Los delitos de la Guardia Nacional: del robo al tráfico de drogas

Javier Ignacio Mayorca, Revista Clímax

En apenas seis meses de 2016 han sido aprehendidos 89 funcionarios del componente militar. Los homicidios se combinan con delitos de naturaleza militar, como la sustracción de armas de los cuarteles

El 19 de mayo, cuando apenas despuntaba el sol, corrió un revuelo en las instalaciones del destacamento 351 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado en San Fernando de Apure.

Había desaparecido un fusil AK103 asignado a un sargento primero que, además de escolta de otros sargentos de esa misma unidad, era vigilante de las personas que permanecen detenidas en la instalación por distintos delitos. La sustracción del arma presumiblemente ocurrió cuando el uniformado que la utilizaba la guardó luego de finalizar su turno.

Tres sargentos fueron detenidos mientras se llevaban a cabo las averiguaciones. Otro militar, de apellido Conde, desapareció del cuartel. La presunción de que podía tener el arma fue confirmada por uno de los investigados, que supuestamente decidió delatarlo tres días después.

A partir de entonces se inició una cacería que llevó a los investigadores hasta la población de Calabozo, en Guárico. Allí se solicitó la ayuda de la policía municipal para vigilar todas las entradas y salidas de la población, en la búsqueda de un Ford Fiesta que supuestamente era usado por el guardia en fuga.

Luego de las 2 pm los policías municipales alertaron a la GN que los ocupantes del vehículo compacto fueron avistados cuando iban a encontrarse con otros hombres que viajaban en una camioneta Hyundai Tucson azul. Eran presumiblemente integrantes de la megabanda conocida como “Tren de Aragua”.

La venta del fusil a los delincuentes fue abortada cuando uno de los guardias que participaba en la negociación quiso desistir a última hora. Ya ellos sabían que la sustracción de un arma de guerra es un delito militar, y que probablemente la fiscalía castrense adelantaba una pesquisa contra todos los uniformados que estaban esa noche en el destacamento.

En ese momento se escuchó una detonación en el interior del Fiesta. De la cabina del auto salió herido el sargento primero Jesús Álvarez, quien fue atendido en el servicio médico de una instalación militar. El sargento Conde, de 25 años de edad, optó por entregarse días después ante un fiscal del Ministerio Público Militar en Guárico. Iba con su mamá y otros familiares. Pero del fusil no se tienen mayores pistas. Solo que fue entregado a un antisocial conocido como Omar.

Imagen vía web.

Este es apenas uno de los 31 casos conocidos durante el primer semestre en los que aparecen implicados efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana. Este componente de la Fuerza Armada Nacional (FAN) actualmente posee más de 60.000 integrantes, incluidos los miembros de la llamada Guardia del Pueblo, una unidad creada para que labore como “policía de proximidad”.

Las cifras sobre los efectivos de la GNB procesados por diversos delitos son un secreto. No obstante, una revisión de todos los partes enviados por el Ministerio Público y de diversas minutas conocidas de manera extraoficial revela que fueron aprehendidos por lo menos 89 uniformados.

La estadística, aunque parcial, hace de la GN el cuerpo de seguridad y castrense que más efectivos ha perdido por detenciones durante el primer semestre del año. Lo sigue de lejos la Policía Nacional Bolivariana (PNB), con 66.

Expuestos a las tentaciones

La GN juega un papel fundamental en los planes de seguridad del Ejecutivo. Solamente en Caracas son desplegados por el comando de zona más de 1500 efectivos cada vez que se anuncia una operación Liberación del Pueblo, o en cualquiera de los dispositivos para la vigilancia de la ciudadanía durante asuetos como Carnaval o Semana Santa.

Esto hace que sus integrantes estén más expuestos a la comisión de ilícitos que los de otros componentes. La mayor parte de las detenciones reportadas entre enero y junio, 31 caso, fue por homicidio. Los otros delitos más atribuidos a los guardias fueron hurtos y tráfico de drogas, 17 y 12 respectivamente. También hubo siete detenidos por extorsiones e igual número por robos genéricos.

La GN además ha sido criticada por su actuación sesgada. Por ejemplo, sus efectivos fueron grabados por aficionados cuando juntaron fuerzas con miembros de colectivos para atacar a manifestantes y periodistas en la avenida Urdaneta, el 2 de junio. También cuando se excedieron en el rigor de trato al presidente de la Asamblea Nacional (AN) Henry Ramos, y le revisaron su equipaje en el aeropuerto Caracas cuando regresaba de Estados Unidos.

El parlamentario indignado observó que los guardias no aplican la misma receta cuando llegan otros generales y miembros del oficialismo. “A ustedes la gente ni les tiene miedo, ni los quiere ni los respeta. Pusieron a la Fuerza Armada por el suelo”, les increpó en las mesas de revisión.

El comandante de la fuerza Néstor Reverol —recientemente sustituido por el general Antonio Benavides— calificó de “cobardía” los señalamientos de Ramos.

“Es muy fácil envalentonarse, acusar de contrabandistas y periqueros a nuestros funcionarios”, declaró.

Reverol, sin embargo, está consciente de las consecuencias que ha traído el crecimiento desproporcionado de las filas de la GN. Luego de su designación para la comandancia general de la fuerza, en octubre de 2014, exhortó por escrito a los distintos jefes de unidades para que aplicaran mecanismos más rigurosos a la hora de captar y seleccionar nuevos reclutas.

Ese mismo año corrió en varias dependencias del componente un radiograma:

“Este comando ha observado con preocupación a oficiales y guardias nacionales involucrados en hechos de corrupción y otros actos contrarios a la moral y las buenas costumbres que deben caracterizar a quien decide seguir la honrosa carrera de armas”.

El texto ordenaba a los jefes de esas unidades llevar a cabo “todas las acciones de comando” necesarias para que tales hechos no se repitiesen.

Tal parece que el mandato no fue escuchado. En junio, cuatro efectivos de ese cuerpo adscritos a la unidad Antidrogas del aeropuerto de Maiquetía fueron detenidos por tener una supuesta participación en el traslado en un jet de Aeroméxico de 600 kilos de cocaína. Otros cinco guardias quedaron tras las rejas en Zulia, cuando supuestamente intentaban llevar a Colombia miles de litros de combustible.

También hay guardias involucrados en delitos que no tienen ese grado de organización. En un peaje de Táchira, la policía regional apresó a los guardias del pueblo Jesús Alberto Cañizárez y Carlos Julián Rivero, quienes supuestamente tenían en su poder un teléfono celular robado recientemente.

Instancias sin control

Según el general retirado de ese mismo cuerpo Régulo Díaz Vega, la GN padece severos problemas de control en la actualidad. Este oficial, quien llegó a ser subcontralor general de la FAN, señaló que las medidas correctivas se toman “cuando es descubierta o denunciada una operación” ilegal.

Imagen vía web.

“Hoy en día, como todos son cómplices necesarios, se tapan unos con otros. Nadie, por lo menos, pregunta al subalterno por qué tiene un teléfono de última generación”, sostuvo.

Indicó que la fuerza posee mecanismos institucionales para prevenir los ilícitos, pero que se encuentra “cooptados” por la jerarquía.

“Hay un primer órgano de control que son los consejos disciplinarios. Actúan a pedido de los comandantes naturales del pelotón, la compañía o el destacamento cuando la falta cometida excede la capacidad de sanción permitida a esos comandantes. Pero en la actualidad, como hay conchupancia superior/subalterno este mecanismo de sanción está disminuido”, explicó.

Un general de división ya retirado, que llegó a ocupar altos cargos de esa fuerza, dijo a condición de anonimato que el incremento de detenciones en esa fuerza tiene una relación directa con la falta de filtros en las etapas de reclutamiento y selección.

“El sistema educativo de la GN fue violentado. Antes, para ser un guardia debía ser bachiller y pasar año y medio en las escuelas de guardias. Esto fue obviado en los últimos años al crear la Guardia del Pueblo, que son reservistas con pocos meses de formación y los lanzan a la calle, sin habérseles efectuado pruebas de selección”, alertó.

Son estos guardias los que engrosan la lista de detenidos en delitos contra la propiedad. En marzo, por ejemplo, dos sujetos robaron una moto en San Fernando de Apure. Pero el vehículo se les apagó poco después. Cuando otros guardias los apresaron se dieron cuenta de que uno de los asaltantes era un sargento primero, de 25 años de edad y compañero de su propio cuartel.

Imagen vía web.

Otros terminan aliados a algunas de las megabandas que han surgido en todo el país. Tal fue el caso de Willy Solórzano, de 26 años de edad, egresado de la escuela de orden público de la GN en Cagua, quien fue detenido en diciembre de 2014 y enviado a Ramo Verde porque supuestamente era cuñado de José Tovar Colina, alias Picure, líder de la banda “Tren del Llano”.

La fiscalía militar le imputó rebelión, pero los defensores del guardia lograron convencer al juez militar de que la banda del Picure no era un movimiento armado contra la estabilidad del país sino un “azote para las comunidades del municipio Mellado de Guárico”. Este argumento fue comprado y Solórzano fue condenado por delitos contra la seguridad de la FANB, previa admisión del cargo.

