Memorias de un chavista arrecho con un gobierno en decadencia

René Barco, Aporrea

Sin pretender ser la reencarnación del afamado escritor Pocaterra, deseo compartir estas líneas con todo el chavismo crítico y con aquellos que de alguna manera sienten un mínimo de preocupación por lo que nos está pasando.

¡Fueeego!: Como todos sabemos, la realidad social y económica del país se hace cada vez más asfixiante para la mayoría de la población. A lo mejor no sabemos a ciencia cierta en qué momento pasamos del vivir viviendo a prácticamente un vivir sobreviviendo.

Todo ha sido tan acelerado que empezamos a superar los peores momentos de la 4ta y vemos con resignación cómo se nos esfuman algunos importantes logros sociales de la Revolución.

A eso de tres semanas atrás me sucedió una situación que estoy seguro forma parte de la cotidianidad de los mortales que habitan en esta Nación: como las 3.30 am salí de mi casa rumbo a un supermercado relativamente cercano a mi residencia, para comprar productos regulados.

Cuando me “achanto “en la cola, con la esperanza de comprar algo pa’ resolver la “papa” del día, fui sorprendido por una banda de bachaqueros que se metieron a lo “arrecho” delante de mí en la cola.

Nooo joda… ante descarado abuso arme un “peo bello” y en medio de empujones y gritos un malandro de éstos me lanzó una “mano” que afortunadamente pude esquivar retrocediendo de un lado para otro sin perder la posición de combate, luego, moviendo rápidamente mis piernas al mejor estilo de Muhammad Alí en sus tiempos de gloria, me percaté de que el “bicho” en cuestión perdía el equilibrio lo que me permitió agarrar impulso hacia atrás y dar una voltereta en el aire y zuassss le zampe un patadón por la “nuca” que lo tire de largo a largo.

En ese instante me quede sin respiración por el esfuerzo físico realizado, situación que se aprovechó para que se me viniera encima una turba con la intención de darme una “pela”, pero gracias a Dios y al ánima del difunto “Inca Valero” será, aparecieron de la oscurana de los pasillos unos panas de la “vieja guardia” del barrio que contuvieron la arremetida y evitaron una coñiza de consecuencias impredecibles.

A pesar de este accidentado primer raund, me preparaba con nuevos bríos para el segundo, que consistía en “mamarme” una “madre” cola tumultuosa que sin mentira ninguna sobrepasaba los 500 metros de largo, pero injustamente todo fue en vano, porque cuando faltaban 5 personas para que me tocara el turno un funcionario de la empresa de distribución de alimentos anunciaba con la señal de costumbre (alzando y cruzando las manos) que ya no había más productos para vender.

En medio de la “rabieta” causada y de la retahíla de maldiciones, me llaman al celular para informarme que en el otro supermercado (ubicado al otro extremo de la ciudad) estaban sacando productos.

Ni corto ni perezoso -ya eran como a las 6 de la tarde- me lanzo en moto taxi con la última esperanza de conseguir algo, por lo que le digo al chofer que “pirara” la marcha, el hombre no comió “pinta” y zigzagueando el montón de carros que se aglomeraban en cada semáforo llegamos al sitio dateado, “alegría de tísico”, “no joda”, cuando me doy cuenta que todo había sido una falsa alarma, lo único que pude observar fue a una ambulancia auxiliando a unas viejitas desmayadas debido a que horas antes una muchedumbre había tumbado la cerca perimetral de un hipermercado en desesperación por no conseguir alimentos. ante lo vivido ya no había más nada que hacer, sólo regresar a casa resignado e indignado.

Aproveche entonces para pasar por la farmacia en busca de un remedio para la tensión de mi viejo – para variar estaban agotados desde hace 15 días- y comprar las pastillas para la diabetes de mi tía Chepa, desaparecidas también de los expendios.

Sin embargo, sinceramente yo sabía a dónde conseguir estos medicamentos: En casa de un degenerado bachaquero que trabaja en el Hospital Central que se las roba y vende a quien las necesita a precios asquerosamente especulativos.

Me agarró la noche pues… bien lejos del “gajo,” el transporte estaba bastante pesado, las busetas cada vez pasaban menos, por lo que decidí venirme a pie, piano, piano, con mi mochila vacía al “lomo” y extenuado por el intento fallido. De repente, y para colmo, me sorprendió un “palo de agua” con vientos huracanado que no medio tiempo de sortearlo.

Llegué a mi comunidad emparamaiiiiitooo corriendo directamente hacia la bodega de “palillo”, que es la única que trabaja hasta tarde en el barrio, no me quedo más remedio que pedirle nuevamente al pana otro “fiao” de arroz, café, mantequilla, harina y unos “guevitos” pa’ el perico, la cuenta daba como 8 mil bolívares y pico, sin meter el repele que le debía de la semana pasada.

