Manual para discutir con un chavista quien no vive en Venezuela

Giulio Vita

Tras las protestas masivas, me he dedicado a intentar explicar Venezuela a quienes apoyan a la Revolución desde el exterior.

Muchos no la apoyan con mala intención.

En España, por ejemplo, es una especie de refugio ante las malas políticas del PP. En Italia, por otro lado, es culpa de una nostalgia a los cuentos de las luchas y los logros del Partido Comunista.

En genera,l es todo parte de una gran crisis europea de estos tiempos: La debacle de la izquierda, incapaz de estructurar una propuesta actual y que evite el ascenso de los partidos de derecha más radicales.

En mis discusiones me he encontrado con una gran ignorancia acerca de quiénes son los chavistas y qué hacen: Me he encontrado con frases repetidas de la maquinaria propagandística del gobierno. Y me he dado cuenta de que un problema fundamental de la oposición, ha sido no darle importancia precisamente a la comunicación, a la matriz de opinión en el mundo, a creer que las tonterías de Diosdado Cabello serían interpretadas por todos como tonterías.

La Resistencia debe ser también comunicacional y bastan sólo los hechos, sin modificarlos, para derrumbar los argumentos. Por eso, les he hecho una lista que podemos actualizar todos juntos, poco a poco.

LOS BOLIBURGUESES

Cuando defiendes al gobierno chavista, estás defendiendo a un gobierno de millonarios, no del pueblo. Los principales capos del chavismo no son pueblo sino oligarquía. Todos ellos se han enriquecido gobernando. Son más ricos que Rajoy, que Renzi y que la misma Merkel.

Pero no sólo eso. Sus hijos no viven en el país. Y bueno, uno podría decir convenientemente que no pueden vivir allí por culpa de la oposición. Pero entonces ¿por qué no viven en Cuba, en Rusia, en Irán, en Arabia Saudí, o en Bolivia o Ecuador?

Los hijos de los chavistas viven en París (Rosinés, hija de Chávez), en Milán (Daniela, hija de Diosdado Cabello), Australia (Lucía, hija de Jorge Rodríguez). ¿No es eso una incongruencia en el discurso socialista?

Dicen ser antiimperialistas; pero desde los inicios del chavismo, las relaciones comerciales con Estados Unidos han sido excelentes. Y no sólo eso. Casi todos los chavistas van de vacaciones al Imperio o tienen casas allí.

El año pasado el gobierno de Maduro envió medio millón de dólares a la inauguración de Trump. Más de lo que dio Pepsi y Google.

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela, firmó una carta en contra de las sanciones estadounidenses a los funcionarios chavistas, comprando una página en el New York Times. No es la primera vez que la Revolución compra espacios en medios del Imperio, para difundir su propaganda.

LA OPOSICIÓN FASCISTA DE ULTRADERECHA

El gobierno, en la televisión pública que controla de manera partidista, ha repetido hasta la saciedad que los opositores somos de ultraderecha.

Pero ¿quiénes son? ¿Con qué se come eso?

Uno de las más feroces críticas a la oposición es que es “demasiado izquierdosa”. Antes del chavismo, los partidos considerados de derecha, no eran ultraderecha fascista. Eran más liberales pero no estaban en contra de la inmigración, no quitaron las políticas sociales (sí, había políticas sociales); pero, además, los actuales representantes del pueblo no vienen de allí.

Hay una dirigencia nueva que ha aprendido de su pasado y por eso gana las elecciones, y tiene al apoyo popular. Gente como Freddy Guevara, Miguel Pizarro o el mismo Capriles, están lejos de ser de derecha.

La Asamblea Nacional opositora, está compuesta así:

Los manifestantes, por su parte, son la unión de muchas cosas. Seguramente entre quienes manifiestan hay gente de derechas pero también hay gente de izquierdas.

Las protestas, sobre todo éstas, han unido gente de todos los estratos sociales y de toda ideología. No se lucha por un modelo de país sino por el derecho a elegir, a la devolución del Estado sobre los gobiernos, nada más.