Hoy Solórzano cuenta los días en Ramo Verde para salir en libertad.

Diapositiva1

Imagen vía web.

Militares consolidan su poder económico con 11 compañías creadas por Maduro

Lisseth Boon, Runrunes

∗ Nicolás Maduro es el presidente civil que ha abierto más empresas militares cuyos balances son camuflajeados

∗ La nueva compañía petrolera y minera Camimpeg se incorpora a la Zona Económica Militar Socialista que abarca diversos sectores productivos

La Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), creada el 10 de enero del 2016, no es la primera ni la única empresa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) constituida durante los tres años del gobierno de Nicolás Maduro.

La nueva empresa se incorpora a la llamada Zona Económica Militar Socialista, que agrupa a otras 10 compañías con personalidad jurídica y patrimonio propio adscritas al Ministerio para la Defensa, creadas bajo la administración de la almiranta Carmen Meléndez, ahora diputada ante la Asamblea Nacional (AN) por el oficialista Psuv.

La vocación empresarial de las fuerzas armadas se oficializó con la llegada de Maduro al poder.

El 19 de abril del 2013, seis días después de asumir la presidencia,  el mandatario asomó desde la base aérea Rafael Urdaneta en Maracaibo la instauración de una “poderosa” zona económica militar con el fin de “satisfacer la demanda de la Fanb” (bienestar, seguridad, educación y protección de las familias integrantes de la Fanb).

El mandatario destacó que, además, estaría en capacidad de construir cuarteles, viviendas y sitios de entrenamiento para los diferentes componentes de la Fanb.

Tres meses después, el 9 de julio de ese año, el presidente civil formalizó la Zona Económica Militar Socialista con la apertura de unas primeras seis empresas que abarcan disímiles sectores, desde transporte, agricultura y comunicaciones hasta finanzas, bebidas y construcción.

La aparición de esta corporación verde oliva coincide además con la consolidación de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI). Y el 9 de agosto del 2013 (Gaceta Oficial 40.225), se activaron la Región Estratégica de Defensa Integral de los Andes (Redian) y la Región Estratégica Integral Marítima e Insular (Redimain), sumándose a las cinco existentes.

Mientras 4.300 industrias han desaparecido en los últimos 10 años en Venezuela (según el INE), el sector empresarial militar pareciera estar en expansión. Desde julio del 2013 hasta febrero del 2016, el MinDefensa ha creado 11 empresas para  el “desarrollo económico de la Fanb”.

Ocho de ese total abrieron durante el primer año del anuncio de la Zona Económica Militar: Banco de la Fanb (Banfanb); Empresa Agropecuaria de la Fanb (Agrofanb); Empresa Militar de Transporte (Emiltra); Empresa Sistemas de Comunicaciones de la Fanb (Emcofanb); Televisión Digital de la Fanb (TVFanb); Fondo de Inversión Negro Primero (Fimnp); Constructora de la Fanb (Construfanb) y Agua Mineral Tiuna (empresa mixta dentro del complejo industrial del Fuerte Tiuna).

En agosto 2014, abrió la Empresa Mixta Bolivariana Cancorfanb, del sector construcción, producto de la fusión entre la estatal Construfanb (propietaria de 51% de las acciones) y la privada Canteras Cóndor, creada en 1996 (49% de acciones).

Tecnomar es una empresa originalmente privada dedicada a la tecnología de comunicaciones que nació el 4 de enero del 2005 en Nueva Esparta, pero que en el 2015 vendió la mayoría  de sus acciones a Encofanb, convirtiéndose en la Empresa Mixta Militar Venezolana de Proyectos de Tecnología.

La más reciente empresa que se incorpora a la zona económica militar es Camimpeg.

El 22 de enero del 2016, tres semanas antes de su creación, el ministro Vladimir Padrino López llamó a impulsar el Motor de Industria Militar para contribuir con el desarrollo nacional. En ocasión de la instalación de mesas de trabajo del Consejo Nacional de Economía Productiva, el titular de Defensa declaró: “tenemos que darle rumbo a un nuevo modelo productivo en Venezuela”.

Rocío San Miguel.

“La  llegada de Campimeg es un paso más del proceso de militarización de la economía del país”, consideró Rocío San Miguel, coordinadora de la organización Control Ciudadano.

Minas y petróleo en la mira

Camimpeg se enmarca dentro del Eje Productivo del Plan Sucre II que contempla la promoción y desarrollo de la industria militar, según reza el decreto 2.231 que marca su creación. Tiene una amplia gama de atribuciones, desde servicios petroleros de gas y explotación minera, mantenimiento de pozos petroleros, reparación de taladros, importación de productos y equipos, transporte, obras civiles, descontaminación ambiental, entre otros.

“Se trata de un nuevo anclaje de las Fanb para acumular mayor poder del Estado tomando parte del principal negocio de la Nación. Representa la unión de dos de los factores más poderosos de Venezuela: la Fanb y la industria petrolera”, observó la coordinadora de la organización Control Ciudadano Rocío San Miguel.

“Es una decisión llena de irregularidades, que viola en primer lugar la Constitución y la Ley orgánica de la Fanb al permitir la participación militar en el desarrollo del país por decreto y no mediante una ley. También, al desplazar a Petróleos de Venezuela, viola la ley de Hidrocarburos que atribuye a Pdvsa el manejo de la industria petrolera”, advirtió San Miguel, quien además subrayó que Caminpeg “plantea peligros para la concepción del Estado como depredador de los recursos naturales en la búsqueda de fuentes de riqueza”.

Expertos consultados coincidieron en que podría tratarse de una manera de garantizar un espacio de poder frente a un posible cambio de gobierno.

El economista Luis Oliveros ubica como antecedente a una empresa de cobre en Chile en manos de militares. “Más que pensar que va a haber corrupción, hay que tomarla como una muy mala noticia para el país. Le resta poder a Pdvsa y cuida la espaldas a los militares ante un posible cambio de poder”.

Mientras, el economista Patricio Ucaoa descartó la tesis de que la empresa militar sea un vehículo para salvar activos después de un virtual default. Consideró que la creación de la empresa militar de petróleo y minas, tiene que ver más con una negociación política que con un tema económico, como sucedió en Chile con la salida de Augusto Pinochet, quien otorgó privilegios a los militares en la industria minera. La concertación democrática tuvo que garantizárselos a los militares para permitir la transición hacia la democracia.

Saliéndose del cuartel

La Constitución venezolana define a la Fanb como una institución esencialmente profesional, sin militancia política cuya función es garantizar la independencia y soberanía de la nación y asegurar la integridad del espacio geográfico. La actividad económica no está contemplada en la carta magna.

Los militares están para la defensa del país, no para administrar activos del gobierno y mucho menos la industria petrolera”, recordó el economista Luis Oliveros.

Pero el MinDefensa no sólo ha creado empresas con capital y ánimo lucrativo para las fuerzas armadas, sino que también ha expandido sus actividades más allá de los cuarteles.

Construfanb, por ejemplo, se encarga de edificaciones militares y también ha firmado convenios con la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario (Fundeeh), adscrita al Ministerio para la Salud. En mayo del 2014, asumió la continuación de seis hospitales especializados de la misión Barrio Adentro IV. Casi dos años después, las obras no se han reactivado.

Emiltra tampoco se encarga exclusivamente de traslado de mercancía militar o armamento. Según la memoria y cuenta 2014, la empresa de transporte movió 10.863 toneladas de insumos y productos básicos a la Red Productiva Nacional, como Abastos Bicentenario, Lácteos Los Andes, Mercal, Fontur, Industria Venezolana Maicera y Pdval. También llevaron electrodomésticos, cauchos, material de limpieza y enseres domésticos que se encontraban en la Torre de David.

Además, hicieron más de 650 movimientos operativos de valores de la banca pública  y privada, según el balance del 2014 del MinDefensa.

Cifras bajo el uniforme

No se conocen mayores detalles sobre el desempeño de estas empresas militares, destacó San Miguel.

“Son compañías anónimas de transabilidad mercantil que al no garantizar transparencia ni auditorías, tienden a convertirse en parcelas de corrupción”.

Las Memoria y cuenta del 2013 y el 2014 del MinDefensa informan sobre  algunas inversiones de estas compañías que permiten tener una idea de los presupuestos asignados.

En el año de su creación, Emiltra invirtió 111 camiones de carga, 7 camionetas pick up y 4 camiones de volteo por Bs. 112.500.000.

Mientras que para la primera fase de creación del Canal de Televisión Digital Abierta para la Fanb, TVFanb, se dispusieron Bs 54.000.000 y 5,9 millones de dólares.

En el 2014, el Fondo de Inversión Negro Primero ejecutó 68 proyectos de infraestructura por el orden de Bs. 601.398.157, según la memoria y cuenta del MinDefensa.

La constructora de la Fanb, Construfanb es la que muestra más inversiones. En el 2013,  tuvo una inversión inicial de Bs. 170.000.000 (memoria y cuenta 2013).