Le reclame a “palillo” por esa suma tan escandalosa y me ripostó con una dosis de altanería burlesca: mira “viejo” reclámale a los guardias nacionales del mercado mayorista que son los que les ponen precio a los productos, o espera que te llegue “sentao” la bolsa de comida de los CLAP, ja je me dijo el condenao…

Continuando en el trayecto hacia mi hogar, avisté por allá en la esquina de la parada a mi compadre Coromoto más flanco que nunca, le pregunte por esa pérdida tan repentina de peso y sólo logre escuchar: que élla era gracias a la dieta de Maduro.

Siguiendo con este accidentado periplo, pa´ “completá”, me esperaba en la puerta de mi casa un vecino de toda la vida, para que le prestara (casi llorando me los pedía) 500 bolívares pa’ el pasaje, en vista de que unos policías matraqueros en la noche anterior, cuando se fue a pernoctar y hacer lo mismo que yo (comprar comida), lo montaron en la patrulla de manera arbitraria, lo ruletearon y “coñacearon” para robarle siete mil bolívares que había pedido de adelanto en el trabajo. Indignado y “votando la piedra” por lo que le había sucedido, se persignó y me solto: “compadre, me duele por el Comandante, y le digo a usted: yo nunca votaré por la oposición pero estos tipos que están en el gobierno perdieron mi apoyo, no resuelven un coño y lo que están es llenándose mientras el ´pela bolas’ pasa trabajo.” Qué triste hermano… finalmente le dije.

Abrí la puerta de mi casa y me lance derechito a la cama con un añoro indescriptible. Prendí el televisor para “relajarme y vacilarme un jueguito de la copa América,” de pronto, pa’ terminarla de poner, me encuentro con una cadena del Presidente Maduro en donde amenazaba a doña “Cilita” con soltarle a los presente un íntimo secreto relacionado con que la susodicha es una “primera combatiente” viendo novelas. “Templao” yo… porque afortunadamente en ese instante se fue la luz (por los apagones programados) para no seguir escuchando en medio de mi tragedia colectiva tanta cursilería y estupidez.

Aproveché entonces, mientras tanto, para chatear con mi compadre “Chauchesko” quien vive en Margarita y me lanza la “perlita” de que el gobernador de esa entidad monta unos saraos festivos para recibir a los barcos que llegan al puerto de Punta Arenas cargados de comida, pero que ésta no llega a las despensas de la gente. “Veeergación mi compa’e”.

Bueno, ya más relajado… reposando en mi “nido”, se me alborotaron las neuronas y en una actitud así como “intra reflexiva” me puse a pensar en qué: “de pana”, el Comandante se debe estar revolcando un su lecho del Cuartel de la Montaña al ver los padecimientos de su pueblo, contrario a lo que tanto profesó y construyó, sobre todo cuando insistía parafraseando al Libertador, de que el mejor gobierno es aquel que genera la mayor suma de felicidad posible….

Hay que reconocer que cada vez nos alejamos de esa máxima. Coño…y no me vengan con el hastiado lamento de la guerra económica, por supuesto que la hay, y siempre la va a ver, si se entiende que la misma históricamente forma parte de la estrategia imperial en su propósito de dar al traste con cualquier gobierno de izquierda que no comulgue con sus intereses, por ello utiliza a las oligarquías cipayas, nativas como quintas columnas, para estas operaciones (abiertas y encubiertas) en el campo de lo político, económico, mediático y militar, etc, para el logro de tal fin, Aja.. OK… está bien, vergaaa pero este gobierno dizque de izquierda ¿no sabía esta vaina?, ¿por qué no tomo las previsiones al respecto?

El siglo XX está lleno de “toneladas” de ejemplos (Chile, cuba, Nicaragua etc,) que el gobierno ha propagándizado durante 17 años. ¡Entonces!.

Déjenme decirles camaradas del gobierno— ya me hicieron arrechar— fíjense: si algún proceso sociopolítico estuvo blindado, como nunca antes, para contrarrestar cualquier guerra económica, ha sido el Bolivariano del siglo XXI : Un liderazgo, un legado, una Constitución, un programa, gran apoyo popular, la mayoría de las gobernaciones, alcaldías, diputados regionales, concejales, mayoría en Asamblea Nacional, consejos comunales, control de instituciones estratégicas para adecentar y depurar, ingentes recursos económicos provenientes del petróleo sin parangón en la historia venezolana, creación de mecanismos de integración distintos a la OEA (ALBA, UNASUR, PETROCARIBE,CELAC), alianzas con los chinos, rusos, iraníes, como parte de esa efectiva estrategia de geopolítica multipolar.