La Mesa de la Unidad (MUD) es una amalgama, no un partido. Cada dirigente tiene su idea de política pero en lo que todos están de acuerdo es que el chavismo no permite el respiro de la democracia y por lo que todos luchan es por recuperar la capacidad de elegir.

PERO LA OPOSICIÓN DIO UN GOLPE DE ESTADO EN EL 2002

Es cínico, teniendo en cuenta que el chavismo inició por un golpe de Estado fallido en 1992 y no sólo Chávez tuvo el perdón presidencial de Caldera sino que, además, ya nadie usa eso como argumento político.

La oposición que está en la Asamblea Nacional no quiere un golpe. Está usando el arma más poderosa en contra del chavismo: La Constitución que Chávez promovió.

EN LOS 90 EL PUEBLO PASABA HAMBRE

No voy a ser yo quien defienda a Carlos Andrés Pérez y a la desastrosa Venezuela de 1990. Pero imagine usted que Mariano Rajoy, para excusarse, diga “Con Franco las cosas estaban muy mal“. Sería absurdo y cínico.

En todo caso, es también parte de la propaganda chavista que se ha encargado de demonizar todo lo que no es chavista. En los 90 no se estaba peor que en la Venezuela actual. No es una opinión ni tampoco significa que estábamos bien.

Según los índices de pobreza extrema, mortalidad, mortalidad infantil, acceso a la educación, acceso a la cesta básica, acceso a la salud estábamos mejor que ahora.

En la Venezuela de antes había programas sociales, como las becas de la Fundación Ayacucho y existía la Universidad Central de Venezuela, pública y entre las más excelentes del mundo, pero no sólo eso: El Sistema de Orquestas, que Chávez intentó apropiarse, no inició en el chavismo sino en la década de los setenta.

Chávez construyó hospitales e hizo misiones. Pero esos hospitales no tienen insumos, esas misiones no dieron excelencia y la gente no logra formarse dignamente.

Considere usted que Chávez inició con el precio del petróleo más alto de la Historia, por lo que tuvo todos los recursos para hacernos prosperar pero sólo lo hicieron sus secuaces (entiéndase: no el pueblo que lo seguía sino aquellos en el poder).

LA DEMOCRACIA

“Tienen elecciones libres, ¿cómo puede ser eso una dictadura?”

En este punto creo oportuno hacer una reflexión.

Los pueblos europeos tienen una especie de vacuna a las dictaduras, porque vivieron épocas muy oscuras con ellas. Ahora no pueden capacitarse de que exista en el siglo XXI una dictadura.

Una democracia no se basa solamente en si hay elecciones o no, sino en una serie de mecanismos como la separación de poderes, la alternabilidad del poder, la distinción entre gobierno y Estado, el respeto a la oposición y más.

El chavismo siempre ha jugado con esto de las elecciones, haciéndonos votar por todo, como una especie de lavado de cara internacional.

El problema es que esas elecciones no respetaban ciertas cosas como la presencia de propaganda electoral (el chavismo podía tapizar pueblos enteros con dinero público o tener diez veces más minutos de presencia en televisión) y como ocurrió con el Referéndum del 2007, la única derrota de Chávez, las cosas que rechazamos por votos meses después serían propuestas y aplicadas de igual forma. Eso sin contar que el Presidente, al aceptar la derrota, llamó “MIERDA” a nuestra victoria popular.

El Poder Judicial está en manos del gobierno. Los jueces están inscritos en el PSUV, provocando un conflicto de intereses.

El gobierno intentó inhabilitar la Asamblea Nacional, elegida por el pueblo, porque por primera vez en el chavismo, es de mayoría opositora. Esto hizo que se perdiera el hilo constitucional. Lo ha dicho la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, quien también es chavista pero no está de acuerdo.

La Constitución venezolana declara que el Ejército no puede pertenecer a un partido. Tanto Chávez en su día como Diosdado en la actualidad, han declarado en televisión pública que el Ejército es Chavista y Revolucionario, yendo en contra de nuestra Constitución.