Pero al año siguiente, manejó un presupuesto más cuantioso: Recibió 7 créditos adicionales por Bs.  1.710.170.324 aprobados entre abril y diciembre del 2014, según cálculos de Transparencia Internacional. Además, invirtió Bs. 63.033.609,7 en 20 obras que incluyen instalaciones eléctricas, recuperación de sistemas de aguas servidas y culminación del dormitorio femenino del Cuartel General del Ejército, entre otras.

Banfanb fue la segunda empresa militar que recibió créditos adicionales en abril del 2014 por el monto de Bs. 41.144.381,25.

Gerencia en entredicho

Las expectativas sobre cómo sería gerenciada una compañía petrolero-minera por parte de militares, podría medirse en los resultados de las empresas básicas de Guayana durante la administración chavista.

La corporación se encuentra en uno de los peores momentos productivos desde que fue creada en 1960. Por la caída de la producción, han dejado de ingresar 10 mil millones de dólares al país.

En el caso de la Siderúrgica del Orinoco, Sidor, en el 2015 produjo 1 millón de toneladas de acero de las 4,6 millones de toneladas que puede producir anualmente. Las pérdidas duplican a las del 2014 y superan sus activos.

Siete de los 10 presidentes que ha tenido la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) entre el año 2000 y el presente, son militares: Antonio López Reina; Francisco Rangel Gómez; Rafael Sánchez Márquez; Daniel Machado Gómez; Rafael Gil Barrios; Carlos Osorio Zambrano y el actual Justo Noguera Pietri. Los únicos civiles han sido Víctor Álvarez, Rodolfo Sanz y José Khan.

El sello verde oliva marca la administración del holding minero de Guayana.

Diario de un Kamikaze venezolano

Laureano Márquez, diario Tal Cual

DÍA UNO: La invasión es inminente. Mañana comienza el entrenamiento. Los panas nos organizaron una fiesta de despedida. La rumba estuvo burda de buena. Bailamos hasta altas horas y nos dimos durísimo con la caña, para preparar nuestra alma para el destino que le espera.

El jefe nos garantizó que en el más allá la rumba continuará y entonces tendremos 10 botellas de 18 años sin estrenar para cada uno.

Al final de la reunión, Yefelson, John Fisyerald, Washinton Rodríguez y yo quemamos una bandera de Los Estados Unidos para irnos poniendo ya en actitud.

DÍA DOS: Hoy no fuimos al entrenamiento.

DÍA TRES: Hoy retomamos la cosa en serio.

Tuvimos problemas con el vestuario, porque la cooperativa que fabrica los chalecos endógenos en los que se van a colocar los explosivos se cogió los reales y no los hizo.

El comandante del escuadrón dice que no importa, que nos pegamos los cartuchos con tirro directamente en la barriga y nos colocamos encima un poncho andino para pasar desapercibidos.

Lo que pasa es que a mí me toca la refinería de El Palito y yo no me voy a meter en ese calorón con un poncho andino.

DÍA CUATRO: Los técnicos explosivistas todavía no nos han traído los cartuchos. De todas maneras, hoy hicimos un ensayo general y cortamos varios palos de escoba en rolitos para simular la vaina. La sensación es burda de incómoda.

DÍA CINCO: Por fin llegaron los explosivos (entre ellos muchos Bin laden) y los ponchos. Como los gringos solo deben encontrar cenizas, comenzamos ya a prenderle candela al país con incendios forestales aprovechando el calorón imperante.

DÍA SEIS: Hoy tuvimos una falsa alarma de invasión, debido a que una paloma activó el sistema de defensa antiaéreo. De vainita no destruimos los pozos petroleros. Menos mal que la mayoría de nosotros nos quedamos dormidos y, a los pocos que acudieron, los explosivos no les funcionaron.

DÍA SIETE: Se acerca la hora…Morderán el polvo de la derrota. Ya todo el equipo está listo y operativo, pero tenemos tres días que no nos llega comida al campamento. Hoy nos reunimos.

Si mañana no llega comida, vamos a trancar las vías de acceso a los pozos y, si nos echan a la Guardia, pensamos usar los explosivos y aplicarles a ellos el plan de tierra arrasada. Yo estoy comenzando a creer que la Guardia Nacional está controlada por la CIA.

DÍA OCHO: Hoy nos trajeron unas hamburguesas de Mc Donald’s. Estaban bien sabrosas. Estamos pensando que, aunque se vuelen los pozos petroleros, los Mc Donald’s deben quedar en pie.

Como no tenemos mucho más que hacer, luego de comer hicimos una caimanera.

Presidente de Alcasa, Ángel Marcano, junto al presidente de Carbonorca, Juan José Méndez, y a los dirigentes de la Central Bolivariana, José Gil y Pedro Perales. Foto: Prensa Ferrominera Orinoco.

DÍA NUEVE: Como hoy tiene pinta de que los gringos no van a llegar, nos fuimos al río a hacer un sancocho. De todas maneras, nos llevamos el equipo porsia. Llegó el gobernador de Miranda en visita sorpresa y Jeferson casi lo implota, porque pensó que era gringo por lo de los ojos claros.

Menos mal que estaba comiendo; y él, un plato de sancocho, no lo suelta ni por la patria.

DIA DIEZ: Hoy es el día. Nos fuimos a la playa a esperarlos. Estuvimos hasta las diez de la mañana y no vinieron.

Yo creo que nos cogieron miedo, porque nos miraron desde el satélite y vieron que la vaina iba en serio.

Menos mal que nos trajimos el dominó y una cava de cervezas para matar el tiempo, que también es un invento gringo.

Carros nuevos para los militares mientras los venezolanos hacen cola por la comida

Andre Soliani, Bloomberg News

El patio de desfiles de la base militar Fuerte Tiuna, presenta una escena que los civiles locales sólo podrían soñar: puestos cargados de mercancías y sin colas de espera.

Mercados con todo, desde carne subsidiada hasta cochecitos de bebé, junto con  préstamos, carros nuevos y apartamentos, son beneficios proporcionados a las fuerzas armadas,  mientras la economía se contrae, se eleva la pobreza y la popularidad del presidente Nicolás Maduro se hunde a un mínimo histórico.

Puestos para la adquisición de alimentos en Fuerte Tiuna. Foto Bloomberg

Los beneficios ayudan a garantizar la lealtad de las fuerzas armadas, mientras que se evitan las suspicacias de los pobres que han visto el crecimiento de sus salarios caer por debajo del crecimiento de la inflación, de acuerdo a analistas, activistas ciudadanos y académicos.

Desde que Maduro llegó al poder hace 17 meses, las fuerzas armadas han creado su propio canal de televisión, su programa de vivienda y un banco, el único de propiedad militar en el mundo, fuera de Irán y Vietnam. Un tercio de los 28 ministros de Venezuela y la mitad de los gobernadores de los estados son ahora oficiales activos o retirados, en su mayoría compañeros del ex comandante de paracaidistas y fallecido presidente Hugo Chávez.

“El ejército sigue siendo el único elemento que garantiza la estabilidad política al débil gobierno de Maduro” dijo por teléfono desde Londres Diego Moya-Ocampos, analista de la consultora IHS Country Risk.

“Como ajeno al mundo militar,  Maduro tuvo que darle a los generales papeles más importante en la gestión del país para mantenerlos a su lado. Él ha militarizado la política”

Maduro nombró a un general de brigada como  vicepresidente del área económica el 2 de septiembre pasado, el segundo cargo más importante en el gabinete. Ahora tiene a ocho oficiales militares activos o retirados en el gabinete, frente a cinco en el 2012, el año anterior a que Chávez muriera.

Quince años después de que Chávez comenzara su revolución del “Socialismo del Siglo XXI”, el mayor productor de petróleo de América del Sur se está quedando sin dinero, la economía se está contrayendo y las empresas y los inversores están abandonando lo que era el país más rico de América Latina en 1980.

La inflación se ha más que duplicado y el bolívar se desplomó 76 por ciento frente al dólar en el mercado negro desde que Maduro asumió el poder en abril del 2013, y quien se describe a sí mismo como el “hijo de Chávez.”.

Lo más importante de su apoyo, la tasa de pobreza ha iniciado su incremento, subiendo a 32 por ciento al final del año pasado desde un mínimo histórico del 25 por ciento en el 2012, según cifras del Instituto Nacional de Estadística.

El personal militar no tiene que lidiar con el caos económico como el resto del país. Los 43 camiones y tiendas de campaña en el mercado en la base militar el 22 de agosto pasado, se cargaron con leche subsidiada, aceite de cocina y detergentes, bienes que están fuera de inventario en la mayoría de las tiendas.

La gente hace cola durante horas fuera de supermercados de propiedad estatal para comprar productos de primera necesidad regulados, o pagan tres veces más de los vendedores ambulantes. Uno de cada cuatro productos básicos no estaba disponible en un momento dado en enero, el último mes del que hay datos oficiales sobre la escasez disponible.

Las colas de la alimentación

Las colas para comprar alimentos son parte de nuestra existencia diaria” dijo Douglas Romero, de 45 años, un conductor de moto taxi de Caracas. “Me paso tanto tiempo esperando, que uno termina haciéndose amigo de otros en la cola

Eso se compara con solo los ocho automóviles nuevos que se importaron en el país de 29 millones de personas en agosto, según la Cámara Automotriz de Venezuela, que no incluye a los fabricantes de automóviles chinos. Muy pocos carros chinos son importados fuera de los programas del gobierno, dijo Raúl Álvarez, un consultor de la industria de automóviles con sede en Caracas.

