas veces, ganándome no pocas críticas, que el periodista debe negarse a admitir “reconocimientos” oficiales, por aquello de que todo Don genera una Deuda.

Fíjense en lo que derivó el Premio Nacional de Periodismo, en manos de este gobierno arbitrario, en un premio a la nauseabunda fidelidad perruna al proceso, porque al confundirse gobierno con Estado, el origen institucional del premio desapareció.

Recomiendo a la sociedad civil organizada promover un Premio de Periodismo que reconozca el compromiso del periodista con la sociedad; y el Colegio Nacional de Periodistas debe tener un jurado conformado por sus eméritos, que otorgue un premio a la excelencia periodística, por presentación de trabajos periodísticos, continentalmente vinculante.

Por razones de higiene personal los periodistas deberían rechazar los reconocimientos del poder.

“Chávez es reconocido con el Premio Nacional de Periodismo”. El Universal, 5 de junio del 2013.