Los civiles están siendo juzgados por tribunales militares, yendo en contra de la Constitución.

El gobierno se ha negado a realizar las elecciones de alcaldes y gobernadores, como debería ser.

La posibilidad de diferir

En el chavismo ni siquiera los chavistas pueden contrariar al gobierno. Aquellos quienes no han estado de acuerdo, han sido alejados del poder. Esto desde los tiempos de Chávez.

Véase caso de Raúl Isaías Baduel, compadre de Chávez que, entre otras cosas, lo rescató en el 2002 del Golpe de Estado, devolviendo el hilo constitucional. Luego se opuso al Referéndum del 2007; y en el 2009, fue encarcelado por la sustracción de fondos públicos, abuso de autoridad y delitos contra el decoro militar.

Es decir, la democracia ahora que el país ya no quiere el chavismo, es siempre más oscura.

LA INFORMACIÓN Y LA LIBERTAD DE PRENSA

En Venezuela todos los canales de televisión que eran del Estado, se han convertido en gubernamentales. Es decir, partidistas de una ideología, quitando espacio a los otros partidos o a quienes simplemente difieran. Los canales abiertamente contrarios al gobierno han sido cerrados o comprados.

Durante las protestas, es normal ver al Presidente bailando salsa en un acto para ocultar lo que ocurre en el país.

Periódicos todavía existen que sean de oposición, pero muchos han sido comprados por testaferros chavistas. Un caso ejemplar es la compra mayoritaria de la Cadena Capriles provocando cambios editoriales y partidistas en el periódico Últimas Noticias.

En todo caso, lo preocupantes es el uso de los medios del Estado para las finalidades de un partido.

En la televisión pública se ha llamado ultraderecha a los opositores, se ha invitado a buscarlos en sus casas, se ha llamado a promover la violencia en diferentes formas.

“En una dictadura no puedes escribir ciertas cosas

De nuevo, estamos ante un nuevo mundo, no es la dictadura del siglo XX sino que ha evolucionado y se ha vuelto mejor: se usa dinero público para pagar ejércitos de bots en Twitter, se secuestran los medios del Estado para hacer propaganda.

Un dato importante: Hugo Chávez tenía un programa de televisión todos los domingos que podía durar hasta ocho horas. Esto en un canal del Estado. Allí no sólo hacía propaganda sino que podía dar órdenes presidenciales, firmar decretos y demás, por lo que tenía a todo el país obligado a verlo.

Tras su victoria, Chávez no permitió entrevistas por parte de periodistas no alineados. Las pocas veces que en una conferencia lograron hacerle una pregunta, atacó a los periodistas sin responder.

Aquí volvemos al tema de la democracia: El balance de las fuerzas es desproporcionado.

LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA

Esto sigue el hilo del punto anterior. Casos como llamar a la oposición ultraderecha, o peores como decir que Leopoldo López es el responsable del asesinato de 43 personas. Entre esos 43 caídos hay víctimas del gobierno y esta Asociación de Víctimas de La Guarimba (promovida por el gobierno) usa sus fotos de manera bastante vil. Los familiares de esas víctimas han sido invisibilizados por el gobierno.

Lo mismo ocurre con las víctimas de ahora, asesinadas por la acción de represión policial. Nadie toma responsabilidad.

La violencia en la Venezuela de Chávez ha sido promovida desde el chavismo, llegando a armar a colectivos como La Piedrita y dándoles apoyo moral en televisión nacional.

En Venezuela asesinan cada 18 minutos a una persona, por delincuencia común. El gobierno no se responsabiliza por eso.

Sobre todo los izquierdistas europeos, ven a quienes manifiestan que lanzan piedras en la calle como oposición de ultraderecha pagada por la CIA. Eso me impresiona pues cuando se trata de sus protestas, los militares son armas del Estado en contra del ciudadano.