Carros nuevos

Los carros son especialmente apreciados en Venezuela, porque que no pierden valor en medio de la inflación más alta del mundo ya que sus precios tienden a seguir el dólar. Los precios al consumidor han subido un 63 por ciento en el año hasta agosto.

Los intentos de golpe de Estado

La economía se contrajo un 2,1 por ciento en el segundo trimestre, de acuerdo con una cifra media de las obtenidas de cinco economistas encuestados por Bloomberg. El costo de asegurar los bonos soberanos venezolanos contra la falta de pago (default) es el más alto en el mundo de hoy, en 1.472 puntos básicos, lo que implica que los inversionistas ven una probabilidad del 64 por ciento de incumplimiento de pago en los próximos cinco años, según datos recopilados por Bloomberg.

“A medida que la economía continúa deteriorándose, y por lo tanto la situación política y de inseguridad, las fuerzas armadas serán claves para dirimir las controversias“, dijo Moya-Ocampos.

Venezuela ha visto nueve grandes intentos de golpe de Estado en el siglo pasado, incluyendo el intento fallido que Chávez encabezó en 1992 y el otro en contra de él en 2002, de acuerdo con Daniel Hellinger, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Webster en St. Louis, Missouri.

La popularidad de Maduro está cayendo. El índice de aprobación del presidente cayó a un mínimo histórico del 39 por ciento en agosto, desde el 60 por ciento en diciembre, según la empresa encuestadora con sede en Caracas Hinterlaces. La encuesta de 1.200 personas se realizó entre el 02 y el 09 de agosto, con un margen de error de 2,7 puntos porcentuales.

Movimiento de Protesta

El descontento por el aumento de los precios, el alza de la delincuencia y de la escasez, provocaron en febrero protestas en todo el país que fueron sofocadas por soldados y policías con el resultado de 43 muertes, según cifras del Ministerio Público.

En el Fuerte Tiuna, en el sur de Caracas, cientos de automóviles nuevos chinos relucían en los estacionamientos, después que el ex ministro de Defensa, Diego Molero, se comprometiera en mayo del año pasado en la compra de 20 mil autos por las fuerzas armadas. / Foto archivo La Patilla

A medida que las protestas se extendían por el país, se les dio al personal militar un mayor acceso al crédito para comprar los bienes que la inflación había dejado fuera del alcance de la mayoría de los venezolanos.

La ministra de la Defensa muestra sus instrumentos financieros del Banco de las Fuerzas Armadas / Foto bancaynegocios

El más reciente banco estatal para proporcionar préstamos a los militares es el Banco de la Fuerza Armada Bolivariana. El banco conocido como Banfanb ha abierto 21 sucursales y ha elevado sus activos a 4,2 mil millones de bolívares (670 millones dólares a la tasa oficial) a finales de junio desde los 170 millones de dólares en su inicio, hace 12 meses, según datos del regulador y el sitio web del banco.

Mientras que todo el mundo puede abrir una cuenta bancaria en Banfanb, sus préstamos, incluido el financiamiento del 100 por ciento para la compra de vehículos nuevos o usados, son sólo para el personal militar en servicio, según el sitio web del banco.

Por otra parte, con las tasas de interés en 17 por ciento en comparación con el 63 por ciento de inflación, los préstamos de Banfanb son baratos. Son pocas personas en el país que pueden obtener préstamos de consumo.

Más personal militar también está siendo promovido, disfrutando por ello de un mejor salario y beneficios. El ejército tiene ahora entre 4.000 y 5.000 generales, en comparación con menos de 50 en 1993, según estimaciones de Control Ciudadano, una ONG con sede en Caracas.

Sin escasez general

Hay un general por cada 34 militares en Venezuela, en comparación con uno por cada 1.490 militares en los EE.UU., sobre la base de las últimas cifras de los ministerios de defensa de los países.

Portavoces del Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas de Venezuela, el Ministerio de Información y de la Oficina de la Presidencia, se negaron a comentar sobre el papel del ejército en la política y en la economía de la nación.

“Estas fuerzas armadas son chavistas”, dijo el general en jefe Vladimir Padrino, dijo en un discurso televisado 05 de julio, en referencia a los seguidores de Chávez. Maduro puede “contar con nuestra lealtad” afirmó.

A medida que el ejército mantiene su lealtad, los beneficios continúan. El gobierno ha repartido 2.821 apartamentos a soldados y oficiales este año hasta mayo, dijo el viceministro de Planificación Paul Grillet, un general de división, en un discurso televisado en ese mes.

En el borde

Al menos 100 de los apartamentos se les dieron en el pasado año a las familias de los militares en el este de La Guaira, una ciudad portuaria a 30 kilómetros (19 millas) al norte de Caracas, según comunicados de prensa de los ministerios de Defensa y de la información. Los civiles locales han recibido 24 apartamentos en esos edificios, de acuerdo con  María José España, del Movimiento de Mujeres, un grupo activista de La Guaira centrado en los servicios públicos.

Ulpiana de Rodríguez, de 79 años, mira hacia abajo desde su choza en una ladera erosionada por encima de la ciudad a una línea de nuevas torres de apartamentos en la costa, muchos de los cuales han ido a los militares y la policía.

Cinco familias comparten una casa precaria mientras esperan una vivienda nueva a escasos metros / Foto Bloomberg

“El gobierno está poniendo todo tipo de personas en esos apartamentos mientras nosotros nos tambaleamos en un borde aquí durante 15 años“, dijo De Rodríguez, un maestro de escuela jubilado que ha pasado los últimos 46 años cuidando en su casa a su hijo con parálisis cerebral.  ”Muchos de ellos simplemente lo utilizan como una casa de vacaciones en la playa“.

El 22 de agosto, los residentes de La Guaira ocuparon la oficina de la autoridad de vivienda local después que el gobernador del estado Jorge García Carneiro, hizo entrega de 512 nuevos apartamentos a destinatarios no revelados en una ceremonia televisada a la que asistieron soldados y generales en traje de faena. / Foto Bloomberg

De regreso

“Siempre hemos apoyado a este gobierno, movilizando a la gente de los barrios, haciendo campaña por ellos“, dijo Jacqueline Zúñiga, de 39 años, coordinadora del Movimiento de Mujeres y miembro del Partido Socialista Unido. “No nos han dado nada a cambio“.

No es sólo la política de vivienda que está alejando a los partidarios.

José Villalonga, un funcionario del Ministerio de Agricultura en el estado Lara, dice que ha pasado cinco años tratando de comprar un automóvil que ofrece el gobierno con condiciones de pago preferenciales para personas de bajos ingresos. La única respuesta que ha recibido de su participación en al menos tres programas que aplicó, fue la llamada de alguien que dijo que había un oficial del ejército buscando revender su vehículo asignado.

“Esto es una vergüenza, esto no el socialismo que Chávez tenía en mente” dijo Villalonga, de 52 años, por teléfono desde Barquisimeto, Estado Lara. “Me siento impotente frente a este sistema amañado que favorece a los militares”

Estación de TV

El apoyo del ejército para el gobierno se desplegó en pantalla cuando las protestas comenzaron en febrero. Una estación de televisión propiedad de las fuerzas armadas difundió discursos de Chávez acompañados por canciones como “Maduro De Mi Corazón“.

Foto: Archivo VTV.

“La estación de TV nace con la misión de luchar por la ideología de nuestro comandante eterno, Hugo Chávez” dijo el presidente de la emisora, el general Pedro Alvarez, durante el lanzamiento del canal en diciembre. El regulador de las telecomunicaciones ha ordenado a todos los proveedores de cable incorporar el canal en sus parrillas.

Programa de cocina en FANB TV. Foto: Pbs.twimg.com

Mientras que la rabia aumenta entre los ciudadanos de a pie, la lealtad de los militares está garantizada, dijo Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano.

A los militares se le ha dado el control de muchos sectores de la economía, a la par que oficiales activos o retirados están a cargo de los ministerios de finanzas, de alimentación y de industrias.

El costo de las elecciones

Los oficiales retirados ahora controlan la mayor parte de las importaciones de alimentos, ayudado por colegas que siguen en las fuerzas armadas o en la política, de acuerdo con el capitán retirado William Biancucci, un ex miembro del equipo de planificación estratégica de Chávez, que importó tanto como 110 millones de dólares de ganado en pie de Brasil entre 2009 y 2011 .

Las elecciones a la Asamblea Nacional en diciembre del próximo año mostrarán cuánto resentimiento ha creado la política de comprar a los militares.

“Hay un costo político que Maduro pagará por priorizar a los militares sobre los barrios pobres” dijo por teléfono Hugo Pérez Hernaiz, profesor de sociología en la Universidad Central de Venezuela en Caracas. “El tamaño de este costo se verá en las próximas elecciones”

 Traducción libre por lapatilla.com

“Venezuela es un narcorégimen”

Camero se niega a calificar a Venezuela de narcoestado. Asegura que en el país “hay funcionarios públicos que utilizan las instituciones del Estado para hacer negocios en materia de drogas” y denuncia que el desplazamiento de los traficantes por el plan Colombia, la incorporación de la FANB a las investigaciones de narcotráfico y la indiferencia en el abordaje del problema han convertido al gobierno en un narcorégimen. En el libro Chavismo, Narcotráfico y Militares, revela su propia lista de “capos” criollos.