Ahhh pero a mi modo de ver, lo que ha pasado es que a la alta dirigencia o “vanguardia revolucionaria”, los hijos de Chávez pues, desde el gobierno con sus monumentales errores han potenciado esa guerra económica, no han sabido, mejor dicho, ponerse a la altura de la circunstancias que significaba conducir aceptadamente un proceso sin la presencia física del Comandante y saber interpretar acertadamente lo que éste llamó el “golpe de timón” que, aunque el destino no le dio vida para explicar y ejecutar este viraje, debió intuir los síntomas de una crisis de un modelo asistencialista soportado en los ingresos petroleros, que en los primeros años de la Revolución se justificaba para saldar la gran deuda social heredada de la cuarta, pero que en paralelo debió significar un serio esfuerzo colectivo para edificar las bases de un sistema económico mixto (público y privado no parasitario) basado en procesos sustentados en el equilibrio mercado- Estado, sin complejos ideológicos, que conllevara a la productividad de bienes y servicios de acuerdo a las necesidades y capacidades de la población, planteamiento absolutamente distinto de lo que ha ocurrido hoy día, y pareciera que nos empeñamos en seguir reproduciendo experiencias fracasadas del pasado reciente como lo han sido el capitalismo y socialismos estatizantes, tan destructivos y voraces como el modelo neoliberal que promueve la oposición.

Reflexión ésta que al unísono la han hecho distintas voces desde el campo revolucionario para alertar y corregir el rumbo económico, sin que se haya prestado un mínimo de atención.

A los amigos del gobierno, desde Maduro pasando por Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez, hasta Cilia Flores, Héctor Rodríguez, Jagua y Aristóbulo, quisiera darles humildemente varios consejos: Por favor sálganse de las “burbujas encapsuladas” de confort y seguridad propias de quienes asumen responsabilidades de Estado de altísimo nivel, para que no pierdan el olfato político y social y en consecuencia se distancien de la realidad de la gente. No emulen a Chávez a través malas y vulgares copias de su personalidad para amenizar mítines, programas y reuniones. No se desgasten en discursos épicos que con Chávez tuvieron su momento y pertinencia, pero que con ustedes no le dicen nada al pueblo imbuido en su rosario de padecimientos.

Otra cosa camaradas, en las colas, allá adentro, en donde se debate la sobrevivencia popular, la gente empieza a verlos con “malos ojos”, sencillamente porque ustedes no resuelven absolutamente nada, y les digo otra, en los sectores populares, lamentablemente, se empieza a incubar un sentimiento de rechazo hacia el gobierno que en otrora solo existía en la clase media y alta. Sabían compatriotas, que ya el pueblo en su cotidianidad social y política no se pone la “cachucha! roja y mucho menos se estampan los “ojos del Gigante en el pecho”, de verdad es muy duro reconocer esto.

No se crean compañeros el cuento de la irreversibilidad de la Revolución, a lo mejor esta comienza verdaderamente cuando perdamos el poder y pasemos a la oposición. Si eso ocurriera, estoy seguro, que no serán ustedes precisamente los conductores de esa nueva etapa, serian juzgados por la historia de este proceso, ténganlo por seguro.

Tampoco se coman la “coba” estimados “líderes,” de que la militancia que se moviliza en los aparatos del partido y el Estado, hacia las concentraciones de proselitismo político, representan la mayoría del país o son los más leales al proceso.

Cómo es posible “hermanos” que los corruptos de la 5ta (llámense Isea, García Plaza, Chacón Escamillo, los Flores, etc) al igual que los de la cuarta, andan por ahí disfrutando de sus “paraísos” particulares obtenidos de la expoliación del erario público en vez de estar pagando pena en las mazmorras carcelarias.

Saben ustedes también compañeros, que si el petróleo mañana amaneciera a 100 dólares, poco se resolvería en este país, porque el Estado adeco-copeyano que heredamos está casi intacto, más mafializado que nunca, en vez de transformarlo lo que hicimos fue potenciarlo, sustituimos la camisa guanábana por la Roja rojita.

Si no hay una verdadera rectificación en todos las ámbitos, ustedes serán, óiganlo lo bien, los únicos responsable de que el ala más fascista y criminal de la oposición se apodere del gobierno.

Por último les digo: Chávez es un valor de la dignidad revolucionaria no un salvador de la religión chavista, ni mucho menos un “pote de humo” para esconder errores. Su memoria merece absoluto respeto.

Chávez vive, en la medida en que se reflexione, se rectifique y se produzcan las grandes decisiones para enderezar el rumbo, de lo contrario lo enterramos para siempre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s