No entiendo la incoherencia que se forma por la manipulación mediática gubernamental y las ideologías futbolísticas, donde se apoya dictadores sólo porque son de izquierda, y se menosprecian protestantes sólo porque el gobierno te dice que son fascistas.

Venezuela tiene un gobierno casado con la milicia.

Hay manifestantes que lanzan piedras, que lanzan mierda, que queman cosas. Es cierto. Pero están luchando contra armas de fuego militares. Se defienden del atropello. No todos lanzan piedras, claro está. Hay un descontento general.

Ningún dirigente opositor lanza piedras o quema calles. Siempre han llamado a la marcha pacífica. En cambio, las órdenes a los militares es el empleo de la fuerza. Ahí está la diferencia. Que Diosdado incita a la violencia y echa la culpa de eso a sus opositores políticos que la repudian.

El gobierno acusa a la oposición de armar a los ciudadanos, cuando es todo lo contrario: El Plan Zamora ha hecho que el gobierno incluya entre sus filas a colectivos paramilitares para amedrentar a los manifestantes.

El fascismo a veces se viste de rojo y siempre habla de pueblo. Eso no lo hace menos grave. El gobierno chavista tiene más similitudes con el de Mussolini de lo que puede tener la oposición.

Lo invito a hacer un ejercicio por un momento: Cambie los colores en su cabeza y asimile los conceptos de lucha y resistencia, de oprimidos y de tomar la calle con lo que está haciendo la oposición.

Mire un discurso de Chávez y compárelo con uno de Mussolini o de Hitler, busque las estrategias comunicacionales de Goebbels y mire las similitudes con el aparato propagandístico del chavismo (incluso pagamos dinero público a Oliver Stone para hacer un documental de propaganda a Chávez porque el cine, como ya la Alemania Nazi había entendido, es un arma eficaz).

Analice un momento las palabras y frases que usted usa “guerra económica”, “ultraderecha”, “Leopoldo asesinó 43 personas”.

¿De dónde han salido? ¿De usted? ¿Está seguro?

Busque los episodios del programa El Mazo Dando (cuyo título no busca precisamente paz) de Diosdado Cabello y encuentre allí, en los canales del Estado, toda una neolengua y un esquema que intenta producir una matriz de opinión en contra de quienes protestan.

Y no, ningún millonario está en la calle jugándose la vida. Los millonarios como Gustavo Cisneros, dueño de Venevisión, han hecho acuerdos con el gobierno y tienen siempre dónde llegar.

Al deslegitimar al pueblo en la calle, usted está apoyando a los ricos, a la oligarquía chavista y a un gobierno opresor.

¿POR QUÉ NADIE ESTÁ PRESO?

En Venezuela no sólo hay presos políticos sin juicio justo como Leopoldo López, sino personas que han sido buscadas en su casa por escribir en Twitter o por manifestarse.

Existe un calabozo llamado La Tumba y es espeluznante por sus torturas y la falta de información sobre quienes están allí.

ESTADO Y GOBIERNO

Desde sus inicios la Revolución ha violado esta separación esencial para una democracia. No es raro ver en las instituciones públicas cuadros de Chávez, en las universidades construidas por el actual gobierno libros con la historia manipulada u obligando a los niños cantar sobre las proezas del chavismo. Todos los empleados públicos son llamados a las marchas y obligados a demostrar su asistencia.

La cuenta Twitter del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, ha hecho una campaña llamada #PerfilDeUnTerrorista donde habla de quienes manifiestan como terroristas, llegando a decir que “no sirven ni como personas“. Esto es grave por muchos motivos. Uno es la deshumanización, lo otro es criminalizar la protesta desde un canal estatal.

LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN Y LA GUERRA ECONÓMICA:

El gobierno ha expropiado empresas productivas para regalarlas a amigos que las han llevado a la quiebra, han puesto gente incompetente a la gestión de empresas públicas y no han hecho mantenimiento provocando su mal funcionamiento. La única guerra económica es la del chavismo contra su pueblo.