Ronna Rísquez, Runrunes

Si alguien sabe cómo se mueve el negocio de la droga en Venezuela es Mildred Camero. La ex juez y ex presidenta de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas (Conacuid, ahora ONA) ha transitado durante toda su carrera por el camino de la justicia y el combate al narcotráfico.

Dirigió allanamientos y lideró operaciones encubiertas que terminaron con la detención de importantes traficantes. Trabajó en programas de cooperación con la DEA y otras agencias internacionales que luchan contra este delito. Y conoce con detalles las andanzas y los presuntos nexos de importantes personeros de la revolución bolivariana con esta rama del crimen organizado.

Coincidencia o no, apenas una semana antes del escándalo por la captura del mayor general (EJ) y ex director de Contrainteligencia Militar, Hugo Carvajal Barrios en Aruba, fue publicado el libro Chavismo, Narcotráfico y Militares en el que Camero revela al periodista Héctor Landaeta una serie de infidencias que radiografían la participación de funcionarios del gobierno venezolano en el negocio del tráfico de drogas, venta de armas a las FARC, sicariato y protección a irregulares.

La ex juez elaboró su propia lista de “capos” criollos, integrada en su mayoría por militares, que incursionaron en el lucrativo e ilícito negocio aprovechando sus cargos en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

El grupo, de 13 nombres, lo encabezan los tres oficiales incluidos en la lista Clinton desde el 2008: El capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico; el mayor general (EJ), Hugo Carvajal; y el general (EJ) Henry Rangel Silva, gobernador de Trujillo.

“A diferencia de México, Colombia, Bolivia y Brasil, en Venezuela el negocio de la droga lo manejan miembros del estamento militar, funcionarios del alto gobierno y los cuerpos policiales”, afirma Camero.

Por su experiencia prefirió guardar silencio durante los días que siguieron a la detención de Hugo Carvajal.

“Las personas que hemos trabajado en drogas sabemos la gravedad de estos casos. La detención del “Pollo” no es fácil porque deja al descubierto a funcionarios que están siendo investigados por tráfico de droga y terrorismo. Por eso preferí esperar unos días para analizar bien el caso. La prudencia es muy importante en los temas de drogas porque el dinero lo puede todo, y allí hay mucho dinero de por medio”, afirmó Mildred Camero.

Mayor general Hugo Carvajal

-Al mayor general Hugo Carvajal lo buscaban desde el 2008 y había viajado a Aruba en varias ocasiones, ¿por qué es ahora cuando las autoridades intentan detenerlo?

-En el 2012 cae justamente en Aruba un miembro del cartel del Valle del Norte. Se trata de Javier Calle Serna, uno de los lugartenientes de Wilber Varela (alias Jabón), quien había quedado al frente de la operación después de que éste fue asesinado en Mérida en el 2008.

Calle Serna sí negoció con la DEA y fue extraditado a Estados Unidos. Se entregó porque estaba cansado de pagar protección a militares venezolanos.

Este hombre es uno de los testimonios más fuertes que tienen los americanos contra “El Pollo” Carvajal. Él maneja datos precisos de las operaciones de protección en Venezuela y cuánto pagaban. Es un testigo muy importante, porque ya no es simplemente una investigación, es un caso en el Gran Jurado en el estado de Florida contra Carvajal.

-¿Se conoce cómo operaba Carvajal y cómo llegó a tener tanto poder?

-Comenzó dando protección a algunos capos y fue tomando el control del negocio con el apoyo de importantes militares. Se valía de su posición como Director de Inteligencia Militar para grabarlos y presionarlos, así conseguía que lo ayudaran. La información es poder y el que maneja información tiene poder. “El Pollo” manejaba la inteligencia del país y conocía todas las actividades lícitas e ilícitas del gobierno.

Grababa a todo el mundo, tenía una infraestructura de espionaje. Así se ganó el respeto de sus compañeros de armas, mediante la intimidación. Adicionalmente tenía una red dentro del Tribunal Supremo de Justicia, según lo que han denunciado los ex magistrados Eladio Aponte Aponte y Luis Velásquez Alvaray.

-Usted dice que Wilber Varela -alías Jabón- pagaba 400.000 dólares mensuales por su protección a funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y que el dinero era para Carvajal.

-Es lo que dicen los informes de inteligencia extranjeros. Incluso aseguran que a “Jabón” lo mandan a matar sus protectores porque se negó a pagar más dinero. Al parecer el hombre estaba cansado porque pese a lo que pagaba, habitualmente le hacían tumbes, le quitaban droga o lo obligaban a cambiar sus rutas.

Él estaba seguro de que las mismas personas a quienes les paga le robaban su droga y se estaban apoderando de su negocio. A “Jabón” se le pierde una cantidad de droga y acusaba a Carvajal, por eso se pelean y por eso lo matan.

Este narcotraficante portaba credenciales del DIM que le había dado Carvajal.

-¿Con base a estos elementos se puede calificar al mayor Hugo Carvajal de narcotraficante o capo de la droga?

-Evidentemente no hay una sentencia en su contra que diga que lo es. Pero ya hay un caso en el Gran Jurado, hay una imputación, y esto solo ocurre cuando existen demasiados hechos y elemento para la detención de una persona y la realización de un juicio. No quiero decir con esto que de verdad “El Pollo” sea traficante de drogas.

Pero hay muchas investigaciones y documentos que señalan que está involucrado en este delito.

-Pero él lo niega, el presidente Nicolás Maduro lo defendió y las autoridades de Holanda lo dejaron en libertad en Aruba.

-Que esté libre no implica que sea inocente. Por eso considero que si de verdad él está siendo difamado debería recurrir a tribunales imparciales que certifiquen y prueben su inocencia. Creo que debería hacer lo imposible por demostrar que los delitos que se le imputan no son ciertos. De lo contrario va a persistir la duda siempre porque no ha habido forma de que él demuestre que es inocente. Además hay gente dispuesta a declarar contra él.

-¿Hay otros señalamientos contra Carvajal?

-Su nombre siempre aparecía en las investigaciones de droga. Estas informaciones sobre Carvajal cada vez fueron más profundas y abundantes. A él lo estaban investigando por su presunta vinculación con el tráfico de drogas desde que era teniente coronel.

En el 2004, con la llegada de Jabón y otros traficantes del cartel del Valle del Norte, se afianza esta relación del militar con el negocio de las drogas.

Se le señala de proteger a traficantes y guerrilleros, y de facilitarles documentos de identidad falsos y credenciales de cuerpos de inteligencia como el DIM y la Disip (ahora Sebin).

German Briceño Suárez, alías Grannobles.

En el libro “Chavismo, Narcotráfico y Militares”, Camero cuenta que alías Jabón; Hermágoras González Polanco, jefe del cartel de La Goajira, y German Briceño Suárez (alías Grannobles), son algunos de que recibieron carnet que los acreditaban como comisarios o agentes de organismos de inteligencia.

Hermágoras González Polanco, jefe del cartel de La Goajira.

Dice que la DEA, las autoridades Colombianas y otras agencias internacionales consideran que Carvajal es clave para los narcotraficantes y guerrilleros colombianos.

“Del ‘Pollo’ Carvajal existen grabaciones de varias agencias antidrogas extrajeras que en su momento pude escuchar, en donde aparece la voz del general alertando a traficantes de drogas para que evadieran un operativo antidrogas”.

En el 2007 se iba a realizar un operativo para incautar 2.900 kilos de cocaína que pertenecía a traficantes colombianos y al frente 10 de las FARC y estaba en Puerto la Cruz. “Se detectó una llamada de Carvajal a miembros de la Guardia Nacional y el DGIM que custodiaban la droga, alertando sobre el operativo y la droga fue cambiada de lugar y la operación se frustró”, reveló la ex presidenta de Conacuid en el libro escrito por el periodista Héctor Landaeta.

-Usted denuncia también la participación de Carvajal en casos de homicidios y torturas.

-En Estados Unidos debe haber también una averiguación por la muerte del agente de la DEA. Según informes, Carvajal habría ordenado asesinar a un agente encubierto de la DEA de apellido Rodríguez. También estaría detrás de la muerte de dos miembros del Ejército Colombiano que se infiltraron en territorio venezolano para buscar las conexiones de los capos y la guerrilla. Cuando los descubrieron los torturaron y asesinados. Hay varias investigaciones en su contra, que no se han ventilado ni se van a trabajar en Venezuela.

-¿Cuáles son esas investigaciones?

-En el caso del avión de Air France, Estados Unidos tiene la certeza de que Hugo Carvajal coordinó la operación. Hay una averiguación allá. El 25 de septiembre de 2013, luego del decomiso de 1,3 toneladas de cocaína en Paris, el avión del presidente Nicolás Maduro (procedente de China) aterriza en Vancouver para abastecer combustible y seguir a Nueva York donde se celebraría la reunión de la ONU. Allí lo esperaban funcionarios de drogas que le informan que necesitan hablar con él sobre un militar de su gobierno que era el jefe de la operación de Air France: “El Pollo” Carvajal.

Maduro había designado a Hugo Carvajal como Director General de Contrainteligencia Militar apenas 5 meses antes, el 25 de abril del 2013, 11 días después de haber sido electo presidente de la República. El mandatario nunca llegó a Nueva York. Dijo que desistió de la visita porque estando en Vancouver recibió informaciones sobre planes violentos contra él en EEUU, que ponían en riesgo su vida. Regresó a Venezuela de inmediato.

-¿Quiere decir que Carvajal era el dueño de la droga que salió en 31 maletas desde la rampa 4 de Maiquetía?

-Recuerda que esa fue una entrega controlada. Había agentes infiltrados de Italia, Francia e Inglaterra. Informes confidenciales de agencias de estos países indican que quien dio la cara en la negociación de la droga del caso Air France fue Walter Alexander del Nogal (Alex del Nogal). Según esas investigaciones, del Nogal es el rostro visible de Carvajal en ese y otros negocios.

Walter Alexander del Nogal (Alex del Nogal)

-¿Alex del Nogal, que estuvo preso por el terrorismo financiero en 1993 y por presunto tráfico de drogas en el 2007 en Italia, es “socio” de Hugo Carvajal?

-A Del Nogal lo sueltan con un beneficio que no le correspondía y comienza a trabajar con la Disip. A través de la Disip se vincula con Hugo Carvajal y desde ese momento trabaja con él.

-¿Cómo fue la operación que llevó a la detención de Carvajal en Aruba?

– La DEA venía haciéndole seguimiento desde hacía varios meses, sabían que visitaba la isla con frecuencia y sabían que viajaría ese día. Al parecer lo habían convencido de ahora sí sería aceptado como Cónsul. Un par de días antes de su detención una comisión de la DEA se había movilizado a Aruba.

-¿Qué pasó en Aruba? ¿Si había tantos elementos contra Carvajal por qué lo dejan en libertad?

-A mí me impactó ver como las autoridades de Aruba primero dijeron que no tenía inmunidad y luego de 24 horas dicen que sí la tiene. Creo que la decisión de Holanda definitivamente fue diplomática y no jurídica. Fue una decisión contradictoria: le dan el estatus de cónsul para luego declararlo persona no grata. Carvajal no tenía el exequátur (reconocimiento legal) como Cónsul. No se lo habían dado por los señalamientos que había en su contra sobre drogas. Es un delito grave que no tiene privilegios según la Convención de Viena.

-¿Por qué Holanda modifica la decisión inicial de la justicia de Aruba?

-Hubo presión del gobierno de Venezuela con la refinería de Curazao y además recientemente ambos gobiernos habían firmado algunas negociaciones para la construcción de unos barcos. Yo siempre tuve dudas sobre la extradición de Carvajal a Estados Unidos, principalmente porque tenía la experiencia de lo ocurrido con Walid Makled en Colombia, cuando se lo entregaron a Venezuela y no a los americanos.

-¿Fue un error o un mal manejo de la DEA?

-Más que la DEA pienso que la diplomacia de Estados Unidos se ha debilitado con el gobierno de Barak Obama y sus acciones no son tan contundentes hacia Latinoamérica. La DEA es un organismo policial y actúa en su ámbito y punto.

Queda mal parado el Poder Judicial de Estados Unidos, porque ya había un fiscal designado y había una causa. Luego como la detención es fuera del territorio entra el Departamento de Estado que no negoció con Holanda. El procedimiento administrativo era de Cancillería y creo que se confiaron por el Convenio de Cooperación de Detención y Extradición.

-¿Cuál es la situación de Hugo Carvajal con la justicia internacional en este momento?

-Enfrenta dos acusaciones en cortes de Estados Unidos. Una es ventilada ante el Gran Jurado del Distrito Sur de Miami por la protección a los traficantes del Cartel del Valle del Norte, en particular a alías “Jabón” y facilitar el envío de alijos a Estados Unidos.

El otro caso es en Nueva York, se le señala de haber coordinado la operación del avión que salió en el 2006 de la rampa 4 del aeropuerto de Maiquetía con 5,6 toneladas  de cocaína que fueron incautados en México y que supuestamente pertenecían a Walid Makled.

-¿Cuál es la situación de Hugo Carvajal con el gobierno de Nicolás Maduro?

-Al conocer lo de Air France, las cosas cambiaron con Maduro. “El Pollo” aspiraba que le crearan un ministerio de la inteligencia porque quería tener todo el poder. Pero él ya era un poco pesado e incómodo para el gobierno y para un ala militar que, siendo chavista, no apoya las actividades vinculadas al tráfico de drogas. Por eso le dan el consulado de Aruba como un paliativo.

Además él siempre ha tenido rivalidad con el ministro Miguel Rodríguez Torres. Se disputaban el control de los servicios de inteligencia del país y “El Pollo” tiene muchos aliados dentro del Sebin. Se dice que por orden de Carvajal dejaron escapar al “Boyaco” para perjudicar a Rodríguez Torres, que era el director de la Disip en ese momento.

DEL CARTEL DE LOS SOLES A LOS BOLIVARIANOS

-¿Cómo terminaron los militares vinculados al tráfico de drogas?

-Cuando se implementa el Plan Colombia, mis dudas eran sobre los funcionarios policiales. Me preocupaba que los policías se cuadrarán con los narcotraficantes. Lo que nunca imaginé es que fueran miembros del estamento militar los que se involucrarían en el negocio. Hay grupos identificados dentro de la Guardia Nacional Bolivariana y el Ejército que se han dedicado de manera vulgar al tráfico de drogas, y de una forma tímida en la Armada.

-¿Esos nexos entre narcotráfico y militares fueron solo por el efecto del Plan Colombia?

-También influyó la aprobación de La Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas en el 2005. Esta ley le dio competencia en materia de investigación penal de drogas a todos los componentes de la FANB: Ejército, Armada, Aviación. Hasta ese momento solo la Guardia Nacional y la PTJ (actual Cicpc) tenían esa función. Esto facilitó la vinculación de miembros de otras fuerzas con los narcotraficantes, con la excusa de la lucha antidroga.

-Usted mencionó que había grupos identificados dentro de la FANB, ¿cuáles son, cómo operan?

Daniel Barrera Barrera, alias “El loco barrera”

-Comienzan protegiendo a los traficantes como Daniel “El loco” Barrera y Wilber Varela (Jabón), los extorsionan y les sacan dinero a cambio de protección y de garantizarles las rutas para movilizar la droga en territorio venezolano y cuando les molestan los matan o los entregan a Colombia. Pero estos narcos negocian con la DEA y cuentan todo lo que saben para salvar su pellejo.

-¿Tiene tanto valor el testimonio de un delincuente?

-El problema es que los militares que se han involucrado en las drogas son unos improvisados en el negocio, no se manejan con la prudencia con la que lo hacen los capos en otros países y generalmente dejan evidencias de sus actividades. Además esas organizaciones tienen logística y códigos de “honor”. Al ser traicionados estos capos no se quedan tranquilos hasta cobrar venganza y dar su testimonio a las autoridades de EE UU es una forma de vengarse.

-¿Cuáles son los grupos dentro de la FANB dedicados al tráfico de drogas?

-Desde hace muchos años se habla del Cartel de los Soles, integrado por generales casi todos de la Guardia Nacional, por eso el nombre de los soles. Ex jefes del Comando Antidrogas de la GNB y de algunos CORE pertenecían a esta organización. Pero luego comenzó a crearse uno nuevo grupo conocido como Los Bolivarianos, porque está integrado por oficiales del Ejército que eran muy cercanos al presidente Hugo Chávez. Estos entraron en pugna por el control de las rutas de la droga y protagonizaron varios tumbes y disputas.

EL NARCORÉGIMEN

-En el libro Chavismo, Narcotráfico y Militares usted hace una lista con perfiles de los funcionarios del gobierno presuntamente vinculados con el narcotráfico y a las FARC, ¿en qué se basa para hacer estas afirmaciones?

-Primero como juez trabajé algunos casos de incautaciones y desaparición de droga, incluso en dependencias de la GNB, en los que estaban involucrados efectivos militares que llegaron a ostentar importantes cargos dentro del Gobierno y la FANB.

Luego como presidenta de Conacuid tuve acceso a informes de inteligencia en los que se hacía seguimiento a las actividades de estos oficiales y había elementos contundentes que los vinculaban al tráfico de drogas.

-¿Además de los que usted menciona, hay más funcionarios del gobierno investigados por otros delitos transnacionales?

-En Estados Unidos hay expedientes sellados, así que además de los que están en la lista Clinton hay otros funcionarios investigados que podrían tener orden de captura internacional por lavado de dinero, narcotráfico y terrorismo. Está el caso por las armas halladas en el campamento de Raúl Reyes, que habían sido compradas por Venezuela a Suecia y fueron vendidas por el Ejército a las FARC.