Los capos del gobierno no son afectados por la crisis de medicinas, ni alimentaria, porque tienen el control. Los venezolanos han bajado de peso por no poder comer. Los dirigentes chavistas están gordos y bailando.

LA INCAPACIDAD DE GESTIÓN Y EL MAL FUNCIONAMIENTO DEL ESTADO

No sólo se ha destruido el aparato productivo, sino la mala praxis gubernamental ha provocado catástrofes en la salud de los venezolanos.

Esto puede notarse con datos como que en 18 años de chavismo, hemos tenido 16 Ministro de Salud. No se publicaba un boletín de salud desde el 2015. Según datos oficiales, ha habido 30% más de mortalidad infantil. Sólo en el 2016 murieron 11.466 niños de 0 a 1 año.

Resumiendo, llevamos dieciocho años con un mismo gobierno que ha elevado la tasa de mortalidad, la tasa de mortalidad infantil, la inflación, la escasez de medicina y alimentos, y ahora mismo se niega a celebrar las elecciones como pide la ley.

Si la culpa es toda del Imperio, ¿por qué los chavistas del gobierno no son afectados por esta economía desastrosa?

 

Caricaturas de Bozzone incorporadas por Sala de Información.

Vea también:

“Chavistas en el imperio” https://saladeinfo.wordpress.com/2014/03/30/chavistas-en-el-imperio/

Un pensamiento en “Manual para discutir con un chavista quien no vive en Venezuela

  1. Disculpe amigo, pero en el “color politico” de los partidos creo que se pelo un poquito, Voluntad Popular y Accion Democratica son de “centro izquierdas”, ambos partidos estan inscritos en la Internacional Socialista, la mayor organizacion mundial de izquierdas, cosa que el PSUV, y mira que lo han intentado no han logrado entrar en dicha organizacion, y ademas…Ramos Allup es el vicepresidente reelegido por enesima vez de dicha organizacion internacional de izquierdas. Hay ademas varios partidos de la MUD que tambien estan inscritos en dicha organizacion, se diria con ello que la MUD su tendencia mayoritaria es de centro izquierdas a incluso extrema izquierda, paritods como la Causa “R” tienen esa tendencia, otras formaciones ex-chavistas siguen abrazando la extrema izquierda. Solo Vente Venezuela (Maria corina) y COPEI se consideran de centro derechas(y el “independiente” Rodrigo Arias, tambien lo dice abiertamente, no esta en la MUD), similar color politico que el PP español. Otro tema sera la “vara de medir” de quien a su criterio calfican de “izquierdas”. El comunismo -por ejemplo- es el fascismo de la extrema izquierda, como lo seria el nacional socialismo, falange española o el frente nacional que son de la extrema derecha, del propio fascismo “genuino”, la Wikipedia explica muy bien que es el “fascismo”, las caracteristicas se engloban perfectamente con lo que es el chavismo…cito “… es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista…(—)…una ideología política y cultural fundamentada en un proyecto de unidad monolítica denominado corporativismo, por ello exalta la idea de nación frente a la de individuo o clase; suprime la discrepancia política en beneficio de un partido único y los localismos en beneficio del centralismo; y propone como ideal la construcción de una utópica sociedad perfecta, denominada cuerpo social, formado por cuerpos intermedios y sus representantes unificados por el gobierno central, y que este designaba para representar a la sociedad.”. De todas formas soy de los que pienso que el chavismo en su “esencia” solo es un parapeto politico para justificar todo el saqueo que han hecho al pais, como siempre lo fue -en el fondo- el comunismo, todo regimen comunista a la larga se corrompe tanto que la clase dirigente a la que tanto criticaban, pasan a ser ellos mismos, igual con la corrupcion, burocracia, la explotacion y sobre todo la esclavitud, el comunismo es peor que el nefasto capitalismo salvaje, aparte de esclavizarte fisicamente, lo hacen mentalmente, te roban hasta tu dignidad, por un supuesto “bien comun”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s