Por ejemplo, el fiscal de Nueva York solicitó la presencia del Gran Jurado y esto también puede activar otras investigaciones y órdenes de captura contra funcionarios públicos y jueces. Lo peligroso y grave es que en el país se está hablando de un narcoestado.

-Con lo que usted ha relatado ¿ahora sí podríamos afirmar que Venezuela es un narcoestado?

-Me niego a decir que Venezuela es un narcoestado. Estoy convencida de que son grupos que han utilizado su poder para involucrarse en el tema de las droga. Yo diría que en Venezuela lo que hay es un narcorégimen.

-¿Cuál es la diferencia entre narcoestado y narcorégimen?

-Que no es el Estado sino los funcionarios públicos los que utilizan las instituciones del Estado para hacer negocios en materia de drogas. Además sería muy grave en el ámbito internacional asumir que Venezuela es un narcoestado. Eso significaría el aislamiento jurídico y diplomático. Sería una cruz que no nos quitaríamos de encima jamás.

-¿Qué es un narcoestado?

-Es un Estado que vive para la droga y su vida política y social depende del tráfico de drogas. Si se llega a determinar que el gobierno venezolano ha pactado con las FARC para obtener ganancias del negocio de la droga sería lo más grave y bajo que ha pasado en el país. Habremos tocado fondo y ahí tenemos a Colombia, que no es un narcoestado, pero tiene más de 50 años en la lucha contra las drogas y la semana pasada el mismo presidente Santos reconoció que había fracasado.

-¿Cómo llega Venezuela a esta situación?

-Hemos sido indiferentes. Creímos que el problema no nos iba a tocar. Que era un problema de Colombia, Perú, Bolivia… Creímos que no nos competía a nosotros porque solo permitíamos que pasara la droga. Solo éramos un territorio de tránsito. No nos dimos cuenta de que el plan Colombia iba a producir un desplazamiento hacia Venezuela de los traficantes, y como aquí teníamos tantos problemas de corrupción en la Diex (hoy Saime) esto generó una situación gravísima con la “legalización” de la presencia de esos traficantes en territorio venezolano.

Ahora nos hemos convertido en un país productor, con sofisticados laboratorios donde se procesa y refina la droga.

La lista Camero. El Top 10 del “narcorégimen”

En el libro Chavismo, Narcotráfico y Militares, Mildred Camero elaboró los perfiles de 13 personas vinculadas a las revolución bolivariana que figuran en la lista Clinton o aparecen mencionadas en informes de inteligencia presuntamente por estar involucrados en tráfico de drogas, lavado de dinero y/o tráfico de armas.

Estos son los mencionados:

  1. Capitán de Navío Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico y ex ministro de Relaciones Interiores y Justicia.
  2. Mayor general (Ej) Hugo Carvajal Barrios, ex director de Contrainteligencia militar.
  3. Mayor general (Ej) Henry Rangel Silva, gobernador de Trujillo y ex ministro de la Defensa.
  4. General (Ej) Cliver Alcalá Cordones, ex jefe de la REDI Guayana.
  5. Diputado Freddy Alirio Bernal Rosales, ex alcalde del municipio Libertador. No se le vincula con el  tráfico de drogas sino con el suministro de armas a las FARC.
  6. Amílcar Figueroa, ex vicepresidente del Parlatino. Se señala como proveedor de armas a la FARC.
  7. Ramón Madriz Moreno, funcionario del Sebin. Se ocupaba de coordinar la seguridad de miembros de las FARC.
  8. Mayor general (Ej) Miguel Rodríguez Torres, ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz y ex director de la Disip.
  9. General (GNB) Frank Morgado González, ex Jefe del Comando Antidrogas de la GN.
  10. General (GNB) Alexis Maneiro, ex jefe del Core 7 y de Inteligencia de la GN.
  11. General (GNB) Jesús Armando Rodríguez, ex director de Polilara.
  12. General (GNB) Miguel Ramírez, ex comandante de la GN y ex jefe del Comando Antidrogas.
  13. General (GNB) Francisco Belisario Landis, ex ministro de Relaciones Interiores y ex director de la PM.

Miguel Rodríguez Torres, Francisco Belisario Landis y Miguel Ramírez aparecen mencionados en informes de Inteligencia Nacionales y Extranjeros, pero Camero advierte que no tuvo en sus manos pruebas contundentes que los involucraran en el negocio de las drogas.

Diapositiva1

De izquierda a derecha: Capitán de Navío Ramón Rodríguez Chacín, Mayor general (Ej) Henry Rangel Silva, Mayor general (Ej) Hugo Carvajal Barrios, General (Ej) Cliver Alcalá Cordones, Diputado (Psuv) Freddy Bernal, Diputado (Psuv) Amílcar Figueroa.

Diapositiva1

De izquierda a derecha: Funcionario del Sebin Ramón Madriz Moreno, Mayor general (Ej) Miguel Rodríguez Torres, General (GNB) Frank Morgado González, General (GNB) Jesús Armando Rodríguez, General (GNB) Miguel Ramírez, General (GNB) Francisco Belisario Landis.

4 claves para entender por dónde comenzó el narcoregimen en Venezuela

No se trata de una combinación espiritual o metafísica, aunque su conjunción puso a “volar” a más de uno. Entre 1999 y el 2005 coincidieron cuatro hechos claves para explicar porque las mafias del narcotráfico se instalaron en el país y comenzaron a operar con el apoyo del poder político y militar venezolano, hasta ser desplazadas por los uniformados.

1) El Plan Colombia propició la migración de importantes capos del vecino país al territorio venezolano, principalmente desde 2004; cuando comienzan a llegar los jefes del cartel del Valle del Norte, como Wilber Varela y el Daniel “el Loco” Barrera, entre otros.

2) El golpe de Estado del 2002 origina un cambió en la política que venía impulsando el Jefe de Estado en materia de drogas. “Desde ese momento la lucha antidrogas dejó de ser una prioridad para el presidente Hugo Chávez”, afirmó Camero, quien recordó que en 1999 el Estado venezolano firmó importantes acuerdos con Estados Unidos para combatir el narcotráfico.

“Al principio Chávez apoyaba la lucha contra la droga y en alguna reunión me dijo: ‘Trabaje con la DEA doctora’. Pero después del golpe, el presidente Chávez no volvió a reunirse conmigo, cambiaron sus prioridades y allí comenzó el bochinche”, afirmó la expresidenta de Conacuid.

3) La expulsión de la DEA de Venezuela en mayo del 2005 por orden del presidente Hugo Chávez. El presidente compró el argumento de algunos allegados que le aseguraron que los agentes del este cuerpo especial estadounidense utilizaban su presencia en el país para espiar a su gobierno. La salida de la DEA terminó de debilitar la lucha antidrogas en Venezuela.

4) La promulgación de la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas en diciembre del 2005, incorporó a todos los componentes de la FANB a la investigación penal en materia de drogas.

Esta norma jurídica, que fue firmada por José Vicente Rangel, como Vicepresidente de la República, y Nicolás Maduro, como presidente de la Asamblea Nacional, en el Capítulo II, Artículo 121 dice: “Son competentes como autoridades de policía de investigaciones penales bajo la dirección del Ministerio Público: 1. La Fuerza Armada Nacional, en sus componentes de Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional. 2. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. 3. La Policía Marítima”.

De esta forma se “oficializó” la participación de los militares en el negocio. La Ley del 2010 mantiene estás competencias.

¿Qué pasa en los cuarteles?

Javier Ignacio Mayorca, blog Crímenes sin castigo

Momentos de tensión se viven actualmente en los cuarteles. Desde el alto gobierno podrán negarlo.

Vladimir Padrino

Mirar a otro lado y decir como lo ha hecho el jefe del Ceofanb Vladimir Padrino que los profesionales de armas se mantienen apegados a la Constitución, o a la particular interpretación que dan de ella.

Pero las decisiones hablan mejor que cualquier declaración de lo obvio.

El asunto es tan urgente que obliga al presidente Maduro a cambiar de súbito a los comandantes generales de la Aviación y del Comando Regional 5 de la Guardia Nacional, generales Giuseppe Yoffreda Yorio y Manuel Quevedo respectivamente. Eran decisiones que no podían esperar hasta julio. Simplemente había que tomarlas ya.

Giuseppe Yoffreda

Yoffreda era el oficial más antiguo del Alto Mando. Graduado en 1983, su tiempo de servicio activo fue extendido en julio del año pasado por decisión del propio Jefe del Estado.

Llama la atención por lo tanto que de la noche a la mañana el mismo mandatario decida sacarlo del máximo puesto de comando del componente aéreo para enviarlo a calentar un escritorio en Corpovex. ¿Por qué Maduro perdió la confianza en Yoffreda?

Se debe destacar que durante la gestión de este oficial se produjo la detención de tres generales de su propia fuerza, señalados de instigar a la rebelión. También se adelanta una nueva purga de oficiales subalternos, descontentos con la situación política y social.

Este estado de ánimo se expresa en los graffitis que constantemente aparecen en los baños de las escuelas militares y cuarteles así como en las intervenciones durante reuniones como la celebrada en el auditorio de la Academia Militar en abril, para convencerlos de que hay un “golpe de estado continuado” contra el heredero de Chávez.

En esta situación, tal parece que Yoffreda fue sacado de la Comandancia General de la Aviación porque no podía contener el descontento. Su bajo perfil durante esta crisis indica que tampoco estaba muy dispuesto a hacerlo.

Eutimio Criollo

Está por verse si su reemplazo, el recién ascendido a Mayor General Eutimio Criollo podrá cumplir el mandato. A él tocará ejecutar los consejos de investigación para purgar del componente a excelentes oficiales, hastiados como el resto de los venezolanos por la corrupción, la impunidad y la quiebra del país.

Por comentar sobre esto, por cierto, fue que enjuiciaron a los generales Carlos Millán, José Machillanda y Oswaldo Hernández.

La remoción del general de brigada Manuel Salvador Quevedo Fernández del Comando Regional 5 de la Guardia Nacional, luce también como una especie de sanción por no ser tan leal como se esperaba de él. Al igual que Yoffreda, fue transferido de un puesto de mando militar a una oscura posición burocrática, para la que no está formado: la presidencia de la Gran Misión Barrio Nuevo.

Durante todo este año Quevedo fue objeto de numerosas críticas en virtud de los excesos cometidos por su tropa al enfrentar a manifestantes en todo el Distrito Capital. Para este oficial la situación fue simplemente incontenible.

Las protestas fueron tantas, tan prolongadas y extendidas en la geografía de Caracas y Miranda que fue necesario acudir a uniformados sin conocimiento en materia de orden público, muchos de ellos movilizados de otras regiones.

Una cosa es el emplazamiento para Patria Segura y otra asumir el primer frente en lo que, según el análisis del propio comandante general de la institución, general Justo Noguera, es un conflicto asimétrico en desarrollo.

Para un oficial como Quevedo, la decisión presidencial de removerlo del Core 5 tiene profundas implicaciones profesionales. Pasó de ser el oficial encargado de la seguridad ciudadana en la capital del país, con perspectivas a incorporarse eventualmente al Alto Mando de la fuerza, a estar despojado de toda tropa.

Fabio Zavarse

Su reemplazo, el general de brigada Fabio Zavarse, viene de estar al frente del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas), unidad especializada y expansión, que además de investigar los plagios en todo el país destinó importantes recursos a la infiltración de las marchas estudiantiles a partir de febrero de este año.

En ambos casos, Maduro ha apostado a la lealtad como valor fundamental, y de allí los cambios. Por esta razón, el nuevo jefe de la Aviación declaró durante la transmisión de mando: “Cuente con la lealtad y el apoyo”.

¿Se atreverá a usar los cazas Sukoi para amedrentar a la población civil?

Con la remoción de Quevedo, Madurto sacó de la principal gran unidad de la GN a un oficial graduado en la Efofac en 1987. Es decir, este general obtuvo su grado de subteniente en el mismo patio y el mismo año en el que lo hizo Diosdado Cabello.

Este dato es importante pues aunque Quevedo es de la GN y Cabello del Ejército sus estudios y primeros años de carrera se desarrollaron en forma simultánea.

Cabello fue segundo de su promoción, Quevedo tercero. Ambos oficiales destacados.

Esta contemporaneidad no puede ser omitida en ningún análisis sobre el problema militar en Venezuela, menos aún tomando en cuenta la fusión existente entre el partido de gobierno presidido por Cabello y la FANB.

Las decisiones de Maduro respecto a Quevedo y Yoffreda constituyen por decirlo así dos “golpes de autoridad”. Envían un poderoso mensaje a las tropas y a la oficialidad en cuanto a la preeminencia de su mando. Algo que era visto con cierto desdén en los cuarteles.

Maduro lo sabía, y por eso en sus primeras intervenciones ante militares recordó permanentemente lo obvio: que además de Jefe del Estado es Comandante en Jefe.

En este ámbito, como en ningún otro, las diferencias entre el actual mandatario y su antecesor son patentes.

Además, el Presidente de nuevo ha roto la normalidad institucional. Los cuerpos militares están llenos de rituales y rutinas.

En Venezuela, a pesar del esfuerzo de Chávez, se mantuvo la tradición de los ascensos y cambios de mando de las grandes unidades en julio. Estos movimientos son por lo menos anormales.

Chávez conocía la vida militar y se permitía administrar estas pequeñas rupturas. La oficialidad en su mayoría aceptó esta práctica pues lo veía como uno más de ellos.

Maduro, en cambio, siempre fue ajeno a los cuarteles. Decisiones como éstas podrían carecer de la misma acogida.

Así fue como la GN escupió, golpeó y vejó a este periodista

Marianela Rodríguez, El Universal

Licenciado Luis Guillermo Carvajal

Luis Guillermo Carvajal, periodista de DAT TV y secretario de Asuntos Profesionales y Sindicales de la seccional Carabobo del CNP, considera que estuvo “secuestrado” durante más de dos horas en una patrulla de la Guardia Nacional Bolivariana, donde recibió golpes y vejámenes de un teniente que le escupía la cara y le golpeaba la cabeza constantemente.

El martes 26, a las 11:30 de la mañana, Carvajal y su equipo reporteril iban al Aeropuerto Arturo Michelena a cubrir el regreso al país del candidato de la MUD a la Alcaldía de Valencia, Miguel Cocchiola, cuando fueron detenidos en una de las tres alcabalas que la GNB había dispuesto en la vía hacia el terminal aéreo.

-¿Cuál fue el detonante de tu detención?

-Cuando en el punto de control le quitan los papeles del carro al conductor y nos quitan los equipos, les pregunté el por qué y el guardia me respondió: “porque a mí me da la gana”, a lo que respondí:

“si las cosas son así esto no es una retención, esto es un robo y un abuso de poder”.

Entonces un funcionario se acercó y me quiso dar una cachetada. Todo lo malo y desagradable pasó en el tercer punto de control (en la avenida Henry Ford), antes de llegar al aeropuerto. Ya en la otra unidad donde me trasladaron (al Destacamento de Seguridad Urbana, Desur, del Core 2) y en las instalaciones del destacamento en Tocuyito, no pasó nada.

-¿Qué más sucedió dentro de la patrulla?

-El teniente quiso meterme la mano en el bolsillo y entonces grité, porque vi que afuera estaban varios compañeros periodistas, entonces me dijo: “¡ay! este es marico”, y le dijo a otros funcionarios:

“pásame un precinto para ponérselo en la boca; ya lo vamos a desnudar y a tomarle fotos y lo vamos a rayar de marico”.

“Nos quitan los papeles del carro y los equipos. Pregunté por qué y el GN me respondió: “porque me da la gana”

En ese momento le dije: “si me vas a desnudar y te pones con eso habría que ver quién tiene más tendencia homosexual”. Entonces se molestó más y me volvió a golpear en la cabeza. En ese momento vino otro y le hizo un gesto para que me dejara y se salió de la patrulla.

Yo creo que lo que más lo molestaba fue que nunca bajé la cabeza y le respondía cada vez que me decía algo, mirándolo de frente.

Carvajal señaló que el mismo funcionario le espetó:

“¿Qué crees tú, que porque sales en la televisión no te vamos a joder? Ahora te vas conmigo y cuando lleguemos al Comando vas a ver que te voy a matar”

a lo que Carvajal dice que respondió: “Una bala menos para el comando”. Posterior a ese episodio otro grupo de la GNB llegó a la alcabala y trasladó a Carvajal a Tocuyito. “Me cambiaron las esposas hacia adelante y me pasaron a otra patrulla”.

-¿Qué pasó entonces?

-Cuando pregunté a dónde me llevaban me dijeron: “quédate tranquilo que vamos para el Desur por los caminos verdes porque las otras rutas están muy congestionadas”, y era cierto, todas las vías estaban colapsadas por la caravana de Miguel Cocchiola.

-¿Estabas asustado?

-De verdad no, porque tengo mi conciencia tranquila. Me puse en manos de Dios y de la Virgen Rosa Mística. Mi intención nunca fue suplicar ni ponerme a llorar, creo que eso fue lo que más le molestó, que no me humillé.

-¿Cuánto tiempo pasaste en el Desur y qué pasó allí?

-Me bajé de la patrulla, todavía esposado, y me pasaron a una oficina. Me dijeron que iban a ver qué hacían conmigo, si me pasaban a Fiscalía o me quedaba preso. Salí de esa oficina y me quedé en un área externa del destacamento, sin las esposas. Se sentaron varios guardias a mi lado y uno de ellos me ofreció un cargador para mi teléfono, para que llamara a mi familia.

Pasadas las 4:00 pm Carvajal fue liberado, no sin antes firmar un acta de no vejamen.

Me dijeron (los militares): “esto (el acta) es para que quede constancia de que aquí no pasó nada, porque lo que pasó allá (en la alcabala) ese no es peo de nosotros“. Por eso la firmé.

Carvajal recibió asistencia legal y llevará la denuncia al Ministerio Público.

“Yo sé que eso no va a pasar del papel, que no va a haber ninguna actuación, pero es necesario que quede constancia del hecho”.

“¿Qué crees tú, que porque sales en la televisión no te vamos a joder? Ahora te vas conmigo y cuando lleguemos al comando, vas a ver que te voy a matar”